MISCELÁNEA 22/02/12

1) Contrasentido oficial

En la primera plana de Prensa Libre de hoy el titular principal dice: «EJECUTIVO BUSCA GENERAR EMPLEO Presentan plan para incentivar las inversiones. Estrategia trata de mejorar clima de negocios».

Empresarios e integrantes del Cuerpo Diplomático escuchan detalles de la política de competividad.

Foto Prensa Libre ESTUARDO PAREDES

En la página 2 hay un reportaje en la sección PRIMER PLANO de U. Gamarro, B. Dardón y G. Contreras titulado EXPONEN POLÍTICA DE COMPETIVIDAD El Gobierno busca atraer inversiones. Presidente Pérez presenta lineamiento de crecimiento económico 2012-2021″ y en un recuadro se lee una declaración del Presidente de la República Otto Pérez Molina, que textualmente dice: «Estas agendas superan los períodos de gobierno y cuatro años de un régimen: son intemporales, por eso esta agenda la programamos para 10 años, pues nosotros esperamos que el próximo gobernante pueda seguir estos lineamientos».

«Los lineamientos para mejorar la economía en el período 2012-2021 se dieron a conocer ayer por medio de la Agenda Nacional de Competividad (ANC), que incluye seis ejes para mejorar el clima de negocios, con el objetivo de atraer inversión y generar oportunidades de empleo.

La estrategia fue presentada ayer por el mandatario Otto Pérez Molina, en el Palacio Nacional de la Cultura, con la asistencia de los presidentes del Congreso Gudy Rivera, y del Organismo Judicial, Thelma Aldana; el Cuerpo Diplomático, empresarios y miembros de la sociedad civil.

Juan Carlos Paiz, comisionado presidencial para la Competitividad y la Inversión, resaltó que la ANC cuenta con los mecanismos armónicos entre los sectores público y privado. Dijo que comprende ejes y planes de acción a corto, mediano y largo plazo.

CRECIMIENTO

El gobernante aseguró que este año buscarán conseguir un crecimiento económico del 4 por ciento, aunque refirió que esa meta es «ambiciosa», superior al 3.8 por ciento del 2011.

Pérez Molina indicó que si el PIB –valor de los bienas y servicios producidos durante un año– hubiera crecido en 6 por ciento, que es la meta establecida en los acuerdos de paz de 1996 a la fecha, 50 mil personas hubieran salido de la brecha de la pobreza cada año, el ingreso promedio per cápita en la economía sería del 40 por ciento y el Estado tendría un ingreso fiscal de US$15 mil millones adicionales a los actuales.

«Estas agendas superan los períodos y cuatro años de un gobierno, son intemporales y por eso la programamos para 10 años; nosotros esperamos que el próximo gobierno pueda seguir con estos lineamientos», explicó Pérez Molina.

Además, junto a la vicepresidenta Roxana Baldetti, el mandatario entregó una copia de la agenda a todos los ministros y otros funcionarios, para que cumplan en cada dependencia con metas específicas de competividad.

Ejemplificó que el Ministerio de Comunicaciones tiene la tarea de modernizar la red vial, que incluye las rutas nacionales, caminos vecinales y carreteras internacionales, así como hacer más competitivos los puertos y aeropuertos.

Paiz aseguró que por parte del Estado los organismos Legislativo, Judicial y Ejecutivo están comprometidos a hacer un trabajo de calidad que priorizarán la aplicación de la agenda.

Sergio de la Torre, ministro de Economía, expresó que la agenda busca luchar contra la pobreza, lograr el desarrollo y el camino para reducir la brecha con los países que son más competitivos que Guatemala.

«La agenda es incluyente, amplia y dinámica, y todos asumimos que sea un compromiso compartido», expuso.

El ministro indicó que la mejor política social para concebir un biesestar generalizado en el país es la economía, ya que el crecimiento del PIB se extenderá a los sectoresmás necesitados de la población.

La agenda también apoyará los asuntos de seguridad, fiscales, de la justicia y el programa Hambre Cero lanzado la semana recién pasado en Huehuetenango.

El Programa Nacional de Competividad (Pronacom) será el facilitador de las alianzas institucionales entre los sectores público, productivo y la sociedad civil, para el cumplimiento de la política.

La ANC 2012-2021 tomó como base la directriz presentada en el 2005, durante el gobierno de Óscar Berger.

EJES DE LA POLÍTICA

La primera acción de la ANC es una sociedad sana, educada, capacitada e incluyente, que se refiere a la calidad de la fuerza laboral, funcionamiento del sistema educativo y capacitación que provea las destrezas y habilidades necesarias para el desarrollo productivo.

Además, que garantice un sistema de salud para la población, para elevar el capital humano del país a través de mejorar la seguridad alimentaria.

El segundo eje es la modernización y fortalecimiento institucional, que busca configurar el ambiente para el desarrollo económico y la productividad.

El tercer lineamiento es la sostenibilidad social-ambiental, que tiene como objetivo elevar el capital natural, el manejo de cuencas, hidrologico-forestal, oferta energética en áreas rurales, producción minera e impulsar la producción limpia.

La cuarta acción es la descentralización y desarrollo local, que se basa en una mejora económica de los gobiernos locales para potenciar el dasarrollo rural de manera integral y mejorar los vínculos urbanos y rurales.

La quinta dirección es el fortalecimiento de infraestructura productiva y tecnológica. El objetivo, según la ANC, es posesionar al país en lo productivo, turístico, exportación y logística.

«Un contenedor de Guatemala a Costa Rica tarda 73 horas y de Nueva York a Miami 26 horas, y los costos son más bajos que en Guatemala, por una infraestructura en mal estado y obstáculos burocráticos», afirmó Paiz.

La sexta acción es el fortalecimiento del aparato productivo, que incorpora los ejes anteriores para el establecimiento provechoso.

En su discurso, el mandatario aprovechó para advertirles a los maestros que manifestaron el viernes último de que no «abandonen» a los niños ese día ni ningún otro entre semana, sino que lo busquen sábados o domingos y los atenderá «con mucho gusto»,

SECTORES APOYAN

El empresario Juan Luis Bosch Gutiérrez, copresidente de la Corporación Multi Inversiones, declaró que la política es muy oportuna porque define cuál será el camino por seguir para los agentes económicos y externos del país.

Explicó que lograr un crecimiento del 6 por ciento del PIB es lo ideal para Guatemala, como lo señala la política.

Rodolfo Orozco, presidente de la Confederación de Cooperativas de Guatemala, dijo que el principal objetivo de esta política es lograr un desarrollo competitivo del área rural.

«Lo más importante es la voluntad política del Gobierno y el compromiso de todos los ministerior», enfatizó el cooperativista.

Andrés Castillo, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala, afirmó que los componentes están alineados para que cada uno de los ministerior pueda identificar los obstáculos y avanzar en la productividad y competitividad del país».

«El gran reto es darle seguimiento y que se pueda reducir la burocracia en el Estado, y que seamos más ágiles para pagar impuestos, para cerrar negocios, para sacar licencias de medioambiente, mejorar la educación y la infraestructura carretera, entre otras cosas», aseguró.

Juan Carlos Zapata, gerente de la Fundación para el Desarrollo, refirió que retomar la agenda de competitividad es fundamental para el país, ya que durante el último gobierno se quedó rezagado el tema.» (Fin del reportaje)

Mi opinión: podría decirse que esto es lo que se llama en inglés «wishful thinking», o sea lo equivalente a tener buenas intenciones, Pero no hay que olvidar que el camino al infierno está lleno de buenas intenciones, Esta «política» enunciada podría ser simplemente un proyecto a plantear en una campaña política. ¡Ojalá que ya esté en marcha el proyecto! Lo digo porque, en contrasentido a esta política que, al igual que a los empresarios que externaron sus opiniones, me parece a todas luces positiva y necesaria, el ministro de Relaciones Exteriores, doctor Harold Caballeros, tuvo la inconcebible ocurrencia de declarar a los medios de comunicación que «ya no es oportuno abrir relaciones diplomáticas con China continental». Aparentemente, lo que en su opinión le impide a Guatemala abrir sus relaciones diplomáticas con la China continental es que su economía ha crecido mucho y ya es demasiado grande. Lo cual, sinceramente, me pareció una gigantesca tontería. Para no calificarla de pendejada. Nunca había creído que el ex fundador y pastor evangélico de la iglesia Shadai estaba debidamente capacitado para desempeñar el delicado cargo que le asignó el Presidente Pérez Molina, probablemente como pago a una factura política por haber sido el único candidato presidencial que le dio su apoyo en la segunda vuelta electoral. Pero tampoco sospeché que tan pronto iba a demostrar su incompetencia.  Sin embargo, sin ánimo de ser irrepetuoso con él,  a tan corto plazo de haber asumido esa función estoy convencido de que no tiene lo que se necesita para ser un buen Canciller de la República. El simple hecho de afirmar que «ya no es tiempo de abrir relaciones diplomáticas con China» demuestra su ignorancia. Lamento decirlo, pero con esa actitud no va a contribuir al éxito del gobierno del general retirado Otto Pérez Molina, pero sí, por el contrario, podría contribuir a su fracaso y desprestigio. También esta mañana leí en la sección Editorial de Prensa Libre una interesante columna del analista Julio Ligorría Carballido en la cual se refiere al mismo tema que voy a reproducir a continuación:

Cancillería: Banana RepublicJulio Ligorría Carballido

Un poco más que asombrado leía la semana pasada una entrevista hecha por el diario elPeriódico al ministro de Relaciones Exteriores, Harold Caballeros, quien expresó algunos conceptos que me parecen no convenientes para Guatemala. Tan solo quiero pensar en lo que queda después de esa publicación a la luz de lo que creo, debería ser el trabajo del Gobierno -no solo el de Caballeros- en materia de diplomacia en un mundo como el actual. Mi atención se volcó al comentario del canciller cuando dice que ha pasado el momento para abrir relaciones diplomáticas con China Continental, y que en todo caso, le conviene más a Guatemala buscar la conexión con el gigante asiático vía Taiwán. Señaló Caballeros que dado el tamaño del mercado de China Continental, los países suelen participar en total desigualdad y poco o ningún beneficio pueden recoger en el intercambio político y comercial con esa nación. Con respeto, me permito señalar que desde esa óptica entonces no deberíamos tener relaciones con EE. UU., ni con la India, ni con Brasil, para citar tres ejemplos.

En estos tiempos, la diplomacia de todas las naciones democráticas y libres del mundo procura sumar relaciones comerciales abiertas con tantos países como sus intereses lo demanden. Negarse a intentarlo ha sido causa de aislamiento, y se considera que cuando algo así ocurre es cuando hay intereses políticos para hacer presión o daño. El caso de Cuba y Estados Unidos es un buen ejemplo, que ha sido validado por la estrategia diplomática de Venezuela con los mismos Estados Unidos y sus aliados. En otro sentido, el manejo que hacen otros países pequeños de sus relaciones con naciones grandes e influyentes también confirma —por contraste— y define otra realidad: mientras más aliados se tenga, mejor puede resultar la gestión internacional.

Por eso es que no me suena tan congruente con la diplomacia moderna la idea del canciller cuando expresa que “ha pasado el tiempo para abrir relaciones formales con China”. El mercado más grande del mundo es una oportunidad que no se tiene en este momento; pero además de eso, la situación actual entre Taiwán y Pekín es de gran cercanía entre ellos. Por lo tanto, si las declaraciones están sustentadas en la idea de no lastimar a uno de los aliados políticos tradicionales de Guatemala en los últimos años —Taiwán— el argumento está fuera de foco y lo está, porque si de deudas se trata en esa relación, Taiwán ha sido un buen amigo, pero Guatemala ha sido un excelente aliado. Pienso que los tiempos de república bananera donde se extendía la mano para la dádiva deben ser superados.

Como todos sabemos, nuestro país ocupa un puesto temporal en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde China es miembro permanente. Es mi humilde opinión que en todo caso el señor canciller debió haber evadido el tema, pues como decían nuestros abuelos “el mundo da vueltas” y es innecesario cerrar puertas.

Como toda nación chica, a veces se sufren traspiés por la dificultad de algunas personas al pensar en grande. Los tiempos indican que las naciones están conservando sus mercados y también se están abriendo a nuevos como China. Me pregunto ¿qué piensa el responsable constitucional de la política exterior de Guatemala? Creo que el Gobierno debería replantear el tema y revisar opciones para fortalecer la presencia de Guatemala en un mundo donde los chinos son y serán actores de primera línea.» (Fin de la columna)

Mi comentario: estoy totalmente de acuerdo con lo que dice en este artículo el analista Julio Ligorría Carballido, porque es lamentable que un Canciller de la República se comporte en esa forma tan torpe de cerrar las puertas a uno de los dos países más ricos del mundo. Sobre todo porque va en sentido contrario a lo que dijo ayer el Presidente Otto Pérez Molina. Al mismo tiempo, debo decir que la foto que Ligorría Carballido publica en su columna no está actualizada, sino ha de haber sido tomada hace varios años. Probablemente unos diez, si es que no más. No obstante, aprovecho la oportunidad para adelantar la información que se sometió a una cirugía en un centro especialista en Estados Unidos, donde le redujeron el tamaño de su estómago, después está siguiendo una dieta rigurosa, durante mucho tiempo no ha bebido ni una sóla bebida alcohólica, hace bastante ejercicio y, gracias a ello, ya ha logrado perder por lo menos 90 libras. Y dice que espera que va a poder rebajar otras 80 0 100 libras más. ¡Aleluya! ¡Me alegra por él porque estaba excesivamente gordo, lo cual pudo haberle afectado el corazón y producirle un infarto o causarle una diabates melitus! ¡Qué bueno que haya tenido la sensatez y la disciplina de decidirse a bajar de peso antes de que hubiese sido demasiado tarde! ¡Mis felicitaciones!

2) ¿Mala cirugía plástica?


En la primera plana de la edición impresa de Prensa Libre de esta mañana, al lado de una nota titulada BELLEZA, COLOR E INGENIO, que dice: «Desfile despliega por calles de Mazatenango la gracia y el encanto de edecanes y reinas que lucieron trajes de fantasía y bailaron al compás de las bandas escolares, las cuales fueron acompañadas por carrozas alusivas a la fiesta de carnaval», hay una fotografía a colores alusiva, en la que, como podrán ver, aparece en primer plano una bonita jovencita con un busto exagerado que, de acuerdo a la opinion de un especialista en la materia, obedece a una operación de cirugía plástica con una cápsula mamaria secundaria a los implantes. O sea que  el cirujano plástico que le puso los implantes exageró, lo cual podría causarle un sobrepeso que a la larga le será incómodo en la espalda y le perjudicará la columna vertebral. Me alegra que en Mazatenango celebren el Carnaval con alegres desfiles, aunque no sean precisamente como los desfiles que vimos en la televisión hace dos días desfilar en el Sambódromo de Río de Janeiro.