Día decisivo para Venezuela

En el transcurso de hoy, el pueblo de Venezuela va a votar en un referendo nacional si desea ?SI o NO– que se reforme la Constitución política vigente desde 1999 para que, entre muchas otras cosas, el actual presidente, comandante Hugo Chávez Frías, se convierta en presidente vitalicio constitucional.
Unos 16 millones de venezolanos están convocados a acudir a las urnas para decidir si aprueban o no la propuesta de Chávez para reformar 69 de los 350 artículos de la Constitución bolivariana vigente desde 1999. Y con esta tesis maniqueísta que convierte la elección en un plebiscito sobre su liderezgo agregó: ?Los que voten que SI estarán votando por Chávez y quienes vote que NO estarán votando por George W. Bush?. Y para demostrar una vez más su decisión de no tolerar la libre emisión de pensamiento, dijo que ?si algún medio de comunicación internacional trata de hacer creer que el NO ha ganado, sus corresponsales serán echados del país?, a la vez que acusó a la cadena de televisión CNN de estar haciendo ?un llamado al magnicidio? y amenazó a la cadena noticiosa venezolana Globovisión de estar reaccionando de la misma manera desde que dio a conocer en el mes de mayo del presente año que no le será renovada la licencia de operación.
Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Diana Perino, expresó ?preocupación? por el referendo venezolano y afirmó: ?Estamos preocupados de que la gente no pueda tener las elecciones justas y libres que se merecen?.
El dictador comunista de Cuba Fidel Castro, de 81 años de edad y debido a una enfermedad terminal retirado del poder que sencillamente ?heredó? a su hermano Raúl, también ha expresado su preocupación por Venezuela y declaró: ?Estados Unidos no se detiene un minuto a pensar que un magnicidio o una guerra civil en Venezuela podría hacer estallar la economía mundial globalizada?, en referencia a una supuesta conspiración contra Chávez de parte de la oposición y el gobierno estadounidense de George W. Bush, denominada ?operación tenaza? que se ha dicho que está preparada para estallar hoy por la noche, pero si se produce el mismo lunes cortará el suministro de petróleo a Estados Unidos y enfrentaría a los venezolanos en las calles del país.
A pesar de que Chávez ya ha ganado holgadamente siete elecciones anteriores, las todas encuestas que se han hecho han arrojado un empate técnico, salvo una empresa encuestadora que trabaja para el gobierno y ha vaticinado un triunfo del SI por 11 puntos porcentuales. El analista político Vicente León dijo que el peor escenario que se puede dar sería que el SI gane por estrecho márgen porque los estudiantes (de oposición) no van a aceptarlo porque creen que la mayoría del país votará que NO y pueden pensar que hubo fraude.
El general retirado Raúl Baduel, quien fue ministro de la Defensa hasta el mes de julio del año en curso, y en abril de 2002 comandó el operativo cívico-militar que impidió el golpe de Estado que separó pocas horas del poder a Chávez, se pronunció esta vez en contra de permitir un fraude electoral de Chávez y la implantación de una dictadura constitucional y pidió votar por el NO y llamó a la Fuerza Armada a que ?con el resto de la ciudadanía, debe conjugar esfuerzos para dar al traste con las pretensiones de usurpar el poder establecido, el poder popular, es decir el poder originario?.
De acuerdo con el Consejo Nacional Electoral, para las primeras horas de este sábado ya estaban instaladas 97.19 por ciento de las mesas automatizadas. La votación se realizará en computadoras con pantalla sensible (touch screen) y los datos son transmitidos directamente de cada máquina a los servidores del Consejo Nacional Electoral, donde se realiza la totalización.
Esta reforma abarca 69 artículos constitucionales que, para efectos de la votación, han sido divididos en dos bloques. El elector solamente deberá escoger entre el “SI” y el “NO”. No hay alternativa posible, o se constitucionaliza la dictadura indefinida o se obliga al actual gobierno a respetar y cumplir los términos de la Constitución vigente y entregar el poder al concluír el período para el cual fue electo. El tema de la reforma constitucional ha resultado polémico. Entre los puntos más álgidos que incluye está la ampliación del período presidencial a siete años y la posibilidad de reelección por un número indefinido de periodos. El propio Chávez ha dicho reiteradamente que cabe la posibilidad de que entregue el poder en el año 2020.
?Yo creo que la revolución pudiera estar bien madura entonces para que yo pueda entregarle la presidencia a otro revolucionario o a otra revolucionaria para seguir construyendo el socialismo del siglo Veintiuno?, agregó. Y que su objetivo es ?transformar a Venezuela en una potencia mundial?. Sus palabras fueron ?Estamos acelerando la marcha para la construcción de una Venezuela socialista, una potencia en el continente americano, una potencia en el mundo?.
Al cerrarse la campaña electoral, el viernes pasado, Chávez declaró: ?Voy a anunciar desde hoy algo que es inevitable: el domingo se impondrá el SI a la patria, el SI a la vida, el SI al socialismo, el SI al futuro de Venezuela?.
Asimismo, se plantea la eliminación de la autonomía del Banco Central de Venezuela, la reducción del número de horas de la jornada laboral y de la edad para votar. Además, se establecen cambios a la ordenación del territorio nacional, entre otros.
La propuesta de modificación de los artículos es respaldada por los grupos que apoyan al mandatario venezolano. Para ellos, la reforma es esencial para lograr un Estado socialista y otorgarle mayor poder al pueblo.
A su vez, la modificación es rechazada por la oposición, que la califica como un intento por concentrar demasiado poder en manos presidenciales. Lo cierto es que a medida que pasan las horas y se acerca la jornada dominical, la expectativa crece pues ambas partes confían en el triunfo.
Pese a ello, el sistema introducido en 2004 para el referendo revocatorio presidencial que logró superar Chávez genera desconfianza entre algunos sectores de la oposición que lo ven como una “caja negra” electrónicamente manipulable y difícil de auditar. En cambio, desde el gobierno se le alaba como “el mejor sistema del mundo”.
También hay quienes desconfían del ente responsable de administrar las elecciones, el Consejo Nacional Electoral (CNE) cuya directiva está integrada por cinco rectores. Algunos analistas políticos venezolanos afirman que hay una distribución interna de fuerza en la que uno de los rectores se afiliaría con la oposición, mientras que los demás simpatizarían con el gobierno, entre ellas su presidenta, Tibisay Lucena.
Sin embargo, Lucena, una funcionaria de larga trayectoria dentro del CNE, asegura que no hay razón para desconfiar del trabajo del organismo, aunque reconoció que la corta campaña electoral previa al referendo ha sido desbalanceada. “Nosotros hemos venido trabajando duramente, no para un sector que pueda tener confianza o desconfianza, sino hemos venido trabajando para todo el pueblo de Venezuela dando y ampliando las garantías necesarias que han sido solicitadas y las que nosotros mismos hemos considerado”, dijo. “Para este proceso hemos ampliado la cantidad de auditorías que hemos hecho (…) y hemos adicionado nuevos tipos de auditoría con pruebas nuevas”, añadió.
Las autoridades venezolanas decretaron la “ley seca” que prohíbe la venta de alcohol desde ayer, sábado, y hasta el lunes. Igualmente, se inició el acuartelamiento militar y se suspendió la portación de armas en todo el territorio nacional.
El hecho es que hoy es un día decisivo para el futuro de Venezuela y la democracia de los venezolanos que han soportado dictaduras como la del general Marcos Evangelista Pérez Jiménez.
El general Marcos Pérez Jiménez
Inició su carrera militar en 1931 al ingresar a la Escuela Militar de Venezuela. Egresó como subteniente en 1934 y después realizó cursos de especialización en la Escuela Superior de Guerra de Chorrillos, en Perú, siendo ascendido a capitán a su regreso. En 1945, logró su primera figuración pública al participar en el derrocamiento del gobierno del general Isaías Medina Angarita. Después de ese golpe de estado, una Junta Cívica Militar presidió los destinos de Venezuela durante 3 años. Al final de este período, fue elegido presidente el escritor Rómulo Gallegos. Nueve meses más tarde, siendo ya teniente coronel, el 24 de noviembre de 1948 participó en el derrocamiento del presidente Gallegos, integrando una Junta Militar de Gobierno junto a Carlos Delgado Chalbaud y Luis Llovera Páez. Hasta diciembre de 1952 ejerció el cargo de ministro de Defensa, y luego asumió la presidencia provisional al desconocer los resultados de las elecciones de diputados a la Asamblea Nacional Constituyente que se realizaron en 1953. Ascendido a general de división en 1957, por un plebiscito de ese año fue proclamado Presidente para el período 1958-1963.
Su gobierno fue una férrea dictadura, intentó silenciar a la oposición y muchos dirigentes fueron asesinados, mandados al exilio o encarcelados. Su tendencia fue sumamente conservadora y militarista, aunque por otro lado dejó muchos hechos positivos: promovió la inmigración europea principalmente italiana, impulsó un ambicioso programa de infraestructura y de concreto armado, con la construcción de edificaciones, carreteras, puentes y obras de gran envergadura con las que modernizo al país gracias en parte a las exportaciones de petróleo que generaban enormes divisas.
Como Chávez, impulsó una nueva Constitución en la que destaca principalmente el cambio del nombre oficial Estados Unidos de Venezuela que tenía el país desde 1864, por el de “República de Venezuela”, iniciándose la cuarta república.
Sin embargo, igual que Hugo Chávez, Pérez Jimenez tenía intenciones en perpetuarse en el poder mediante un plebiscito, lo que produjo una ola de descontento popular que concluyó con su derrocamiento por un movimiento cívico militar que encabezó el almirante Wolfgang Larrazçabal y huyó rumbo a los Estados Unidos junto con su familia.
En agosto de 1963 el gobierno presidido por Rómulo Betancourt lo extraditó y encarceló y fue sentenciado a cuatro años de prisión por peculado y malversación de fondos. Estuvo encarcelado durante 5 años, al final de los cuales fue liberado al dictársele sentencia por un período menor al de su tiempo de reclusión. Luego se residenció en Alcobendas, cerca de Madrid (España) aunque, al poco tiempo, en las elecciones generales de 1968, fue postulado Senador por la agrupación política Cruzada Cívica Nacionalista (CCN) y elegido en ausencia. Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia invalidó su elección basándose en tecnicismos legales. Posteriormente, valiéndose de los votos obtenidos en las elecciones de 1968, CCN logró postularlo para la Presidencia de la República en los comicios de 1973. Sin embargo, representantes de los partidos mayoritarios propusieron y aprobaron en el Congreso Nacional, una enmienda constitucional destinada a inhabilitarlo políticamente. Ante tales circunstancias, Pérez Jiménez decidió retirarse en forma definitiva del escenario político venezolano y se radicó en Alcobendas, cerca de Madrid (España). Aunque el presidente Chávez no lo indultó, lo invitó a regresar al país y estar presente en las ceremonias de su toma de posesión, pero el ex dictador no aceptó la invitación y murió en España el 20 de septiembre del 2001.
Video de una niña “reservista”
Como en los tiempos de Adolfo Hitler en Alemania, en Venezuela los “reservistas” del comandante Hugo Chávez hacen aprender de memoria a niños como ésta, de sólo 8 años de edad, largos discursos en favor del tirano que pretende convertirse en presidente vitalicio constitucional aunque es obvio que no tiene ni la menor idea de lo que están hablando.
Me parece de muy baja calaña poner en boca de esa niña de sólo 8 años de edad unos conceptos de los cuales no tiene ni la más mínima consciencia y con palabras que indudablemente no comprende. Parece como si ella fuese una muñeca que Chávez manipula como un ventrílocuo. Por eso es que el teniente coronel paracaidista quiere estar hasta el 2031 -32 años en el poder-, para asegurarse de que cuando se vaya le haya lavado el cerebro a casi dos generaciones de venezolanos. Vean y escuchen ustedes este video haciendo click sobre la flecha en el centro de la pantalla.
Imagen de previsualización de YouTube
Ayer me sucedió algo insólito
Ayer fui a que me hicieran el pedicure y al lado de donde yo estaba siendo atendido se encontraba una joven señora a quien no conocía y por ello no intercambié con ella ni una sóla palabra. De repente me quedé dormido por el relajante masaje que me estaban dando en los pies. Y cuando terminó el masaje y fui a la caja a pagar por el servicio, la propietaria del establecimiento me dio la inesperada sopresa de decir: “Usted no debe nada, don Jorge”. Le pregunté por qué y me dijo: “La señora que estaba junto a usted haciéndose el pedicure pagó también el pedicure de usted y le dejó esta tarjeta”. Al leer lo que estaba manuscrito en la tarjeta les juro que no podía creerlo. Dice: “Estimado don Jorge: como no me conoce, no pude darle un gran abrazo y decirle cómo lo admiro. Pero esta fue una forma de demostrarle cariño y aprecio”.
Me ha impresionado tanto este insólito gesto que estoy creyendo que en Guatemala se están comenzando a respirar aires diferentes. Esa espontánea e inesperada generosidad de una señora que no conozco me parece algo inédito. Me compensa por toda la incomprensión, la intolerancia y los agravios, y me reconcilia que una persona que no me conoce ni necesita nada de mi me exprese su aprecio por el periodismo que he hecho durante toda mi vida.
¡Muchísimas gracias!
Deseo a todos un feliz domingo lleno de satisfacciones.

Posted in Sin categoría