ESTUPIDEZ JUVENIL COLECTIVA

Durante toda la noche del viernes pasado, 2 de agosto, y hasta las 2 de la madrugada del sábado 3, tuvo lugar, en un predio que sirve para parqueo público, ubicado en el bulevar Los Próceres, junto al Centro Comercial Pradera, que en los promocionales está identificado como “El cine”, pero en realidad solo es un parqueo, un “concierto” de música electrónica denominado Noche a Color al que asistieron varios miles de personas jóvenes, especialmente jovencitas, y fue un alarde de estupidez juvenil colectiva y una flagrante violación a la paz, la tranquilidad y el sueño de los habitantes en las zonas residenciales aledañas. En la investigación que se hizo se descubrió que el predio es propiedad del señor Francisco (Paco) Cirici, propietario también de Guatemarmol, quien reside en el extranjero, pero lo tiene alquilado a otra persona o empresa, que a su vez lo alquiló a los organizadores de esa lamentable presentación. Gracias a Dios que no hubo una tragedia que lamentar porque el predio tiene solamente una entrada (que sirve a la vez de salida), y si hubiese habido algún contratiempo se habría provocado una estampida trágica.

Es inexplicable y a la vez imperdonable que, a pesar de no haber sido autorizado por la Municipalidad capitalina, como decía en letreros a la entrada, Gobernación Departamental les haya extendido licencia a los organizadores que, según un reportaje promocional, publicado en la página 40 del diario Prensa Libre del miércoles 31 de julio, firmado por Pamela Saravia Fonseca, “Los encargados de poner a bailar con sus beats a los amantes de la música electrónica que serán bañados con mangueras y cañones con bombas de pintura de colores neón serán el colombiano David Solano, DJ oficial de Life in Color; el puertorriqueño Robbie Rivera y el dúo argentino Heatbeat“. O sea que estos fueron los responsables del desorden en la falta de fluidez en el tránsito de vehículos que se produjo desde el mediodía del viernes tanto en el bulevar Los Próceres como en la 20 calle de la zona 10, y del insoportable ruido perturbador y ensordecedor que produjeron los “beats” de la música electrónica hasta las 2 de la mañana, hora en que terminó el “concierto” que culminó con un alarmante estallido de bombas y juegos pirotécnicos que, lógicamente, despertó y alarmó a las personas que residen en los alrededores. Lo cual pudo haber producido un ataque cardíaco a alguien. No me extrañaría que entre la multitud haya habido muchas consumidoras de mariguana. Algo parecido a lo que ocurrió en los conciertos de Woodstoke en Estados Unidos o en Valle del Bravo, en México.

El mencionado reportaje promocional de Pamela Saravia publicado en Prensa Libre sigue diciendo: “Este alucinante concepto nació en los campus de las universidades de Florida, Estados Unidos, y logró tal aceptación y demanda que creció para convertirse en una de las fiestas conceptuales más representativas de la escena electrónica mundial”. Y continúa diciendo “Ha contado con presentaciones de importantes DJ como Laidbadck Luke, Roger Sánchez, Joachim Garraud, Alex Gaudino y Diplo.”

En el siguiente párrafo, titulado “Talla mundial”, sigue diciendo: “Hace aproximadamente un año, el equipo de trabajo de Empire Promotions (EP) empezó a establecer los contactos y las negociaciones para lograr que la gira de Life in Color incluyera una fecha en Guatemala”. Y sigue diciendo: “Nuestra motivación para traer este tipo de eventos al país son todos nuestros seguidores a quienes les encanta la música electrónica y que comparten el sentimiento por los beats. La felicidad que reflejan en sus rostros los asistentes a nuestros eventos es lo que nos mueve para la organización de shows de nivel mundial con los mejores DJ del planeta y los mejores conceptos en Guatemala”, explica el equipo de EP, quienes este año también hicieron posible el Asot 600 en el país. “Hemos tenido muy buena respuesta de nuestros seguidores y para ellos es el espectáculo”, explica EP.

Los Trailers promocionales demuestran que el espectáculo está dirigido a un público de adolescentes, particularmente del sexo femenino, y la estupidez de los participantes de bañarle con chorros de agua y de pintura en medio de las participaciones de los DJ con música electrónica a todo volumen que, como es natural, perturban la tranquilidad de los habitantes de esa zona de La Pradera que no es exclusivamente comercial, por el Centro Comercial de ese mismo nombre, así como los edificios de oficinas de Multinversiones, sino es también zona residencial y, por ende, la Gobernación Departamental no debió autorizarlo, sino debió imitar a la Municipalidad metropolitana que no lo autorizó. Porque los culpables de haber perturbado la paz y tranquilidad de los residentes de la zona no fueron los empresarios, ni los DJ participantes, sino fue la Gobernación Departamental que lo autorizó.

Para ver estos Trailers solamente tienen que hacer click sobre la flecha en el centro para que comience y para agrandar la pantalla deben volver a hacer click sobre el cuadrito de abajo al lado derecho. Y si tienen curiosidad de abrir también los videoblogs denominados Choco Reacción, les  prevengo que son excesivamente vulgares y soeces de un tal Ronald MacKay y se les va a revolver el estómago al escuchar tanta estupidez, vulgaridades y groserías del susodicho individuo. Pero no se los aconsejo si no quieren disgustarse.

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube
Twitter: @jorgepalmieri