MISCELÁNEA del 02/08/2010

Me atribuyen un nuevo escrito apócrifo

De nuevo tengo el disgusto de denunciar públicamente que está circulando por Correo Electrónico otro escrito apócrifo, que sus cobardes autores me atribuyen, que ahora ha sido originado en la dirección de correo electrónico <eselchapingt@gmail.com>. El contenido es un agregado que le hicieron al punto 3 de mi auténtico blog del 28/07/2010, titulado Boda gay de un asesor del gobierno, sobre lo cual yo escribí estrictamente lo siguiente:

“Desde la campaña política del actual Presidente Constitucional de la República de Guatemala, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, fue contratado como “Asesor de Comunicación” el ciudadano ecuatoriano Roberto Izurieta, profesor de Comunicación Política de la Universidad George Washington de la ciudad de Washington, D. C. (Distrito de Columbia) capital de Washington, D.C. (Distrito de Columbia) capital de Estados Unidos de América, . Y se debe reconocer que ha venido cumpliendo muy bien con esa asesoría porque es innegable que, aunque nos disguste que esté gastando tanto dinero en sus campañas de imagen de “Cohesión Social” y “Mi Familia Progresa” para promover la supuesta candidatura presidencial de la señora Sandra Torres Casanova de Colom, actualmente llamada “Primera Dama de la Nación” por el hecho de ser la esposa del actual mandatario, este gobierno tiene el mejor equipo de comunicación que ha tenido cualquiera de los anteriores gobiernos del país a partir del período presidido por el licenciado Marco Vinicio Cerezo Arévalo. Es indudable que han hecho una estupenda organización publicitaria alrededor del programa de Cohesión Social y de “Mi familia Progresa”, ambas para impulsar la candidatura presidencial de la esposa del actual mandatario, Sandra Torres de Colom, quien sigue empecinada en seguir el ejemplo de Cristina Fernández de Kirchner, actual presidenta de Argentina, que sustituyó al entonces Presidente, Néstor Kirchner (alias “El Pingüino”)

Para nadie es un secreto que las preferencias sexuales del profesor Izurieta no son  ortodoxas, sino heterodoxas, y desde hace largo tiempo “ha salido del closet” –como se dice en estos casos– y el domingo pasado contrajo matrimonio en Quito, capital de Ecuador, su país natal, con el señor Paul Quirk, de nacionalidad estadounidense, también gay, naturalmente. A la boda y a una serie de actividades fueron invitadas varias personas de Estados Unidos y de Guatemala, quienes se hospedaron en el hotel Quito, de donde salieron en autobus el viernes a visitar el Mercado Indio de Otevallo, después de hacer una parada en el Lago San Pablo y visitaron el punto que se conoce como “La Mitad del Mundo”, por estar en el Ecuador del Continente Americano; el sábado fueron a almorzar al cráter del volcán Quiloto y regresaron a las afueras de Quito para reunirse en la Plaza de San Agustín y hacer un recorrido por el Centro Colonial para luego asistir al acto nupcial que supongo que fue de los primeros matrimonios gay que se celebran en Ecuador. Ignoro si el gobierno de Álvaro Colom se hizo representar por el embajador en Ecuador o si envió especialmente en su representación a alguna otra persona”. Esto fue todo lo que yo escribí y de lo cual, naturalmente, me hago responsable, como de todo lo que realmente he escrito y publicado. Pero no lo soy de los artículos anónimos o apócrifos, como en este caso.

Sin embargo, esos malditos plagiarios anónimos escribieron la siguiente introducción: “Lo leímos por usted y se lo compartimos para que pueda disfrutar como se merece lo que don Jorge Palmieri escribió y relató. Gracias y hasta pronto”. Y lo que esos villanos agregaron a mi texto fue una fotografía (que yo no pude haber publicado porque no la tengo) es una fotografía del susodicho consejero presidencial Izurieta, pero además pusieron varias fotografías en las que, supuestamente, el secretario de Comunicación Social de la Presidencia, periodista Ronaldo Robles, a quien en esa forma acusan de practicar el travestismo porque según afirman estos anonimistas aparece vestido de mujer. Pero no voy a publicar el contenido del agregado para no servir de caja de resonancia, lo cual probablemente es lo que persiguen esos malditos.

Mi buen amigo Christopher Dent, propietario de la empresa Grolis, que me presta el servicio profesional a mi blog, ha denunciado este hecho a Google, que ya está investigando el caso para determinar la identidad de los plagiarios, cuya identidad está tratando de identificar por todos los medios cibernéticos a su alcance, aunque también la CICIG podría hacerlo fácilmente gracias al equipo que tiene. Pero, mientras tanto, tengo entendido que a partir de hoy mismo va a agregar un sello a la cabeza o presentación habitual de mis artículos en este blog para que quienes puedan volver a recibir otro de esos artículos apócrifos se puedan dar cuenta de que no lo escribí yo. Ojalá que esta medida obtenga el resultado deseado. De lo contrario tendremos que tomar otras medidas.

También está circulando, dentro y fuera del país, otro asqueroso y cobarde artículo anónimo titulado Fiambre, en el que se ataca groseramente a los esposos Álvaro y Sandra Colom y a otras personas, pero, afortunadamente, en esta oportunidad no me lo atribuyen.