MISCELÁNEA DEL 12/12/15

1.- Injusta diatriba contra Alvaro Arzú

mariaolgapaizLa columnista de la revista ContraPoder María Olga Paiz (esposa del periodista Juan Luis Font) escribió el 27 del mes pasado un artículo titulado “La Avaricia de Arzú”, con el subtítulo “El político evita enfrentar el tema del transporte publico”, el cual reproduzco, que mereció una respuesta del Alcalde de la Ciudad de Guatemala, la cual también reproduzco.

La avaricia de Arzú

por María Olga Paiz

“¿Para qué acumular y guardar para luego su capital político? ¿Para ganar un quinto período consecutivo? Llega la hora de gastarlo en mejorar la calidad de vida de miles de usuarios del transporte.

Capital político le llaman a la confianza, buena voluntad e influencia que tiene un político ante el público. Se acumula ganando elecciones, promoviendo iniciativas públicas populares e intercambiando favores políticos.

También abona la experiencia y la prudencia y el buen juicio en la toma de decisiones: saber a qué, cuándo y cómo. Álvaro Arzú ha sabido amasar y conservar el suyo durante 20 años. Ha sido una larga vida política la suya, una hazaña en un medio tropical en el que la expectativa de vida política es corta y suele acabar de súbito y mal.

El expresidente y alcalde de la capital ha sabido invertir con tiento en el ornato y la limpieza de la ciudad y en la creación de una Policía Municipal de Transporte, que ha ordenado la vialidad. Tu Muni ha financiado orquestas y coros juveniles, carreras de la ciudad, proyectos culturales y deportivos que propician la convivencia entre vecinos. Pero también ha invertido en su capital político más modestia y prudencia de la que conviene al electorado.

Rayanas en la mezquindad, diría yo. En todos estos años de gobierno municipal, Arzú ha preferido no contrariar a sus votantes. No se ha atrevido a confrontarlos con algunas verdades que caen por su peso: que deben pagar más por impuestos municipales y asumir el costo del manejo de su basura, que deben desembolsar más de Q1 por trasladarse en la ciudad. No quiere que le pasen la factura en las urnas.

¿Qué político con un mínimo de buen juicio quiere escaldarse las manos con los disturbios y la quema de llantas que asociamos con cada alza a la tarifa?

Solo uno con más voluntad de servicio que de autopreservación. Y sin embargo, no creo que haya una mejor forma para el alcalde de cuatro períodos, acaudalado político y político acaudalado, que gastarlo en mejorar la calidad de vida del millón de personas que usan a diario el transporte urbano. Reducir la octava parte de un día que les toma trasladarse de su casa al trabajo y de vuelta, regalarles tiempo para estirar el sueño, para comer sin prisas, para disfrutar con sus familias, en vez de pasarlo enraizando bajo el agua durante más de media hora en las paradas.

Reembolsar al monedero del asalariado, el sobreprecio arbitrario de Q3, Q4, Q5 y hasta 10 quetzales que deben pagar al taxi colectivo porque pasan los minutos y nunca llega el transurbano en hora pico y hay que cumplir como sea con el horario de trabajo. Obsequiarles la tranquilidad de abordar un bus prepago, exento del azote de las extorsiones y asesinatos a pilotos, de desplazarse sin temor a que les desvalijen la quincena o el celular.

La solución del Transmetro con sus carriles exclusivos y sus buses articulados, puntuales y seguros, es una solución a medias. Cubre apenas 300 mil de los más de tres millones de viajes que necesitan a diario los usuarios.

No es ninguna ganga hacerse cargo de ordenar el merequetengue del transporte urbano: el déficit de unidades, el estado calamitoso del parque de buses, las extorsiones, el control del subsidio concebido para beneficiar al usuario y que ha sido robado –con la complicidad del Ministerio de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda y la indiferencia de Tu Muni– por una red clientelar y corrupta entre los transportistasEs una responsabilidad muy costosa, capaz de dilapidar el más robusto capital político. Pero ¿acaso no es precisamente para servir que se llega a un cargo público? Quisiera escuchar a Arzú diciendo como George W. Bush cuando ganó la reelección: “Durante esta campaña gané capital. Capital político. Y ahora tengo la intención de gastarlo”. Lo cual no es ninguna garantía, vista la experiencia de Bush en su segundo período. Pero al menos Arzú no pasará a la historia como el político avaro que se negó a gastar el capital acumulado en beneficio de sus votantes.”

Contundente respuesta del Alcalde Álvaro Arzú

alvaroarzuEstimada señora Paiz:

“Con respecto a su artículo titulado La avaricia de Arzú, que se me hizo llegar hace unos días, permítame hacerle algunos apuntes. En principio me imaginé que se referiría a aspectos monetarios –que en mis 69 años de edad nunca han sido una prioridad pues, como dicen mis detractores políticos, fui un nacido en “cuna de oro”– y es correcto, ya que bajando libros hoy concluyo que era más “acaudalado”, como usted dice, cuando nací que ahora.

Luego, cuando usted menciona que se trata de mi “capital político”, falla nuevamente. Mi “capital político” ha sido producto de la mano de Dios, que aunque me le vivo escapando, me vuelve a capturar, poniendo a mi alrededor solo gente más capaz que yo. En todo caso, ¿puede usted creer señora que, a estas alturas de mi vida, después de más de 50 años en política (no 20 como usted dice) sería eso una preocupación para mí?

Pero usted entra en materia al decir que el “Transmetro” de la Muni es una “solución a medias” y en eso estoy de acuerdo con usted. Con algo más, para que se sienta comprendida y satisfecha, en los temas de: agua, basura, tráfico, áreas verdes, iluminación pública, asfalto, etc. También aplicamos soluciones “a medias”, al igual que en TODAS las ciudades del mundo, señora. Porque nunca se va a alcanzar la demanda de servicios, resultado de la migración a los centros urbanos. Por ejemplo, cuando usted nació en la ciudad circulaba, a lo sumo, un millón de personas. Ahora lo hacen dos millones, y cuando sus hijos tengan su edad serán tres millones y los presupuestos no crecen ni crecerán en la misma proporción. Así que, cuando su hijo mayor sea Alcalde y no simplemente un “crítico”, tendrá el mismo dilema: aplicar aunque sea “soluciones a medias” para paliar los demandantes problemas de la población en crecimiento. Explíqueselo así: “Plaza Sésamo”.

A glosa de información, en estos momentos que le escribo la Ciudad Capital es la comunidad indígena más grande del país. El 20 por ciento de los habitantes son indígenas que han emigrado de todas partes en busca de mejores oportunidades, y tenemos la “obligación” de darles todos los servicios que podamos, aunque sea “a medias”, como usted dice. En Suiza, para trasladarse a vivir de un Cantón a otro se necesita permiso del gobierno; en Guatemala solo se requiere traer su chamarra.

Como verá, somos más democráticos que allí. Ni que decir del parque vehicular de más de un millón de automóviles, que crece un 15 por ciento anualmente con un 50 por ciento que viene de otros municipios y en el cual el 80 por ciento de los automóviles llevan una sola persona, aunque el Transmetro les pase enfrente de las narices. Por cierto, el único que ha solucionado su problema de tráfico en la ciudad es el mayor vendedor de automóviles, porque se moviliza en helicóptero.

Lo que no acepto que diga es que soy “prudente en mi actuación”, pues eso lo dejo a otros políticos que quieran quedar bien con la prensa, lo cual nunca ha sido mi caso. Protesto enérgicamente por ese apelativo.

Finalmente, le agradezco su amable comparación con el expresidente de los EE.UU. George W. Bush, pero me parece totalmente fuera de proporción, pues yo simplemente he sido presidente y alcalde de un Gran País del Tercer Mundo y con estudios únicamente de Bachiller en Ciencias y Letras.

Atentamente,

Alvaro Arzú, Alcalde

2.- Centenario de Frank Sinatra

Hoy se cumplen 100 años del nacimiento del cantante Frank Sinatra, identificado como “La Voz”. Como homenaje a él, les invito a escuchar su icónica interpretación de la canción “A mi manera” (My way), con música de Claude François y letra de Paul Anka. Para poder escucharla en la edición virtual de elPeriódico y en mi blog, presione el link.

Imagen de previsualización de YouTube

Twitter@jorgepalmieri