MISCELÁNEA

* Dos conciertos sinfónicos inolvidables
Para celebrar que está cumpliendo 25 años de exitosa actividad cultural y artística, la Organización para las Artes de la Universidad Francisco Marroquín (UFM), de cuyo directorio es presidenta mi admirada y querida amiga Geraldina Baca-Spross, y vicepresidente mi estimado amigo el Dr. Carlos Enrique Zea Flores, se hicieron los arreglos pertinentes para ofrecer un banquete musical a los melómanos del país y contrataron dos conciertos de una de las más notables orquestas sinfónicas de América Latina, la Orquesta Sinfónica de Xalapa, bella capital de Veracruz, Estados Unidos Mexicanos, bajo la dirección titular del aplaudido maestro Fernando Lozano, de largo y destacado historial internacional.
El primero de los conciertos se llevó a cabo la noche del miércoles 17 en el Auditorio Juan Bautista Gutiérrez, en las instalaciones de la UFM, y la primera parte del programa consistió en la Obertura de la ópera «La Flauta Mágica» K. 620 del compositor de Salzburgo Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart, mejor conocido simplemente como Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), y después el Concierto en do menor No. 2 para piano y orquesta del compositor, pianista y director de orquesta ruso Sergéi Vasíliévich Rajmáninov o Rakmaninov o Rachmaninoff (1840-1893) con la solista Guadalupe Parrondo, una impecable pianista mexicana que es hija de padre mexicano y madre peruana. Por su excelente interpretación se hizo merecedora de una larga ovación de pie de toda la numerosa concurrencia, lo cual la obligó a regresar varias veces al escenario para recibir el aplauso o agradecerlo. Vale la pena mencionar que el piano de gran cola que tocó la pianista Parrondo es un Boesendorfer Imperial.
Después del intermedio, la Orquesta Sinfónica de Xalapa interpretó la Sinfonía en mi menor, No. 5, Op. 64, de Piotr Ilich Chaikovski (1840-1893), o Tchaikovsky, en la cual se lucieron particularmente el primer corno, los clarinetes y las trompetas y, en general, todos los instrumentos de viento. En los cuatro movimientos, la orquesta mantuvo un exquisito e inmaculado sonido aterciopelado. Es una lástima que haya personas que no se toman el cuidado de ver en el programa de mano que algunas composiciones tienen varios movimientos y para aplaudir hay que esperar hasta que termine el último. Sin embargo, hay algunos despistados que aplauden al terminar el primer movimiento, con lo cual perturban a los artistas, porque les corta la emoción que están poniendo en su interpretación.
Esta orquesta sinfónica de Xalapa es algo verdaderamente impresionante. México tiene muchos motivos para sentir satisfacción y orgullo de algunas de sus características, y esta magnífica orquesta sinfónica de Xalapa es uno de ellos. No en vano tiene la reputación de ser una de las mejores orquestas de los Estados Unidos Mexicanos, y hay quienes agregan que también es una de las mejores de América Latina. Y su director titular, el maestro Fernando Lozano, ha demostrado que es digno de ella. Por algo fue escogido por la ex Primera Dama de México, señora Carmen Romano de López Portillo (qepd), una concertista de piano que era la esposa de mi estimado amigo el ilustre presidente José López Portillo (qepd), para organizar y ser el primer director de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de México, que ella llevó de viaje por toda Europa para dar conciertos. Por esos días tuve el honor de conocer al maestro Lozano, con quien nos presentó la bella esposa del presidente López Portillo cuando yo era embajador de Guatemala ante su gobierno.
Después de cada uno de los números que fueron interpretados la noche del miércoles, el primer grito de «bravo» que se escuchaba entre el numeroso y complacido público, salía de la garganta de mi querido y admirado amigo el maestro Jorge Sarmientos, quien durante el intermedio me contó que dirigió varios conciertos de esta gran Orquesta Sinfónica en diferentes temporadas, cuando el director titular era el Maestro Luis Herrera de la Fuente.
Por cierto que la neuropatía de la que padece últimamente el maestro Sarmientos, que le obliga a dirigir sentado, por otra parte le ha caído bien porque ha adelgazado y se ve muy rejuvenecido.
Al terminar el programa, el público de pie ovacionó con tanto entusiasmo a la orquesta y a su director, que ofrecieron el primer encore, que consistió en un delicioso arreglo del maestro veracruzano Mateo Oliva de la popular canción «Veracruz», original de mi querido y recordado amigo el inmortal compositor jarocho Agustín Lara («El flaco de oro»). Antes de que terminase la interpretación, todos los miembros de la orquesta, incluyendo a su director titular, cantaron en coro una parte de la canción.
Y después de otra ruidosa y persistente ovación de pie, el maestro Lozano regresó al podio para dirigir esta vez el melodioso Huapango que lleva el nombre de su autor, el malogrado músico vanguardista jaliciense José Pablo Moncayo García, quien durante varios años fue director de la Orquesta Sinfónica de México y hasta su muerte dirigió la Sinfónica del Conservatorio. Debo decir que ha escuchado las interpretaciones del Huapango de Moncayo de varias orquestas, pero ninguna de ellas me ha parecido tan gratamente sonora y descriptiva como la de la Orquesta Sinfónica de Xalapa.
Posteriormente, el maestro Lozano tuvo la prudencia retirarse discretamente por bambalinas después de agradecer la nueva ovación y ordenar los miembros de la orquesta que le siguieran, porque de no haber sido así es probable que a estas alturas todavía estaríamos en ese auditorium de la UFM escuchándoles y aplaudiéndoles con mucho entusiasmo.
Los otros números del programa de anoche fueron el Concierto en re mayor, para violín y orquesta, Op. 35 del compositor ruso Piotr Ilich Chaikovski, o Tchaikovsky, con la participación como solista del excelente violinista mexicano Manuel Ramos, radicado en los Estados Unidos desde hace 26 años y actualmente miembro de la Orquesta Sinfónica de Saint Louis, Missouri. Es un hecho que el maestro Ramos es un extraordinario violinista, con una excelente técnica interpretativa, por lo cual mereció la ovación de pié que se le tributó. Fue lamentable, sin embargo, que su vestimenta no haya correspondido a su extraordinaria capacidad interpretativa, porque salió luciendo una chaqueta blanca como si fuera un smoking tropical, terriblemente arrugada por la espalda, mientras todos los integrantes de la orquesta sinfónica estaban de riguroso frac.

* Segundo concierto
Anoche, jueves 18 de septiembre, tuvo lugar el segundo concierto, que se desarrolló en la gran sala que lleva el nombre de mi admirado amigo el ingeniero, arquitecto, escultor y gran pintor quetzalteco Efraín Recinos, en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias; y, aunque no hubo un lleno completo, asistió numeroso público.
El programa comenzó con la suite «Veracruz» del compositor jarocho Mateo Oliva que anoche fue estrenada en Guatemala, y al escucharla daban ganas de gritar «¡Sólo Veracruz es bello!». En ella se encuentran tonadas de sones jarochos y huastecos como «La Vieja», «La bruja», «Colás», «La sirena», «El Querreque», «El cascabel» y «La Bamba».
Continuó el programa con el Concierto en re mayor, para violín y orquesta, Op. 35 de Tchaikovsky, con el gran violinista mexicano Manuel Ramos, como solista.
Después del intermedio, la Sinfónica de Xalapa interpretó magistralmente los once movimientos de la suite ?Cuadros de una Exposición? del compositor ruso Modest Petróvich Mussorgski (1839-1881), que son: I) Promenade, II) Gnomus, III) El Viejo Castillo, IV) Tuileries, V) Bydlo, VI) Ballet de los Polluelos, VII) Samuel Goldenberg y Schmuyle, VIII) El Mercado de Limoges, IX) Catacumbas, X) Baba Yaga, y, finalmente, XI) La Gran Puerta de Kiev.
Esta fue una de las mejores interpretaciones de esta suite que he escuchado en toda mi vida. Como era de esperarse, la nutrida ovación de pié que les tributó el público emocionado les obligó a hacer el mismo par de encores, de la noche del miércoles: la popular canción del compositor Agustín Lara «Veracruz» y el Huapango de Moncayo. Ambos fueron una verdadera delicia para los oídos. De nuevo el maestro Lozano optó por hacer mutis por el foro y le siguieron los miembros de la orquesta, aunque el público seguía aplaudiendo, pero si no se hubiesen entrado todavía estarían tocando más encores, porque los melómanos de Guatemala somos muy dados a pedir «otra» y «otra» a los intérpretes.
No me cabe la menor duda de que fue un acierto de mi querida y admirada amiga Geraldina Baca-Spross (¡qué lindos ojos tiene!) el haber celebrado en esta forma los 25 años de la fecunda labor que ha desarrollado la Organización para las Artes de la UFM. Hacía 50 años que no venía a Guatemala una orquesta sinfónica. ¡Y qué bueno que fue ésta la que vino después de tanto tiempo! Le deseo a la Orquesta Sinfónica de Xalapa que continúe cosechando muchos éxitos por todas partes donde se presentan. Fue un placer haberles escuchado, muchas gracias. Que todos los integrantes del Consejo Directivo reciban mis más calurosos aplausos y sinceras felicitaciones.
Para terminar, quiero quejarme de la mala educación de algunas personas que no obstante que durante el intermedio suenan tres llamadas para que regresen a sus asientos tan pronto se escucha la tercera para que no perturben a los músicos con el ruido de sus pasos y la búsqueda de sus sus asientos, anoche hubo varias personas maleducadas que entraron a buscar sus asientos cuando ya estaba comenzando la suite «Cuadros de una Exposición». Otra cosa molesta fue que el aire acondicionado de la sala estaba demasiado frío, lo cual reseca la garganta a personas que se ven obligadas a toser o a estornudar. Anoche parecía una hielera la platea. ¿Por qué tienen que poner tan frío el aire acondicionado?

* Injusto artículo de Óscar Clemente
Ayer publiqué que tuve la oportunidad de conocer la detallada EXPLICACIÓN que preparó mi estimado amigo el ingeniero Carlos Meany Valerio, ministro de Energía y Minas, para acudir al pleno del Congreso de la República a exponer las razones por las cuales en Guatemala no han bajado los precios de la gasolina, el diesel y el gas proporcionalmente a haber bajado el precio internacional del barril de petróleo crudo, y comenté que la presentación que hizo me pareció tan comprensible que hasta un ignorante en la materia (como yo) podía entenderla, por lo cual le felicité y creí que la presentación iba a ser exitosa ante los parlamentarios.
Muchas veces he reproducido en este blog algunos artículos con los cuales concuerdo de mi estimado amigo y colega el periodista y abogado Óscar Clemente Marroquín Godoy, director del vespertino La Hora, que han sido publicados en su habitual columna de la sección de Opinión, pero hoy voy a permitirme glosar el que publicó ayer con el título Está bien que lo digan las petroleras… porque me parece injusto y en parte estoy en desacuerdo, y voy a explicar por qué. Comienza diciendo: ?Uno entiende que las petroleras, en su afán por mantener sus ganancias, siempre encuentran cómo babosearse a la gente haciendo que los precios de los combustibles suban automáticamente en cuanto se anuncia un incremento de precio del crudo en el mercado mundial y tardándose eternidades para reflejar mínimas rebajas cuando la tendencia es a la baja. Pero que el Ministro de Energía y Minas de un país como Guatemala asuma el papel de agarrar o pretender agarrar de babosos a los ciudadanos de su propia nación es inaudito y, más que eso, totalmente inaceptable.?
Comento: debo insistir en que el propósito de la visita del ministro Meany al pleno del Congreso era EXPLICAR las razones por las cuales en nuestro país no ha bajado proporcionalmente el precio de los combustibles refinados como la gasolina, el diesel y el gas, no fue su intención JUSTIFICAR que eso sea así, porque él no puede hacer absolutamente nada al respecto mientras exista una Ley de Hidrocarburos que se lo prohíbe.
Sigue diciendo: ?Porque si lo que dijo ayer Carlos Meany en el Congreso fuera cierto, en el sentido de que toma más de treinta días para que se refleje en los precios del combustible la baja en el mercado mundial, tomando en cuenta que se habla de mercado de futuros, qué jodidos hizo él o su ministerio para obligar a las petroleras a que postergaran los aumentos hasta que pasaran esos treinta días cuando la tendencia era al alza. La expresión puede sonar dura, pero es que no puede uno andar con contemplaciones cuando un ministro de Estado asume el papel de vernos la cara de idiotas a todos los ciudadanos y pretenden que nos traguemos sus patrañas?.
Comento: lo que explicó el ministro Meany es verdad, pero si él o su ministerio hubiesen tratado de obligar ?a las petroleras a que postergaran los aumentos hasta que pasaran esos treinta días cuando la tendencia es a la alza?, como sugiere (¿ingenuamente?) Óscar Clemente, el resultado sería que los consumidores no habríamos tenido combustibles a nuestro servicio porque Guatemala no lo habría podido tener a su disposición. ¿Nunca habrá oído hablar Óscar Clemente de lo que se llama «costo de reposición»?
Sigue diciendo: ?Otra cosa hubiera sido si Meany llega al Congreso y dice la verdad: Que el Estado no tiene medios para impedir los abusos de las petroleras porque la ley faculta a éstas a que se columpien y hagan lo que les chinga la gana en perjuicio de los consumidores. Y hasta podría decir que lo mismo ocurre en todos los países que renunciaron a establecer mecanismos de control y regulación para evitar abusos. Hubiera dicho a los diputados, incluyendo a los Patriotas cuyo líder fue entonces poder tras el trono, que el problema viene de cuando el «buenazo» de Ramiro de León Carpio decidió liberar el mercado de los combustibles en el país sobre la paja, que ahora se evidencia como absolutamente falsa, de que el precio justo llegaría por obra y gracia del mercado, de las leyes de la oferta y la demanda.?
Comento: en cierto sentido tiene razón, pero está equivocado en parte porque no fue el presidente ?huevos tibios? Ramiro De León Carpio quien autorizó que se aplicara en el país la política económica liberal de la oferta y la demanda, sino fue el gobierno de Álvaro Arzú por seguir el ejemplo de muchos otros países que se vieron obligados a hacerlo por las circunstancias de su economía. Pero lo que pasa es que se ha abusado de esa fórmula liberal y los sucesivos gobiernos no han hecho nada para impedirlo. Se debe reconocer que ese sistema de la economía de mercado de los liberales ha sido el que mejor ha funcionado entre todos los que ha habido. Pero en algunos casos los comerciantes han cometido abusos en los que los gobiernos habrían tenido que intervenir para impedirlos, porque su objetivo debe ser proteger a los consumidores de la insaciable voracidad de los especuladores.
Continúa diciendo: ?Pero en vez de eso, decidió hablar pajas y nos quiso agarrar de mulas diciendo que por efectos del último huracán todavía nos vendrán guamazos más fuertes. No dijo que en el paraíso del libre mercado, Estados Unidos, el Gobierno reaccionó ante la especulación y cuando los expendedores subieron el precio del combustible porque el mismo estaba agotándose rápidamente en los expendios, intervinieron para sancionar a los que estaban abusando de la gente. No dijo que la escalada no duró ni 24 horas porque allá, con todo y lo que se respeta al mercado, se entiende que hay especuladores hijos de su madre que aprovechan hasta de la miseria y necesidad humana para hartarse de pisto y los sancionan, cosa que aquí no pueden hacer por falta de leyes y por falta de faroles para actuar en defensa de la población.?
Comento: creo que un hombre que es tan preparado y bien informado como mi viejo amigo y colega Óscar Clemente Marroquín, director de La Hora, tendría que saber que en los Estados Unidos el gobierno da muchísimos subsidios para que los consumidores no sufran el impacto por las alzas de precios.
Continúa Óscar Clemente: ?La verdad indigna ver que un ministro de Estado se convierta en portavoz de los especuladores del petróleo en contra de su pueblo. Yo, por lo menos, no me trago las babosadas que fue a decir Meany al Congreso porque sé que no son ciertas y estoy convencido que en el despacho que él ocupa desde hace mucho tiempo circulan dobletes para que se hagan de la vista gorda. Ojalá los diputados entiendan que la Ley de Hidrocarburos de la era de huevos tibios es una babosada que urge reformar.?
Comento: estoy de acuerdo en que se debe reformar lo que sea necesario para que la tal economía de mercado de la oferta y la demanda no pueda ser un abuso de los especuladores. Pero mientras eso suceda, se tiene que respetar a huevo la Ley de Hidrocarburos, por más que abundan los ignorantes y demagogos que creen que en las actuales circunstancias eso se puede hacer tan fácilmente como soplar y hacer botellas. Antes de ponerse a decir babosadas hay que saber lo que sucede. No es prudente hablar solo por hablar.

* ¡Viva Chile, mier…!
Hoy, 18 de septiembre, está celebrando su fiesta nacional de Independencia la hermana República de Chile, patria de mi venerado y ya desaparecido padre, José Palmieri Calderón, razón por la cual grito con mucho entusiasmo ¡Viva Chile mier… mosa patria! y brindo con una copa de excelente vino chileno por el progreso y felicidad de Chile y los chilenos.
Además, les informo que esta noche, a partir de las 8 pm, en el 3er nivel del antiguo edificio de correos, tendrá lugar un concierto del seminario orquestal Chile-Guatemala. Este concierto será conducido por el maestro José Luis Dominguez, Director titular de la Orquesta Nacional Juvenil de Chile y Director Residente de la Orquesta Filarmónica de Santiago. El maestro Dominguez ha realizado un trabajo intensivo con nuestra Orquesta Juvenil Municipal desde el día 8 de septiembre, en el que nuestros jóvenes músicos han mostrado su potencialidad y la han desarrollado al máximo, lo cual constituye un ascenso en el arte y la cultura de nuestra amada Guatemala. La entrada es gratuita. Todos están invitados. Yo lamento que no podré asistir porque a esa misma hora estaré en el Teatro Nacional para escuchar el segundo y último concierto de la maravillosa Orquesta Sinfónica de Xalapa, que es la más antigua de México porque fue fundada en el año 1929.

* Adiós al capitalismo
El planeta Tierra ya puede irse despidiendo del capitalismo al estilo estadunidense. El presidente George W. Bush terminará con esta debacle económica sus nefastos ocho años de gobierno, durante los cuales emprendió dos guerras pretextando perseguir al terrorista Osama bin Laden. Lo que se tiene que ver ahora es si detrás vendrá también el ocaso del imperio de los Estados Unidos de América. ¡Ya veremos!

MV8DiQyh8jw[/youtbube]


Posted in Sin categoría