MISCELÁNEA 04/10/11

1) El extraterrestre

Efraín Recinos

Semblanza  de Enrique Efraín Recinos Valenzuela

Por josé Toledo Ordóñez

Una nave espacial lo depositó en Xela en 1928. Fue ingeniero, urbanista, pintor, escultor, muralista, escenógrafo, ajedrecista y conocedor de música, cine y letras.  No por ser chivo era vegetariano; protestaba cuando se le llamaba así. Decía que su dieta era mucho más amplia: ovo-lácteo, cerveza, ginebra-whiskey, venado-indita, vegetariano.

Fue estrella jugador de básquetbol, corredor olímpico, profesor de matemáticas, de construcción y de una carrera que no existía en Guatemala: arquitectura.  Aprendió a tocar la marimba,  el violín y la mandolina.  Su padre construyó una marimba para dos personas. Con  Jorge Sarmientos la cargaban a tuto para ir a dar serenatas a sus enamoradas.

Su más reciente afición era escribir; dejó escritos 15 cuentos inéditos.

Siempre estaba dispuesto a ayudar a los estudiantes.  Irradiaba cordialidad y nunca hablaba mal de nadie.  Su modestia le impedía ser crítico de arte; rehusaba jugar ajedrez por no derrotar al contrincante. Era solitario y tenía una  memoria prodigiosa.

Entró a la pintura por la puerta grande cuando, en 1959, ganó un certamen nacional con el cuadro titulado Indigestión de tamales.

Su obra maestra es el Gran Teatro en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, donde conjugó arquitectura y escultura en armonía con los volcanes y el resto del entorno.  Allí tenía su estudio y deambulaba por las tramoyas como si fuese el fantasma de la ópera.

La Ciudad de Guatemala es un museo vivo de su obra. Además del Gran Teatro, hizo la fuente del Parque de la Industria, los murales del Crédito Hipotecario Nacional, de la Biblioteca Nacional y los de la Terminal Aérea en el  Aeropuerto La Aurora. En su escultura pública expuso con valentía temas sociales; nunca se sometió a presiones políticas.

Su lealtad hacia Guatemala fue constante. En el año 1954 comenzaron las dictaduras, la  represión y  la violencia. Artistas y escritores expresaron sentimientos de protesta e impotencia. Algunos tuvieron que emigrar y otros, como él, tuvieron el coraje de quedarse en su país; sobrevivió a gobiernos que asesinaron a muchos intelecutales.  Este país le debe demasiado.

Admiraba la pintura clásica. Estudió a fondo a los grandes maestros buscando no caer en la repetición. Los respetaba, pero a su vez los desafiaba. Así surgió una pintura nunca vista, que convirtió en arte la realidad histórica de nuestro país.   Su obra evolucionó constantemente; es universal y auténtica.

Algunos de sus personajes fueron recurrentes: la musa inspiradora, la muy querida Guatemalita, una pequeña niña siempre  al  borde del peligro, monstruos que se nutren de nuestros temores,  y está a un paso de convertirse en símbolo patrio.

Comenzó a dibujar «salvajemente», como él mismo decía,  a la edad  de seis años. Su padre, también pintor,  jamás lo influenció. Se limitó a guardar cuidadosamente todo lo que hacía. No lo envió a la escuela porque decía que los otros niños le podían enseñar malacrianzas. Sus temas recurrentes fueron grandes batallas, monstruos, héroes y, por supuesto, bellas damiselas que merecían ser rescatadas. Su dibujo infantil refleja tal madurez que lo hace caer en la excepcional categoría de niño prodigio de la pintura.

En el fondo fue  moralista.  En su utopía todos viviríamos de una manera artística, bellamente, en un mundo sin cárceles.

Pintó varias decenas de abstractos.  Coqueteó con el surrealismo.  Su escultura es expresionista y su pintura esencialmente barroca,  a veces etiquetada como realismo mágico, tal vez por que recurría  a figuras fantasmagóricas. Pintó cosas que se entienden.

Manejaba el humorismo delicadamente; fue innovador,  audaz,  libre; fue misterioso,  evocador,  único.  Era un verdadero extraterrestre. Así fue Efraín Recinos Valenzuela.

José Toledo Ordóñez

Películas producidas y libros editados por Pepo Toledo sobre su gran amigo el maestro Efraín Recinos, publicados por la Fundación Mario Monteforte Toledo:

Documental Difusores acústicos. Efraín Recinos

Documental El juego de hacer dibujos – Pintura infantil de Efraín Recinos

Documental  La sonrisa en la historia de la pintura. Efraín Recinos.

Documental El Extraterrestre. Algunas dimensiones de Eftraín Recinos.

Vida y Obra de Efraín Recinos

Libros

Difusores acústicos. Efraín Recinos.

El juego de hacer dibujos – Dibujo infantil de Efraín Recinos

Improvisaciones. Efraín Recinos.

Catálogo Murales censurados. Efraín Recinos.

Últimas palabras de Efraín Recinos a su amigo Pepo Toledo:

“Hola vos, escultor contemporáneo, le pese a quien le pese”.

Deseos no cumplidos de Efraín Recinos

1.  Ver terminada el edificio de la Academia de la Marimba que él diseñó. La obra fue detenida hace aproximadamente 6 años. Se terminó la obra gris. A precios de hoy faltarán entre cinco y seis millones de quetzales para terminarla.

2.  Ver publicado su libro de cuentos, por supuesto ilustrado, de los cuales escribió 15. Planeaba llegar a 25. Estaba en pláticas para publicarlo con María del Carmen de Ola de Editorial Santillana.

3. Ver colocada la cabeza de su íntimo amigo el periodista y escritor Mario Monteforte Toledo en la Hemeroteca Nacional arriba del mural de protesta que allí hizo el propio Recinos. La cabeza de Monteforte fue elaborada por el amigo de ambos Manolo Gallardo para conmemorar los primeros cien años del nacimiento del desaparecido escritor. Lamentablemente,  por intransigencia del Vice Ministro del Patrimonio Cultural, Juan Carlos Pérez, a última hora no se pudo colocar.

2) Más claro no canta un gallo

Me permito reproducir a continuación el brillante artículo que publicó esta mañana en su habitual columna HOMO ECONOMICS el economista Raúl González Garza, sobre el supuesto «bono 15» que promete imponer el candidato presidencial postulado por el partido LIDER, licencenciado Manuel Baldizón.

«De todas las promesas de campaña,ninguna ha capturado más la atención que la hecha por el señor Baldizón: el bono 15. La audacia y astucia de prometer una nueva prestación laboral por decreto y las cantinflescas explicaciones de cómo se pagaría no solo la convierten en la “madre de todas las promesas electorales”, sino que también definen el carácter de aquel que está haciendo la promesa. ¿Quién no quisiera gozar de los beneficios de un decimoquinto salario? “Es para el pago de los útiles escolares”, promete el candidato.

José Raúl González Garza

Seductora, atractiva y populista promesa de campaña. Seguramente, el voto de muchas personas ha sido influido, al margen, por la ilusión de ese bono. Después de todo, para eso son las promesas de campaña, ¿no? Como dijo Alfonso Portillo, “los candidatos son vendedores de sueños”.
Para que usted se crea en el sueño del bono 15, debe creer también que el Congreso es capaz, por decreto, de crear riqueza. A partir de ese supuesto, la promesa del bono 15 nace muerta. La riqueza y las prestaciones laborales no se crean por decreto; mucho menos por promesa de campaña presidencial. Para comenzar, al iniciar este año solamente uno de cada siete personas de la población en edad de trabajar —más de 10 millones— estaba afiliada al IGSS. Eso quiere decir que seis de cada siete trabajadores operan en el sector informal, en donde no se paga el bono 14, mucho menos el bono 15. En esas empresas no hay suficiente inversión de capital para aumentar la productividad de la mano de obra y poder pagar las “prestaciones legales”. Esa es la realidad. Ni siquiera Supermán la puede cambiar.
El bono 15 equivaldría a un aumento anual de 7 por ciento en el salario nominal de los trabajadores que lo reciban. De las cifras del IGSS podemos estimar que su costo sería de unos Q2 mil 500 millones. Pero para poder recibirlo habrá que generar un aumento similar en la productividad de la mano de obra. Si no es así, lo que pasará es que las empresas deberán disminuir el número de sus empleados. Eso significa mayor desempleo y mayor pobreza. Acá es donde comienzan las respuestas al estilo del cómico mexicano Cantinflas. Dice el candidato que, como también bajará los impuestos de las empresas con el famoso flat tax, de ahí saldrá el dinero para el bono 15. En el mejor de los casos, y en buen chapín, va a desvestir un santo para vestir a otro, porque el fisco recaudó, justamente, unos Q2 mil 500 millones por concepto de Impuesto de Solidaridad en el 2010. Y ahora vaya usted a averiguar si le salen las cuentas del mentado flat tax y qué hará con el déficit fiscal o la deuda pública…
El bono 15 es una oferta electoral audaz, desafortunada y demagógica. Engaña a las personas y las ilusiona cruelmente para que voten por el candidato, haciéndoles creer que la riqueza se crea por decreto. Peor aún, fomenta aquella actitud populista de hacer promesas irresponsables con tal de llegar al poder. Insulta la inteligencia de los electores y los pone a prueba para determinar si somos tan ignorantes o inocentes de creer, de nuevo, en los “vendedores de sueños”. (Fin de la columna)

¡Es una excelente columna! El doctor Manuel Baldizón Méndez no tiene límites en prometer y hacer todo lo que él cree que podría ayudarle a ganar la segunda vuelta electoral, por muy insensato e inconveniente que pueda ser lo que promete. Dos de sus desmedidas promesas han sido 1) la instauración de un bono 15 a todos los trabajadores del país y 2) la disminución del IVA a un 5%. Si en mala hora este señor llegase a ganar la próxima vuelta electoral del 6 de noviembre –Dios no lo quiera– ¿de dónde fregados va a sacar dinero el Estado para pagar sus gastos y emprender nuevas obras? Por otra parte, si se llegase a imponer el bono 15, el desempleo que causaría sería inconmesurable. Muchas empresas y personas tendrían que despedir a sus empleados porque no tendrían suficientes fondos para poder pagar el bono 15, porque quienes no lo hagan seguramente van a quebrar. ¡Es increíble y extremadamente peligrosa hasta donde llega la demagogia populista del doctor Baldizón!

Por otra parte, es impresionante esa especie de melange de dirigentes de partidos políticos  denominada «Cruzada por Guatemala» –la mayoría de los cuales son insignificantes– que ha organizado alrededor de su campaña, no porque vayan a sumarle muchos votos sino como un simple efecto psicológico, con el propósito de impresionar. ¡Esta es otra farsa demagógica más!. ¡Otra especie de «engaña babosos»! ¿Qué cantidad de votos pueden representat los dirigentes de los partidos políticos LIDER, UNE, GANA, WINAQ, ANN, UD, UCN, FRG, BIEN, PAN, CNC, CAFÉ, y la licenciada Laura Reyes, ex candidata a la Vicepresidencia del partido CREO?  ¿Cuántos votos podrán representar? ¡Ya solo falta que también se una a ellos el denominado «Llanero Solitario», ex candidato presidencial del partido Verde! Esos supuestos «dirigentes políticos» podrán instar a sus afiliados y seguidores a votar el 6 de noviembre por el binomio del partido LIDER, pero eso no significa que quienes votaron por ellos en la primera vuelta vayan a votar en la segunda vuelta por otro candidato. Deben recordar que los votos no son endosables.