Dos mensajes domingueros

Para poder ofrecerles hoy un mensaje optimista para ser feliz, encontré el YouTube que verán más abajo, el cual podrán abrir con sólo hacer click o pinchar sobre la flecha en el centro de la pantalla. Pero para beneficio de quienes no saben Inglés ni tienen la vista y la paciencia para tratar de leer el texto que está escrito debajo. No será necesario que se esfuercen en leer la letra que es demasiado pequeña y hay algunas palabras que no se ven con claridad, porque gracias a que Dios todavía me permite conservar la vista -y la paciencia- que son indispensables para leer por ustedes este mensaje, original del poeta brasileño Karin Izumi, voy a reproducirlo después de que oigan la música de la canción en el YouTube. Para ello he dedicado el tiempo y el trabajo necesarios para leer cuantas veces me ha sido indispensable para copiar el texto que ustedes podrán leer con comodidad mientras escuchan la música.
Imagen de previsualización de YouTube
El texto dice así:
Ser feliz
«Puedes tener defectos, vivir ansioso y estar irritado algunas veces, pero no olvides que tu vida es para ti el proyecto más importante, el único proyecto importante.
Sólo tú puedes lograr que sea un éxito y no un fracaso.
Hay muchas personas que te necesitan, te admiran y te quieren.
Es necesario que siempre recuerdes que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, ni caminos sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.
Ser feliz es encontrar fuerzas en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el miedo, amor en los desencuentros.
Ser feliz no es sólo complacerse en la sonrisa de un rostro amable, sino tembién saborear la tristeza del rechazo.
Ser feliz no es sólo celebrar el éxito embriagador, sino aprender la lección del fracaso amargo. No es sólo engreírse en la alegría de los aplausos, sino disfrutar la paz satisfecha del anonimato.
Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis.
Ser feliz no es una dádiva de la buena suerte, sino un logro de quien sabe adentrarse en su propio ser.
Ser feliz es dejar de ser la víctima de los problemas y tragedias y volverse protagonista de la propia historia. Es atravesar desiertos inmensos fuera de sí, mas ser capaz de encontrar un oasis en la intimidad de la propia persona.
Ser feliz es sentirse agradecido al despertar cada mañana por el milagro de la vida propia y de la de todos los seres humanos que encontramos cada día.
Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos. Es saber hablar de sí mismo. Es tener coraje para oír un ?NO?. Es tener seguridad para recibir una crítica, justa o injusta.
Ser feliz es besar a los hijos, mimar a los padres y disfrutar momentos gratos con los amigos, aunque ellos a veces nos hieren e incluso alguna vez nos traicionan?
Ser feliz es dejar vivir al niño libre, alegre, natural y espotáneo que vive dentro de cada uno de nosotros.
Ser feliz es tener la madurez para decir ?me equivoqué?, es tener la osadía para decir ?perdóname?, es tener la confianza para decir ?te necesito?, es tener el compromiso para decir ?te amo?.
Ser feliz es ver la vida como un jardín de hermosas oportunidades y no una selva de enmarañados problemas.
Ser feliz es gozar la alegría y el color de tus primaveras y también el silencio y la calma de tus inviernos.
Ser feliz es vivir apasionado por la vida y descubrir que la vida no es perfecta y, por ello, tenemos que cultivar, con fortaleza y tenacidad, la tolerancia. Por ello, porque la vida no es perfecta, ser feliz es aprovechar las pérdidas para recuperar con paciencia las ganancias; aprender de los errores para construir con serenidad la excelencia; enfrentar el dolor con entereza para lograr luego el culmen del placer, librar los obstáculos para ejercitar con habilidad la inteligencia.
¡Jamás desistas! ¡Nunca te declares vencido! ¡Jamás te alejes de las personas! Jamás pienses que no es posible ser feliz, pues la vida es un espectáculo maravilloso? un espectáculo maravilloso en el que tú eres, como ser único y especial, el protagonista y la estrella principal». (Fin de Ser feliz)
Segundo mensaje: Una pequeña reflexión
Le preguntaron a Dios ¿qué es lo que más te divierte de los hombres? y Él contestó sonriendo: «Que se aburren de ser niños por la prisa de crecer y luego suspiran por volver a ser niños…»
«Y que primero pierden la salud por hacer dinero y enseguida pierden el dinero por tratar de recuperar la salud…»
«Que por pensar ansiosamente en el futuro, descuidan el presente por lo cual no viven el presente… ni el futuro.»
«Que viven como si nunca fuesen a morir… y mueren como si nunca hubiesen vivido».
Deseo a todos ustedes un feliz domingo. Y hasta mañana, si Dios quiere.

Posted in Sin categoría