MISCELÁNEA DEL 14/09/14

1.- También hay motivos de orgullo nacional

Es triste, vergonzoso y deprimente que los guatemaltecos tengamos muchas razones para sentirnos avergonzados por ciertas cosas que han venido sucediéndose en nuestra sufrida patria a través de la Historia, y actualmente por la ignorancia, incapacidad y torpeza de nuestras autoridades y la incontrolable corrupción que existe impunemente en las altas esferas del Gobierno de la República. Pero de vez en cuando también tenemos buenos motivos para sentirnos orgullosos de nuestros valores. El sábado pasado, el cantante operático guatemalteco Mario Chang participó en el vigésimo segundo concurso anual de “Operalia”, creado por el mundialmente famoso tenor hispano-mexicano Plácido Domingo, el cual tuvo lugar en Los Angeles, California.

“Es extraordinario, si examináis durante los últimos 21 años a los cantantes que han surgido de Operalia y observáis los programas de todos los teatros de hoy en día, os encontraréis que hay una gran mayoría de cantantes de Operalia y eso te llena de una satisfacción grandísima”, dijo Plácido Domingo cuando presentó a los finalistas dr esta competencia. Y se manifestó orhulloso de que en los principales programas operáticos del mundo están los nombres de varios de quienes han sido ganadores de “Operalia”, dijo orgullosamente Plácido Domingo.

“Es un merecido triunfo para Mario, pero también es un logro para Guatemala, ya que se pone al país en el mapa de la ópera mundial”, dijo Pedro Pablo Solís, tenor guatemalteco, quien agregó que triunfar en Operalia representa  mayor proyección internacional para Chang”, agregó.

La final  contó con la participación de 10 cantantes líricos, de los cuales el guatemalteco Mario Chang fue el triunfador.

En la velada también fueron reconocidos el  mexicano-estadounidense Joshua Guerrero,  el ruso Andrey Nemzer y el estadounidense John Holiday.
En la rama femenina fueron galardonadas las estadounidenses Rachel Willis-Sorenens y  Amanda Woodbury,  la francesa Anas Constans y la italiana Mariangela Sicilia.

En el YouTube, que podrán ver a continuación, el famoso tenor hispano-mexicano Plácido Domingo, creador y patrocinador del Concurso “Operalia” hace la presentación del resultado del concurso. Quienes comprendan inglés se darán cuenta de que expresa a la perfección en ese idioma y en el siguiente YouTube le verán dirigiendo la orquesta mientras Mario Chang interpreta el área de zarzuela No puede ser, de la zarzuela titulada “La taberna del puerto” del compositor español Pablo Sorozábal.

Imagen de previsualización de YouTube

Les sugiero que después de abrirlo hagan click abajo para agrandar al tamaño de la pantalla.

“Operalia” recibe anualmente cerca de mil solicitudes de concursantes de muchos países, y este año tomaron parte concursantes de 17 países, de los cuales quedaron 10 finalistas, entre ellos ellos Airam Hernández, de España, Rafael Moras, de EE.UU. y Joshua Guerrero de México-EE.UU., así como el barítono mexicano Germán Olvera, la mezzo-soprano española Carol García y la soprano Cecilia Violetta López de México y-EE.UU., quienes se sometieron a diferentes pruebas eliminatorias donde un jurado compuesto por 14 personas, entre los cuales se encontraban responsables de los castings para las temporadas operáticas, directores de ópera de Europa, Asia y América, quienes calificaron a los triunfadores.

El tenor guatemalteco Mario Chang, de 28 años de edad, en el 2008  recibió la medalla Artista del Año, por sus logros en el bel canto. Ha llevado  su talento a escenarios del Istmo, Sudamérica, Europa y EE. UU.

En   2011 obtuvo el primer lugar en el concurso Francisco Viñas, en Barcelona, España, en el cual recibió los galardones Plácido Domingo al mejor tenor y Amigos de la Ópera de Sabadell.

El jurado reconoció la fuerza y habilidad vocal de Chang, quien interpretó el pasaje Ella mi fu rapita de la obra “Rigoletto”, escrita por el músico y compositor italiano Giuseppe Verdi.

Imagen de previsualización de YouTube

El guatemalteco, de 28 años, se coronó además como el mejor cantante masculino de Zarzuela gracias a la pieza No puede ser de la obra La taberna del puerto, compuesta por el español Pablo Sorozábal.

Chang también fue recompensado con el premio del público que votó por él después de escuchar a todos los concursantes, acaba de terminar su tercer año del Programa Lindemann de Desarrollo Artístico Joven de la Ópera de Nueva York. Por lo cual recibió un reloj Rolex de oro de manos del presidente de esa empresa

Sus actuaciones más destacadas hasta ahora han sido en Puerto Rico, Tel Aviv, el Carnegie Hall neoyorquino y la ópera de Miami.

2.- La Selección de Fútbol

Carlos “El Pescadito” Ruiz y Maco Papa

Mi caluroso aplauso y mis felicitaciones a la Selección guatemalteca de Fútbol que después de haberle ganado a las selecciones de Belice y El Salvador, anoche perdió con un marcados de 2 a 1 en el juego contra la selección de Costa Rica, la cual se coronó campeona por octava vez y, por lo tanto, la selección azul y blanco quedó como subcampeona. Pero los guatemaltecos debemos aplaudir y sentirnos orgullosos de lo bien que jugaron nuestros seleccionados, muy particularmente Carlos “El Pescadito” Ruiz, Maco Papa y José Contreras. En todo el transcurso del partido, la selección de nuestro país recibió constantes comentarios halagüeños de parte de los comentaristas de la cadena Univisión, sobre todo “El Pescadito” Ruiz y Maco Papa y al final del partido ambos recibieron premios especiales por sus participaciones en el campeonato. Papa fue declarado “el mejor jugador del campeonato”. Mis felicitaciones también para el Director Deportivo Iván Franco. En el fútbol no siempre se gana, pero siempre se debe jugar bien. Y la selección guatemalteca jugó bien. Pero creo que lo que pasa es que los jugadores de la selección tica juegan siempre en el mismo equipo y se conocen muy bien entre ellos, mientras que los jugadores de nuestra selección juegan en diferentes equipos.

3.- Cordial adiós a varios compatriotas que fallecieron

En el transcurso de los últimos días han fallecido valiosos compatriotas a quienes los medios de comunicación debieron haber expresado algunas palabras de encomio tales como el licenciado Julio Gándara Valenzuela, quien durante muchos años trabajó como un destacado funcionario de la banca privada y durante los últimos años fue embajador en Chile durante largo tiempo; el coronel de aviación René Sarmiento, quien dirigió a los aviadores de la FAG en la “Operación Draque”; el general de Brigada Guillermo Arturo De la Cruz Gempke, ampliamente conocido como “El Canche”, quien fue Jefe del Estado Mayor Presidencial y Coordinador de Ministerios durante el gobierno del presidente Kjell Eugenio Laugerud García; el ingeniero Emilio Beltranena Matheu, quien fue un guatemalteco valioso que prestó importantes servicios a la nación; y el abogado e historiador Ramiro Ordóñez Paniagua. Que en paz descansen. Les digo adiós con un afectuoso aplauso por lo que fueron durante su vida y presento mis condolencias a todos sus deudos y descendientes. Insisto en que los medios de comunicación del país debieron haber expresado algo sobre la muerte de estos compatriotas. Además de las esquelas pagadas de rigor en Prensa Libre. Pero ya está de sobra comprobado que los guatemaltecos somos muy ingratos con nuestros compatriotas. Pródigos para la crítica pero escasos para el aplauso. Por eso no reconocemos a los héroes nacionales, ni los méritos de las figuras en algún campo. Sospecho que esa ingratitud es consecuencia de las consecutivas dictaduras y de la baja estimación que tenemos por nosotros mismos. A eso se debe que en los demás países del istmo centroamericano suelen decir “Guatemala, gente mala” ¡Qué tristeza!

Twitter@jorgepalmieri