Unas lecciones para vivir

Este Youtube es particularmente dedicado a quienes están desesperados con su vida por tener algún problema pasajero o por estar pasando por alguna circunstancia adversa que seguramente con el tiempo puede ser superada. Es sumamente impactante la lección de optimismo que nos ofrece la joven y bella mexicana discapacitada Adriana Macías, quien ha pesar de haber nacido sin brazos, ha logrado aprender a usar los pies como manos y es abogada, conferencista motivacional, autora del libro Abrazar el éxito y ya está preparando otro. Principia diciéndonos que de niña le era muy difícil preguntar a sus papás por qué no tenía brazos, y que lloró muchas veces de tristeza cuando comprendió que era discapacitada porque había nacido sin brazos, pero ahora llora de alegría y gratitud por haber logrado superar su discapacidad al emplear sus pies como manos. Dice que ha aprendido que en la vida no hay que esperar nada, sino ir al encuentro de lo que se desea porque cuando uno sueña puede lograr cualquier cosa. ¡Y pensar que a veces renegamos de nuestra suerte hasta porque nos ha salido un pinche grano en la punta de la nariz!
Imagen de previsualización de YouTube
Para ver este Youtube solamente tienen que pinchar la flecha en el centro de la patalla y si acaso en algún momento se traba la grabación, deben tener paciencia porque pronto se destraba. Pero les aconsejo que no dejen de verlo porque es sensacional.
Al terminar de ver este mensaje, pinchen de nuevo en el centro de la pantalla para que aparezcan otras grabaciones, y entre ellas les aconsejo ver la titulada Una muestra de capacidad en la discapacidad en la que podrán ver a la bellísima esposa de Mark Guerra, Bárbara, quien tampoco tiene brazos pero es capaz de escribir en el teclado de su computadora y desempeñar todas sus actividades de ama de casa y de madre, como cambiar los pañales de su bebé mientras lo acaricia amorosamente todo el tiempo con sus pies.
Espero que disfruten estos sensacionales Youtube y que les impacte positivamente la lección que nos dan para no ser pesimistas en la vida como lo somos algunas veces ante cualquier insignificante dificultad o problema.
Les deseo un feliz domingo y hasta mañana, si Dios quiere.

Posted in Sin categoría