MISCELÁNEA 12/09/09

Es evidente que ¡sí se puede!
Confieso que yo fui uno de quienes expresamos que es vergonzoso que un país libre y soberano -como supuestamente es Guatemala- tenga necesidad de recurrir a una organización internacional, como las Naciones Unidas- para tartar de resolver un problema que, de acuerdo a los mandatos de la Constitución Política de la República, debe resolver el Gobierno y por esa razón no vimos con agrado que, a solicitud del entonces Vicepresidente de la República, doctor Eduardo Stein, se estableciera un contrato entre la ONU y nuestras autoridades para conformar una organización como la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), a la cabeza de la cual fue nombrado unilateralmente por la ONU el abogado español Carlos Castresana.
Como ya he explicado varias veces, mi rechazo a la firma de ese contrato no fue por simple oposición, sino al vergonzoso hecho que, en esa forma, el gobierno de Guatemala demostrara ante el mundo entero su incapacidad para combatir impedir o combatir la impunidad. Sin embargo, siempre he expresado mi opinion en favor de a que, de cualquier parte del mundo que venga, bienvenida sea cualquier persona u organización que logre impedir que en nuestro país continue reinando la impunidad como lo ha hecho hasta ahora.
Por los resultados de la minuciosa investigación que, evidentemente, ha realizado la CICIG para descubrir la supuesta participación de los que han sido detenidos y consignados a los tribunales de justica acusados de ser autores materiales del asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, felicito calurosamente y aplaudo a CICIG en general y en particular al Comisionado, doctor Carlos Castresana. No cabe duda de que con estas primeras investigaciones y capturas justifican su existencia. Ojalá que en un tiempo no muy lejano descubran también quiénes fueron los autores intelectuales y por qué motivos asesinaron tanto al empresario Khalil Musa y su hija Marjorie, como a su abogado Rodrigo Rosenberg.

*Esto es lo que publica Prensa Libre de hoy sobre este particular:
NUEVE CAPTURAS por muerte de Rosenberg
Cicig señala a detenidos como autores materiales de crimen

Aprehenden a nueve por asesinato de Rosenberg
Por C. Orantes, O. López y S. Valdez
El Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) capturaron ayer a nueve integrantes de una banda como supuestos responsables materiales del asesinato de Rodrigo Rosenberg, ocurrido el 10 de mayo último.
Lo que publica elPeriódico:
Dos hombres más fueron ligados a proceso por el delito de asociación ilícita. Al cierre de la edición, tres de los detenidos esperaban a ser indagados, mientras que dos más aún no eran trasladados a los tribunales.

Walter Peña/elPeriódico
1. LOS OPERATIVOS para capturar a los sindicados se iniciaron ayer por la madrugada.
Walter Peña/elPeriódico

2. EL EJÉRCITO participó en los allanamientos realizados.
José Miguel Lam/elPeriódico
3. LA CICIG muestra la foto del presunto jefe de la banda, William Gilberto Santos Divas.
Jesús Alfonso/elPeriódico
4. LOS SINDICADOS fueron trasladados con fuertes medidas de seguridad al edificio de tribunales.

VINCULAN A PROCESO PENAL A DOS DE LOS NUEVE CAPTURADOS POR ASESINATO DE RODRIGO ROSENBERG
Cámaras de seguridad captaron al vehículo donde se conducían los agresores.
JM Castillo/R.González/ A.SAS
En una audiencia donde se le negó el ingreso a la prensa, la juez Décimo, Patricia Gámez, ligó a proceso penal y envió a prisión a William Gilberto Santos Divas, ex oficial de la Policía Nacional Civil (PNC), alias «El Comisario«, Mario Luis Paz Mejía, agente policiaco activo, alias «Cochita«, Edwin Fidelmo López, ex militar y Samuel Girón Tobar, alias «El Mudo«. A los dos primeros, la Fiscalía Especial coordinada por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), les imputa el delito de asesinato y asociación ilícita, mientras que los otros dos quedaron sujetos a proceso sólo por el último de los hechos ilícitos.
Horas antes Castresana dijo que el ente investigador había solicitado orden de captura en contra de los tres primeros por el delito de asesinato.
Según el Ministerio Público, (MP) todos forman parte de la estructura criminal que participó en el asesinato de Rodrigo Rosenberg Marzano, hecho ocurrido en un sector de la zona 14 el 10 de mayo. Gámez explicó que el MP presentó desplegados e informes de llamadas telefónicas, los cuales dan cuenta de los lugares, horas y días en que los sindicados se comunicaron entre sí.
También se puso a disposición de esa judicatura los videos de vigilancia en los cuales se capta al vehículo negro marca Mazda 6 donde, supuestamente, los presuntos autores materiales del hecho persiguieron a Rosenberg el día de los hechos. Dicho automotor fue decomisado en uno de los 14 allanamientos practicados ayer para dar con el paradero de los sindicados.
Al cierre de está edición tres detenidos permanecían en el Organismo Judicial (OJ), sin ser escuchados. Se trata de José Armando Ruano Gaitán, Balmore Guzmán Orellana y Lucas Josué Santiago López, Alberto Estuardo Santos Divas, ex policía y Carlos Aragón Cardona, policía activo, detenidos ayer por la tarde no habían llegado a los tribunales.
Las capturas
A cuatro meses del asesinato de Rosenberg, las autoridades capturaron a nueve supuestos autores materiales. Desde la madrugada de ayer, fiscales, miembros del Ejército, así como de la PNC, estuvieron preparados para realizar 16 allanamientos , entre ellos 11 en San Miguel Petapa, 2 en Escuintla y otro más en Villa Nueva.
Durante los operativos realizados en una casa de Prados de Villa Hermosa fueron capturados Ruano Gaitán, Guzmán Orellana, Santiago López, Girón Tobar, mientras que en Residenciales Fuentes del Valle I de la zona 5 de Villa Nueva, detuvieron a Santos Divas. A este se le incautó un fusil AK-47 y una pistola. Se le sindica de ser el líder de esta banda. En Escuintla fueron detenidos Mario Luis Paz Mejía, ex agente policial, y Edwin Fidelmo López, militar retirado. Por la tarde, en un área de Cabañas Zacapa las autoridades capturaron a Alberto Estuardo Santos Divas, ex policía, y a Carlos Aragón Cardona, policía activo.
También se decomisó un vehículo Mazda 6 color negro modelo reciente el cual presuntamente fue utilizado para cometer el asesinato de Rosenberg.
Vecinos de Prados de Villa Hermosa indicaron que estas personas ocasionaban constantemente problemas como disparos al aire, movimientos de personas fuertemente armadas e ingreso de vehículos lujosos. ?En varias ocasiones llamamos a la Policía para que viniera a ver los escándalos que armaban, sin embargo los agentes pasaban, los saludaban y luego se iban. Lo mejor era no mirar?, señala un poblador.
Las autoridades sustrajeron de la vivienda varias cajas, bolsas negras y una caja que ocupó la palangana del picop donde se conducían los policías encargados de las capturas.
No termina el misterio
El misterio aún no termina en el caso Rosenberg. Después de ayer lo único que queda por conocer es quiénes son los autores intelectuales. La Cicig explicó que el grupo detenido fue contratado para matar al abogado. ?Ellos actuaron por dinero, seguro?, dijo el jefe de la CICIG, Carlos Castresana, quien no quiso dar detalles sobre la línea que maneja en la investigación. Lo que sí adelantó es que aparte del intelectual hay otro grupo ?intermedio?.
La CICIG presentó las evidencias con las que cuenta. Primero las fotografías del vehículo que utilizaron los sicarios cuando mataron a Rosenberg. Después otra foto del automotor cuando huían del lugar. Castresana explicó que se hizo un trabajo de ?hormiga? para ubicar el automóvil. El día del crimen las cámaras de seguridad lo ubican con rumbo a Villa Hermosa, San Miguel Petapa. Encontraron otras grabaciones en otros puntos del camino. Se envió a detectives policíacos para que ubicaran el vehículo. Tres semanas después lo localizaron en Fuentes del Valle I.
Se rastrearon 12 mil llamadas que se efectuaron el día del crimen en el sector de la zona 14. Se localizaron llamadas de los sindicados entre las 8:00 y 9:00 horas.
Castresana informó que la captura de los presuntos sicarios se adelantó porque preparaban el asesinato de dos personas. ?Ellos se dedicaban al secuestro, sicariato, extorsiones y robo de droga?.
No descartó que algunos d e los sindicados puedan acogerse a la Ley de Colaborador Eficaz, que entró en vigencia el 31 de agosto.
El presidente Álvaro Colom habló sobre las capturas. ?En este caso particular nos enteramos en el momento de las capturas. Yo confío y estoy seguro que el MP y CICIG van a llegar al final?, dijo.
Los capturados
1. William Gilberto Santos Divas, presunto líder de la banda. Fue dado de baja de la PNC el 28 enero de 2008 por reorganización. Estuvo de servicio en Escuintla, Suchitepéquez y en la División de Protección de la Escena del Crimen.
2. Alberto Estuardo Santos Divas, oficial dado de baja el 5 de octubre de 2007 por reorganización.
3. Mario Luis Paz Mejía, policía de alta desde el 1 de septiembre de 2000. Trabajaba en la Comisaría 13 a cargo de la zona 14, donde mataron a Rodrigo Rosenberg. Estaba de vacaciones. Estuvo asignado a la Comisaría 11 y 12. Fue sancionado en 2005 por no cumplir con sus deberes.
4. Carlos Humberto Aragón Cardona, policía de alta. Ingresó en 1999 y hasta ayer laboraba en el Centro de Recopilación. Análisis y Difusión Criminal.
5.Edwin Fidelmo López, ex especialista del Ejército de baja en noviembre de 2005
6.Samuel Girón Cóbar, con antecedentes penales por asociaciones ilícitas.
7. Balmore Guzmán Orellana
8. José Armando Ruano Gaitán
9. Lucas Santiago López

* Por considerarlo de mucho interés general, me permito reproducir el Editorial de hoy de elPeriódico
Estado de Calamidad Pública
El Gobierno decretó un estado de emergencia para combatir el hambre en Guatemala.
Por: elEditorial
El Gobierno decretó un estado de emergencia para combatir el hambre en Guatemala. El estado de emergencia (o de excepción) es un mecanismo constitucional de carácter extraordinario que el Gobierno puede adoptar para enfrentar adecuadamente alteraciones graves de la normalidad.
Según nuestra Constitución, procede el estado de emergencia en caso de invasión del territorio, perturbación grave de la paz, actividades contra la seguridad del Estado o calamidad pública.
El Gobierno, al decretar un estado de emergencia, puede suspender la plena vigencia de ciertos derechos fundamentales, tales como las libertades de hacer lo que la ley no prohíbe, de emisión del pensamiento y de locomoción, así como los derechos a no ser detenido o preso, sino por causa de delito o falta y en virtud de orden legal librada por autoridad judicial, a reunión y manifestación pacífica y sin armas, a portar armas y de huelga de los trabajadores del Estado.
Según la alteración que se enfrente, el Gobierno puede decretar cinco estados de emergencia: de Prevención, de Alarma, de Sitio, de Guerra y de Calamidad Pública. La finalidad principal de los cuatro primeros es restablecer la paz, el orden, la seguridad o el control del Estado, en tanto que la finalidad del Estado de Calamidad Pública es enfrentar catástrofes, calamidades, desgracias públicas (terremotos, inundaciones, incendios urbanos y forestales o accidentes de gran magnitud), y crisis sanitarias (epidemias y situaciones de contaminación graves).
Sin duda, el hambre es un flagelo que padecen sociedades como la nuestra, con elevados índices de pobreza y marginación; y uno de los deberes del Estado, en el marco de la plena vigencia de los derechos sociales (programáticos), es garantizar a la población el acceso a condiciones de vida dignas (nutrición, educación, seguridad social, salud, etcétera).
En nuestra opinión, el estado de emergencia no necesariamente es el vehículo más idóneo para combatir el hambre, ya que está previsto para enfrentar específicas alteraciones graves de la normalidad (invasión del territorio, perturbación grave de la paz, actividades contra la seguridad del Estado o calamidad pública) y no para resolver problemas preexistentes no resueltos.
Para combatir el hambre, así como las demás causas de la pobreza y la marginación (analfabetismo, insalubridad, desprotección laboral, discriminación y demás), deben elaborarse planes, debidamente financiados, cuyos recursos sean invertidos con eficiencia, transparencia, calidad, rentabilidad mensurable y sin atajos a la ley.
(Sin comentarios)

Posted in Sin categoría