TENDENCIA IDEOLÓGICA EN EL PERIODISMO

En el desarrollo de algunos de los últimos programas periodísticos titulados A las 8:45, que transmite canal Antigua, bajo la dirección del periodista Juan Luis Font, hemos podido escuchar, por enésima vez, unas demostraciones de enfermiza obcecación –“este macho es mi mula”– de parte de algunos los participantes en el panel de comentaristas, comenzando por el propio Juan Luis Font y seguido de Gustavo Berganza y de la bonita periodista Paola Hurtado, y a ratos un poco también la periodista Claudia Méndez Arriaza, criticando el hecho de que la doctora Paz y Paz, todavía Fiscal General de la Nación y Jefa del Ministerio Público (MP) (hasta el 17 del mes en curso) haya sido “excluida” de la lista solo porque no fue incluida en la nómina de los seis escogidos pos la Comisión de Postulación para que entre ellos designe el Presidente de la República a la persona que a él le parezca mejor. Bajo cualquier punto de vista. Para eso le atribuye esa posibilidad la Constitución de la República. De manera que, al final de cuentas, todo termina siendo parte del juego político, de una u otra forma.

Juan Luis Font 

Gustavo Berganza

Paola Hurtado

Ellos insisten en afirmar que la doctora Paz y Paz fue fue “excluida”, cuando en realidad no fue incluida en la lista porque así les pareció mejor a los comisionados, a lo cual están en su derecho. Cosa muy distinta es excluir que no incluir, porque se excluye algo que está incluido. Estos tres periodistas parecieran estar siguiendo consignas ideológicas, a juzgar por su comportamiento, sobre todo cuando se les compara con la madurez y sensatez del cuarto de los participantes en el panel, el doctor Pedro Trujillo, quien explicó con sensatez la realidad de lo que ha ocurrido en este caso, ya sea porque tiene un mejor conocimiento del caso o por el hecho de no ser parcial por alguna o alguno de los (o las) candidatos o candidatas. Además, les recordó que hace cuatro años la doctora Paz y Paz fue nombrada Fiscal General de la Nación y Jefa del Ministerio Público (MP) sin haber obtenido el más alto punteo… pero entonces ellos no dijeron ni pío. ¡Es que Juan Luis Font, Gustavo Berganza y la bonita periodista Paola Hurtado son de un maniqueísmo enfermizo e insoportable! ¡Quien no se está de acuerdo con ellos es un retrógrado o un narcotraficante o un delincuente!

Por cierto que en vista de que tanto José Luis Font como Gustavo Berganza y la bonita periodista Paola Hurtado elevando a las nubes a la doctora Paz y Paz, como si fuese la única persona en Guatemala capaz de de desempeñar ese cargo sin corrupción, con idoneidad y legalidad, Trujillo les recordó por lo menos dos casos en los que la fiscal general había actuado con parcialidad, como el del Colegio Alemán, gracias a lo cual  la condecoró el embajador de Alemania, y el caso del asalto e incendio del destacamento militar en el municipio de  Barillas (Huehuetenango). Y no hay que olvidar el caso emblemático, el juicio contra el general retirado Efraín Ríos Montt acusado por el MP de haber cometido el delito de genocidio, a pesar de que es de sobra sabido que en Guatemala jamás hubo genocidio, sino masacres durante el transcurso de una estúpida, estéril y cruenta guerra interna entre las fuerzas leales a los gobiernos de turno contra los grupos guerrilleros subversivos patrocinados y entrenados por Cuba que pretendían implantar en Guatemala un estado socialista como los de Cuba o Nicaragua.

Según estos tres periodistas, Juan Luis Font, Gustavo Berganza y la bonita Paola Hurtado, las personas que se atreven a no opinar como ellos, son delincuentes, narcotraficantes o miembros del crimen organizado. Y creen que a huevo se tenía que nombrar a la doctora Paz y Paz para otro período porque a ellos así les parece conveniente. Este tipo de periodismo con tendencia ideológica pone en peligro a la libertad de prensa y de expresión, y en riesgo de que por esa mala interpretación, algún día sea anulada por algún gobierno totalitario porque se está abusando de ella.

Y para comprobar que la fiscal general Claudia Paz y Paz no es para todos por igual la especie de heroína que dicen que es, aquí les presento esta otra prueba de su evidente parcialidad por las organizaciones y las personas de izquierda, ligadas con la guerrilla, en lo ocurrido el 1 de mayo del 2012 en el municipio de Santa Cruz Barillas, departamento de Huehuetenango, cuando un grupo de terroristas asaltó el destacamento militar y mató a una persona y robó varias armas supuestamente en protesta por la hidroeléctrica que se está construyendo, caso en el que Claudia Paz y Pas protegió a los miembros del Comité de Unidad Campesina (CUC) cuando la fiscal Gilda Aguilar Rodríguez giró una orden de captura contra ellos por su participación en esos hechos delictivos. Y pocos días después la fiscal Aguilar Rodríguez sufrió un atentado criminal en la carretera, en el que su chofer o guardaespaldas resultó herido de bala, el cual nunca fue investigado ni mucho menos perseguido por la fiscal general del MP, como correspondía. Razón por la cual la fiscal Aguilar Rodríguez interpuso este antejuicio contra la fiscal general, como puede verse en ese YouTube del noticiario Teleprensa de canal 3.

Imagen de previsualización de YouTube

Los periodistas Juan Luis Font, Gustavo Berganza y la bonita Paola Hurtado creen ser paradigmas de la democracia, de la verdad y de la libertad de expresión solo porque han venido alegando que la doctora Paz y Paz fue “excluida de la lista a pesar de que había obtenido el segundo lugar en el punteo”, con 69 puntos, dos puntos abajo de la licenciada Thelma Esperanza Aldana, que obtuvo 71 puntos. Y no se por qué se han obstinado en no comprender que desde el principio se estableció que ese punteo no sería vinculante, sino que la nómina de los integrantes de la lista dependería del avalúo personal que hiciera cada uno de los miembros de la Comisión de Postulación después de hacer las entrevistas personales.

Ya está de sobra comprobado que las participaciones de Font en el programa televisivo A las 8:45 no son propiamente periodísticas y estrictamente objetivas, sino son a todas luces parciales, y movido por su ampliamente comprobada ideológica o simpatía izquierdista, y de parte de Berganza no debe sorprender nada después de que se ha sabido que actualmente es asesor de la señora Sandra Torres Casanova (ex de Álvaro Colom), ya declarada candidata presidencial de partido político denominado Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). Comprendo que no es delito el que Font tenga tendencias izquierdistas y por ello todo lo que exprese sea con esa tendencia ideológica, ni que Berganza sea asesor de la candidatura de la ex esposa del ex presidente Álvaro Colom, porque cada ser humano debe tener derecho a pensar y a expresar como mejor le parezca, pero si dicen ser objetivos en sus planteamientos, deberían identificarse de antemano para que sus lectores o sus escuchas sepan por qué se expresan de esa manera.  Al no hacerlo están engañando a quienes les leen o les escuchan. En cuanto a la bonita Paola Hurtado, me parece que se deja llevar por la tendencia izquierdista porque cree que eso la hace ver como una persona demócrata e intelectual.

Pero aparte es una cosa y aparte es otra. Juan Luis Font ha mentido reiteradamente con un cinismo bellaco al decir que a la doctora Paz y Paz la “excluyeron” porque la catalogan comunista, y –¡peor aún!– que se la ve como si fuese “una avanzada de la Unión Soviética”. Aunque él sabe muy bien que nadie ha dicho semejante cosa de ella. O sea que sabe que eso no es verdad lo que dice. Pero ha dicho que quienes se han opuesto a ella y a su pretendido nuevo período son fascistas o narcotraficantes o delincuentes. Lo cual es mentir como bellaco.

Además, siguen con la necedad de condenar la posibilidad de que haya habido influencias nefastas del gobierno de la república o directamente del presidente Pérez Molina para “exluir” a la doctora Paz y Paz. No entienden que la actividad política debe involucrarse en todo lo que concierne a un país y que todos los gobernantes deben hacer todo lo que sea menester para poder gobernar de acuerdo a su criterio. Aun en los casos en los que, como en este, debe respetarse autonomía. Si no lo hace es porque no sabe gobernar. O se expone a que le ocasiones graves problemas, como sería la ya anunciada intención de enjuiciarle por su comportamiento en la región del Triángulo Ixil durante el conflicto armado, cuando era conocido como “comandante Tito”. Y si no hace todo lo que sea indispensable para impedirlo estaría cavando su propia tumba. ¡Lo cual no sería gracia!

En cuanto a la serie orquesta de supuestas “impugnaciones” que se han presentado y tendrán que ser resueltas antes de que el presidente de la República designe, entre los seis candidatos a quien deberá ocupar ese cargo durante s próximos seis años, la Comisión de Postulación no deberá tomarles muy en serio y mandarlos por un tubo.

De acuerdo con lo que publica hoy elPeriódico en el reportaje titulado Presentan tres impugnaciones

Una de las impugnaciones  se presentó contra la candiidata a Fiscal General y actual viceministra Antinarcóticos del MP, Eunice Mendizábal.

Una semana después de elaborada la nómina de seis candidatos a Fiscal General, la Secretaria de la Comisión de Postulación comenzó ayer a recibir impugnaciones contra el listado.

El primer señalamiento se presentó directamente contra la inclusión en la nómina de una candidata, que, además, suena como una de las favoritas para el cargo: Eunice del Milagro Mendizábal Villagrán, actual viceministra antinarcóticos del Ministerio de Gobernación.

La impugnación la planteó Lilia Araceli Pivaral Lemus, con base en una tacha entregada el 27 de marzo, que fue admitida por la Comisión hace más de un mes, el pasado 3 de abril.

En la misma, Pivaral señaló anomalías en el proceso penal abierto en 2008 contra Nelson Lima Pivaral y Óscar Darío López Maldonado, condenados por asesinato.

Se acusó a Mendizábal de presentación de testigos falsos, falsedad material e ideológica, plagio, secuestro, coacción, amenazas y acusación y denuncias falsas, cuando fungió como agente fiscal en la Fiscalía Contra el Crimen Organizado.

Según indicó Jorge Calderón, secretario de la postuladora y decano de la Universidad Mesoamericana, la comisión no se reunirá para conocer las impugnaciones planteadas hasta “el jueves o el viernes, según los horarios de los comisionados”, ya que se estará recibiendo documentación hasta hoy a las 15:30 horas.

Retrasaría la elección

El Artículo 28 de la Ley de Comisiones de Postulación, que se refiere a las impugnaciones planteadas, no hace mención a cómo influyen las mismas en el proceso de elección de Fiscal General.

Sin embargo, expertos cercanos al proceso coinciden en que el presidente de la República, Otto Pérez Molina, deberá esperar a que se resuelvan las acusaciones presentadas para designar al próximo jefe del ente investigador.

“Él mismo (el Presidente) manifestó que iba a esperar a que las impugnaciones fueran resueltas”, recordó Calderón. “Si la misma ley le indica que hay un lapso de discusión, hay que esperar a que esté terminado todo el proceso. Es lo más prudente”, señaló.

Carmen Aída Ibarra indicó que Pérez Molina “tendría que esperar a que se haya agotado la vía administrativa para contar con libertad para nombrar”.

Irregularidades en el proceso

La Comisión recibió ayer otras dos impugnaciones por inconformidad en el desarrollo del proceso de postulación. Una de estas fue presentada por la aspirante Ingrid Lisseth Soto Carcuz, que rebatió la decisión de la postuladora de no incluirla en la nómina. Soto Carcuz fue la quinta mejor evaluada, con 48 puntos, y no recibió ninguna tacha.

La Comisión Internacional de Juristas también denunció irregularidades en el proceso, en referencia a la fiscal general Claudia Paz y Paz, y manifestó su inconformidad porque no fuera incluida en la nómina.

El Movimiento Pro Justicia organizó ayer un conversatorio, en el que indicó las “sombras” en el proceso. La organización señaló la falta de coherencia entre la integración de la nómina y la asignación de calificaciones; la confrontación ideológica como medio para facilitar el cabildeo contra aspirantes incómodos para el Gobierno; que se limitara a un “mero trámite” la calificación de la honorabilidad; y que los comisionados se reservaran el análisis de las objeciones presentadas.

En esta línea, el Colegio de Abogados de Estados Unidos de América (ABA, por sus siglas en inglés), envió ayer una carta a Pérez Molina en la que señaló una serie de irregularidades en el proceso.

La institución indicó que la postuladora podría no haber contado con el tiempo suficiente para realizar una revisión profunda de los expedientes; que el plazo para presentar inquietudes sobre los candidatos fue modificado de manera tardía y repentina; y, además, solicita que se realice una rendición de cuentas respecto a los señalamientos relacionados con la honorabilidad, la independencia y la imparcialidad”. (Fin del artículo)

Mi comentario: esta sería una buena oportunidad para investigar cuántos miembros, y quiénes son ellos, los que conforman la mentada Comisión Internacional de Juristas (¿?) que preside el licenciado Ramón Cadena hijo. Porque cabe la sospecha que no sea más que un cascarón, un huevo vacío sin ningún contenido.

Y en lo que se refiere al Colegio de Abogados de los Estados Unidos de América (ABA por sus siglas en inglés), sugiero a la Comisión de Postulación que les conteste que se metan en lo que les compete; o, dicho en su idioma, “to mind their own business”… ¡para no decirles que se vayan a la chingada!

Finalmente, es tonto o ignorante que se rasguen las vestiduras alegando que en la elección de la Comisión de Postulación ha habido influencias políticas, como que no entienden que en todas esas cosas tiene que predominar la política y que, al final de cuentas, corresponderá al presidente de la República designar al profesional del derecho que desempeñará el cargo de fiscal general durante el próximo período de cuatro años y es lógico que vaya a escoger a quien mejor le convenga para asegurarse de que tarde o temprano no le va a enjuiciar –como al general Ríos Montt– por su participación como “Comandante Tito” en la lucha contra insurgente en el triángulo Ixil. ¿No les parece lógico y sensato a los periodistas sábelotodo que se creen el Oráculo de Delfos, Juan Luis Font, Gustavo Berganza y la bonita Paola Hurtado? ¡No jodan!

Twitter:@jorgepalmieri