SIR WINSTON CHURCHILL

Sir Winston Churchill

Queridos amigos:

Este domingo 23 de septiembre del año 2012 quiero rendir un homenaje a un personaje británico de trascendencia mundial por su participación en las reuniones con el presidente de los Estados Unidos de América, Franklin Delano Roosevelt, y el premier de la URSS Joseph Stalin. Churchill fue dos veces Primer Ministro de Gran Bretaña y en el año 1953 obtuvo el Premio Nobel de Literatura. Estoy seguro que les va a interesar. Vean primero este interesante slideshare con algunas de sus frases más célebres, sobre todo su intercambio de mensajes con el genial escritor y humorista irlandés George Bernard Shaw, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1925. Podrán ver que en el primer slide aparece una botella con whisky porque se decía que el bebía una botella de whisky todos los días y fumaba varios puros habanos.


Con datos tomados de la enciclopedia libre Wikipedia de Internet, esta es su biografía: Sir Winston Leonard Spencer-Churchill, KG, OM, CH, TD, FRS, PC, nació en el Palacio de Blenheim el 30 de noviembre de 1874 y falleció en Londres el 24 de enero de 1965. Fue un político y hombre de estado del Reino Británico, conocido por su liderazgo del Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial y por sus reuniones con el presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt y el premier de la URSS Joseph Stalin. Es considerado uno de los grandes líderes de tiempos de guerra y fue Primer Ministro del Reino Unido en dos períodos (1940-45 y 1951-55). Notable hombre de estado y orador, Churchill fue también oficial del Ejército Británico, historiador, escritor y artista. Hasta la fecha es el único Primer Ministro británico que ha sido galardonado con el Premio Nobel de Literatura, y fue nombrado ciudadano honorario de los Estados Unidos de América.

Churchill nació en el seno de la familia aristocrática de los Duques de Marlborough. Su padre fue Lord Randolph Churchill, un político carismático que desempeñó el cargo de Ministro de Hacienda del Reino Unido; su madre fue Jenny Jerome, de origen estadounidense. Siendo un joven oficial del ejército entró en acción en la India Británica, Sudán y en la Segunda Guerra de los Bóeres. Se ganó fama como corresponsal de guerra y con los libros que escribió sobre sus campañas.

En primera línea política durante 50 años, Churchill ocupó numerosos cargos políticos y de gabinete. Antes de la Primera Guerra Mundial fue Presidente de la Secretaría de Estado de Comercio, Ministro de Interior y Primer Lord del Almirantazgo, como parte del gobierno liberal de H.H. Asquith. Durante la guerra continuó como Primer Lord del Almirantazgo hasta la desastrosa Batalla de Galípoli, que él había patrocinado y que fue la causa de su salida del gobierno. Después sirvió brevemente en el frente occidental como comandante del 6º Batallón de los Fusileros Reales Escoceses. Regresó al gobierno como Ministro de Armamento, Secretario de Estado de Guerra y Secretario de Estado del Aire. Tras el conflicto mundial Churchill ocupó el cargo de Ministro de Hacienda en el gobierno conservador de Stanley Baldwin entre 1924-29, donde tomó la controvertida decisión de devolver la libra esterlina en 1925 al patrón oro como en la paridad anterior a la guerra, una medida vista ampliamente como la creación de una presión deflacionaria sobre la economía del Reino Unido. También polémicas fueron la oposición de Churchill al incremento de la autonomía de la India y su resistencia a la abdicación del rey Eduardo VIII en 1936, quien tuvo un breve reinado de solo 325 días, por haber contraído matrimonio con la celebridad norteamericana y dos veces divorciada Wallis Simpson.

Fuera del escenario político en los años 30, Churchill tomó el liderazgo en alertar sobre el peligro de Adolf Hitler y en la campaña para el rearme. Al estallido de la Segunda Guerra Mundial fue nombrado de nuevo Primer Lord del Almirantazgo, y tras la dimisión del «apaciguador» Neville Chamberlain el 10 de mayo de 1940 se convirtió en Primer Ministro. Su firme negativa a aceptar la derrota, la rendición o un acuerdo de paz ayudó a inspirar la resistencia británica, especialmente durante los difíciles primeros años de la guerra, cuando el Reino Unido se quedó solo en su firme oposición a la Alemania Nazi. Churchill destacó especialmente por sus discursos y programas de radio que ayudaron a inspirar a mantener en alto su espíritu al pueblo británico, al que lideró como Primer Ministro hasta que fue segura la victoria de los Aliados sobre las potencias del Eje Berlín-Roma-Tokio.

Después de que el partido conservador perdiera las elecciones generales de 1945, Churchill lideró la oposición. En 1951 consiguió volver a ser Primer Ministro, hasta su retiro en 1955. A su muerte en 1965, la reina Isabel II le concedió el honor de darle un funeral de estado en el que se dio una de las mayores reuniones de jefes de estado antes nunca antes vista. Churchill es unánimemente recordado como uno de los hombres más influyentes en la historia británica.

Churchill era hijo de lord Randolph Churchill, tercer hijo del séptimo duque de Marlborough, y de la estadounidense Jennie Jerome, hija del millonario norteamericano Leonard Jerome. Winston Churchill descendía de John Churchill, primer Duque de Marlborough y era primo hermano del octavo duque.

La niñez de Churchill transcurrió principalmente en internados escolares, incluyendo el Headmaster’s House de Harrow School. Una anécdota interesante es que en su examen de admisión en la asignatura de latín, escribió el título de la misma, su nombre y el número 1 seguido de un punto y nada más, ya que no tenía idea de qué escribir. No se puede decir que lo entregase en blanco, porque, además, dejó caer dos borrones de tinta. A pesar de ello fue aceptado, dado el peso de sus antecedentes familiares, si bien se le asignó a la división más atrasada del colegio donde principalmente se enseñaba inglés, materia en la cual siempre destacó. Actualmente en Harrow existe el premio Churchill que se otorga a ensayos en inglés.

En el tiempo de su estancia en Harrow, raramente era visitado por su madre, a la cual adoraba y a quien escribía cartas frecuentes pidiéndole que le visitara o que le permitieran viajar para visitarla. Siguió la carrera de su padre, pero apenas existió relación entre ellos. En una ocasión, en 1886, Churchill exclamó: “Mi padre es el canciller del Exchequer y algún día eso es lo que voy a ser yo”. La experiencia de su solitaria y desolada niñez la llevó consigo por toda su vida.

Churchill no progresó mucho en Harrow, siendo regularmente castigado por su deficiente trabajo y su falta de dedicación. Tenía una personalidad independiente y rebelde y nunca logró alcanzar muchos méritos a nivel académico, suspendiendo diversas materias, excepto matemáticas e Historia, en las cuales con frecuencia estaba colocado entre los mejores alumnos. Pero su negativa a estudiar los clásicos le impidió sacar más provecho.

Su fracaso en los estudios lo justificó como un acto de rebeldía contra su padre. Sin embargo, logró ser campeón de esgrima de la escuela.

 Les deseo un feliz domingo.

Twitter: @jorgepalmieri