MISCELÁNEA 21/02/09

Reproducción de dos artículos certeros
* Del matutino Siglo Veintiuno de hoy he seleccionado para reproducirlos en este blog dos excelentes artículos, extraordinariamente certeros, relacionados al lamentable viaje oficial a Cuba del Presidente Constitucional de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, acompañado de su amada esposa, Sandra Torres Casanova, del Canciller Haroldo Rodas, del ministro de Salud Pública, Dr. Celso Cerezo Mulet, del Secretario Privado de la Presidencia, Gustavo Alejos y de su jefe de propaganda Ronaldo Robles, y de la entrega ?a domicilio? de la más alta condecoración de nuestro país, el Gran Collar de la Orden del Quetzal, al agitador internacional y dictador de Cuba, por medio de su hermano Raúl, y –para acabarla de fregar– haber ?pedido perdón? porque en Guatemala fueron entrenados por la CIA los patriotas exiliados políticos cubanos anticomunistas que trataron de invadir la isla por Bahía Cochinos para derrocar al régimen comunista.

Reproduzco la página ANÁLISIS y, para beneficio de aquellos a quienes les pueda ser difícil leer la letra tan pequeña de la reproducción, publico también el texto.

Pié de foto: Álvaro Colom tuvo que conformarse con tomarse fotos, rendir un homenaje y estrechar la mano de Raúl Castro. Sólo damas, como Michelle Bachelet y Cristina Fernández, gozan del privilegio de hacerlo con Fidel.

Fidel, un caballero

Carlos Castañaza* | ccastanaza@sigloxxi.com

«Nada hubiera deleitado más a don Álvaro (aparte, por supuesto, de estrechar la cálida mano del mito) que reanudar la propaganda del Gobierno en la prensa escrita en Guatemala con sendas fotos suyas a la par de un Fidel Castro sonriente y conmovido.
Casi veo la correspondiente página, calzada con el eslogan de Tiempo de Solidaridad, con los colores rojo y negro dominando un cuadro realzado en sepia. El semblante de ambos (aunque pensándolo bien podrían ser tres los personajes del cuadro) sólo se diferenciaría porque el del lado derecho, barbado él, tendría sobre su pecho la Orden del Quetzal en el grado de Gran Collar. Un cuadro peculiar porque seguramente bajo la distinción chapina encontraríamos una chumpa deportiva marca Adidas.
Seguramente poco hubiera importado que a la par de tan magno acontecimiento publicitario se colocara una noticia sobre una masacre más, la enésima incursión del narcotráfico, un acto de corrupción gubernamental u otro bochorno en el Congreso.
Pero no. Ya se ve que don Fidel ahora presume de ser todo un galán dispuesto a dejar su lecho de enfermo, aunque sólo para platicar con las damas. Y a propósito de ello, ¿a quién, sino a una dama, cree el líder revolucionario que Colom llevaba del brazo cuando aterrizó hace unos días en La Habana? Ello sin añadir que, para muchos, ejerce también el poder en un país amigo.
Lo de los Castro no fue precisamente lo más solidario, pues si el anciano revolucionario justificó en sus buenos modales el recibir a las presidentas de Argentina y Chile, no hay razón alguna (en el plano de la cortesía) para no hacerlo con un caballero dispuesto a entregarle la más alta distinción de su país, y decidido a humillarse ofreciendo disculpas históricas.
?No pueden verlo todos. Recibió a las dos presidentas porque son dos damas. Así lo dijeron ellas cuando lo solicitaron?, se excusó el Presidente cubano y hermano de Fidel en el mismo aeropuerto al que acudió para despedir a Colom y su comitiva.
A la larga, quizá habría sido mejor que no lo hiciera.

Lección aprendida
Si estamos claros todos, pues, en que lo de las ?damas y caballeros? suena muy cursi tratándose de un país como Cuba y un personaje como Fidel Castro, valdría la pena que la Cancillería leyera el mensaje verdadero, especialmente porque el Gobierno no puede seguir dando palos de ciego por el mundo en nombre de todos los guatemaltecos.
Por otra parte, es ya urgente que el Presidente y sus más cercanos asesores (por ejemplo, aquel a quien se le ocurrió que con la Orden del Quetzal alcanzaría para estrechar manos con el cubano) aprendan otra lección, y sepan que no pueden actuar llevados por presentimientos, emociones, antojos o alucinaciones. El compromiso adquirido con el país no permite la improvisación, y rechaza las irresponsabilidades.
De paso, bien harían en tratar de encuadrar las acciones y las palabras del líder de la UNE en un esquema político determinado, sostenible y coherente, ya que a la fecha su socialdemocracia se asemeja a una barca que debe avanzar contracorriente, pero cuyos tripulantes no saben bien hacia dónde remar, con qué remar, con quiénes remar, por qué remar y hasta cuándo remar. Quizá no distingan entre un remo y un ancla.
El caso es que el Presidente de la República tomó una decisión valiente (más allá de si atinada o errónea) al subir sus maletas al avión presidencial, e incluir entre ellas una que contenía la máxima condecoración que el país otorga.
Ello no sólo le valió otra andanada de críticas desde diferentes sectores (incluido el hasta hace poco pasivo Cacif), al extremo que parte de su comitiva empresarial optó por quedarse en Guatemala en protesta por aquella valerosa medida, sino que seguramente también le significó una pena diplomática globalizada.
Al final volvió con palabras de aliento sobre un viaje ?muy productivo?, del que regresó ?satisfecho?. Pero a nadie engañan las palabras, cuando brotaba a mares una tristeza profunda, muy cercana a la humillación, por no traer de vuelta tan representativa fotografía. Y que espere la prensa escrita una ocasión más valedera para levantar la sanción.»

ALFRENTE
SIN REVOLUCIÓN

01
¿Quién será el próximo caballero que como Presidente de un país pueda saludar personalmente al líder cubano?

02
¿Cuándo impondrá de nuevo el mandatario Colom otra Orden del Quetzal en el grado de Gran Collar?

03
¿Cuándo llegará al país en visita oficial algún gobernante? ¿Traerá consigo alguna condecoración o acuerdo?? (Fin del artículo de Carlos Castañaza)
* Periodista

Comento: Confieso que antes de leer este artículo no había caído en cuenta de lo desafortunada que fue la declaración del presidente cubano, general Raúl Castro Ruz, al decir que su hermano Fidel ?solamente recibe a las damas?, con lo que insinuó que no es una dama la señora que acompañaba al Presidente de Guatemala, no obstante que aquí hace el papel de ?Primera dama de la Nación?. ¿Fue una ligereza de parte del heredero del trono de Cuba o tuvo acaso la premeditada intención de faltar al respeto a la señora Sandra Torres Casanova?

* A continuación, reproduzco el excelente artículo que publica hoy en su columna denominada LOGOS el doctor en Filosofía y periodista Luis Enrique Pérez:

LOGOS
PRESIDENTE CONDECORA A UN TERRORISTA

Luis Enrique Pérez *
lepereze@sigloxxi.com

El terrorista condecorado
es Fidel Castro, fundador
de escuelas de terrorismo profesional.


El presidente Colom fue
candidato presidencial de un partido político
fundado por terroristas.

«El presidente Álvaro Colom condecoró con la Orden del Quetzal a uno de los más abominables terroristas internacionales que conoce la historia universal. Ese terrorista es Fidel Castro, quien gobernó Cuba desde enero del año 1959, hasta febrero del año 2008 (aunque desde julio del año 2006 gobernaba provisionalmente su hermano, Raúl Castro). La obra terrorista de Fidel Castro se consumó en Angola, Bolivia, Chile, Colombia, El Salvador, España, Irlanda, Nicaragua, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela; y también en Guatemala, con vigoroso furor destructivo, durante casi tres décadas.
Fidel Castro creó escuelas de terrorismo profesional, de las cuales egresaron miles de terroristas de varios países, entre ellos Guatemala. Dotó, a los terroristas, de los más eficaces recursos destinados a provocar terror. Fue anfitrión de algunos de los más ominosos terroristas del mundo. Cooperó con los países generadores de terrorismo, para que incrementaran su eficacia terrorista. Permitió que Cuba fuera sede de organizaciones terroristas, y refugio de terroristas. Convirtió a Cuba en fabricante de armas químicas y biológicas destinadas a terrorismo. Publicó libros con didácticas instrucciones para ejecutar actos terroristas. Patrocinó conferencias internacionales cuya finalidad era incrementar el terrorismo, en África, América y Asia. Colaboró con los actos terroristas cometidos en Estados Unidos de América, el 11 de septiembre del año 2001. Y convirtió a Cuba en uno de los siete principales Estados terroristas del mundo.
El terrorismo consiste en provocar miedo intenso para lograr una finalidad política. Un medio predilecto para provocar ese miedo es amenazar la vida; pero no tanto la vida del enemigo al cual se intenta atacar, sino la vida de seres humanos inocentes. Hasta puede afirmarse que la eficacia del terrorismo es directamente proporcional al número de víctimas inocentes. Precisamente el terrorismo satánico o el satanismo terrorista de Fidel Castro provocó la muerte de decenas de miles de inocentes.
El presidente Colom no sólo condecoró a uno de los más abominables terroristas que conoce la historia universal. Condecoró también a un supremo enemigo de la libertad; a un implacable destructor del derecho; a un infatigable productor de odio a la democracia; a un novedoso monárquico tirano; a un repulsivo engendro de la miseria moral; o a un multiplicador de reos políticos torturados o asesinados. Condecoró al mal mismo.
Consumada la condecoración, el Quetzal se suicidó. La Ceiba abatió sus ramajes. La Monja Blanca se marchitó. La letra del Himno Nacional fue oración fúnebre; y su música fue silencio nacional. La Constitución Política prohibió que el presidente Colom fuera representante de la unidad de la nación; y la historia prometió condenarlo. José Martí lloró. Y la Orden del Quetzal alberga ahora una maldición, que cesará cuando Fidel Castro sea despojado de ella.
Post scriptum. En el año 1999, Álvaro Colom fue candidato presidencial de un partido político que fundaron ex guerrilleros terroristas, financiados por Fidel Castro.»
* Periodista.

Posted in Sin categoría