MISCELÁNEA DEL 06/02/09

 1) No a la discriminación por género
Algunas veces he estado en desacuerdo con ciertos artículos de la destacada y todavía guapa periodista Sylvia Gereda Valenzuela, co-directora y columnista de elPeriódico, pero hay otras veces -como ahora- en las que siento un deseo irrefrenable de aplaudirla y felicitarla por algo que ha escrito, como el artículo que publicó ayer titulado El riesgo de ser mujer, que me pareció estupendo, aunque con algunos matices, por lo cual voy a permitirme reproducirlo a continuación para que sea aún más divulgado y para beneficio de quienes todavía no lo hayan leído. Sin embargo, me parece necesario hacer la observación que es discriminatorio que esa red de la No violencia contra las mujeres, proteste únicamente por la violencia contra las mujeres, mas no dice ni pío por la violencia contra los niños y los hombres. Porque creo que la protesta debería ser pareja para todos los guatemaltecos, tanto contra las mujeres como contra los niños y los hombres. Al fin y al cabo, todos somos criaturas de Dios y guatemaltecos.
El riesgo de ser mujer
Póngale el rostro de esa mujer amada a la niña que apareció degollada en un barranco.
Por: Sylvia Gereda Valenzuela
«Sólo póngale rostro. Será más que suficiente para que le golpee el alma y para que las cifras dejen de ser simples números y adquieran un rostro humano. Póngale el rostro de su madre, de su hija, su esposa, novia o abuela a esa mujer que el día de ayer fue encontrada decapitada, torturada y con golpes contundentes que demuestran que hubo violación sexual. Cuando se le pone un rostro, la violencia hacia el otro duele.
La Red de la No violencia contra las mujeres, una importante organización que promueve la comprensión de la violencia contra las mujeres y busca soluciones para el problema, lanzó el pasado viernes un comunicado de prensa que jamás debería pasar desapercibido y que muestra datos contundentes de la falta de seguridad y ausencia de justicia que particularmente las mujeres viven en Guatemala.
Uno de los estudios realizados, recopila información sobre muertes violentas de mujeres ocurridas en Guatemala durante los años 2000 a 2006, cuando se registró un total de 2 mil 887. El 71 por ciento fue por heridas de arma de fuego; el 10 por ciento por arma blanca; el 4 por ciento asfixia por estrangulación; un 14 por ciento por golpes provocados con diferentes objetos (piedras, martillos, hachas, piochas, otros), asfixia por sumersión o asfixia por suspensión. En algunos casos, los agresores utilizaron más de una forma para eliminar a sus víctimas, lo que demuestra el odio y saña con que se perpetraron los hechos.
Del total de muertes (2 mil 887), en el 61 por ciento de casos no se pudo identificar el móvil del crimen, lo que demuestra una seria debilidad en el seguimiento e investigación de los casos. En otros, donde se sospecha de ?alguna razón?, resulta que se culpabiliza a la víctima de su muerte, como lo evidencia el 3.82 por ciento (110 casos), que fueron calificados por la PNC como ?crímenes pasionales? restándole con esto, importancia a la investigación. Como que si el hecho de que el novio o el cónyugue decidiera acabar con la vida de su conviviente pudiera ser excusado. Los escenarios de ocurrencia, que demuestran el feminicidio, que es el asesinato de mujeres por el hecho de serlo, destaca un 38 por ciento (352 casos) donde se utilizó tortura, mutilación de partes del cuerpo, descuartizamiento, reiteración del medio para asesinar a las mujeres, y utilización de múltiples métodos.
Respecto a los agresores, se pudo determinar que en el 68 por ciento de los casos de violencia intrafamiliar, se trataba de convivientes con quienes la mujer afectada mantenía una relación íntima o de pareja. El 16 por ciento corresponde a ex convivientes, es decir, que la víctima se encontraba separada de su agresor o en proceso de disolución del matrimonio, y el 15 por ciento restante correspondía a otros miembros de la familia, padres, hijos, hermanos, tíos, suegros y cuñados.
Además, sólo en el año 2006, se registraron un total de 3 mil 135 casos por delitos en contra de la libertad y la seguridad sexual y en ?contra del pudor de las mujeres?. Del total de casos, el 52 por ciento corresponde a mujeres mayores de edad, y el 48 por ciento a niñas y adolescentes menores de 17 años. Ojo con este dato que demuestra que nuestras niñas están siendo abusadas.
Lo más interesante de la propuesta de la Red de la No violencia contra las mujeres, es que propone acciones para hacer de inmediato y detener las muertes de inocentes. Unas de las más importantes son:
?Es necesario que la PNC y el Ministerio Público coordinen todas sus acciones para preservar los medios de prueba con éxito (la PNC en las primeras 72 horas y el MP en el resto de la investigación) desde un enfoque vinculado con los derechos humanos de las mujeres.
?Las diferentes instancias públicas responsables, deben implementar protocolos específicos para recabar información sobre las muertes violentas de mujeres.
?El Estado debe asignar recursos del Presupuesto Nacional a las instancias encargadas, especialmente a la Coordinadora Nacional para la Prevención de la Violencia Intrafamiliar y en contra de las mujeres (Conaprevi), y también debe desarrollar jornadas de formación e información sobre el contenido de la Ley contra el Femicidio y velar para que se aplique adecuadamente.
?La Comisión de la Mujer del Congreso, en cumplimiento de su labor fiscalizadora, debe monitorear el cumplimiento de la Ley contra el Femicidio para garantizar su aplicación, efectividad y recursos financieros, en todas y cada una de las instancias públicas.
?Los medios de comunicación escritos, televisivos y radiales juegan un papel de primer orden en la promoción y difusión de mensajes que potencien el papel de las mujeres en la sociedad y que promocionen la no tolerancia a cualquier forma de discriminación y violencia contra ellas.
Y ojo acá, particularmente los medios amarillistas y sensacionalistas, así como las agencias publicitarias que no hacen más que degradar a la mujer.? (Fin del artículo).
Comento: como dije al principio, es un artículo excelente, indudablemente, por el cual la colega Sylvia Gereda Valenzuela merece mi aplauso y felicitación; y, desde luego, merece también el reconocimiento de las mujeres de Guatemala. Pero, ¿cuáles son los datos estadísticos de las muertes violentas de tantos hombres? Porque no creo que se valga decir que es ilegal matar féminas, pero está O.K. matar hombres. ¡No frieguen!

2) ¿Qué se está creyendo Castresana?
En el matutino Prensa Libre de hoy, me llamó mucho la atención leer el titular de un reportaje de Olga López Ovando que dice Cicig fija plazo a CSJ, pero al principio creí que había leído mal o que el titular no era atinado, y comenté con unos amigos: ¿Qué chingados se estará creyendo este señor Castresana para permitirse el abuso de fijar un plazo a la Corte Suprema de Justicia? ¿No se habrá dado cuenta de que en la foto que se publica hoy del presidente en funciones del Organismo Judicial y Corte Suprema de Justicia el escudo que está atrás es de Guatemala, un país libre y soberano, con derecho al libre albedrío? A lo cual uno de mis amigos respondió en el acto: «¿Que qué se estará creyendo? ¿Todavía no lo sabés? ¡Se cree un procónsul inquisidor!». Y al leer más detenidamente el texto del reportaje me percaté de que merece semejante titular. Para que comprueben lo que digo, a continuación reproduzco textualmente el reportaje:
Cicig fija plazo a CSJ,
«Carlos Castresana, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), dio un plazo de 15 días a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para que apruebe la creación de juzgados específicos, para resolver procesos contra el narcotráfico y el crimen organizado.
Castresana llegó al despacho de Rubén Eliú Higueros, presidente en funciones de la CSJ, el miércoles último, donde urgió al magistrado la aprobación de esos juzgados.

(Foto Prensa Libre: Oscar Estrada)
«El señor Castresana está en su derecho de acudir al Legislativo, para la creación de esos juzgados»
«El señor Castresana nos dijo que si en 15 días los magistrados de la Corte no llegamos a un consenso para la creación de esos juzgados, entonces él lo solicitará al Congreso?, aseveró Higueros.
Aunque ayer fue imposible localizar a Castresana, en entrevistas recientes ha criticado el atraso de la CSJ para aprobar la creación de estos juzgados, para que se agilicen los procesos de alto impacto o de peligrosidad.
Libre albedrío
Aunque Higueros se abstuvo de calificar este hecho como una intervención de la Cicig, sí se evidenció la molestia del magistrado por la presión que esa instancia ejerce en la CSJ.
De acuerdo con Higueros, Castresana está en su derecho de acudir al Legislativo para que se creen estos juzgados.
Refirió que, debido al desacuerdo entre magistrados, no se ha aprobado que sean los juzgados de turno los encargados de conocer este tipo de casos.
?Hay magistrados que no están de acuerdo en cómo se presentó el proyecto (…) Se están haciendo los estudios para definir qué juzgados efectuarán las primeras diligencias y a qué tribunales se les asignarán los juicios?, expuso.
Aseguró que se trabaja en el tipo de protección con que contarán los jueces y quiénes están dispuestos a trabajar en estos juzgados.
A criterio de Higueros, la inseguridad en la provincia es lo que originó que muchos jueces se inhiban de conocer procesos relacionados con el crimen organizado, como la narcomatanza de Zacapa.
Desde el 2 de octubre último, cuando fueron enviadas a juicio 12 personas involucradas en esa masacre, ni el tribunal de ese departamento ni el Primero de Sentencia de la capital han querido responsabilizarse para efectuar el debate oral.
Por ello, Higueros espera que la propuesta se apruebe la próxima semana en el pleno.
Las pugnas existentes entre los dos grupos en que están divididos los 13 magistrados ?por la elección de presidente de la CSJ? son una de las razones de la demora para aprobar este proyecto.
Pide pruebas
Otro de los temas que Castresana abordó con Higueros es la supuesta fuga de información que hubo, el 6 febrero último, en el Juzgado Séptimo de Instancia Penal. Según Castresana, eso permitió que Matus se escondiera y no fuera encontrado al día siguiente en su residencia.
Higueros manifestó que pidió a Castresana que presente las pruebas para comprobar esos señalamientos.
?Espero que el señor Castresana presente las evidencias, y así comprobaremos si la fuga de información fue de parte de este organismo?, aseveró Higueros.
Para Higueros, el señalamiento de Castresana no tiene fundamento, porque dijo que ese día la petición de la orden de captura la trasladó personal de la Cicig, junto con fiscales del Ministerio Público, al Juzgado de turno de Instancia Penal, y que después fue enviada al Juzgado Séptimo.
?Mientras no tenga pruebas, no se puede afirmar si aquí se dio la fuga de información, porque yo no controlo el teléfono ni las cámaras de circuito cerrado?, comentó.
Hizo énfasis en que, como Organismo Judicial, ?estamos en la mejor disposición de colaborar con la Cicig, pero siempre y cuando Castresana presente los casos y pruebas concretos?.
?Él (Castresana) tiene su carácter y podrá molestarse, y nosotros estamos en el derecho de molestarnos cuando se nos hace este tipo de señalamientos sin las pruebas respectivas?, dijo.
Sobre el señalamiento de Castresana respecto de que hay jueces que fomentan la impunidad, Higueros manifestó: ?Si tiene alguna denuncia contra jueces, estamos abiertos a que presente las denuncias con las pruebas respectivas?. (Fin del reportaje)
Aseguró que Castresana no le ha solicitado información sobre algún juez o magistrado, ni le ha entregado algún listado con los nombres de los jueces que son investigados por esa comisión. (Fin del reportaje)
Pero hay aún más: en la página siguiente hay esta nota titulada
Diplomáticos apoyan comisión
Por Rosa María Bolaños

(Foto Prensa Libre: Aaron Sanz)
Ewa Wegner,
embajadora de Suecia.
La Comunidad Internacional representada en Guatemala apoya las acciones de la Cicig, expresó ayer Ewa Wegner Dahlin, embajadora de Suecia en el país.
La diplomática es presidenta pro tempore de los países de la Unión Europea y del Grupo de Diálogo G-13, y se manifestó en apoyo a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).
Afirmó que esa comisión, dirigida por Carlos Castresana, hace ?un buen trabajo?.
La diplomática añadió: ?Los casos en que se están pronunciando son para revelar las estructuras de lo que dice el mandato (de la Cicig, respecto) de poderes paralelos y estructuras del crimen organizado, y solamente se puede llegar a eso a través de casos concretos?.
?Creo que el comisionado Castresana ha sido muy claro en los últimos días en señalar que éste es el reto?, aseveró.
La embajadora declaró que los países de la Unión Europea y del G-13 están preocupados por la inseguridad e impunidad creadas por los grupos paralelos y el crimen organizado. Además, criticó la corrupción existente en el país y el avance del narcotráfico.
También expresó que urge establecer una política anticriminal y mejorar la capacidad de investigación de los agentes de la Policía Nacional Civil y otras instituciones. (Fin de la nota)
Sobre esta declaración, lo único que queda es recordarles a los diplomáticos acreditados en el país que en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas quedó claramente establecido que está terminantemente prohibido que los diplomáticos acreditados en cualquier país intervengan en los asuntos internos de ese país. Sin embargo, tal parece que algunos gobiernos que han venido contribuyendo económicamente con los sucesivos regímenes de Guatemala se sienten con derecho a opinar abiertamente sobre nuestros asuntos internos, a lo cual no están autorizados por la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas. Y habría que decirles que no sean abusivos.

3) Cae como anillo al dedo
Pero a manera de respuestas a estas actitudes voy reproducir el artículo que publicó esta mañana en el matutino Siglo Veintiuno el columnista Estuardo Zapeta, que me parece que en este caso cae como anillo al dedo:
¿CASTRA O SANA?
Estuardo Zapeta
ezapeta@sigloxxi.com
>Castrar los débiles sistemas (…),
no fortalecerlos, y (…)
decir que está ?sanando? el sistema.
>Se dejan castrar, porque
sólo así ?castrados?son
sujetos de limosnas
internacionales.

«La nueva monarquía proconsular encabezada por el engendro del otrora conejil dúo fantástico Frank-Stein, el adefesio que aquí conocemos como ?Cicig?, pretende moverse por rumbos y maneras extrañas.
La tal ?comisión (si quieres que algo NO avance forma una comisión) internacional (e incluye en ella a aquellos que se sienten moralmente superiores, pero que no los son) contra (y ponela a luchar contra algo que todos condenen) la impunidad (¡ya viste!) en Guatemala? (y mandala con procónsul incluido a algún trópico mortal donde los gobiernitos guangos no tienen los huevos suficientes para mandar a la susodicha por el mismo camino por donde vino, y se arrodillan ante la sacrosanta ?comunidad internacional?).
Ah, y dale dos objetivos bien claros: 1) Castrar los débiles sistemas locales, no fortalecerlos, y, 2) hacer circo para decir que está ?sanando? el sistema.
La lógica de la ?cicig? es ?castra o sana?, y si no, pues hacen pucheros, gritan fábol, y salen corriendo a the big apple ?New York, pues? a presentar ?resultados? (ja, ja, ja, ja, ja . . . ja, ja, ja, ja) de su incansable trabajo en los lobbys cinco estrellas, y en vuelo first class. Ah, qué vida la de la ?co-omisión?.
¿Y quiénes tienen la culpa?
Pues estos gobiernillos de mierda que tiemblan cobardemente ante cualquier hijo de vecino que viene a ?repararnos? el sistema, por la irresponsabilidad nuestra de no tomar de una vez por todas el destino también nuestro.
No, que va, si mejor se andan luciendo populismos regalones de comida, fertilizantes, y pisto, para hacerse la brocha frente al fortalecimiento del misterio, ministerio, monasterio público, o como se llame el MP, y el sistema de (in) justicia. Es más fácil que vengan, allende de la ancha mar, a aritmetiarnos las costillas, a que lo hagamos nosotros responsablemente.
Entonces, en esa cobardía, se dejan castrar, porque sólo así ?castrados? entonces son sujetos de limosnas internacionales que reciben gustosos, y que hacen pasar por ?niveles progresivos?, dicen ellos, ?de sanidad nacional?.
Y detrás del procónsul un coro de ?angelicales voces? defensoras de los ?derechos? (e izquierdos) humanos a quienes, más que a nadie, les conviene la impunidad, la pobreza, y la ingobernabilidad, porque sólo con ella pueden justificar sus ?proyectos?, digo ?euro-financiamientos? para algo astral e indigno como ?defensores? de alguna causa perdida en la selva lacandona.
Hasta el procurapior de los derechos (¿y las obligaciones?) humanos salió cual tambor de jubileo, y la ?Tremenda Corte? (del tin-marín-de-13-quién-fue), conocida en el bajo mundo como ?corte supremo a la justicia? le fue como chucho en feria. Ambos entes ? ?pdh y csj?? también castrados por el tal españolote.
No aprendimos la lección con la mal recordada Minugua.
Cual perro que vuelve a su vómito esta Nación tiene muy enraizado el ?síndrome de Estocolmo?, y siempre termina enamorándose de sus secuestradores. Disfuncional ella.
Anuncio que en septiembre le volverán a temblar las patas a este gobiernillo, le tirarán unas cuantas limosnas, lo volverán a ?castrar?, y dirá que está ?sanando?, PERO que, anyway, necesita que su secuestrador internacional continúe aquí, apaleándolo. (Fin de la columna de Zapeta)
Comento: o sea que, para seguir con este mismo tono, les les debería decir «vayan a…» o si lo prefieren en inglés: mind your own business

 

Posted in Sin categoría