Controversia en torno a Petrocaribe

Nota preliminar: ruego atentamente a los asiduos visitantes a este blog que disculpen el involuntario retraso que hemos tenido desde hace algunos días para publicar esta columna, especialmente hoy, cuando el retraso ha sido excesivo. Esto se ha debido a un problema que ha habido en el servidor. Pero me han prometido que éste será solucionado en el transcurso de los próximos días. Ojalá pueda ser así. Espero que a partir de mañana ya estaremos regularizados.
—————————–
La controversial adhesión a Petrocaribe.
El Presidente de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, está desarrollando una intenso cabildeo con los dirigentes de los diferentes partidos políticos representados en el Congreso de la República para que los diputados aprueben el convenio que firmó el domingo pasado, en Maracaibo, por el cual Guatemala se adhiere a la iniciativa de Petrocaribe para comprar a Venezuela 20 mil barriles de diésel y bunker al día, lo que al precio actual significaría un gasto de US$1 mil 350 millones, equivalentes a Q10 mil 395 millones, de los cuales US$800 millones, o sea Q6 mil millones 160 mil, serían financiados a largo plazo con un interés de 1%. No cabe duda de que el interés a pagar por esta deuda es mucho más bajo, pero hay veces que lo barato sale más caro. En este caso, no hay que perder de vista la posibilidad de que sigan aumentando los precios del petróleo y sus derivados, por lo que la deuda también aumentará. Asimismo, hay que recordar que en la política las deudas baratas que se contraen pueden llegar a costar muy caro políticamente.
Tal como se está planteando el caso, quiere decir que en el transcurso de los próximos tres años la deuda externa de nuestro país aumentaría US$2 mil 400 millones, o sea Q18 mil 480 millones, que es más de lo que se incrementó durante los últimos 12 años. La información que tengo de esas reuniones es que el mandatario ha logrado convencer a esos dirigentes políticos de lo ventajoso que sería para Guatemala esa operación, no sólo por garantizar la compra de tantos barriles de diésel y bunker, sino porque solamente se tendría que pagar al riguroso contado el 50% del valor de la compra, mientras que el otro 50% se tendría que pagar 25 años después con el módico interés del 1%, con lo cual nuestro país podría pagar la deuda externa que actualmente está pagando con un 8% de interés. Visto así el asunto no cabe duda de que es una oferta sumamente tentadora, difícil de despreciar si con ese 50% se podría pagar la deuda actual por la que se está pagando elevados intereses. En consecuencia, cualquiera diría ?como de hecho ya lo dicen el presidente Colom y sus colaboradores y corifeos- que es conveniente adherirse a Petrocaribe.
Por otra parte, ayer fueron convocados al Palacio Legislativo por el presidente de la Comisión de Energía, diputado Alejandro Sinibaldi, miembro prominente de la bancada del partido Patriota (PP) los ministros de Energía y de Finanzas, ingeniero Carlos Meany Valerio, y licenciado Juan Alberto Fuentes Knight, respectivamente, con la licenciada María Antonieta del Cid de Bonilla, presidenta del Banco de Guatemala (BANGUAT), de la Junta Monetaria (JM), quienes durante más de dos horas estuvieron contestando las preguntas de los congresistas que, a pesar de ello, al terminar la reunión confirmaron su opinión desfavorable a que se apruebe en el pleno del Congreso el convenio que firmó en Maracaibo el presidente de la República y jefe del Poder Ejecutivo.
Hay que recordar que la reiterada posición del PP ha sido negativa a que Guatemala se involucre en el convenio de Petrocaribe y, sobre todo, que el número de diputados que se necesita para aprobar lo que firmó el presidente Colom, no lo apruebe cuando el caso llegue al pleno. Pero tanto el mandatario como sus panegiristas y militantes de la izquierda que por principio apoyan todo lo que propone el comandante Hugo Chávez, interpretan esta negativa como una actitud política de la oposición.
Durante la reunión con los diputados de la bancada del PP, el ministro Fuentes Knight explicó que no necesariamente estará obligada Guatemala a consumir todos los días los 20 mil barriles derivados del petróleo que se compren a Venezuela, sino que, además, el 30 por ciento de la deuda servirá para pagar otros créditos que actualmente están pagando más altos intereses, con lo cual da por descartada la objeción que se va a aumentar la deuda externa. ?Todo dependerá de que esos recursos se manejen con eficiencia?, dijo, mientras uno de los diputados agregó en un susurrro ?¡y con transparencia!?. Pero es el caso que el Ejecutivo todavía no ha decidido en qué programas va a invertir esos recursos, pero el ministro de Energía informó: ?Estamos pensando en sustituir los focos del alumbrado por otros que permitan ahorrar energía?.
En resumidas cuentas, los mencionados altos funcionarios públicos no lograron convencer a los diputados de la bancada del PP de la supuesta conveniencia en adherirse a Petrocaribe y, por el contrario, en base a que ?a golpe anunciado no hay traición?, afirmaron que continuarán cabildeando en contra de que en el pleno del Congreso se apruebe ?apruebe, no ratifique- la adhesión a Petrocaribe.
Una de las principales preguntas que los diputados plantearon al ministro Carlos Meany fue si por adherirnos a Petrocaribe va a bajar el precio del diésel en Guatemala, a lo que el interrogado respondió con un rotundo ¡No! Y al preguntársele al ministro de Finanzas por qué se debe aumentar la deuda, respondió: ?Es posiitivo canjear una deuda cara por otra barata?; pero agregó: ?Todo dependerá de cómo se usará?. A lo que un diputado que no pudo ser identificado murmuró: ?¡Eso es precisamente lo que preocupa!?
De todo hay
Por su parte, los diputados de la bancada del partido Gran Alianza Nacional (GANA) convocaron a los representantes de los medios de comunicación para informar que apoyarán con sus 24 votos la aprobación de la adhesión de Guatemala al Petrocaribe solamente si se aprueba la ejecución de la construcción de la Franja Transversal del Norte y, además, el 60% se destina al área rural por el pago de los 20 mil barriles diarios de derivados del petróleo, y el 40% restante se destine al área urbana. Y que, además, que se atienda la problemática de los transportes urbano y extraurbano. Es verdad que esto parece un descarado chantaje, pero así son por lo general las «negociaciones» políticas. Asimismo, solicitaron 24 copias de todos los documentos que firmó en Maracaibo el presidente Colom, y exigieron al ministerio de Finanzas revelar al pueblo las cifras exactas de las deudas interna y externa del país y la información sobre las tasas de interés que se están pagando. ?Nuestro partido representa 24 votos en el Congreso y todo depende del presidente (Colom) si le conviene que su petición sea probada rápidamente?, dijeron. ?Nosotros analizaremos en la bancada la situación y con el Comité Ejecutivo del partido?, agregó el diputado Jaime Martínez, jefe de la bancada del GANA. No hay que olvidar que este partido estuvo sosteniendo pláticas con el presidente Colom en las que consiguió que se restituya Q82 millones a los alcaldes de ese partido para poder realizar las obras que desean, tras de lo cual el gobernante dio por hecho que ya cuenta con esos 24 votos, y así lo declaró imprudentemente.
Aprovecho la oportunidad para dejar claro que al Congreso no le corresponde ?ratificar? esta adhesión presidencial a Petrocribe, sino solamente debe aprobarla o desaprobarla, para que después de eso la ratifique quien originalmente la firmó, o sea el presidente de la República. Y luego deberá esperar a que sea publicado en el Diario de Centroamérica. Hasta que no se llenen todos estos requisitos no se puede decir que Guatemala ya forma parte del Petrocaribe.
Sondeo de Prensa Libre
El periódico Prensa Libre realizó una consulta telefónica acerca de este tema, y el resultado fue que el 81.4 por ciento de los participantes está en contra de que se haga la adhesión al Petrocaribe. De 3 mil 918 votos válidos que registró el sistema de call-center, 3 mil 188 votaron porque Guatemala no se adhiera a Petrocaribe, y únicamente 730, o sea el 18.6%, se pronunciaron en favor.
En la edición de ayer de ese mismo periódico se planteó la pregunta ?¿Está usted de acuerdo con que Guatemala se adhiera a Petrocaribe??, y el resultado fue que 4 mil 210 lectores llamaron por teléfono, 2 mil 135 por medio de teléfonos móviles, de los cuales 292 eran provenientes del interior del país. El total de llamadas de las áreas metropolitanas, de celulares, área suburbana y de la provincia llegó a 3 mil 918 votos.
El proyecto de Petrocaribe surgió en el año 2005 y hasta el momento se han adherido a él 18 países, dos de ellos de Centroamérica: Nicaragua y Honduras, que ya están recibiendo los correspondientes barriles de derivados del petróleo.
A pesar de toda esta oposición, no me extrañaría en lo más mínimo que el Presidente Álvaro Colom y sus corifeos logren convencer a un buen número de diputados de votar afirmativamente cuando se presente el caso ante el pleno del Congreso. Al fin y al cabo no será éste el único error que cometa el actual Gobierno.

Posted in Sin categoría