MISCELÁNEA

* El asesinato de Víctor Rivera
Ha conmovido al país la noticia del sorpresivo asesinato del experimentado ex asesor del ministerio de Gobernación Víctor Rivera Azuaje, que tuvo lugar a la media de la noche del lunes pasado, mientras se conducía en su automóvil por el bulevar Vista Hermosa, en compañía de la señorita María del Rosario Melgar Martínez, a quien afortunadamente los médicos pudieron salvar la vida porque solamente recibió un balazo en el brazo izquierdo que le interesó el pulmón y provocó una hemorragia interna que pudo ser controlada a tiempo.
El señor Rivera, ampliamente conocido como ?el comisario?, había nacido en Venezuela, y ya se había nacionalizado guatemalteco porque tenía 13 años de vivir en Guatemala y estaba decidido a quedarse a vivir entre nosotros el resto de su vida. Era experto en investigaciones policiales con especialidad en secuestros. Primero había venido a El Salvador contratado por dirigentes del sector privado que por entonces estaban sufriendo constantes secuestros. A pesar de que había logrado tener éxito en muchas de sus actividades, algunas de éstas fueron seriamente cuestionadas y se le hizo allá un ambiente inhóspito. Aprovechando esta situación, fue traído a Guatemala por prominentes elementos del sector privado que en esos días también estaban pasando por las mismas circunstancias. Aquí tomó parte activa en el rescate con vida de numerosas personas en más de mil secuestros, por lo cual se hizo acreedor al reconocimiento y a la gratitud de muchos. Aunque también fue muy criticado por otras personas que estaban en desacuerdo con algunas de sus actividades para desarticular las bandas de secuestradores. Asimismo, se decía que estaba involucrado en la llamada ?limpieza social? que se sospecha que se ha venido desarrollando impunemente en Guatemala como respuesta a la incontrolable criminalidad y delincuencia que sufre el país. Pero esto nunca se ha podido comprobar.
Yo fui uno de quienes le criticamos en su oportunidad. Lo hice en las columnas que publicaba en un diario local, por informaciones que me proporcionó una de las personas que, obviamente, estaban en desacuerdo con su metodología operacional. Sobre todo porque se decía que Rivera no reportaba al ministro todas las actividades en las que se involucraba y atendía por su cuenta casos particulares.
Sin embargo, pocos días más tarde él me llamó por teléfono y me solicitó que le recibiera en mi casa durante unos minutos para explicarme algunos de los motivos de mis críticas. Y el día que le recibí llegó solo, sin ningún guardaespaldas, y se comportó con suma cordialidad para explicarme con mucha paciencia sus razones para haber actuado como lo hizo, sobre todo en ciertos casos en los que entró en conflicto personal con algunos influyentes en la política. Para ser sincero, me causó muy buena impresión.
Algún tiempo después me llamó otra vez para decirme que quería volver a visitarme y, de nuevo, lo hizo sin guardaespaldas. En esta última oportunidad me dijo que creía que ya tenía localizadas a tres bandas de secuestradores de alta peligrosidad, y que la más importante de ellas estaba siendo dirigida por Rigoberto Morales (alias «Rigorrico»), actualmente en la cárcel preventiva de la zona 18, y dos de sus hermanos, Edín y Fernando, que están el primero en las cárcel de alta seguridad denominada «El Infiernito» en Escuintla, y el segundo en la cárcel de Cantel, en Quetzaltenango; pero también me adelantó que creía que a pesar de ello el gobierno no iba a renovarle su contrato porque había tenido varios roces con el titular de la SAES y otros elementos muy cercanos al actual Presidente de la República. Pero agregó que eso no le preocupaba mucho porque tenía la conciencia tranquila.
En días recién pasados, el gobierno de Álvaro Colom tomó la aparentemente sorpresiva decisión de no prorrogar más su contrato de asesor del ministerio de Gobernación; y, evidentemente, quedó totalmente desprotegido a pesar de saberse muy bien que corría grave peligro de muerte como consecuencia de sus actividades contra la criminalidad y la delincuencia. Sobre todo porque se creía que, efectivamente, ya había logrado identificar y localizar a tres bandas altamente peligrosas de secuestradores que podrían tratar de eliminarlo.
Para muchos entendidos en la materia es inexplicable e inexcusable que una persona con sus conocimientos, su esperiencia y en sus circunstancias haya permanecido tranquilamente en Guatemala en vez de haberse marchado al extranjero por lo menos durante un tiempo, y que al quedarse no haya tenido la protección de un cuerpo de seguridad. Pero él decía que andar con guardaespaldas llama más la atención que andar sin ellos.
El crimen mereció que la guapa y valiente diputada Roxana Baldetti, jefa de la bancada en el Congreso del Partido Patriota (PP), haya declarado que es inconcebible que una persona tan versada en seguridad no hubiese tomado las debidas precauciones, y que este es un caso más que da validez a la expresión ?candil de la calle y oscuridad de su casa?.
Como es natural, han sido numerosas las manifestaciones de duelo y consternación, tanto públicas como privadas, que ha causado su asesinato, sobre todo de parte de las personas que le estaban agradecidas porque ellas directamente habían sido favorecidas con las investigaciones del ?comisario?, o por ser parientes o amigos de quienes gracias a él fueron rescatados con vida. Por otra parte, es comprensible también que guarden silencio quienes antes le criticaron y estuvieron en desacuerdo con sus actividades, ya sea para no echar vinagre en las heridas abiertas o porque, como se dice popularmente, ?no hay novia fea ni muerto malo?.
Pero ha sido unánime la crítica que se hace al gobierno por la forma como fue repentinamente despedido sin protección, especialmente por la influencia que se cree que ejerce sobre el presidente el señor Carlos Quintanilla, a cargo de la Secretaría de Asuntos Administrativos y Seguridad (SAAS).
En base a estas dramáticas circunstancias, la siempre activa diputada Nineth Montenegro, máxima dirigente del partido Encuentro por Guatemala, declaró que el culpable es el gobierno por no haberle dado la debida protección.
Algunas honorables personas que han estado ligadas al ministerio de Gobernación, como la señora Adela de Torrebiarte y Carlos Vielmann Montes, han expresado por diversos medios su profundo pesar y alto reconocimiento en lo personal y por la labor que realizó Víctor Rivera cuando ellos estuvieron a cargo de ese ministerio.
El gobierno ya anunció que para sustituirle como asesor del ministerio de Gobernación ha sido nombrado el «experto en criminología» Gilberto Alfredo Ruano Tejada, de 42 años de edad, allegado al jefe de la SAAS, Carlos Quintanilla, ex especialista del ex Estado Mayor Presidencial (EMP) de 1987 a 1994, bajo las órdenes de los generales actualmente retirados Edgar Godoy Gaitán, Francisco Ortega Menaldo y Otto Pérez Molina, sucesivamente, durante tres gobiernos consecutivos, gerente de una empresa de seguridad privada y licenciado en Información y Administración de Negocios por la Universidad Galileo.
Por cierto que cuando el presidente Colom anunció su designación se equivocó de nombre porque dijo que es Alejandro en vez de Gilberto Alfredo. Pero eso no fue más que pecatta minuta, sólo un lapsus.
No es mi papel especular de dónde pudo haber venido la orden a los sicarios para asesinar a este controvertido «comisario», pero cabe suponer que el Ministerio Público (MP) ya está haciendo todas las investigaciones del caso para esclarecerlo lo más pronto posible y no quede en la impunidad como tantos otros.
En todo caso, por este medio presento mi respetuoso pésame a sus deudos y al gran número de personas que en diferentes circunstancias fueron favorecidas por sus investigaciones y actividades. ¡Que en paz descanse!
* ¡Ya apareció el peine!
El Presidente de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros y su comitiva, volaron en el transcurso del mes de marzo a la República Dominicana para asistir a la Cumbre de los presidentes de los países firmantes del Tratado de Río, convocada por la Organización de los Estados Americanos (OEA) en un avión jet propiedad de la empresa Disagro, del multimillonario empresario agrícola, industrial y comercial Roberto (?Robby?) Dalton, pero entonces se dijo que éste lo había ?prestado desinteresadamente?, sin tomar en consideración que el gobierno tiene muchos negocios con esa empresa agrícola. Parece ser que nuestro mandatario nunca ha oído la expresión estadounidense There is no free lunch («No hay almuerzo gratis»).
A la Reunión del Gabinete Económico que tuvo lugar ayer por la tarde en Casa Presidencial asistió el empresario ?Bobby? Dalton, invitado especialmente por el Presidente Colom Caballeros y se dice que va a coordinar el Programa Nacional de Desarrollo Rural. Así como no hay almuerzo gratis… tampoco hay avión gratis.
* Un bello país telúrico

Al territorio nacional lo cruza una línea de volcanes
Las personas que están excesivamente alarmadas por los constantes temblores de tierra que se han venido produciendo, la mayoría de ellos apenas perceptibles, deben recordar que Guatemala es un país telúrico por excelencia, en el que abundan los volcanes temporalmente en extinción, pero en cualquier momento pueden volver a la actividad. Y también es conveniente estar bien informados de los numerosos terribles desastres naturales que se han venido repitiendo en diferentes partes de nuestro planeta para tomar las debidas precauciones… hasta donde esto pueda ser posible. De todas maneras, en un país como el nuestro, entre dos mares y lleno de volcanes, y bajo las circunstancias por las que estamos atravesando con el narcotráfico, la criminalidad y la delincuencia común, más nos vale estar preparados para emprender en cualquier momento el último viaje, porque está visto que cualquier cosa puede sucedernos cuando menos lo esperemos y pensemos. Por lo cual es muy aconsejable tener la conciencia tranquila para no correr el riesgo de tener que irnos al más allá en el momento menos pensado y con todo tipo de remordimientos. No es que quiera alarmarlos en vano, pero es bueno que todos estemos preparados… ¡no vaya a ser!
* ¿De dónde sacaron la palabra?
Que perdonen mi curiosidad, o mi ignorancia, pero ¿de dónde han sacado el término «femicidio»? Porque no se encuentra en el Diccionario de la Academia de la Lengua Española.
Por otra parte, felicito a las diputadas que lucharon a brazo partido en el pleno del Congreso cotra los machistas para que fuese aprobada la Ley contra el «femicidio»… ¿Equivale esto a decir que de ahora en adelante está terminantemente prohibido y es ilegal hacer actos violentos contra las mujeres? ¡Qué bueno! ¿Acaso antes no fue un delito? Salió muy chula en los noticiarios de televisión, con su bonito vestido verde esperanza, la todavía atractiva diputada Zury Ríos de Weller, comentando orgullosamente el merecido triunfo de las «féminas» contra los machistas. Pero, ¿por qué habla tan rápido? Además, ¿por qué ya no se dice mujeres?

Posted in Sin categoría