«Renuncia» del Lic. Juan Luis Florido

Como anuncié ayer en esta misma página, el licenciado Juan Luis Florido finalmente «renunció» al cargo de Fiscal General de la Nación y Jefe del Ministerio Público, según se informó en la conferencia de prensa a la cual convocó el Presidente de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, y tuvo lugar ayer durante horas de la tarde en el Salón de los Espejos de Casa Presidencial.
En el transcurso de mañana, jueves 31, el licenciado Florido hará entrega del cargo a su sucesor provisional, licenciado José Amílcar Velásquez, hasta ahora Jefe de la Fiscalía Distrital Metropolitana. A pesar de que pocos minutos antes, al salir de la residencia en la zona 14 en la que el presidente Colom tiene oficinas particulares desde la campaña electoral, declaró que era falso que hubiese renunciado y también que se le hubiese pedido que renunciase.
Reunión en zona 14
Colom ya esperaba a Florido en una casa situada en la zona 14 que emplea para tener reuniones que no quiere que se conozcan. Florido llegó a la cita a las 12:30 horas. Su semblante era serio y cuando se le preguntó si era cierto que iba a renunciar, declaró sonriente: ?Ese tema no lo vamos a tocar ahora. Vengo a hablar de otros asuntos?. Durante el tiempo que duró la reunión, se observó que un hombre llevaba comida y vinos.
Una hora más tarde, a las 13:40 horas, se abrió de nuevo la puerta principal de la casa y Florido salió muy sonriente. Al ser abordado por los periodistas que le preguntaron si ya había renunciado, él pareció ignorar la pregunta y reiteró que desmentía la supuesta pérdida de documentos. Ante la insistencia de su presunta renuncia al cargo, mientras abordaba su vehículo manifestó: ?Ese tema lo vamos a platicar otro día?.
Al final se le preguntó si es verdad que al renunciar del cargo de Fiscal General va a desempeñar un cargo diplomático en algún país de Sudamérica, porque se menciona que será embajador en Chile o en Uruguay, pero él se limitó a sonreír, cerró la puerta del vehículo blindado y se marchó.
Pero en una entrevista exclusiva que concedió al reportero Gerson Ortiz del vespertino La Hora publicada ayer, declaró categóricamente: ?Yo no he renunciado?, para negar de manera tajante la información que dio en la mañana un noticiario de la cadena mexicana de televisión Televisa. No obstante, poco tiempo más tarde, en Casa Presidencial a las 15:30 horas, el Presidente Colom anunció a los periodistas que ?por causas estrictamente personales?, el licenciado Florido presentó su renuncia al cargo que venía desempeñando desde febrero del 2004, cuando fue nombrado por el entonces Presidente de la República, licenciado Óscar Berger Perdomo, en sustitución del licenciado Carlos David de León Argueta, quien fue destituído a pesar de que él se opuso basándose en lo que establece la Constitución de la República sobre el período para desempeñar ese cargo.
Colom aseguró que tiene una buena relación con Florido quien se va a incorporar al servicio diplomático. Según dijo el mandatario, antes de aceptar la renuncia del licenciado Florido hizo una consulta a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). ?Es necesario reforzar el trabajo de investigación, pues las instituciones quedan y los funcionarios se van?, agregó el Presidente Colom.
Ayer mismo reporté también que el licenciado Florido había tenido problemas con el jurista español Carlos Castresana, director de la CICIG, quien en una entrevista publicada en el diario Siglo Veintiuno declaró al periodista Carlos Conteo que entorpece las investigaciones el hecho que no hay una buena comunicación entre el Ministerio Público (MP) y la Policía Nacional Civil (PNC). Por consiguiente, no me extrañaría que este funcionario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) haya influído de alguna manera para que el Presidente Colom haya decidido pedirle que presentase su renuncia. Porque es obvio que la «renuncia» de Florido no fue precisamente lo que podría calificarse de voluntaria, a pesar de que lo dijo el mandatario para «dorar la píldora», como se dice popularmente.
Aunque hay que reconocer que el licenciado Florido ya había externado en privado en varias oportunidades que ya estaba harto de los numerosos problemas que se le presentaban para poder desempeñar bien su labor y pensaba que sería mejor renunciar, aunque ya sólo le faltaba poco más de un año para concluir el período constitucional para el cual fue nombrado.
Las acusaciones
El noticiario mexicano de televisión menciono en su transmisión de ayer la supuesta ?desaparición? o ?pérdida? de un expediente contra el ex ministro de Gobernación, licenciado Carlos Arturo Soto Aguirre, a quien se acusó de malversar Q31 millones en concepto de compra de uniformes y botas para la Policía Nacional Civil (PNC). Según dicha información, ésta sería la causa por la cual Florido sería destituido. En el Organismo Judicial (OJ) se informó que dicho expediente se encuentra en suspenso desde el 2005, y lo último que contiene es una petición planteada por el licenciado Soto para que se le extendiese una certificación. Personas extremadamente suspicaces expresaron la sospecha que la supuesta ?desaparición? o ?pérdida? de este expediente contra su íntimo amigo y ex socio fue el argumento quese empleó como presión para que presentase la renuncia sin oponer resistencia. Lo cual tiene también otro nombre. El licenciado Carlos Arturo Soto Aguirre fue socio en un bufete profesional e íntimo amigo del licenciado Juan Luis Florido antes de asumir la cartera de Gobernación y, al salir del ministerio de Gobernación, el cargo de embajador en México.
Sin embargo, poco rato más tarde la Fiscal encargada del caso contra Soto Aguirre, licenciada Patricia Lainfiesta, mientras mostraba el grueso expediente ante las cámaras de los noticiarios de televisión locales, aclaró que el proceso contra el licenciado Soto Aguirre se archivó desde julio del 2005 después de determinar que fueron entregados a las comisarías de la PNC los accesorios y la ropa que se compraron con esos millones de quetzales que se habían dado por extraviados y que lo único que existió fue una alteración en las actas de recepción, lo que se continúa investigando.
Ley orgánica del MP
Artículo 15. Sustitución. En caso de renuncia, remoción, impedimento, suspensión, falta o ausencia temporal del Fiscal General de la República, éste será sustituido por el que designe el Consejo del Ministerio Público entre los fiscales de distrito. En caso de remoción o renuncia la sustitución será hasta que se realice el nombramiento del nuevo Fiscal General, quien completará el período.
Contra Estado de Derecho
La sorpresiva ?renuncia? o destitución amistosa del licenciado Juan Luis Florido se viene a sumar a las sustituciones anticipadas que se han venido sucediendo, tales como la del Superintendente de Bancos, del Consejo Nacional de Adopciones y del Procurador General de la Nación, para nombrar a personas de la confianza del nuevo gobierno del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) o concretamente de la simpatía del Presidente Colom o de su influyente esposa, la señora Sandra Torres Casanova de Colom. Estas sustituciones han sido realmente destituciones disfrazadas de renuncias de funcionarios que han sido electos o designados para desempeñar cargos en instituciones autónomas por un período establecido, con lo cual se violenta la institucionalidad y no se construye un Estado de Derecho.
Esto parece indicar que la siguiente sustitución antes de que concluya el período para el cual fue nombrada podría ser el de la de la Presidenta del Banco de Guatemala (BANGUAT), licenciada María Antonieta del Cid de Bonilla, porque es bien sabido que la tienen en la mira porque se cree que no comparte todas las ideas del gobierno, pero de acuerdo con la Ley Orgánica del BANGUAT debería desempeñar ese cargo durante un período determinado y para el vencimiento del cual todavía hace falta algún tiempo.
El sustituto provisional
El licenciado José Amílcar Velásquez Zárate, de 50 años de edad, es egresado de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC). Ha trabajado en el Organismo Judicial durante 15 años, donde ocupó cargos como comisario hasta obtener el puesto de secretario. Trabaja en el MP desde abril de 1993. Ha sido catedrático titular en Derecho Civil, Derecho Procesal Penal y es jefe del el área de Derecho Penal y Procesal de la Universidad de San Carlos. En 2004 fue nombrado como jefe de la Fiscalía del Distrito Metropolitano. Con anterioridad conoció casos relacionados con el crimen organizado, secuestros, narcotráfico y robo de vehículos. Fue uno de los fiscales a cargo de la investigación de la muerte del estudiante universitario Mario Aliotto López, ocurrido en 1994. Coordina 30 agencias que conforman la Fiscalía Metropolitana, en donde se conocen denuncias de delitos comunes. Según la opinión del licenciado Florido, el presidente Colom no pudo haber escogido un mejor sustituto que el licenciado Velásquez Zárate.
Sin embargo, se rumorea que su nombramiento es solamente temporal y que pronto habrá de ser sustituído por el licenciado Napoleón Gutiérrez, presidente de la Sala Primera de la Corte de Apelaciones, actual juez contralor del escandaloso caso de los Q 82.8 millones del Congreso de la República que fueron ?invertidos? en la Casa de Bolsa Mercado de Futuros, S.A. para obtener una comisión a cambio de aceptar que devenguen bajos intereses.
Mañana hará entrega del cargo el licenciado Florido y sería recomendable que, en efecto, por medidas de seguridad acepte un cargo diplomático en algún país lejano, pero que mientras permanezca en el territorio nacional mantenga el mismo cuerpo de seguridad que le ha estado cuidando para no correr el mismo riesgo que causó el asesinato del ex asesor del ministerio de Gobernación Víctor Rivera.

Posted in Sin categoría