EL CASO DE SYLVIA GEREDA Y ELPERIÓDICO

Una de las noticias que causó más interés en la prensa de esta mañana fue que la periodista Sylvia Gereda Valenzuela renunció a su cargo de codirectora de elPeriódico. La primera reacción de los lectores fue lamentar que ese medio de comunicación vaya a perder la valiosa colaboración de una valiente periodista como ella, principalmente en la rama de investigación, que, además, es una columnista importante. En su habitual columna de hoy en dicho medio, Sylvia Gereda  publicó lo siguiente:

Baldizón, un hombre que arrebata todo
“El poder de Baldizón llega al extremo de comprar voluntades de jueces, auditores, empresarios y periodistas”, dice su primo el exalcalde Emilio Táger.
Sylvia Gereda Valenzuela
En esta última columna que escribo en elPeriódico, debido a que he decidido renunciar por la intromisión accionaria de Manuel Baldizón en este diario; publico la historia de una persecución judicial que Baldizón realizó contra su primo el exalcalde de Flores, Emilio Táger.
Una historia que ya no pudimos publicar con el equipo de investigación, pero que fue realizada por Gerson Gudiel, uno de los periodistas que hoy abandonan conmigo elPeriódico.
Táger cuenta que hasta el 2004, sus padres y los de Manuel Baldizón llevaban una relación cordial, hasta que el día en que el alcalde decidió intervenir en un conflicto con los vecinos para recuperar los llamados “terrenos de la discordia”, vendidos por Q14 mil 400 por el anterior edil, Eddy Amílcar Munguía Leiva, alcalde en el periodo 2000-2004 a la empresa Balvar, S.A., propiedad de Rosa María Vargas Morales, (esposa de Manuel Baldizón). En febrero de 2004, cuando apenas cumplía un mes en el cargo, un grupo de vecinos solicitó a Táger la recuperación de los terrenos propiedad de la comuna.
El 1 de marzo de ese año, Táger presentó un amparo ante el Juzgado  Primero del Ramo Civil, donde expuso la compra ilegal, en esos días el terreno había sido  nuevamente vendido por Balvar a Carlos Herlindo Solórzano, incurriendo en una nueva anomalía. Poco tiempo después, Solórzano “compra una de las fincas a la entidad Balvar, S.A. compareciendo con una cédula de vecindad inexistente”, y luego la finca es vendida al Consorcio de Desarrollo, S.A., vinculada a Manuel Baldizón. Sobre estas se edifican hoy día dos Centros Comerciales llamados Mundo Maya International Mall.
Según Táger, en 2004, cuando “Meme” (como le llama a Baldizón) fue electo diputado, llegó a Flores a ofrecerle apoyo para la adjudicación de obras y le pidió engavetar el caso de los terrenos. Se negó, lo que le valió que lo amenazara y le dijera que se atuviera a las consecuencias.
Las acciones no se hicieron esperar, “Vino un auditor de la Contraloría y nos imputó un caso de combustibles, se resolvió con contra revisión; sin embargo, la delegación no presentó la copia a tiempo, y fui denunciado por peculado, concusión y fraude”. En este caso, donde Baldizón actuó como querellante adhesivo, Táger fue juzgado solo por fraude, condenándolo a 24 meses conmutables pagando Q100 diarios.
Con el propósito de finiquitar el tema de los terrenos, el Concejo Municipal le autorizó a Táger negociar las dos propiedades para que Baldizón se quedara con una y le devolviera  la otra, “no aceptó nada y ofrece Q1 millón para hacer un parque, a lo que el Concejo no estuvo de acuerdo”.
En su afán, “Meme” se acercó a la familia Colmenares propietaria de  radios Petén y FM Maya, que acusaron a Táger de allanamiento e intento de amenaza al querer expropiar la isleta de Santa Bárbara.  Por la influencia que él ejercía sobre los jueces, “me enviaron a la cárcel, donde estuve tres días. Me condenaron a 18 meses conmutables y pagar Q100 diarios.  No conforme, Baldizón promovió para que José Rodolfo Guerra, propietario de la Constructora Petén, lo acusara de abuso de autoridad por no pagar trabajos efectuados por la anterior administración. A escasos ocho días de entregar el cargo, nuevamente fue detenido y llevado a la cárcel, donde la juez le dice que debido a que la deuda municipal es por Q800 mil no cabía la medida sustitutiva, y tuvo que pagar una fianza de Q1 millón. “No tenía ese dinero, lo presté”.
Según cuenta el exfuncionario, su situación se ha ido aclarando poco a poco, mientras que será hasta septiembre de 2012 cuando podrá recuperar sus derechos civiles que fueron suspendidos.
Sumada a la denuncia presentada por Emilio Táger para que se investigara la venta anómala de estos terrenos, se suman las de ciudadanos y estudiantes de la Universidad de San Carlos de Petén, quienes pidieron evitar la apropiación indebida de los terrenos y se investigara el daño que se le causaba al lago al rellenarlo. A ellos también los persiguieron y encarcelaron. Los documentos legales están a la vista y el testimonio puede escucharlo en la web de elPeriódico.
“El poder de Manuel Baldizón ha llegado al extremo de comprar voluntades de jueces, auditores, empresarios y hasta periodistas. Quien no le obedece, se encarga de perjudicarlo”, pidiendo su traslado, como ha pasado con algunos jueces, agregó Táger. Esta es una parte de la historia de Manuel Baldizón, de la que aún nadie se atreve a exponer y hablar. Ojalá y se conozca y que Dios ilumine a los guatemaltecos el próximo 6 de noviembre.

Pero, además, en su nuevo blog de Internet www.sylviagereda.com, publicó lo siguiente:

ESTA NOTA FUE CENSURADA HOY EN ELPERIODICO

La interferencia de Baldizón en elPeriódico me obliga cerrar un ciclo de vida
Decidí terminar esta etapa en elPeriodico, porque mis principios y valores no me permiten tener relación accionaria con un individuo de dudosa trayectoria como Manuel Baldizón y su familia, quienes adquirieron acciones de este medio a mis espaldas  Mas de 800 investigaciones publicadas todos los lunes y un equipo de investigacion honesto que hoy decide partir por sus principios, son el legado que dejo al periodismo.
Sylvia Gereda Valenzuela
Hace 15 años iniciamos un proyecto con quienes en aquel entonces eramos cuatro amigos que teníamos el sueño de construir una Guatemala sobre las bases del Estado de Derecho y la honestidad.
Fue con la mesa del pantry de mi madre que gentilmente me la prestó, porque no teníamos ni un céntimo para comprar un escritorios, que junto con José Rubén Zamora, Mario Fuentes y Julio Godoy Anleu fundamos la primera sala de redacción de elPeriódico en un diminuto apartamento vacío de zona 14. Unos bloques de papel en líneas y lapiceros hicieron el chance de computadora.
Nuestros primeros aliados fueron un grupo de periodistas que creyeron en nosotros sin tener una cuenta bancaria ni mucho menos un escritorio. Personas, a quienes siempre llevaré en mi corazón por haber confiando en mi.
Entonces, yo tenía 26 años esperaba a que naciera mi primera hija, Paulina. Mi único impulso para realizar el sueño de crear un periodico diferente, era la pasión que siempre me ha movido por el periodísmo y por utilizar mi voz, como un don que Dios me regaló para romper la cultura del silencio y hablar con la verdad.
elPeriódico nació hace 15 años, un día después que di a luz a mi hija. Junto a ella vino el primer ejemplar que llegó recien salido de una rotativa al hospital.
Con orgullo y la cabeza en alto puedo decir públicamente que fundé el primer equipo de investigación que ha existido en Guatemala, con el apoyo de mi entrañable amigo Julio Godoy, quien fue el primero en vender su participación accionaria en este medio, éste inició como una amalgama entre periodistas, detectives y procuradores notariales. Ese fue mi sueño al fundar elPeriódico y hoy puedo decir que me enorgullece haber realizado y dirigido más de 800 investigaciones periodisticas en 15 años.
Hoy, sin embargo, me veo en la necesidad imperiosa de cerrar este capitulo de mi vida y abandonar elPeriodico por mi propia voluntad, basada en los principios y valores que han regido mi vida.
En esta campaña electoral, he denunciado de frente los abusos de poder de los candidatos y también he descubierto un lado oscuro de Manuel Baldizón, candidato del partido LIDER donde varios individuos de su equipo de trabajo como el diputado Luis Enrique Mendoza Rodríguez fue interceptado durante un operativo antidrogas en Escuintla, donde se encontró una avioneta cargada de cocaína y armas.
Con mi equipo de Investigacion hemos publicado el abuso que ha cometido favoreciendo con más de Q. 151 millones a ONGS del Petén vinculadas con sus allegados, el ex candidato a diputado Carlos Kuylen e incluso constructoras vinculadas al crímen organizado.
Recientemente he condenado su alianza mafiosa de Baldizón con ex funcionarios del régimen Portillista, hoy miembros de la UCN , que buscan la impunidad y no extradicion del ex Presidente Alfonso Portillo. Asi como su alianza con Sandra Torres y funcionarios del régimen de la UNE implicados en corrupción.
Quizás, por estas investigaciones fue que desde el mes pasado recibí, a través de terceras personas, presuntas amenazas de Baldizón contra mi personas y otros colegas.
Debido a esta situación, opté por enviarle una carta para que me aclarara si sus amenazas rayaban en los límites de la animadversión que un periodista puede generar o en una amenaza de muerte.
Lejos de responder a mi pregunta, Baldizon me envio una misiva en un tono de burla y amenazas solapadas, donde de manera sarcástica me llama: “Querida Sylvita” y luego deja plasmado en tinta y papel que respeta la prensa. “En particular elPeriódico, pues es allí donde amigas como tú y amigos comunes han permitido que mi familia participe y colabore empresarialemente”. En la última línea escribe “Un abrazo cariñoso, aprecio y particular saludo a tu linda familia, recordándote que solo la familia unida salva Guatemala”.
Debo reconocer, que está misiva me dejó paralizada. Primero, porque jamás he invitado a Baldizón o su familia a participar como socio en el proyecto periodístico que fundé, ni jamás he sido su amiga, como él insinua en la carta; mucho menos Baldizón conoce a “mi linda familia”. Por lo que intuyo en esta estrofa una frase de amanaza velada.
A este político lo he visto tres veces en mi vida y, tal y como le exprese en mi misiva de respuesta, y luego personalmente, la última persona que yo tendría como socio es Manuel Baldizón, o su familia. Públicamente, aclaro que jamas he invitado a Baldizon o su familia a participar empresarialmente, pues nunca aceptaría aliarme con una persona que tiene vínculos con cuestionados grupos de la mafia. Mi posicion es muy clara, y por eso no tengo ningún problema en decirlo frontalmente, como me ha caracterizado en mis 18 años de carrera periodística.
En lo personal, niego categóricamente esta mentira de Baldizón, que seguramente la escribió para intimidarme creyendo que jamás haría pública esta misiva o quizás para acallarme. Por lo mismo, ya he enviado desde el día del percanse una denuncia confidencial ante la Relatora de la Libertad de Prensa en Washington con Catalina Botero; a la Procuradoría Adjunta de Derechos Humanos; a la agencia de Noticias Cerigua con su directora, a la Camara de periodismo de Guatemala, con Antonio Flores; así como a Reporteros Sin Fronteras de Francia y a otras entidades de prensa internacionales.
Ante todos ellos, expresé mi preocupación, no solo por la intromisión del candidato Baldizon, a mis espaldas en elPeriodico; sino tambien por su intento al tratar de insinuar que tenemos negocios en conjunto.
El pasado 30 de septiembre, un día después de que recibí la misiva, el Presidente de elPeriódico, José Rubén Zamora, confirmó en una nota de prensa que “en el caso de Baldizón quien compró la acción es su padre, Salvador Baldizón”, lo cual me confirmó que es verídico que el candidato Presidencial y diputado tiene participación accionaria en elPeriódico.
En mi caso, el solo hecho de que la familia Baldizón tenga participación accionaria, no importa si es pequeña o grande, me obliga a hacer público que por esta razón he decidido poner un fin y cerrar la página en este proyecto que fundé hace 15 años, pues mi moral y principios no me permiten guardar silencio ni, mucho menos, tener una relación empresarial con un político como Baldizón, vinculado a grupos de la mafia, que manejan cuotas de poder y tráfico de influencias desde la vida política y el Congreso.
Esta es mi moral, y estos son mis principios, que jamás pondré en juego por un puesto en una sala de redacción, ni, mucho menos, por dejar atrás un proyecto en el que contribuí a su creación o bien aferrarme a las bienes materiales.
Cierro este capitulo porque el único legado que quiero dejar a mis hijas y a las generaciones de jovenes que vienen detrás es mi nombre y el ejemplo de tener la certeza que, sin temor, podemos regirnos por nuestros principios, porque no hay nada que perder y sí mucho que ganar.
Los consejos de otro de los fundadores de elPeriodico, Mario Fuentes Destarac, sobre las implicaciones morales y legales que un político como Baldizon y su familia puede repercutir sobre nuestros principios periodísticos, ha sido una gran luz en la toma de ésta, particularmente porque ya no comparto la dirección que el medio que fundé ha tomado. Por ello, prefiero retirarme antes de contaminar mi alma.
En este contexto es que solicité a Jose Rubén Zamora escribir este artículo con la explicación de mi partida y debo reconocer que ha respetado el que hoy de a conocer mi postura.
Luego de mi decisión, los cuatro miembros de mi equipo de investigación tambien me informaron que parten de elPeriodico por oponerse a la intromisión de Baldizon en un medio y por no compartir los criterios del directorio.
Es indudable que el haber tenido que salir debido a la intromisión de un político en elPeriódico, es una voz de alerta sobre la fragilidad de las instituciones de prensa.
Por mi parte, solo puedo decir que me siento orgullosa de haber lidereado un equipo de periodistas honorables y que me libero de elPeriódico para entrar en uno de los períodos más creativos de mi vida, donde me verán con fuerza y luz seguir aportando lo mejor de mi don, que es el periodismo, y mi voz fuerte para Guatemala.
No dudo que toda esta experiencia acumulada será el principio de una época donde cultivaré muchos de los frutos que he cosechado en estos 15 años junto a esos amigos entrañables, y lectores que han creido en mi y mi equipo.
Aunque hoy se cierra un capitulo, estos 15 años de lucha han valido la pena para consolidar un país con una mejor prensa. Desde el año 1996 realizamos los trabajos más importantes que la prensa guatemalteca haya publicado, y muchos de los cuales han sido la base legal que el Ministerio Público ha utilizado para llevar a prisión a funcionarios públicos y criminales.
Mostramos el nombre y el rostro de militares implicados en el crímen organizado, como lo fue la “cofradía” de Manuel Antonio Callejas y Callejas. Seguimos durante meses los pasos de Alfredo Moreno, el máximo capo del contrabando.
Luego vino la llegada de Alfonso Portillo y su régimen de corrupción, donde nos enfrentamos a uno de los grupos más peligrosos de su banda militar: Jacobo Salán Sanchez, Napoleón Rojas y Byron Barrientos. Y luego los desfalcos del Contralor de Cuentas Marco Tulio Abadío. Todos fueron a prisión, luego que las investigaciones de nuestro equipo, que descubrió desfalcos de más de US $130 millones.
Luego, vino una época terrible donde fui amenazada con mi equipo tras descubrir una red de lavado de dinero que operaba a instancias de José Armando Llort Quiteño en el Crédito Hipotecario Nacional y que luego involucró a Portillo. Este es el único caso periodístico documentado por las cortes de Estados Unidos.
Y a vuelo de pájaro no puedo dejar de mencionar cómo nos enfrentamos a una primera dama todopoderosa como Sandra Torres, que malversó los recursos del programa social, e inclusive manipuló el Registro Nacional de Personas para ganar una campaña proselitista por la Presidencia que, al final fue detenida por las cortes.
Sin ningún temor me he enfrentado con mi equipo de investigadores, a Orlando Blanco, a Jairo Flores y a otros de los oscuros personajes que rodean a la ex Primera Dama.
El equipo de investigación, han sido un bastión para el país también toma la decisión de partir de elPeriódico debido a las mismas inquietudes que a mi me alejan. Marvin del Cid, Gerson Gudiel y Mario Alfaro y Juan Carlos Barillas son periodistas valientes y honestos de quienes me siento orgullosa de haber tenido como colegas. Estoy segura que seguirán brillando en sus nuevos proyectos de vida, que seguramente estaremos realizando juntos.

Nota secundaria: Nueva etapa, nuevos proyectos. A pesar de las adversidades, no me he detenido ni un momento. Seguiré trabajando por mi querida Guatemala. Tengo la bendición de tener una voz que se escucha con fuerza en canal Antigua, donde desde marzo de este año su Presidente me ha abierto amablemente un espacio para llevar cada domingo a las 8 pm el primer programa de investigación en la televisión guatemalteca, Informe Especial, donde continuaré llevando los mejores reportajes investigativos a todo el país.
Allí se concentrarán mis fuerzas y energías. Además, desde hace cinco años modero en uno de los tanques de pensamiento más importantes del mundo, como lo es el Aspen Institute, en Colorado, donde convergen personalidades que han guiado mi vida y mi compás moral. Allí, seguiré viajando frecuentemente para moderar los cursos de liderazgo para la red de Central American Leadership Initiative y la Aspen Global Leadership Network, que reune a más de 2,500 líderes jóvenes de todos los lugares del mundo. También tenemos un extraordinario proyecto con Vital Voices Guatemala, donde soy Vice Presidenta, y desde allí seguiremos empoderando y apoyando a las mujeres líderes en el área económica, político y social que están cambiando los destinos de este país. Mis cátedras universitarias y mi labor junto a los jóvenes seguirán. Y así entro en una nueva fase profesional, donde próximamente les estaré compartiendo varios nuevos proyectos, entre ellos uno muy ambicioso a nivel internacional para apoyar y dar una voz a las miles de mujeres agredidas y aquellas que han muerto a causa de la violencia.
Además, los proyectos por conseguir una prensa independiente seguirán naciendo. Hoy inaguro mi blog Sylvia Gereda Valenzuela, donde continuaré escribiendo mis columnas editoriales los jueves y sábados y donde lo invito a visitarme y continuar en contacto conmigo. http://sylviagereda.com/ También los invito a que me acompañen en Facebook y en twitter, donde siempre estaré conectada. Quiero dar las gracias a todos mis lectores que me han acompañado, a los anunciantes que han creído en mi y a los amigos que han caminado conmigo en este trayecto de vida. A ellos quiero decirles que entro en la mejor etapa de mi vida y que haré mi mejor contribución porque éste sea un país donde impere el respeto a la ley, los principios y valores y donde todos aprendamos a hablar de frenteno y tener miedo.
A quienes se consideran mis adversarios, porque no he guardado silencio ante sus abusos y corrupción, les digo con humildad que hoy más que nunca mi voz se escuchará fuerte. (Fin del artículo)

Mi comentario: He reproducido casi textualmente este primer artículo de Sylvia Gereda Velenzuela en su nuevo blog de Internet, aunque me he permitido hacer algunas correcciones a su sintaxis y a sus faltas de ortografía, puntuación y otros errores para que su lectura sea más comprensible. Mi propósito no ha sido precisamente servir de caja de resonancia a sus graves acusaciones contra el doctor Manuel Baldizón, ni a sus comentarios sobre el comportamiento público o íntimo del ingeniero José Rubén Zamora; ni mucho a menos a las razones de su renuncia de elPeriódico, en el que contribuyó a su fundación y durante 15 años fue, indiscutiblemente, una de sus más valiosas contribuyentes, particularmente en la rama de investigación. Lamento que la señora Sylvia Gereda Valenzuela de Torrebiarte haya tomado esa determinación porque de ahora en adelante harán falta sus valiosos y valientes aportes, en especial en el aspecto de investigación. En cuanto a ella, le deseo muchos éxitos en sus nuevas actividades en televisión por Canal Antigua, donde ya ha presentado varios programas que me han parecido sumamente interesantes y valientes. Le auguro un nuevo mundo en el que encontrará mejores espacios en su ya destacada carrera periodística. Ya verá que su blog en Internet le podrá dar mejores oportunidades de desarrollar su actividad periodística con más amplitud y sin tener que estar contando los caracteres de sus artículos ni soportando las censuras que le impongan por diferentes razones. Como, por ejemplo, de no escribir con tanta saña contra alguien que, como el candidato Baldizón, sea accionista del medio en el que se le ataca en forma tan dura por motivos de velados intereses o antipatías políticas. Porque si ella ha tomado la decisión de apoyar la candidatura del general retirado Otto Pérez Molina y de Roxana Baldetti, lo ético sería decirlo con absoluta franqueza, para no engañar a sus lectores haciéndoles creer que sus opiniones son imparciales. ¡Porque eso es un fraude a los lectores! ¡Y es contrario a la ética profesional! Conste que yo tampoco soy partidario de la candidatura presidencial del doctor Baldizón, pero en mis columnas he dicho con toda claridad que deseo que la elección del próximo domingo la ganen el general Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti. ¡Así de claro!

Sin embargo, debo decir que no creo que la verdadera razón de su renuncia de elPeriódico haya sido exclusivamente el hecho de que el candidato presidencial Manuel Baldizón se haya convertido en socio de la empresa de la cual ella también es accionista desde su fundación, porque supongo que debía de saberlo aún antes de que lo dijera recientemente Zamora; y creo que a ella no le compromete en ninguna forma quiénes son los demás accionistas. Cualquier persona tiene derecho a comprar acciones de una empresa como esa, sin que los demás accionistas pretendan que los demás accionistas sean químicamente puros. Por otra parte, ha trascendido que la verdad de lo ocurrido es que Zamora les había pedido al licenciado Mario Fuentes Destarac y a ella que le devolvieran las acciones que les había dado gratuitamente desde la fundación de elPeriódico, porque tenía que ir a una reunión de accionistas en Panamá que había convocado el grupo Soros, uno de los mayores accionistas, en vista de que el señor George Soros se va a retirar y dejará de participar en actividades en esta área. Pero tanto el licenciado Fuentes Destarac como ella se negaron a simplemente «devolver» las acciones, y le exigieron que las comprara a un precio demasiado elevado. Lo cual Zamora rehusó al principio, pero, aunque a regañadientes, terminó comprándoselas al precio que le exigieron. No me explico por qué Fuentes Destarac todavía no ha tenido los pantalones de renunciar, como lo hizo la Gereda, pero supongo que pronto lo hará. Por otra parte, desde hace algún tiempo era bien sabido que tanto ella como Fuentes Destarac forman parte de un equipo de asesores en la campaña del general Pérez Molina y, por consiguiente, es natural que se opongan a que Baldizón sea consocio de ellos. Creo sinceramente que esto es todo.

Termino este tema aclarando que no tengo ni la más mínima intención de volver a escribir en elPériódico como lo ha venido diciendo a varias personas el ingeniero José Rubén Zamora aduciendo que «ya no están más las dos personas que fueron quienes se oponían a que yo escribiera en ese medio. Ya he dicho varias veces que estoy feliz y satisfecho de escribir en este blog en el que tengo toda la libertad que necesito y por ningún motivo voy a exponerme a volver a soportar la censura o las críticas de la empresa por los temas que me venga en gana abordar. Me adelanto a decirlo para evitarle al ingeniero Zamora la molestia de tener que soportar que le diga personalmente que no acepto su reiterada solicitud de que vuelva a escribir mis columnas en ese medio. ¡No gracias!