Entre gitanos no se lee la mano


Para agrandar la foto:
[url]http://jorgepalmieri.com/files/images/gloriatorres.jpg[/url]

En la página 17 del diario Prensa Libre del domingo pasado salió publicada en la sección Vitrina Semanal como ?La foto de la semana? esta fotografía de la reportera gráfica María Fleishmann, la cual me permito reproducir, en la que vemos a Gloria Torres Casanova, la poderosa cuñada del presidente de la República –quien, por cierto, cada día se parece más a su hermana Sandra, la ?primera dama del país?–, cuando charlaba alegremente con Mario Estrada, ex candidato presidencial del partido Unión del Cambio Nacionalista (UCN), que acuñó aquella pegajosa cancioncita que decía «No te preocupes mi vida», durante la visita que Colom y su comitiva hicieron a Jalapa el fin de la semana pasada, mientras por atrás escucha atentamente la conversación el periodista Juan Luis Font, co-director de elperiódico, quien, obviamente, se encuentra ahí por haber sido cordialmente invitado a acompañar al presidente de la República en esa visita de trabajo. Y es absurdo sospechar que por ella el comunicador va a perder su libertad, independencia y objetividad para señalar los errores del gobernante y de su equipo de gobierno cuantas veces sea necesario. El sólo hecho de pensarlo es ofensivo para un profesional del periodismo como Font.
Como se podrá comprender, absolutamente nada de particular tiene que un destacado periodista como es Font haya sido invitado por el presidente de la República para acompañarle en su breve visita de trabajo a Jalapa. Sin embargo, el pie de foto termina con esta tendenciosa pregunta, que insinúa algo indebido: «¿Qué hacía él (Font) entre la plana mayor??, lo cual entre colegas periodistas es juego sucio.
Hay un viejo refrán español que dice: ?Entre gitanos no se lee la mano?, o «no se leen las cartas», que se emplea para decir que entre colegas no se deben hacer esas cosas que aparentan ser parte de juego sucio.
Sospecho que la maliciosa insinuación de esa sección de Prensa Libre pueda ser una especie de «venganza» o algo así de parte del autor por la sección dominical de chismes titulada El Peladero que publica Font en elperiódico, en la cual pone en solfa a muchos de los personajes públicos.
Por otra parte, considero que es un dato superfluo, que no viene al caso, afirmar que «la cuñada del mandatario ha pasado varias veces por el quirófano, en busca de afinar su imagen», con el evidente proposito de dar a entender que se ha hecho varias operaciones de cirugía estética. Así como también se agregó que «no olvida una lección que toda mujer debe tener presente; para un botón de blusa rebelde», solamente porque se puede ver que la influyente cuñada del mandatario tiene un ganchito en la blusa que, evidentemente, no le aguantó porque la blusa le aprieta demasiado en el vientre, probablemente debido a una pequeña lonja o lipodistrofia que no pudo destruir la liposucción o se formó posteriormente. Lo cual tampoco viene al caso, ni tiene nada de perticular, porque eso mismo puede sucederle a cualquiera hasta en las mejores familias.
Viaje a Brasil
El presidente de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, líder máximo del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), acompañado de su esposa, la «primera dama» Sandra Torres Casanova, y de una numerosa comitiva integrada por altos funcionarios públicos, emprendieron esta mañana el vuelo rumbo a Brasil, donde primero visitarán Río de Janeiro y después Brasilia, la ciudad capital que se comenzó a construír en el corazón de la selva, en el interior del país, a la medida de los requerimientos y las necesidades de las instalaciones gubernamentales por el gobierno del presidente de orientación comunista Juscelino Kubitschek.
Brasilia fue construida con el fin de que fuese la nueva capital de Brasil. La idea era transferir la capital federal ubicada en la costa al interior del país. Brasil tenía previamente dos capitales: Río de Janeiro y Salvador de Bahía. Y al trasladar la capital al interior del país, el gobierno pretendía ayudar a poblar aquella zona deshabitada. Gente de toda la nación, especialmente de la región nordeste de Brasil, fue contratada para la construcción de la ciudad. Brasilia se conoce internacionalmente por haber aplicado los principios establecidos en la Carta de Atenas de 1933.
Historia de Brasilia
El primer paso para la construcción de la nueva capital en el interior del país fue la selección de la ubicación de la ciudad en la primera Constitución republicana de 1891 en el siglo XIX, pero no fue fue inaugurada sino hasta el 21 de abril de 1960, tras 41 meses de trabajo, que fue iniciado en 1956, en gran parte gracias al apoyo otorgado por el presidente Juscelino Kubitschek. A partir de esta fecha se inició la transferencia de los principales órganos del gobierno federal a la nueva capital con el cambio de las sedes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial Federal. El ingeniero Lucio Costa ganó el concurso y fue el principal urbanista de la ciudad. El mundialmente famoso y genial arquitecto Oscar Niemeyer, amigo cercano de Lucio, fue el principal arquitecto de la mayoría de los edificios públicos y Roberto Burle Marx fue el diseñador de paisaje.
Dos de los principales objetivos fueron, por un lado impulsar la colonización del interior del país y, por el otro lado, dotar a la nación de una capital y sede de gobierno central totalmente nuevos, construída a la medida de las necesidades del gobierno, para terminar con la disputa que existía entre las grandes ciudades costeras Río de Janeiro y São Paulo, cada una de las cuales buscaba para sí un mayor papel político en el país, a pesar de que Río de Janeiro era la capital oficial desde 1763.
El presidente Kubitschek, de orientación política comunista, conformó un equipo de profesionales de su misma tendencia ideológica. Así el grupo de creativos intentó desarrollar un modelo de ciudad «utópica» donde se pretendía eliminar las clases sociales; por esta razón, la ciudad también es conocida como «Capital de la Esperanza», título que le fue otorgado por el gran escritor francés André Malraux, ex ministro de Cultura del gobierno del general Charles DeGaulle. Aunque en la actualidad dicho objetivo no se ha cumplido, durante la construcción de la ciudad fue una realidad, ya que obreros y funcionarios compartían los improvisados campamentos y las comidas.
Con la toma de poder en Brasil de parte de los militares, en la década de 1960, Brasilia siguió siendo la capital del país a pesar del desprecio que la nueva administración castrense mostraba hacia todo el legado comunista de los gobiernos anteriores.
Proyectada inicialmente para albergar a alrededor de 500,000 habitantes, la ciudad tiene actualmente más de 600,000 en el «Plano Piloto» y más de 1.400,000 en los barrios que dependen del centro, y lo que fuera la utopía de una ciudad «perfecta» actualmente enfrenta los problemas de cualquier otra gran ciudad. Se le critica el hecho de ser una ciudad que privilegia a los vehículos y que no está hecha a escala humana.
Brasilia comparte con ciudades como San Petersburgo, Washington D.C., Canberra, Río de La Plata, Chandigarh o Putrajaya la particularidad de haber sido construida de la nada, habiéndose convertido rápidamente en una gran ciudad.
La capital brasileña es la única ciudad del mundo construida en el siglo XX a la cual se adjudicó en 1987 el rango de «Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la UNESCO», el organismo cultural especializado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Propósitos del viaje
Aunque el presidente Colom y su comitiva permanecerán en Brasil solamente tres días, a partir de esta noche, en la agenda de trabajo hay dos reuniones con el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, ampliamente conocido simplemente como «Lula», y hay razones para sospechar que van a abordar el tema de los combustibles, para lo cual forma parte de la comitiva el ingeniero Carlos Meany Valerio, ministro de Energía y Minas. Se dice también que el presidente Colom va a adquirir allá tres aviones Tucam y varias lanchas rápidas para la adecuada movilización de las autoridades que combaten el trasiego del narcotráfico. Según tengo entendido, estos vehículos van ser donados a Guatemala por el gobierno de Estados Unidos de América, con lo cual el embajador James Derham cerrará con broche de oro sus exitosas actividades porque su gestión diplomática concluirá el próximo mes de julio y es probable que pasará a situación de retiro. Desde ahora le comenzamos a desear un buen viaje y muchas felicidades durante el resto de su vida.

Posted in Sin categoría