MISCELÁNEA 19/05/09

1) Lo que sea de cada quien
El domingo pasado, se produjeron en esta capital dos masivas manifestaciones pacíficas: una en la Plaza Italia, frente al edificio de la Muni, organizada por parientes y amigos del malogrado licenciado Rodrigo Rosenberg Marzano, así como por dirigentes y miembros de varios partidos políticos de oposición, la cual estuvo compuesta por cerca de 25 mil personas, vecinas de esta ciudad, la mayoría de ellos jóvenes; y la otra en la Plaza de la Constitución, frente al Palacio Nacional de la Cultura, organizada y financiada por el gobierno de Álvaro Colom o por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), compuesta por un similar número de personas de bajos recursos que fueron traídas de los departamentos en autobuses y camiones especialmente contratados y se dice que por venir a participar en la concentración recibieron una cantidad de dinero y el almuerzo.
Como ya se ha reportado, con satisfacción de quienes no deseamos que haya más violencia, no hubo ninguna confrontación entre las dos concentraciones, gracias a que se tuvo el cuidado de que nunca se encontraron y cada una permaneció en un lugar. En esta forma se evitó el peligro de que se pudiese producir una confrontación violenta entre los participantes de las dos concentraciones. Debe impedirse que la población guatemalteca se divida en dos sectores: ricos y pobres, izquierdistas y derechistas, católicos y evangelistas, indígenas y ladinos, etcétera, porque se debe tratar de fortalecer la unidad nacional que representa el Presidente de la República, según lo estipula la Constitución Política de nuestro país.
Por esas diferencias era que me preocupaba tanto la forma tan inconveniente y torpe, con innecesarias declaraciones confrontativas, como al principio estaban respondiendo a la delicada situación el propio presidente Colom, su esposa Sandra Torres y el vocero presidencial Fernando Barillas, como esa destemplada amenaza que lanzó el presidente contra quienes lo «acusaron de asesino» en el discurso que pronunció durante el acto de inauguración de un programa de escuelas abiertas, en Palín (Escuintla). Porque con esa actitud confrontativa estaban «echando más leña al fuego» a la violencia.
Por ejemplo cuando el presidente Colom se refirió al caso Rosenberg y amenazó: «A todos aquellos que me acusaron de asesino les va a caer el peso de la Ley; que vean la Constitución y el Código Penal en qué se estaban metiendo al acusar al Presidente Constitucional de la República de asesino sin pruebas de ninguna naturaleza: voy a salir implacable, ahí están las fotos, los videos y todo». El gobernante afirmó en su discurso que ya tiene «un grupo de abogados» para realizar las acciones pertinentes y agregó: «Uno por uno los voy a ir viendo entrar en la cárcel y el pueblo va a ver, porque esto no se queda así, por el Estado de Derecho y la Democracia de Guatemala».
Pero, en honor a la verdad, se debe reconocer que últimamente están adoptando una actitud mucho más prudente y conciliadora, según se dice gracias a los buenos consejos del politólogo ecuatoriano Roberto Izurieta, quien en vista de la crisis ha venido de Washington, donde se desempeña como catedrático en una universidad; o de unos venezolanos expertos en estas cosas que le ha enviado el presidente Hugo Chávez para aconsejarle cómo debe hacer frente a las manifestaciones contra su gobierno. Sin embargo, me duró demasiado poco la buena impresión porque Colom volvió a las andadas el domingo en su discurso durante la tercera repartición de 3.8 millones de quetzales que se suman a los anteriores Q30 millones entregados en septiembre del año pasado, en el llamado «resarcimiento a familiares y víctimas del conflicto armado interno», quienes recibieron cheques por Q20 mil o Q24 mil cada uno de ellos. Pero los favorecidos fueron solamente entre los deudos de quienes murieron luchando del lado de la guerrilla. ¡Como si no hubiese habido también víctimas del lado del Ejército! Allá, el mandatario volvió a hablar más de lo que conviene al decir a la concurrencia «¡Mírenme a los ojos!», insinuando que se puede ver que él no es un asesino y reconoció: «Vivimos una grave crisis, posiblemente una de las más complejas que hemos tenido en los años de la democracia de Guatemala». Sería más prudente y ventajoso que el presidente Colom procure no hablar tanto. ¡Y eso mismo se le debe aconsejar a su esposa! Pero me agradó mucho escuchar el discurso mesurado y conciliatorio del Vicepresidente de la República, doctor Rafael Espada. ¡Para que nadie crea que anda viendo cómo sustituye a Colom!
La primera concentración del domingo pasado fue integrada en forma totalmente voluntaria compuesta por vecinos de la capital que en esa forma protestaron por los asesinatos del empresario Khalil Musa y su hija Marjorie, y también por el asesinato del destacado joven abogado Rodrigo Rosenberg Marzano, y exigiendo que inmediatamente se haga una exhasutiva investigación para descubrir quiénes fueron los autores materiales y los autores intelectuales y se les lleve a los tribunales para que se les castigue con todo el peso de la ley. Aunque fue lamentable que entre ellos hubo algunas personas que politizaron la manifestación al exigir que el presidente Colom retire de su cargo de Secretario Privado de la Presidencia al señor Gustavo Alejos y que después él mismo ?renuncie temporalmente? para que no haya interferencias oficiales mientras se hace la investigación y se lleve a cabo un juicio.
Sin embargo, en mi opinión, en primer lugar no se puede obligar al gobernante a que renuncie al cargo para el cual fue electo democráticamente por más de un millón y pico de votos sólo por una simple mención que hizo el licenciado Rosenberg Marzano en el testamento manuscrito y en los dos DVD que grabó pocos días antes de su muerte, en los que dijo que el presidente Colom y su esposa «aprobaron» su asesinato que supuestamente cometieron las dos personas que mencionó. Y si acaso el presidente Colom cometiese el error de hacer caso a lo que le piden estos opositores y renuncia ?temporalmente?, lo más seguro es que nunca más podrá concluir su período constitucional de cuatro años porque las investigaciones y los juicios toman demasiado tiempo, como acertadamente ha venido señalando en diferentes entrevistas de radio y televisión el licenciado Vinicio Cerezo Arévalo, ex Presidente de la República.
No hay que perder de vista que ni la carta manuscrita ni las grabaciones de video y de audio que dejó el licenciado Rosenberg son pruebas legales, sino son simples señalamientos, sin fundamento ni valor jurídico alguno. Otra cosa muy distinta habría sido si el susodicho abogado hubiese hecho una denuncia formal ante el Ministerio Público de las supuestas amenazas que le hicieron. No se puede obligar al gobernante a que por una simple mención ?retire? del cargo de Secretario Privado de la Presidencia al señor Gustavo Alejos y después él mismo ?renuncie temporalmente? al más alto cargo del país. El hecho de «retirar» de la Secretaría Privada de la Presidencia al señor Alejos equivaldría a dar crédito a lo que dijo Rosenberg, en cuyo caso él mismo tendría que presentar su renuncia, porque él también fue mencionado, así como su esposa, Sandra Torres, su Secretario Privado, Gustavo Alejos, y su financista, Gregorio Valdés. Pero todos sabemos que no se les puede considerar culpables de haber ordenado o aprobado los asesinatos de los Musa y de Rosenberg sólo por haber sido mencionados en esos documentos póstumos sin valor legal.
Por otra parte, unas personas han criticado que hayan gastado tanto dinero en propaganda por todos los medios de comunicación para apoyar al gobernante y en la manifestación de apoyo (se dice que gastaron sólo en ésta Q8 millones) porque aparentemente han gastado un total de Q20 millones y unos dicen que fueron cubiertos con fondos del Estado, pero el vocero presidencial, Fernando Barillas, declaró en una conferencia de prensa que a él eso le causa risa porque fue pagada con dinero del partido oficial UNE.
Hay que dar al César lo que es del César y reconocer que tienen derecho los altos jefes del gobierno y los directivos del partido oficial a hacer tanta propaganda para defenderse de los múltiples ataques que han estado recibiendo de todas partes. No se debe olvidar que en las elecciones presidenciales el actual gobernante ganó en todos los departamentos del país, con excepción del departamento de Guatemala, donde obtuvo mayor número de votos el general (retirado) Otto Pérez Molina, candidato del partido Patriota. Y también hay que tomar en consideración que los compatriotas de los departamentos son muy pobres, en su mayoría, y no tienen automóvil para trasladarse a la capital, ni tampoco tienen dinero para pagar el transporte, ni tienen una casa en la capital a donde hubiesen podido ir a comer, por lo cual fue justo y necesario que el gobierno o el partido oficial les haya pagado el transporte y proporcionado el almuerzo. Ni modo que no les recompense por haber empleado su día domingo en venir a la capital a respaldar al gobernante y ni siquiera se les proporcione un almuerzo. No hay que ser injustos. Todos los gobiernos de todos los países del mundo tienen derecho a defenderse de sus opositores. Con mayor razón cuando éstos quieren que los gobernantes renuncien.
Dios y mis lectores saben que desde un principio de este régimen he sido un constante crítico de la pareja presidencial Colom-Torres, mas no por ello voy a permitirme proponer que renuncie el mandatario y se rompa la institucionalidad del país en tanto no se pruebe que es verídico lo que dijo Rosenberg. También me parece demasiado injusto e infundado que se ande diciendo que la señora Sandra Torres Casanova, esposa del presidente Colom, hizo asesinar al licenciado Rodrigo Rosenberg y antes mandó a asesinar a Hugo Arce y al periodista Eduardo Zarco. ¡Es el colmo! No lo creo porque creo sinceramente que el poeta Arce se suicidó en una habitación en un piso muy elevado de un hotel de la zona 4 en la que se encerró por dentro y si lo hubiesen matado, el asesino tendría que haber salido volando por una ventana para huir del lugar del crimen; y Zarco murió como consecuencia de una sobredosis de esa droga conocida como crack, pocos días después de haber sido aprehendido y encarcelado en Miami durante varios días hasta que fue llevado al aeropuerto esposado por un sheriff y expulsado de Miami con la prohibición de jamás volver a los Estados Unidos.
Yo sé que la señora Sandra Torres tiene un carácter muy fuerte y que es sumamente autoritaria, que ejerce influencia sobre su marido y se inmiscuye en muchas cosas del gobierno que no le corresponden, como si ella fuese una especie de co-presidenta de la República, o algo parecido, y sé también que a muchas personas no les cae bien, pero jamás me podrán hacer creer que ella sea capaz de mandar a matar a alguien, como si fuese otra Lucrecia Borgia o Catalina de Médicis. ¡Sencillamente no lo creo! Debe haber límites para levantar falsos a las personas.

2) Ha muerto el querido amigo ?Tono? Chocano.

Embajador de carrera Antonio Chocano Batres
Este elegante caballero vestido con frac y condecoraciones fue el embajador guatemalteco Antonio Chocano Batres, quien falleció recientemente a la edad de 97 años. Dedicó la mayor parte de su vida a la diplomacia guatemalteca. Cuando le fue tomada esta fotografía se encontraba en pleno goce de su vida, y creo que es el guatemalteco que más condecoraciones recibió en el transcurso de su vida. Pero todavía no había recibido algunas de ellas, que le fueron conferidas algún tiempo más tarde, como la Orden Antonio José de Irisarri, en homenaje al ilustre militar y diplomático guatemalteco-chileno que en Chile llegó a ser designado «Director Supremo de la Nación», quien nació en Guatemala en 1786 y murió en Nueva York en 1868 cuando desempeñaba el cargo de ministro plenipotenciario de Guatemala, El Salvador y Nicaragua en los Estados Unidos de América, la cual fue la última condecoración que recibió al haberle sido conferida por el actual gobierno. Pero en el transcurso de tantos años al servicio de Guatemala en la diplomacia, «Tono» Chocano llegó a tener tantas condecoraciones que si alguna vez se las hubiese puesto todas juntas en el pecho, al mismo tiempo, se lo habría cubierto por completo.
Sus padres fueron el célebre poeta peruano José Santos Chocano y la señora guatemalteca Margarita Batres Arzú. Hizo sus primeros estudios en Guatemala, su bachillerato en Lima, Perú. El 3 de mayo de 1979 contrajo matrimonio con la muy estimada señora Concha Salazar Samayoa de Chocano, con quien vivió 30 años de felicidad. Por este medio, presento mi más sentida condolencia a su viuda, mi querida amiga «Conchita», a sus hijos políticos y al resto de su familia. Que descanse en paz mi querido amigo «Tono» Chocano Batres.

3) Murió Gabriel Urruela Villacorta
Ayer falleció mi compañero de clase en el Colegio de Infantes y estimado viejo amigo Gabriel («El Sapo») Urruela Villacorta, por lo cual presento por este medio mi sincera condolencia a su viuda, María del Carmen (Baby) Arguedas de Urruela y a sus hijos Gabriel (Guago) Urruela Arguedas y Carolina Farner de Urruela, Ricardo (Bochi) Urruela Arguedas y Silvia Rivera de Urruela, Rodolfo Cabrera y Mari, Omar Nájera y María del Rosario (Cachi) Urruela Arguedas, así como también a sus amados nietos, a su hermano, ingeniero Juan José Urruela Villacorta, y a su hermana Ana María Urruela Villacorta de Quezada y su esposo, licenciado Fernando (Palillo) Quezada Toruño. Asimismo, a todo el personal administrativo y técnico de la empresa automotriz Cofiño Stahl, donde él trabajó durante muchos años como brazo derecho del siempre bien recordado «Pájaro» Saravia. Que en paz descanse mi estimado viejo amigo Gabriel «El Sapo» Urruela Villacorta.

4) «Tú eres Guatemala» con una «mina» argentina
En el canal de televisión GuateVisión, propiedad del diario Prensa Libre, han comenzado a presentar un programa con el sugestivo nombre «Tú eres Guatemala», presuntamente para exaltar las bellezas naturales y demás atractivos de nuestro país, del mismo estilo del que presenta Televisa de México titulado «GEM» (Gringo en México), que ha llegado a obtener muy elevado rating. El nuevo programa de GuateVisión está a cargo de una guapa rubia muy flaca, de Argentina que se llama Guadalupe. Esto no debe extrañar a nadie porque el director de todos los programas que se producen en dicho canal es el argentino Ricardo García Santander, y no es debido a que no hayan encontrado una buena presentadora guatemalteca que pudiese encargarse de ello. Por cierto que cada día se pone más bonita la chulísima presentadora Diana Ruiz de la primera emisión del noticiario. Pero es insoportable que algunos de los locutores sean tan ignorantes o tan testarudos que no entienden que no están «comentando» las noticias que dan, sino están informando. El peor de todos ellos es el que se encarga de «comentar» acerca del tiempo. Insisto en que la mejor presentadora de noticias de ese noticiario es María Luisa Gómez, en la última emisión, junto al locutor Juan José Ríos quien grita demasiado. Antes de que se me olvide, he averiguado que la joven, bonita y simpática presentadora del programa de chismes de la farándula denominado «Rumores», Verónica Deleón Regil, no es hija del coronel retirado de la FAG Francisco («Paco») Deleón Regil, sino es su sobrina, hija de un hermano de éste que es veterinario y vive en Quetzaltenango.

5) Mañana aprobarán ley
Ahora que la bancada del nuevo partido denominado Líder ha aceptado no insistir en continuar interpelando al ministro de Gobernación, Salvador Gándara, se supone que mañana, a partir de las 10 horas, será aprobada en una sóla sesión extraordinaria del Congreso de la República el proyecto para las Comisiones para las Postulaciones que está siendo impulsado por la diputada Nineth Montenegro y puede convertirse en ley, que persigue hacer más clara la elección de magistrados de la Corte de Apelaciones del Organismo Judicial (OJ) y de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). ¡En buena hora! ¡Felicitaciones a la activa diputada Nineth Montenegro! Para que ese proyecto sea aprobado y se convierta en ley se necesitan solamente 80 votos.

6) Dos Álvaros se reunieron
La prensa informa de que ayer se reunieron a platicar durante un buen rato en Casa Presidencial el presidente de la República Álvaro Colom Caballeros, y el Alcalde Metropolitano y ex Presidente de la República, Álvaro Arzú Irigoyen. Tengo la esperanza de que de esta cordial plática entre los dos Álvaros saldrá una mejor disposición presidencial ante la crisis que se está viviendo.

Posted in Sin categoría