MÁS SOBRE EL PROBLEMA EN HONDURAS

EL VERDADERO GOLPE DE ESTADO
Es paradójico, pero aunque por principio rechacemos todos los golpes de Estado que se produzcan en el mundo contra los gobiernos legítimamente constituídos, se debe reconocer que la destitución de Zelaya ha sido aprobada por los otros dos organismos del Estado; los poderes legislativo y judicial, más la aprobación de la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía Nacional, la Procuraduría de Derechos Humanos, las Fuerzas Armadas y el Tribunal Supremo Electoral. Más la aprobación de una significativa mayoria de la población que rechaza la posibilidad de que Zelaya pudiese regresar a la Presidencia para terminar su período de cuatro años en el mes de enero del año 2010. Sin embargo, contra todas esas voluntades hondureñas, los presidentes centroamericanos y sudamericanos, con el apoyo de los organismos internacionales ONU y OEA, califican de golpe de Estado la medida adoptada por el Congreso hondureño al haberle destituido del cargo presidencial, con lo cual se cumple aquello de ver la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio. Porque es evidente que el verdadero golpe de Estado no lo han dado por dentro los organismos legales del Estado de Honduras, sino intentan darlo desde afuera los presidentes de otros países y los organismos internacionales que apoyan a Zelaya y pretenden incondicionalmente a Zelaya y quieren obligar a las legítimas autoridades hondureñas ?como el Congreso de la República, que es la máxima representación del pueblo, la Corte Suprema de Justicia, la Procuraduría de los Derechos Humanos, la Fiscalía Nacional y el Tribunal Supremo Electoral-, a que den marcha atrás en la decisión que tomaron en vista de las actitudes autoritarias y violaciones a la Constitución y otras leyes de parte del presidente depuesto. ¡Ese es el verdadero golpe de Estado que se quiere dar en Honduras al imponer a un presidente que ha sido depuesto con todos los requisitos de la ley.
¡No se dan cuenta la mayoría de los gobiernos de América y aparentemente de Europa que todo es para hacerle el juego a las maquinaciones del mandatario venezolano Hugo Chávez y sus adláteres pro comunistas! ¡Y pensar que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, no se han percatado de esta trama!



Posted in Sin categoría