MISCELÁNEA

* Precios tope no
Los medios de comunicación del país publicaron que, como producto de su reciente reunión con unos elementos de la directiva del Comité Coordinador de Asociaciones Comerciales Industriales y Financieras (CACIF), el Presidente de la República expresó el propósito de fijar precios tope a unos productos del consumo popular. Sin embargo, un ministro que me merece confianza y estuvo presente en la reunión me ha asegurado que en ningún momento dijo el mandatario que iba a fijar precios tope. Lo cual es tranquilizante -me alegra decirlo-, porque, como ya es bien sabido, fijar precios tope a los productos de consumo equivale a desaparecerlos del mercado y, en consecuencia, encarecerlos aún más porque los acaparadores los esconden. Es indudable que la Economía de Mercado de oferta y la demanda sigue siendo la mejor fórmula a seguir.
Se debe tomar en consideración que hay muchas razones externas, ajenas al control del Gobierno, por las cuales se han venido incrementando en Guatemala los precios de muchos de los productos de consumo popular, entre ellos por el alza constante en el precio mundial del barril de petróleo, la recesión de la economía en los Estados Unidos y, sobre todo, el aumento en el número de consumidores internacionales, en especial en China y la India donde gracias al inconmensurable crecimiento de su economía hay muchísimos millones de nuevos consumidores. Mientras que, al mismo tiempo, en Guatemala ha disminuído enormemente la capacidad de compra del sector en situación de pobreza o de miseria.
Bien decían los griegos que el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra. Pretender resolver la situación de los consumidores más pobres de los productos de la llamada «canasta popular» con precios topes y subsidios es como si se creyese que se va a inventar el agua azucarada. Esa medida sería una utopía en la que no debemos caer. Sería estéril y estúpido volver a caer en ese error después de las experiencias que se han tenido cuando anteriormente se ha aplicado esa medida.
* México en serios problemas
Desde que el candidato del Partido de Acción Nacional (PAN), licenciado Felipe Calderón Hinojosa, actual gobernante, fue declarado triunfador en las últimas elecciones presidenciales que se celebraron en México, su principal rival, el controversial candidato del Partido Revolucionario Democrático (PRD), licenciado Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ex Jefe del Gobierno del Distrito Federal, declaró que se había producido un fraude porque realmente fue él quien ganó las elecciones, se autonombró ?legítimo presidente de México? y a partir de entonces se ha venido dedicando a hacer una «resistencia civil pacífica» acuerpado por un gran número de sus fanáticos seguidores de supuesta tendencia socialista o populista.
En esas elecciones, el PRD ganó varias curules tanto en el Congreso de la Unión como en el Senado de la República y, cada vez que ha habido alguna oportunidad, los disciplinados diputados y senadores de ese partido han participado en diferentes acciones de rechazo al presidente Calderón, a quien consideran y califican como un «usurpador», un gobernante ilegítimo.
Y en estos días, con el sensible tema del aumento en los precios internacionales del petróleo que en México fue expropiado a poderosas empresas extranjeras y nacionalizado por la Ley de Expropiación del 23 de noviembre de 1936 emitida durante el Gobierno del general izquierdista de corte nacionalista Lázaro Cárdenas del Río, quien ocupó la presidencia de la República durante el período de seis años comprendido de 1934 a 1940; y, aprovechando que la guerra mundial tenía muy ocupados a los países más poderosos cuyos intereses se verían perjudicados, expropió a 17 poderosas empresas extranjeras que fueron las siguientes: Compañía Mexicana de Petróleo El Águila, (London Trust Oil-Shell), Mexican Petroleum Company of California (ahora Chevron-Texaco la segunda empresa petrolera global) con sus tres subsidiarias: Huasteca Petroleum Company, Tamiahua Petroleum Company, Tuxpan Petroleum Company; Pierce Oil Company, subsidiaria de Standard Oil Company (ahora Exxon-Mobil, la más grande empresa petrolera mundial); Californian Standard Oil Co. de México; Compañía Petrolera Agwi, SA., Penn Mex Fuel Oil Company (ahora Penzoil); Stanford y Compañía Sucrs. Richmond Petroleum Company of Mexico , ahora (ARCO); Compañía Exploradora de Petróleo la Imperial SA., Compañía de Gas y Combustible Imperio y Empresas; Mexican Sinclair Petroleum Corporation, sigue siendo Sinclair Oil; Consolidated Oil Companies of Mexico SA, Sabalo Transportation Company; y, finalmente, la Mexican Gulf Petroleum Company (después llamada Gulf). Por esta valiente medida nacionalista, el Reino Unido rompió relaciones diplomáticas con México mientras que los Países Bajos y los Estados Unidos de América decretaron un embargo comercial contra México.
De no haber sido por la presión de la Segunda Guerra Mundial, probablemente Estados Unidos habría impedido la expropiación y nacionalización para proteger sus intereses. Pero con la guerra mundial en ciernes, el presidente Franklin Delano Roosevelt tuvo más interés en procurar la alianza estratégica con México, para mantener un bloque antifascista, que en proteger las compañías petroleras privadas. A causa del boicot, los únicos compradores de petróleo mexicano que habían eran Japón y Alemania. Sin embargo, a pesar de que la Anglo-Persian Oil Company (Hoy BP) no era una compañía privada, sino dependiente directa del almirantazgobritánico (British Admiral) y parte del poder mismo del Imperio Británico, en 1941 los Aliados levantaron su embargo sobre el petróleo mexicano debido a la armonía entre los presidentes Roosevelt y Cárdenas y a una fuerte escasez de este energético causada por la guerra.
El petróleo también fue el motivo por el cual México entró a la Segunda Guerra Mundial, ya que dos de sus principales barcos petroleros fueron hundidos por submarinos alemanes del Eje. Algunas versiones revisionistas de la historia sugieren que el buque petrolero «Potrero del Llano» fue realmente hundido por la marina estadounidense, como medida de presión para que México dejara de apoyar a Alemania y se uniera al bloque de países aliados que combatían al fascismo italiano y al nacismo alemán.
En el transcurso de las últimas semanas, AMLO ha venido incrementando su actividad de «resistencia civil pacífica» a la supuesta intención del gobierno de Calderón de privatizar a Pemex y para ello constantemente ha reunido a muchos miles de sus fanáticos seguidores en ?el Zócalo?, la histórica plaza más grande de la ciudad y del país, situada en el Centro Histórico, frente al Palacio Nacional, la Catedral y las oficinas del Gobierno del D.F., y en ocasiones también alrededor del monumento a La Revolución, como podrá comprobarse en la foto publicada por el diario La Jornada que reproduzco a continuación.

En esta oportunidad reunió a muchos miles de sus seguidores, opositores al Gobierno, para juramentarlos para constituirse en ?veladores? de que no vaya a ser privatizado el petróleo y la empresa nacional de Petróleos Mexicanos (Pemex). Mientras tanto los diputados y senadores del partido PRD han tomado ?pacíficamente? las tribunas de las juntas directivas del Congreso de la Unión y del Senado de la República, lo cual ha merecido el rechazo de los partidos PAN, actualmente en el poder, y Partido de la Revolución Institucional (PRI) y provocó los más grandes titulares de todos los medios de comunicación del país. Del periódico La Jornada, de innegable tendencia izquierdista, reproduzco algunas de las informaciones y fotografías que ha publicado durante los últimos días, para que e sopese hasta qué punto puede ser peligrosa para la seguridad y estabilidad del actual gobierno esta denominada ?resistencia civil pacífica?.

Decenas de miles de mujeres y hombres, fanáticos seguidores del incansable y obceado líder socialista Andrés Manuel López Obrador levantaron su mano izquierda para jurar que defenderán que se respete la nacionalización del petróleo que decretó el presidente Lázaro Cárdenas del Río por la Ley Expropiación de 1937 por medio del Artículo 27 de la Constitución Mexicana aplicados a las compañías petroleras el 18 de marzo de 1938.

Momento en el que AMLO juramentó a muchos miles de sus fanáticos seguidores para que luchen para que se resguarde la nacionalización del petróleo mexicano y no se privatizará la compañía Pemex. En esta forma, 19 mil «brigadistas» se sumaron a 10 mil «Adelitas» en el Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo. Foto La Jornada.
AMLO tomó protesta en el Monumento a la Revolución a 38 brigadas ?cada una integrada por 500 personas? que participarán en las acciones en defensa del petróleo. El político tabasqueño dijo que el movimiento va a actuar «de manera ejemplar, sin caer en la violencia».
Esto fue lo que publicó anteayer el diario izquierdista La Jornada
El titular de primera plana de ese día fue:
AMLO: hoy podría iniciar la resistencia
Con gran cinismo se quiere engañar a la gente diciendo que «no es privatización»
«Calderón incurre en una violación flagrante al artículo 27 constitucional».
Espera la respuesta del Senado a solicitud del Frente Amplio.
Si no hay debate iniciará hoy la resistencia, anuncia AMLO
AMLO pide a brigadistas no enfrentar a la policía ni dejarse intimidar.
Andrés Manuel López Obrador anunció que la resistencia civil para impedir la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex) podría empezar este jueves; esto dependerá de la respuesta que obtengan en la sesión ordinaria de hoy los senadores del Frente Amplio Progresista (FAP), que presentarán una moción para iniciar el debate nacional sobre la situación de la industria petrolera, antes de que la iniciativa de Felipe Calderón se discuta en comisiones.
?Vamos a la resistencia civil?, afirmó ayer en el Monumento de la Revolución, donde dijo que los senadores de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia le pidieron esperar a presentar su planteamiento. ?De ello dependerá el inicio de la resistencia?, explicó.
La propuesta que se entregará hoy a PAN y PRI en el Senado fue redactada anoche en reunión de los coordinadores del FAP, Gonzalo Yáñez, Dante Delgado y Carlos Navarrete, en la sede del ?gobierno legítimo?.
Además de las acciones de las brigadas civiles en defensa del petróleo, López Obrador convocó para el domingo a las 11 horas a asamblea informativa en el Zócalo capitalino. ?Debemos tener mucha comunicación. No es fácil comunicarnos, y qué mejor que en la plaza?, expresó.
La tarde de ayer el ?presidente legítimo? tomó protesta a 19 mil brigadistas que integran 38 grupos de 500 personas cada uno, que se suman a las 10 mil mujeres que en la misma explanada dijeron estar dispuestas a defender el petróleo el domingo pasado.
En su mensaje, López Obrador aclaró que el movimiento para impedir la apertura de Pemex a trasnacionales y a inversionistas privados mexicanos no es enfrentar a las brigadistas con las mujeres policías. ?No, esto no es así. Esto es un asunto político, no policiaco. No queremos la violencia, que no se desborde el movimiento, y vamos a actuar de manera ejemplar?, expuso.
Solicitó a los brigadistas tener cuidado para ?no caer en la trampa de la violencia?, actuar con disciplina y no dar entrada a provocadores, pero también a no dejarse intimidar por la fuerza policiaca que despliegue el gobierno.
Porque, alertó, es posible que traten de infiltrarse ?radicales con camiseta de brigadista que buscarán la provocación. Éste es un movimiento muy importante y no lo vamos a descalificar?. Incluso recomendó que si en las acciones de resistencia civil ?alguien está caliente, ayuden a que lo serenemos. Aquí tenemos el corazón caliente y la cabeza fría?.
La defensa del petróleo, agregó, ?no se resolverá enfrentándonos a policías y a soldados. Vamos a resolver esto de acuerdo con lo que convenga el movimiento, que es exactamente la resistencia civil pacífica?.
Se viola el 27 constitucional
López Obrador sostuvo que no se acepta el paquete de iniciativas enviado ayer por Calderón al Senado, no sólo porque implicaría un retroceso histórico a los tiempos del porfiriato, sino porque el proyecto forma parte de la agenda de los organismos financieros internacionales para privatizar la paraestatal.
?Con un cinismo que no tiene igual, se quiere engañar a la gente diciendo ?no, no es privatización?. ¡Cómo no va a ser privatización si es una violación flagrante al artículo 27 constitucional! Desde ayer, el usurpador Felipe Calderón intenta violar la Constitución. ¡Cómo no va a ser privatización si quieren que Pemex sólo aporte materia prima! Claro que sí es privatización, porque quieren entregar parte de la renta petrolera?, insistió.
Antes de tomar protesta a las 38 brigadas ?entre ellas resalta la conocida como «los Adelitos»?, López Obrador sugirió cambiar de nombre a la denominada «Andrés Manuel» por Trabajadores petroleros de 1938.
Víctor Hugo Lobo, coordinador de una brigada, resaltó que los ciudadanos están listos para defender el patrimonio nacional. ?Pemex ya se pagó con las gallinas y las joyas de nuestros abuelos, y es nuestro?, expresó.
Ricardo Ruiz, quien fue presentado como vocero de las brigadas civiles, resaltó que no existe duda alguna sobre el proyecto privatizador. ?La forma de plantear la reforma, como la autonomía de gestión y las alianzas, es para vender a Pemex, pero aquí estamos de pie miles de mexicanos para defenderlo. Y habrá señales muy pronto?, afirmó.
Por la mañana, después de reunirse con diputados del Frente Amplio Progresista, López Obrador afirmó que lo importante es la unidad de todos los diputados, y consideró ?una burla? la propuesta calderonista de los bonos de 100 pesos.
?Se quiere engañar. Y hasta dan risa los bonos de 100 pesos, y que además él (Calderón) se encarga de que no los acaparen. ¡Por favor! Eso no es serio. Además no debe estar mintiendo, diciendo que no se privatiza el petróleo, cuando en el artículo 27 (constitucional) se establece que no se pueden entregar concesiones ni se pueden entregar contratos, que la explotación del petróleo es de dominio de la nación en exclusiva?, afirmó.
Por el contrario, agregó, en la iniciativa de reforma a la ley reglamentaria del artículo 27 constitucional se propone permitir a particulares, mediante contratos de obras y servicios, que participen en exploración, en producción, en refinación, en todo. ?O sea, es totalmente mentiroso.?
No sólo eso, indicó: el proyecto plantea modificar 15 artículos de la citada legislación; es decir, que ?será una ley nueva, contra la letra y el espíritu del artículo 27 constitucional?.
También planteó que debe haber apertura de los medios de comunicación para debatir el tema, pues cuestionó que la noche del martes Televisa sólo le concedió ?un tiempecito? y, en cambio, transmitió íntegro el mensaje de Felipe Calderón. Lo mismo, refirió, hizo Tv Azteca, como parte de la cadena nacional para difusión de las declaraciones del Ejecutivo.
?Estamos hablando del petróleo, de que se quiere robar la renta petrolera. Éste es un asunto muy serio y los medios tienen que dar espacios a todos para que haya expresiones diversas. En la mañana (de ayer) en Televisa estuvo la secretaria de Energía (Georgina Kessel), y en Tv Azteca (Jesús) Reyes Heroles. En las dos teleras nada más la opinión oficial?, lamentó.
El coordinador de los diputados federales de Convergencia, Alejandro Chanona, refirió que asistieron aproximadamente 90 diputados del FAP al encuentro con López Obrador ?al que no se presentó la perredista Ruth Zavaleta Salgado? y anticipó que si no se da el debate nacional sobre la industria petrolera nacional se iniciaría la resistencia civil, con acciones concertadas y de manera simultánea dentro y fuera de las dos cámaras del Congreso.
Aseguró que ya existe un plan específico y, sin adelantar detalles, dijo que para iniciar la resistencia hay comunicación permanente entre los tres coordinadores.
El perredista Javier González Garza confirmó el acuerdo y dijo que no se admitirá una ?acción privatizadora, encubierta o no?.
* Visita oficial del presidente Correa
Mientras todo esto se sucede, se encuentra en México, en visita de Estado, el presidente socialista de la República de Ecuador Rafael Correa y en el discurso que pronunció en el patio del Palacio Nacional, dirigiéndose a su anfitrión, el presidente Felipe Calderón, dijo: «Usted y yo tenemos mucho en común, la misma edad y la misma afición por el ciclismo y la guitarra, pero nos separa su resistencia al Socialismo, por lo cual lo invito a que se una a nosotros. ¡Venga!»
Aunque la inmensa mayoría de los mexicanos considera que todas estas actividades no ponen en peligro en lo más mínimo ni la institucionalidad gubernamental ni la paz en el país, creo que al final de cuentas podría llegar a ocasionar graves problemas de insospechadas consecuencias.
Habrá que seguir con mucha atención los siguientes acontecimientos que se sucederán en el vecino país.

Posted in Sin categoría