MISCELÁNEA

* Adiós a Beijing
A pesar de ser domingo, ayer valió la pena despertarse de madrugada para poder ver ?en vivo y a todo color? la transmisión de la formidable ceremonia de clausura de los XXIX Juegos Olímpicos Beijing 2008, porque fue un espectáculo estupendo, maravilloso, sensacional, inolvidable, lleno colorido y música, con la participación de miles de personas. Ya terminaron las competencias olímpicas que dejaron gratos recuerdos y excelentes resultados y se apagó el enorme pebetero de la XXIX Olimpíada en Beijing; y la estafeta olímpica la recibió en propias manos el alcalde Londres, donde en el año 2012 tendrán lugar los XXX Juegos.
A la 21:23 (hora local) de ayer, los XXIX Juegos de Pekín 2008 fueron clausurados felizmente y pasaron a formar parte de la historia al extinguirse el fuego olímpico en el estadio «Nido de pájaro» de la pujante capital de la República Popular China tras estar ardiendo durante 16 días. La llama olímpica volverá a arder en la capital británica del 27 de julio al 12 de agosto del año 2012, donde será la sede de la trigésima olimpiada de la era moderna.
Antes de que se apagara el fuego olímpico, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, clausuró oficialmente los XXIX Juegos, a los cuales definió en su discurso en inglés y francés como «verdaderamente excepcionales».
«A través de estos juegos el mundo aprendió más de China, y China aprendió más del mundo», añadió Liu Qi, máximo organizador y responsable olímpico como jefe del comité organizador (BOCOG), en Pekín durante la ceremonia de clausura celebrada bajo un intenso calor en la noche, al expresar en chino su «sincera gratitud» hacia el «COI, federaciones deportivas internacionales, comités olímpicos nacionales y todos los amigos que contribuyeron al éxito de los Juegos». Qi es también el jefe del Partido Comunista en Pekín, y añadió una frase de fuerte contenido político: «Los Juegos de Pekín son testimonio del hecho que el mundo ha recuperado su confianza en China».
El alto dirigente chino definió los Juegos Olímpicos como una «gran celebración del deporte, gran celebración de la paz y de la amistad». Y terminó su discurso diciendo: «Le deseamos sinceramente un desarrollo sostenible al movimiento olímpico».
La impresionante ceremonia de clausura comenzó cuando miles de participantes en el espectáculos de masas hicieron sonar enormes tambores que en la cultura china tienen un significado especial porque sirven para avisar a la gente que se reúna para que expresen sus sueños y sus pasiones. Al mismo tiempo, como en la inauguración el cielo de Pekín se iluminó con toneladas de juegos pirotécnicos multicolores que comenzaron con los cinco aros olímpicos.
Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Pekín quisieron lanzar en la ceremonia un mensaje de «armonía, amistad y alegría», según la coreografía creada por el director artístico del espectáculo, el genial cinematografista Zhang Yimou.
Para comenzar, los fuegos artificiales dibujaron un círculo por encima del estadio nacional llamado ?Nido del Pájaro?, teatro de atletismo y la final de fútbol en estos Juegos. En la cultura tradicional china, el círculo es el símbolo de la armonía, con lo cual los organizadores quisieron hacer referencia al éxito de los Juegos.
La ceremonia de clausura hizo también un hueco en su programa para un merecido homenaje a los más de 70 mil voluntarios que hicieron de estos Juegos unos de los mejor organizados que ha habido.
Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia fue cuando una escalera móvil de acceso a los aviones entró en el estadio, creando una escena en que un atleta estaba a punto de dejar los Juegos Olímpicos en su momento final. El deportista observó desde la escalera, en la distancia, cómo la llama del pebetero se extinguía al mismo tiempo que se creaba en el centro del escenario una torre con una «llama sagrada», formada por largas telas extendidas que simbolizaban el árbol de la amistad. Con el nombre de ?la Torre de la Memoria?, esta llama escenificaba los recuerdos vividos en estos Juegos, que nunca se podrán apagar. Esa llama, bautizada como la «Llama del amor», se convirtió en el título de un tema musical que fue cantado por el mundialmente famoso tenor español-mexicano Plácido Domingo y la excelente cantante china Song Zuying.
Entre los símbolos chinos aparecieron los británicos y Londres eligió a dos iconos mundialmente conocidos, los largos autobuses rojos de dos pisos característicos de esa ciudad y el famoso futbolista David Beckham, quien pocas horas antes había asistido a la final masculina de básquet entre los Estados Unidos y España. Como si se tratase de un simbólico saque inicial de pelota para los Juegos de Londres pateó una pelota de fútbol desde lo alto del autobús.
Poco después entraron los protagonistas, una representación de los deportistas de las 204 naciones que participaron en los XXIX Juegos, aquellos que compartieron sonrisas, triunfos y medallas junto con quienes derramaron lágrimas porque sufrieron derrotas y no lograron obtener medallas.
Canal 11 de la televisión de Guatemala llenó a satisfacción su cometido de transmitir en vivo las competencias gracias a tres conocidos cronistas deportivos y presentadores ?Gustavo Velásquez, Francisco Ardón y Jorge (ignoro el apellido)-, quienes desarrollaron su función con absoluta propiedad, sin hacer ni el menor alarde de ninguna clase, ubicados en una escenografía china bien lograda. Debo decir lo mismo de la locutora fuera de cámara, Alicia de Paiz, quien leyó con grata naturalidad los textos explicativos sobre los incidentes de la ceremonia y las traducciones de otros idiomas, y cuando tuvo que improvisar lo hizo con acierto, con excepción cuando dijo que gracias a canal 11 los televidentes de Guatemala tuvimos ?el honor? de ver las olimpíadas, porque no fue un ?honor?, pero sino una suerte, una oportunidad muy afortunada. Por lo demás, los televidentes de este país debemos estar muy agradecidos con canal 11 y los mencionados presentadores.
Ahora habrá que esperar hasta que dentro de cuatro años se celebren en Londres los XXX Juegos Olímpicos. A ver si los viejos como yo tenemos la suerte de estar aún vivos para entonces. Confieso que hace cuatro años, cuando terminaban los XXIII Juegos Olímpicos en Australia, no creí que llegaría a ver los XXIX juegos olímpicos que terminaron ayer en Beijing. Pero gracias a Dios llegué a verlos. Y si Dios quiere veré también los de Londres. Pero para ser franco lo dudo mucho.
* Mi sincera condolencia
Después de haber soportado un largo tiempo esa molesta enfermedad incurable que se llama Alzheimer, que le mantuvo como muerto o ausente durante largo tiempo, alejado por completo de las actividades políticas en las que había destacado, hace pocos días falleció a la edad de 85 años el doctor en Derecho Jorge Skinner-Klée, (?Tuna? para sus numerosos amigos) uno de los políticos más brillantes, ilustrados y preparados que ha habido en Guatemala en el transcurso de la era contemporánea, dueño de una de las mejores bibliotecas particulares que ha habido en el país y, en lo personal, de un extraordinario sentido del humor, con un ingenio muy irónico y sarcástico que le causó incomprensiones, detractores y enemigos, como ocurre siempre en nuestro país a las personas tan ingeniosas como él que no son comprendidas ni mucho menos apreciadas y toleradas por cualquiera.
?Tuna? Skinner-Klée fue un hombre con convicciones ideológicas definidas de derecha y un firme opositor a las tendencias y actividades marxistas. Pero aunque como estudiante universitario era revolucionario y arevalista y a raíz del derrocamiento del general Jorge Ubico, de quien su padre era ministro de Relaciones Exteriores, y se produjo el movimiento cívico-militar del 20 de octubre de 1944, como todos los estudiantes universitarios fue revolucionario y al principio fue arevalista y se hizo miembro del partido Frente Popular Libertador (FPL). En esa calidad, fue integrante de la delegación de Guatemala que asistió en Bogotá a la Conferencia Panamericana de 1948 durante la cual se produjo el famoso ?Bogotazo? como consecuencia de haber sido asesinado el popular dirigente socialista Eleázar (?El negro?) Gaitán. Pero a su regreso a Guatemala muy pronto se identificó como uno de los principales consejeros y partidarios del ex miembro del triunvirato que integró la Junta Revolucionaria de Gobierno y Jefe de las Fuerzas Armadas, coronel Francisco Javier Arana, cuando se estaba planificando la posibilidad de que éste fuese el candidato presidencial de la derecha versus el candidato de la izquierda, coronel Jacobo Árbenz Guzmán.
Después de la muerte del coronel Arana ocurrida en el puente La Gloria cerca de Amatitlán, cuando una comisión del Congreso encabezada por el capitán Alfonso Martínez Estévez fue a notificarle que el Congreso de la República, presidido por el licenciado Mario Monteforte Toledo, le había destituido de la jefatura de las Fuerzas Armadas y se trató de aprehenderle para enviarle a La Habana, Cuba, en calidad de exiliado, ?Tuna? hizo causa común con quienes se opusieron primero a la candidatura presidencial del ex ministro de la Defensa, coronel Jacobo Árbenz Guzmán y posteriormente a su gobierno. Hasta que surgió el partido político Movimiento Democrático Nacionalista (MDN) del máximo líder anticomunista del país, Mario Sandoval Alarcón, y después se desarrolló la invasión al país de la Liberación Nacional que encabezó el coronel Carlos Castillo Armas, de quien más tarde Jorge Skinner-Klée fue partidario y llegó a ser su ministro de Relaciones Exteriores.
A partir de entonces quedó como asesor permanente en la Cancillería para la Comisión de Belice y participó en todas las pláticas de negociación con los representantes de Gran Bretaña y de Belice para tratar de resolver el diferendo con nuestro país.
En lo personal, «Tuna» siempre me mereció una gran admiración y gran simpatía por su brillante inteligencia, su inusual ilustración y su preparación y sobre todo por su ingenioso sentido del humor y el terrible sarcasmo que le fue habitual.
Por este medio expreso mi sentido pésame y mi sincera condolencia a todos sus deudos, muy especialmente a su viuda, mi estimada vieja amiga Concha Arenales Catalán. Vayan también también mi pésame a la intelectualidad y a la política de Guatemala que con su muerte han perdido a uno de sus más brillantes exponentes. ¡Descanse en paz el estimado amigo Jorge «Tuna» Skinner-Klée!
* La temible enfermedad de Alzheimer
La enfermedad de Alzheimer es neurodegenerativa y se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que mueren las células nerviosas (neuronas) y se atrofian diferentes zonas del cerebro. La enfermedad suele tener una duración media aproximada de 10-12 años, aunque puede variar mucho de un paciente a otro.
Epidemiología
La edad avanzada es el principal factor de riesgo para sufrir la enfermedad de Alzheimer (mayor frecuencia a mayor edad), aunque en una minoría de casos se puede presentar en edades menores a 60 años. Entre el 2% y el 3% de los menores de 65 años muestran signos de la enfermedad, mientras sube hasta el 25% y el 50% en los mayores de 85 años.
Los síntomas de la enfermedad como una entidad nosológica diferenciada fueron identificados por el doctor Emil Kraepelin y la neuropatología característica fue observada por primera vez por la doctora Alois Alzheimer en 1906. Así pues, la enfermedad fue co-descubierta por los doctores Kraepelin y Alzheimer, cuando ésta trabajaba en el laboratorio del primero. Sin embargo, dada la gran importancia que Kraepelin daba a encontrar la base neuropatológica de desórdenes psiquiátricos, decidió nombrar la enfermedad en honor a la doctora Alzheimer.
Diagnóstico
El diagnóstico se basa primeramente en la historia y la observación clínica. Durante una serie de semanas o meses se realizan pruebas de memoria y de funcionamiento intelectual. También se realizan análisis de sangre y escáner para descartar diagnósticos alternativos. No existe un test premortem para diagnosticar concluyentemente el Alzheimer. Se ha conseguido aproximar la certeza del diagnóstico a un 85%, pero el diagnóstico definitivo debe hacerse con pruebas sobre tejido cerebral, generalmente en la autopsia. Las pruebas de imagen cerebral pueden mostrar (sin seguridad) diferentes signos de que existe una demencia, pero no de cuál se trata. Por tanto, el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer se basa en la presencia de ciertas características neurológicas y neuropsicológicas y en la ausencia de un diagnóstico alternativo, y se apoya en el escáner cerebral para detectar signos de demencia. Actualmente existen en desarrollo nuevas técnicas de diagnóstico basadas en el procesamiento de señales electroencefalográficas.
Fases
El Alzheimer pasa por diferentes fases. La enfermedad se puede dividir en tres etapas: Inicial, con una sintomatología ligera o leve, el enfermo mantiene su autonomía y sólo necesita supervisión cuando se trata de tareas complejas. Intermedia, con síntomas de gravedad moderada, el enfermo depende de un cuidador para realizar las tareas cotidianas. Terminal, estado avanzado y terminal de la enfermedad, el enfermo es completamente dependiente.
Causas Todavía no han sido completamente descubiertas cuáles son las causas de la enfermedad, aunque se han relacionado con el acúmulo anómalo en el cerebro de los enfermos de las proteínas beta-amiloide y tau. En una minoría de enfermos, la enfermedad de Alzheimer se produce por la aparición de mutaciones en los genes PSEN1, PSEN2 y APP. En este caso, la enfermedad aparece en épocas tempranas de la vida y se transmite de padres a hijos, por lo que existe habitualmente historia familiar de enfermedad de Alzheimer en edades precoces.
Síntomas
Los síntomas más comunes de la enfermedad son alteraciones del estado de ánimo y de la conducta, pérdida de memoria, dificultades de orientación, problemas del lenguaje y alteraciones cognitivas.
La pérdida de memoria llega hasta el no reconocimiento de familiares o el olvido de habilidades normales para el individuo. Otros síntomas son cambios en el comportamiento como arrebatos de violencia en gente que no tiene un historial de estas características. En las fases finales se deteriora la musculatura y la movilidad, pudiendo presentarse incontinencia de esfínteres, lo que produce incontinencia urinaria y/o incontinencia fecal.
Desde el enfoque de la Neuropsicología, las alteraciones neuropsicológicas en la enfermedad de Alzheimer son: deterioro en la memoria reciente, remota, inmediata, verbal, visual, episódica y semántica. Afasia: deterioro en funciones de comprensión, denominación, fluencia y lecto-escritura. Apraxia: tipo constructiva, apraxia del vestirse, apraxia ideomotora e ideacional. Agnosia: agnosia perceptiva y espacial.
Este perfil neuropsicológico recibe el nombre de Triple A o Triada afasia-apraxia-agnosia. No todos los síntomas se dan desde el principio sino que van apareciendo conforme avanza la enfermedad.

Posted in Sin categoría