NEW YORK… NEW YORK

Les invito a escuchar este magnífico YouTube de Liza Minelli cantando New York, New York con el inmortal tenor italiano Luciano Pavarotti. Esta canción con letra escrita por Fred Ebb y la música por John Kander, también autores entre otras de de Cabaret, Chicago y Zorba. Una de las canciones más conocidas del repertorio de esta pareja de compositores fue New York, New York, escrita originalmente para la película del mismo título dirigida por Martin Scorsese que protagonizaron Liza Minnelli y Robert de Niro en 1977, y convertida en gran éxito gracias a la adaptación de Frank Sinatra.

Imagen de previsualización de YouTube

La interpretación de la Minelli con Pavarotti es excelente, pero les confieso que me gusta más el arreglo y la interpretación de Sinatra. En 1985 esta canción se convirtió en la enseña musical de la ciudad de Nueva York por decreto del alcalde Ed Koch. Espero que les gustará tanto como a mí. Ya saben lo que tienen que hacer para abrir el YouTube y agrandarlo a todo el tamaño de la pantalla.

Hay algunas personas que dicen que la ciudad de Nueva York les gusta para visitarla por unos días, pero no para vivir en ella, pero yo no estoy de acuerdo porque me fascina New York, amo Nueva York –¨la ciudad que nunca duerme– que he visitado innumerables veces y donde me he divertido enormemente los dos años que tuve la suerte de vivir en ella, primero en 1963 cuando el gobierno militar de facto encabezado por el coronel Enrique Peralta Azurdia, quien siendo ministro de la Defensa dio un golpe de estado a mi amigo el general e ingeniero Miguel Ydígoras Fuentes, Presidente Constitucional de la República, y me obligó a vivir exiliado allá, durante un año simplemente porque ser amigo del ex presidente derrocado, sin visa para poder regresar, porque, por increíble que parezca, los guatemaltecos necesitábamos visa para regresar a nuestro propio país, y después otro año en 1968 durante el gobierno del licenciado Julio César Méndez Montenegro, cuando mi querido y recordado amigo el licenciado Emilio Arenales Catalán era ministro de Relaciones Exteriores y fue electo presidente de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU). En ambas oportunidades viví intensamente un año en Nueva York, a la que, por cierto, me gustaría muchísimo poder viajar para despedirme de esa querida ciudad antes de emprender el inexorable viaje sin regreso al más allá. ¡Dios quiera que todavía me alcance lo que me reste de vida para poder hacerlo! Así como también me gustaría ir a despedirme de París y de la Ciudad de México, ciudades a las cuales también amo. Especialmente a México. Pero a estas alturas de mi avanzada edad (tengo casi 83 años), quién sabe si podré hacerlo.

LES DESEO UN FELIZ DOMINGO.