LA VISTA PÚBLICA Y OTRAS COSAS

Portada del vespertino La Hora del 06/08/11

Durante su largo y tedioso discurso de 24 minutos con 47 segundos de duración ante el pleno de los magistrados de la Corte de Constitucionalidad, en los cuales leyó una parte e improvisó otra para pedir que se ordene al Registro de Ciudadanos que se la inscriba como candidata a la  Presidencia de la República, postulada por la coalición del partido oficial Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y el partido Gran alianza Nacional (GANA), a pesar de las resoluciones negativas consecutivas del propio Registro de ciudadanos, del Tribunal Supremo Electoral y de la Corte Suprema de Justicia –instancias a las que acusó de “violar sus derechos fundamentales al ‘seleccionar’ a ciertos candidatos para que participen en las elecciones”— la licenciada en Ciencias de la Comunicación Sandra Julieta Torres Casanova (ex de Colóm) dijo ocho veces que solicita su inscripción «en nombre de un millón 137 personas que, con su firma, su cédula de vecindad y su empadronamiento», le habían pedido que sea su candidata. Como se podrá recordar, varias veces se denunció en su oportunidad en los medios de comunicación que a las personas a quienes se repartían Q300 y bolsas con alimentos y una botella de aceite para cocinar, se les ponía como condición previa que presentaran su cédula de vecindad y llenaran su solicitud de empadronamiento. Sobre esto mismo dijo: «Estoy aquí no para defender mi derecho sino el derecho de un millón 137 mil personas que están afuera clamando justicia», refiriéndose a que afuera, en la Plaza de la Constitución, se habían aglomerado cerca de 40 mil personas, sobre todo mujeres y niños, conformados por las que se catalogan como plebe, que gritaban y aplaudían cualquier cosa que decía, por insignificante que fuese, debido a lo cual el magistrado presidente, Alejandro Maldonado Aguirre, tuvo que pedirles que guardaran silencio. Pero al final de cuentas esta plebe lanzó piedras a las ventanas del edificio y rompió varios vidrios. ¡Esta es la clase de gente que pretende gobernar nuestro país! Muchas veces Sandra Torres se identificó como “madre soltera con cuatro hijos”, sin embargo, primero estuvo casada con el licenciado Edgar Augusto De León Sotomayor, un político eminentemente izquierdista, fundador y máximo dirigente del partido Desarrollo Integral Auténtico (DIA) que en las elecciones del año 1991 postuló como candidato a la Presidencia de la República al Dr. Luis Rolando Torres Casanova, hermano de Sandra, de profesion Medico y Cirujano, destacado por su currículum de ayuda social como director para Mexico y Guatemala del Christian Children’s Fund, quien esta vez es candidato a diputado por el Partido Patriota (PP).Por su parte,  De León Sotomayor fue un líder de la izquierda y es el padre de los cuatro hijos de la señora Torres Casanova. Lo que significa que no se puede autocalificar como «madre soltera». Junto a él, su hermana Gloria y su hermano Luis Rolando fueron los fundadores del partido politico de ideología izquierdista DIA, y en el año 1995 postularon candidato a la Presidencia al Dr. Torres Casanova, pero obtuvo solamente la cantidad de 39,425 votos y únicamente una curul en el Congreso de la Republica. Cuatro años más tarde, en 1999, este mismo partido, junto con los partidos Alianza Nueva Nacion (ANN) y el ex guerrillero Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) se unieron para postular la candidatura presidencial del ingeniero industrial Álvaro Colom Caballeros, pero en la primera vuelta electoral quedó en tercer lugar, detrás de los candidatos Alfonso Portillo Cabrera del partido Frente Republicano Guatemalteco (FRG), y Óscar Berger Perdomo, postulado por el partido GANA, por lo cual no logró participar en la segunda vuelta. Cuatro años más tarde, en el año 2003, Colom fundó su propio partido al que llamó Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y en esta elección logró obtener el segundo lugar en la primera vuelta electoral, por lo cual participó en la segunda vuelta, pero la ganó el licenciado Óscar Berger Perdomo. Por su parte, el licenciado De León Sotomayor y el Dr. Torres Casanova, fueron postulados candidatos a diputados por el partido DIA, pero no ganaron y el partido desapareció porque no obtuvo el mínimo de votos requerido para subsistir. Durante el  gobierno de Oscar Berger Perdomo (2004-2008) por Acuerdo gubernativo 156-2004, publicado en el diario oficial el 20-05-2004, el Dr. Torres Casanova fue nombrado Comisionado para el uso, manejo y conservación del Agua y Recursos Hídricos para Guatemala, cargo que desempeñó ad honorem, con independencia de criterio en las atribuciones asignadas, y en la actualidad es Asesor del Congreso de la Republica.

¿Madre soltera”?

Sandra Torres Casanova dijo varias veces que es «una madre soltera», sin embargo, procreó a sus cuatro hijas durante el tiempo que estuvo casada con Edgar Augusto De León Sotomayor, de quien se divorció en el año 2002; y, como es bien sabido, el 20 de enero del 2003 se casó en segundas nupcias  con el ingeniero Álvaro Colom Caballeros, actual Presidente de la República gracias a su decisivo apoyo durante las elecciones presidenciales del año 2007, en las que Colom derrotó al general retirado Otto Pérez Molina, candidato del Partido Patriota (PP), y desde entonces ella ha sido una especie de co-gobernante que ha nombrado y destituído a su antojo a varios ministros de Estado y creó los instituciones aparentemente de servicio social, pero con clara tendencia populista y eminentemente electorera,  denominados Comedores Populares, Cohesión Social y Mi Familia Progresa para los cuales se ha valido de los recursos económicos del Estado, que ha transferido de varios ministerios, sin importarle que con ello ha causado perjuicio a hospitales y escuelas, para hacer su larga campaña de proselitismo. Pero se engolosinó con el poder mientras fue la co-gobernante y participaba en las Juntas de Gabinete, nombrada y despedía ministros de Estado, y aprovechó el control que ejerce sobre el partido UNE y GANA para lanzar su candidatura presidencial en el siguiente período del de su esposo. Pero se encontró con el valladar que el Artículo 186 incido c) de la Constitución Política de la República prohíbe la inscripción de su candidatura a pesar de que no establece implícitamente la palabra cónyuge, y algunos de sus asesores legales lambiscones le aconsejaron que para sortear esa dificultad se divorciara del actual Presidente de la República, y, sin ningún escrúpulo, sin que les importara el ridículo internacional que causaron ni las críticas que merecieron, se divorciaron el 8 de abril del 2011 «por consentimiento mútuo», aunque fue obvio que lo hicieron con deliberado propósito de burlar la prohibición establecida en la Constitución de la República.  Lo cual constituye Fraude de Ley. No obstante, durante su discurso ante los siete magistrados de la CC declaró con desvergonzado cinismo:“Tomé la decision de poner fin a mi posición de mujer casada y por eso no quieren que participe en este proceso”. ¡Pero después de haber tenido dos matrimonios, de los que se divorció, no puede autocalificarse de “madre soltera”! La definición de madre soltera es la mujer que ha procreado hijos sin estar casada. No cabe duda que, además de haber pretendido jugarle la vuelta al inciso c) del Artículo 186 de la Constitución de la República, y de haber tratado en vano de engañar al director del Registro de Ciudadanos, a los magistrados del Tribunal Supremo Electoral y a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y en esta oportunidad trató de ver cara de babosos a los 7 magistrados de la Corte de Constitucionalidad. Lo cual hizo aún más evidente cuando agregó: “Estoy aquí para defender la Constitución de la República de Guatemala!” ¡Qué cinismo!

Foto de José Miguel Lam/ elPeriódico

Torres se reunió con sus simpatizantes luego de que concluyó la vista Pública en la CC

Comento: por esas cosas del destino, el sombrerito que lucía la señora de Sandra Torres es igual al que usaba el bandolero Robin Hood, de quien se decía que supuestamente robaba a los ricos para darles a los pobres. ¡Qué coincidencia!

El titular del reportaje de Asier Andrés publicado en las páginas 2 y 3 de elPeriódico del viernes 05 del mes en curso dice en letras inusualmente grandes: TORRES: SOY SOLO UNA MADRE SOLTERA CON CUATRO HIJOS» y como subtítulo: La coalición UNE-GANA repitió los argumentos que rechazaron el TSE y la CSJ.

«La búsqueda del tan deseado amparo que dé vía libre a su inscripción la llevó ayer a la Corte de Constitucionalidad (CC). Consciente de estar agotando su última oportunidad, Sandra Torres se paró frente a los siete magistrados y se esforzó por pronunciar un discurso lo más emotivo posible. Sus palabras, pausadas y leídas directamente de unos folios que iba pasando con delicadeza, podían escucharse en la sala y resonaban fuera de ella, en las calles cercanas y en el Parque Colón, donde miles de sus simpatizantes la escuchaban. Torres miraba cara a cara a los magistrados de la CC, pero su discurso apelaba a quienes la esperaban afuera, su último recurso frente a las instituciones que hasta ahora le han dado la espalda.
La precandidata de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) fue escuchada ayer en vista pública como parte del proceso de apelación de la resolución de la Corte de Suprema de Justicia (CSJ), que el pasado viernes le denegó el amparo. Los mismos actores que en aquella ocasión se hicieron presentes en la audiencia: Torres y su abogado Arturo Herrador, y Adela de Torrebiarte y el suyo Estuardo Ralón; y prácticamente los mismos argumentos.
Torres volvió a jugar en el terreno de lo político. De nuevo, repitió en incontables ocasiones que denegar su inscripción es violar los derechos “del millón ciento treinta y siete mil” ciudadanos pobres que “le solicitaron” que participase y, esta vez sí, aseguró que el proceso electoral y el sistema democrático “que tanta sangre ha costado” quedarían deslegitimados si su nombre no se incluía en las papeletas. “El pacto de paz social que es la Constitución está en serio riesgo por mi exclusión. No se puede excluir al 20 por ciento de los votantes que han firmado una petitoria pidiendo que yo participe”, afirmó la ex esposa de Álvaro Colom.
Su discurso fue transcurriendo hacia un terreno más personal y en dos momentos puntuales, incluso, quebró su voz, ensayando un llanto que no llegó a brotar. Torres se presentó como una víctima de un sistema que discrimina a quienes representan a los pobres; una mujer que “como todas la mujeres” está acostumbrada a “siempre sufrir en silencio” y nunca ser protagonista. “Soy solo una madre soltera con cuatro hijos (ninguno con Álvaro Colom), sin prohibición legal para ser presidenta porque la prohibición es para los que sean parientes del presidente, no los que lo han sido”, afirmó.
Su abogado, el diputado oficialista Arturo Herrador, cargó con el peso de la fundamentación legal. Sus argumentos giraron en torno a los mismos temas que el viernes pasado: el Registro de Ciudadanos no tiene jurisdicción para prohibirle a un candidato participar. Aunque en esta ocasión expuso que la CC debe poner en un segundo plano el principio de alternancia en el poder, frente al derecho colectivo a elegir.
Estuardo Ralón, en representación de Adela de Torrebiarte, después de haber puesto sobre la mesa los consabidos argumentos contra la inscripción de Torres, apeló directamente a la conciencia de los magistrados. “Piensen en que su nombre aparecerá estampado en un sentencia que pasará a la historia. Piensen en cómo quieren ser recordados, si quieren que se les recuerde como quienes defendieron la Constitución o la violaron”, aseguró». (Fin del reportaje)

Hay dos recuadros que dicen:

UNE-Gana espera fallo para el martes
>Fernando Barillas, vocero de la Unidad Nacional de la Esperanza, indicó que la coalición espera tener la resolución del amparo el próximo martes. “La Ley de Amparos y Exhibición Personal establece un plazo de cinco días para que los magistrados de la CC notifiquen acerca de su fallo. Aunque también se establece una ampliación a este período, esperamos que se tenga la respuesta este martes”.
>El magistrado ponente de la acción es Roberto Molina Barreto, quien tiene la tarea de redactar el proyecto de sentencia a dictar. “Esta puede aceptarse o rechazarse en su totalidad, o bien modificarse en partes”, explicó Alejandro Balsells, director del Centro para la Defensa de la Constitución.
Une quiere ir  a la CIDH
>El diputado César Fajardo reiteró ayer que de encontrar una denegatoria en la Corte de Constitucionalidad acudirán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
>Rolando Yoc, encargado de resolución de conflictos de la Oficina del Procurador de Derechos Humanos, reconoce que para iniciar un trámite ante la CIDH es indispensable una resolución de esa institución.
La precandidata de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) fue escuchada ayer en vista pública como parte del proceso de apelación de la resolución de la Corte de Suprema de Justicia (CSJ), que el pasado viernes le denegó el amparo. Los mismos actores que en aquella ocasión se hicieron presentes en la audiencia: Torres y su abogado Arturo Herrador, y Adela de Torrebiarte y el suyo Estuardo Ralón; y prácticamente los mismos argumentos.
Torres volvió a jugar en el terreno de lo político. De nuevo, repitió en incontables ocasiones que denegar su inscripción es violar los derechos “del millón ciento treinta y siete mil” ciudadanos pobres que “le solicitaron” que participase y, esta vez sí, aseguró que el proceso electoral y el sistema democrático “que tanta sangre ha costado” quedarían deslegitimados si su nombre no se incluía en las papeletas. “El pacto de paz social que es la Constitución está en serio riesgo por mi exclusión. No se puede excluir al 20 por ciento de los votantes que han firmado una petitoria pidiendo que yo participe”, afirmó la exesposa de Álvaro Colom.

Su discurso fue transcurriendo hacia un terreno más personal y en dos momentos puntuales, incluso, quebró su voz, ensayando un llanto que no llegó a brotar. Torres se presentó como una víctima de un sistema que discrimina a quienes representan a los pobres; una mujer que “como todas la mujeres” está acostumbrada a “siempre sufrir en silencio” y nunca ser protagonista. “Soy solo una madre soltera con cuatro hijos (ninguno con Álvaro Colom), sin prohibición legal para ser presidenta porque la prohibición es para los que sean parientes del presidente, no los que lo han sido”, afirmó». Su abogado, el diputado oficialista Arturo Herrador, cargó con el peso de la fundamentación legal Sus argumentos giraron en torno a los mismos temas que el viernes pasado: el Regustro de Ciudadanos no tiene jurisdicción para prohibirle a un candidato participar. Aunque en esta ocasión expuso que la CC debe poner en un segundo plano el principio de la alternancia en el poder, frente al derecgo colectivo de elegir.

Estuardo Ralón, en representación de Adela de Torrebiarte, después de haber puesto sobre la mesa los consabidos argumentos contra la inscripción de Torres, apeló directamente a la conciencia de los magistrados. «Piensen en que su nombre aparecerá estampado en una sentencia que pasará a la historia. Piensen en cómo quieren ser recordados, si quieren que se les recuerde como quienes defendieron la Constitución o la violaron», aseveró. (Fin de los recuadros)

Atención! Noticia de último momento:

No obstante todo lo dicho anteriormente, pocos minutos antes de cerrar este artículo y enviarlo a los suscriptores he recibido información digna de confianza de que hoy, lunes 8 de agosto de 2011, se producirá el fallo de los 7 magistrados de la Corte de Constitucionalidad y que –¡aunque usted no lo crea!– la votación será de 4 votos en favor de conceder el amparo e inscribir a Sandra Torres Casanova y 3 en contra de concederlo. Si así es, ¡qué poca vergüenza tienen los 4 que votaron en favor! ¡No cabe duda de que han sido poderosas las «influencias» tanto de la magistrada titular Gloria Patricia Porras, de quien se dice que es pariente de la ex «primera dama», como del magistrado suplente Héctor Efraín Trujillo! ¿Quienes serán los otros dos magistrados que hicieron el juego a las desmedidas ambiciones de esta señora? ¿No sirvió de nada que se haya dado a conocer por todos los medios de comunicación que este último haya sido abogado y mandatario tanto de Sandra Torres Casanova como del Presidente de la República Álvaro Colom Caballeros? ¿No era suficiente razón para que Trujillo se inhibiera de participar en este caso por el hecho que la madre de Sandra Torres Casanova se llama Teresa Casanova Trujillo?  ¿No existe ningún nexo de parentesco entre ellos? ¡Pobre nuestra sufrida Guatemala! ¡Quisiera no creerlo! ¡Quisiera que este lunes nos llevásemos una sorpresa positiva que nos hará tener confianza en el sistema de justicia del país! Las consignas de venezolanos y cubanos que han venido a asesorar a la ex «primera dama» han dado buen resultado, porque siguiendo el ejemplo del presidente venezolano Hugo Chávez se ha hecho todo lo que era necesario para dominar totalmente la situación política con un congreso de la República mayoritariamente integrado por diputados simpatizantes o serviles de esa señora, o «convencidos» ($$$) por dinero de origen inconfesado, y un Ejército sumamente disminuído y controlado por personas afines a los planes oficiales, sin descartar que tienen el apoyo de los cuatro canales de televisión (3, 7, 11 y 13) del magnate mexicano Ángel González. Y todo esto ocurre en un país en el que s temen las presiones de las plebes acarreadas desde los departamentos a las que se compra con un puñado de quetzales y el incentivo de traerles de paseo a la capital, pero mientras tanto, el resto del pueblo no se molesta en salir a participar en manifestaciones multitudinarias como las de los llamados «Indignados» en la Plaza del Sol de Madrid, ni mucho menos como las que finalmente derrocaron al dictador Mubarack de Egipto, porque todos nos quedamos tranquilos, en nuestras casas, temerosos de salir a protestar para no correr el riesgo de un enfrentamiento con las agresivas plebes organizadas. Nos damos por satisfechos con hablar mal de lo que sucede y hacer chistes sobre la situación, pero no tenemos los «pantalones» (para no decir huevos) para exponer nuestra vida, si fuere necesario, por la patria. Las únicas «heroínas» que hemos tenido en nuestra historia han sido doña Dolores Bedoya de Molina porque salió a quemar cohetes cuando supo que se había firmado el Acta de Independencia el 15 de septiembre de 1821, y la profesora María Chinchilla porque murió el 25 de junio de 1944 mientras trataba de protegerse bajo un camión pero la hirió de rebote una bala disparada por la caballería ubiquista. Confieso que sospeché que esta desagradable sorpresa podría suceder desde que el momento en me enteré de que el encargado de redactar la resolución en la CC iba a ser el magistrado Roberto Molina Barreto, pero, francamente, no creí que podría ser capaz de darle la espalda al pueblo y a nuestra Carta Magna una persona bien nacida, miembro de una familia honorable, un profesional del Derecho con apego a la ley y a la justicia, sobre todo por tener la responsabilidad histórica de velar por el estricto respeto y cumplimiento de la Constitución Política de la República. Pero desde un principio sospeché que las publicaciones en los periódicos de la coalición UNE-GANA pidiéndole que se inhibiese de participar porque hace algún tiempo externó una opinión sobre el tema, no era sino una mascarada para hacer creer que este magistrado iría a votar en contra. Y me resisto a creer que mi amigo el licenciado Alejandro Maldonado Aguirre, ex ministro de Educación, ex embajador ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), ex embajador en México, ex Canciller de la República y ex diputado, haya podido votar en contra del mandato constitucional porque está presionado debido a que su hijo, del mismo nombre, desempeña desde hace varios años un alto cargo público. ¡No lo podría creer! ¡Pobre Guatemala! ¡Y pobres los guatemaltecos que tradicionalmente hemos dejado que se violen las leyes  y que los funcionarios sean corruptos con impunidad! ¡Los guatemaltecos nos hemos dejado abusar de unos y otros! ¡Y así hemos venido permitiendo paulatinamente, por cobardía, que nuestra bella Guatemala se convierta en país abyecto! ¡Sólo Dios sabe lo que nos espera!