CANDIDATOS PRESIDENCIALES (2)

Antes de continuar esta serie de artículos, creo necesario referirme a que desde que publiqué el anterior (CANDIDATOS PRESIDENCIALES 1), he recibido  más de una docena de mensajes de lectoras que me critican que, según ellas, el título se refiere únicamente a los candidatos varones y no tomo en cuenta que  también hay varias mujeres que son candidatas, tales como la tan controvertida señora Sandra Torres Casanova de Colom, esposa del actual mandatario, así como las diputadas licenciada  Zury Ríos Sosa de Weller, segura candidata del Frente Republicano Guatemalteco (FRG), Nineth Montenegro del partido Encuentro por Guatemala (EG) y la señora Adela Camacho de Torrebiarte por el partido Acción de Desarrollo Nacional (ADN). Por lo que, según ellas, estoy discriminando a las candidatas. ¡Pero no es así! Estas personas que me escribieron probablemente se refieren a que en México, durante la campaña electoral que  ganó el licenciado Vicente Fox Quesada, candidato del Partido de Acción Nacional (PAN) y rompió la hegemonía de 70 años en el poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI), a Fox, que era un hombre rústico de Guanajuato, se le ocurrió la idea a todas luces demagógica que podría hacerle ganar votos de las mexicanas si cuando se dirigia al pueblo comenzaba sus discursos diciendo: “Mexicanos y mexicanas” y al referirse a los niños les llamaba “Chiquillos y chiquillas”. ¡Y el ejemplo cundió! A partir de entonces hacen lo mismo los políticos mexicanos demagogos y algunos periodistas que no están informados de que la Real Academia de la Lengua Española (RAE) se ha manifestado en contra de este uso. El bello himno nacional de México comienza diciendo: “Mexicanos al grito de Guerra”. De acuerdo a esa teoría, ¿deberían cantar “Mexicanas y mexicanos”?

Sin ir muy lejos, mi querida vieja amiga María del Rosario Molina, quien desde hace muchos años publica en Prensa Libre la columna Horrores idiomáticos y algo más,  y el 16 de febrero del año en curso publicó precisamente un artículo sobre este tema, el cual voy a permitirme reproducir:

Aran en el mar

Por María del Rosario Molina

Continuamente circula por Internet la explicación dada por distinguidos miembros de la RAE y las Academias correspondientes, que género no significa sexo y su uso es incorrecto para referirse a este.

No obstante, en la televisión, la radio y la prensa sigo oyendo y leyendo la constante utilización de género en lugar de sexo.  Se ha llegado al colmo de preguntar el género de la persona en las casillas de no pocos formularios.  Está explicado hasta la saciedad que el género es gramatical y el sexo el que poseen desde las plantas hasta el hombre, pasando por todos los seres vivos. Como bien lo dice uno de los señores académicos, la silla tiene género femenino, pero no es hembra, y el sillón lo tiene masculino, pero no es macho. Ya he escrito en anteriores ocasiones que en inglés “gender” (género) es una forma coloquial de “sex” que por puritanismos ridículos y una mal entendida corrección política sustituyó a este último vocablo, el indicado, pues no es coloquial y por lo tanto la expresión “gender based violence” o “gender violence” debería haber sido traducida como “violencia de sexo”  y no “violencia de género”, amén de que en español “género” no significa “sexo”.  Este error no lo cometen en los países de habla francesa, donde se refieren a la “violence domestique” (violencia doméstica) o “violence a l’egard des femmes” (violencia contra las mujeres) ni en Italia, donde se dice “violenza contro le donne” o “violenza verso le donne” (violencia contra las mujeres).

En Guatemala la violencia contra las mujeres y los niños ha salido del interior de las casas a la calle, por lo que “violencia doméstica” no es lo apropiado, sino “violencia contra las mujeres y la infancia”, aunque sería más indicado “violencia contra la persona”, porque alcanza a todo aquel que se atreva a salir con el celular (móvil) o la “laptop” en la mano, ya no digamos con una joya, o a subirse a un autobús que tarde o temprano será asaltado y del que con suerte  saldrá vivo. Duele ver la saña con que se mata a hombres y mujeres, niños, jóvenes y viejos, calzados o descalzos, por cualquier mínimo motivo, sean el piloto o el tendero que se resisten a pagar una extorsión o quien le bocina al chofer de un auto para que no obstruya la bocacalle.

Otra costumbre muy arraigada que los señores académicos desaprueban es la mención de ambos sexos en lugar de que el masculino los englobe de acuerdo con el uso español.  Ese desagradable “ciudadanos guatemaltecos y ciudadanas guatemaltecas”, “doctores y doctoras”, “los y las niños y niñas” de los “políticamente correctos” es redundante y ajeno a la elegancia del idioma, además de nada sirve, ya que no remedia en lo mínimo la situación lamentable de la mujer ni el hambre que sufren los niños ni el desempleo de los padres que no logran el sustento para sus hogares. En síntesis no es más que bla, bla, bla…

Desafortunadamente, aran en el mar, señores académicos.” (Fin del artículo de María del Rosario Molina).

Eslides del nuevo diccionario de la RAE. Les pido que lean todas las páginas, una por una, desde el principio al fin, haciendo click sobre cada una después de que terminen de leerla.


¿Comprenden ahora lo que quiero decir? ¿Pero claro que estoy enterado de que hay mujeres candidatas a la Presidencia de la República de Guatemala! Ya es prácticamente un hecho que la señora que actualmente es llamada “primera dama del país”, por más que la Corte de Constitucionalidad todavía no se ha pronunciado al respecto. Pero, en mi opinión, el texto de la Constitución Política es bien claro y prohíbe esa participación. ¡Por más que opine lo contrario el abogado Acisclo Valladares Molina, ex Procurador general y Fiscal de la Nación, ex candidato a la Presidencia de la República por el partido Libertador Progresista, actual embajador de Guatemala ante el Reino Unido de Gran Bretaña y columnista de elPeriódico. Y, por otro lado, el también columnista de ese mismo medio, Gustavo Berganza, sugiera a los esposos Colom Caballeros-Torres Casanova que se divorcien antes de que venza el tiempo que señala la ley para evitar problemas, lo cual, como se comprenderá, aunque le pueda “tapar el ojo al macho”, sería un recurso indigno. Aunque después de que gane o pierda las elecciones vuelvan a contraer matrimonio. Pero el hecho es que ella indudablemente será una candidata muy importante porque ha venido trabajando sin descanso para ello, con dinero del Estado, durante todo el tiempo que ha sido Presidente de la República su esposo, el ingeniero Alvaro Colom Caballeros. Además, ella es una mujer muy obstinada, y estoy convencido de que si se lanza como candidata es porque está segura de que tiene muchas posibilidades de ser electa. Y no sería remoto que “algo” (?) tengan programado sus seguidores para lograrlo. Por de pronto están tratando de controlar que los nuevos magistrados de la Corte de Constitucionalidad que salgan electos sean favorables a la inscripción de su candidatura y se saquen de la manga cualquier dictamen que la autorice. Hay que estar “ojo al Cristo” con todo lo que haga el equipo que dirigen Jairo Flores y Orlando Blanco Lapola, porque son unos linces capaces de tener fraguado algo que no sea transparente para hacerla ganar.


Señora Sandra Torres Casanova de Colom

Y también se muy bien que la bella licenciada Zury Ríos ya se ha autoproclamada candidata presidencial del partido Frente Republicano Guatemalteco (FRG), en una entrevista que le hizo el periodista Ismael Cala en la cadena televisora de Estados Unidos CNN en Español, aunque pueda haber algunos que opinan que ella tampoco está autorizada por la Constitución de la República por el hecho de ser hija del general Efraín Ríos Montt, quien llegó a ocupar la Presidencia de la República de facto a partir del 23 de marzo de 1982 como consecuencia del golpe de Estado militar contra el gobierno legítimamente constituído, presidido por el general Fernando Romeo Lucas García hasta que el propio Ejército le destituyó el 8 de agosto de 1983 y nombró en su lugar al general Óscar Humberto Mejía Víctores. Pero cuando eso ocurrió todavía no estaba vigente la Constitución de 1985. Y, como es bien sabido, la ley no puede ser aplicada en forma retroactiva. De manera que ésta no puede afectarla a ella que, por cierto, entonces tenía muy pocos años de edad. Además de ser una joven mujer muy bonita y muy guapa, es una persona muy inteligente y preparada, graduada de licenciada en Ciencias Políticas y tiene un post grado. Me parece que, lamentablemente, por lo menos en esta elección tiene muy escasas posibilidades de ganar. Pero ¿a quién no le gustaría tener una presidenta así? En las vallas y mupis que hay regados por todas partes aparece con esta excelente fotografía y presentada solamente con su primer nombre —Zury— probablemente porque alguien le aconsejó no usar el nombre de su progenitor, con quien no obstante que ama filialmente, no desea ser mezclada políticamente aduciendo que su papá “ya pasó la estafeta”.  Y argumenta que son sotros tiempos y otras circunstancias.En lo personal me parece que hace muy bien en marcar una diferencia con ese discutible pasado de su papá. Aunque su solo nombre la identifica con él porque lleva muchos años en la vida pública como diputada al Congreso.

Zury RiosLa bella señora licenciada Zury Ríos Sosa

También parece que la señora Adela Camacho de Torrebiarte, ex ministra de Gobernación del gobierno de Óscar Berger Perdomo, fundadora del partido Acción de Desarrollo Nacional (ADN) tiene intención de ser candidata a la Presidencia de la República. Pero, francamente, dicho sea con todo respeto, en mi opinión ella no tiene ni la menor oportunidad de ser electa en estas próximas elecciones. Sinceramente, ignoro la preparación y la capacidad de esta señora para creer que tiene lo que se necesita para gobernar a Guatemala. El haber sido ministra de Gobernación durante algún corto tiempo no es garantía de su capacidad. Pero hay que darle el beneplácito de la duda.

Adela TorrebiarteSeñora Adela Camacho de Torrebiarte

Por otra parte, ya se ha sabido que la destacada diputada Nineth Varenca Montenegro Cotom, no será postulada candidata presidencial de su partido Encuentro por Guatemala (EG), como se había creído, porque ha acordado una unión con el partido político Visión con Valores (VIVA) del ex pastor evangélico doctor Harold Caballeros López, y no será la candidata a la Vicepresidencia, como se podría suponer, sino quien encabece la lista de candidatos a diputados de ese partido. Tal parece que el candidato Vicepresidencial de esa papeleta sería el agricultor y empresario Luis Fernando Montenegro, apodado “El Negro”, quien en las pasadas elecciones fue candidato a la Vicepresidencia en la papeleta de la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú Tum, y en esa oportunidad se autocalificó de izquierdista, a pesar de ser una persona sumamente adinerada y un agricutor exitoso. Heredó una posición económica muy fuerte de su padre, el agricultor Francisco Montenegro Girón, quien fue ministro de Agricultura de su sobrino, el presidente Julio César Méndez Montenegro. El “Negro” Montenegro fue delegado de la Cámara de Agricultores ante el CACIF, lo cual le valió en una oportunudad a asumir la presidencia de esa importante entidad del sector privado. Se creía que el partido VIVA iba a unirse con el ADN y que la señora Adela de Torrebiarte sería la candidata a la Vicepresidencia con el doctor Caballeros como Presidente, pero ya hemos visto que ese proyecto fracasó. Como candidata a diputada no creo que vaya a tener ningún problema para ser electa porque todos los guatemaltecos sabemos cómo ha sido su comportamiento en el Congreso que ha sido ejemplar.

Señora diputada Nineth Varenca Montenegro Cottom

(Continuará)