RADIOGRAFÍA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

La libertad de emisión del pensamiento y la libertad de prensa tienen sus bemoles cuando cualquier persona, por badulaque que sea, pero que tenga a su disposición un espacio en un medio de comunicación, se permite opinar ignorancias sobre temas que no están al alcance de su conocimiento y de su capacidad de análisis. La columnista dominical de Prensa Libre Vida Amor de Paz, quien desde hace mucho tiempo ha venido dedicando su atención a temas relacionados con la ecología y el medio ambiente –que probablemente conoce–, publicó este domingo en la página Editorial de ese medio un artículo titulado «¡La Corte sin presidente!», en el que expresa numerosas inexactitudes, aunque tampoco se podría desestimar la posibilidad de que su intención sea perversa y motivada por un propósito político no confesado para desprestigiar al actual presidente interino de la CSJ, doctor Érick Alfonso Álvarez Mancilla, para que, harto de recibir tantas críticas injustas, renuncie para que le sustituya el magistrado César Ricardo Crisóstomo Barrientos Pellecer, hasta hace pocos días presidente de la Cámara Penal, para que sea él quien presida la Comisión de Postulación e influya para la reelección de la Fiscal general del Ministerio Público (MP) Claudia Paz y Paz, porque coincide con lo que han venido expresando otras columnistas que dan la impresión de ser voceras de esa entelequia que los izquierdistas del país y los tontos útiles han dado en llamar «sociedad civil», tales como Magalí Rey Rosa, también de Prensa Libre y Lucía Escobar, de elPeriódico, que han escrito sendos artículos tratando de convencer a sus lectores de que el período para el que fue nombrada la abogada Claudia Paz y Paz como Fiscal General del MP termina en diciembre del 2014 y no en mayo del 2014, como debe ser, y que se la debe reelegir, con lo cual se unieron a una bien orquestada campaña mediática en ese sentido.

Doctor Érick Alfonso Álvarez Mancilla

En el artículo de la señora Vida Amor de Paz –que a juzgar por por su redacción no parece escrito por ella sino por algún abogado– se afirma que la CSJ está sin presidente, a pesar de que es bien sabido que la Ley del Organismo Judicial estipula –y lo acaba de ratificar la Corte de Constitucionalidad en el amparo que otorgó ordenando a los magistrados se reúnan todos los días hasta elegir al nuevo presidente titular– que en ausencia del presidente corresponde al vocal primero asumir la Presidencia, y el vocal primero de la CSJ es el doctor Érick Alfonso Álvarez Mancilla, razón por la cual ha debido asumirla, aunque haya desempeñado ese cargo durante un año y deberá continuar en él mientras los 13 magistrados no logren ponerse de acuerdo para elegir al sucesor del magistrado Gabriel Antonio Medrano Valenzuela, quien desempeñó la Presidencia del OJ y la CSJ durante el período 2012-2013, que concluyó el 12 de octubre, y su sucesor debió de haber asumido el 13, pero no ha sido sustituido firmemente en vista de que ninguno de los candidatos que han surgido ha obtenido la mayoría requerida de 9 votos. Mientras tanto, deberá continuar la presidencia del OJ y CSJ a cargo del doctor Érick Alfonso Álvarez Mancilla. Les guste o no les guste a sus gratuitos detractores que no comprenden que él ha vuelto a ocupar interinamente ese cargo porque así lo manda el Reglamento de la Corte Suprema de Justicia y no porque él lo haya procurado.

Si por algún motivo éste no lo hubiese hecho, habría tenido que asumir la presidencia interina de la CSJ el magistrado César Ricardo Crisóstomo Barrientos Pellecer, que es lo que persiguen los elementos de izquierda empeñados en reelegir a la doctora Paz y Paz por otro período como Fiscal General, para lo cual han venido desempeñando una inícua campaña contra el doctor Álvarez Mancilla con el propósito de desprestigiarle a tal punto que renuncie para que le sustituya el magistrado Barrientos Pellecer. Por cierto que el doctor Barrientos Pellecer formaba parte del Grupo de los 6, pero se pasó al Grupo de los 7 porque negoció con el magistrado Gabriel Medrano un dictamen jurídico indicando que la licenciada Claudia Paz y Paz, debe dejar el cargo en diciembre del 2014 y no en mayo del 2014, fecha en la que realmente debe dejarlo.

Entre los 13 magistrados se han conformado dos grupos: el Grupo de los 7, integrado por Gabriel Medrano, Luis Arturo Archila, Rogelio Zarceño, Edwin Gómez, Arturo Sierra, Mynor Franco,y César Barrientos. Y el Grupo de los 6, está integrado por los magistrados Érick Alfonso Álvarez, Telma Aldana, Gustavo Mendizábal, Manfredo Maldonado, Gustavo Bonilla y Luis Pineda (quien ha sido el candidato propuesto por este grupo).

Los magistrados del Grupo de los 7 se visten de primera comunión y se llenan la boca diciendo que ellos son «los más éticos y honorables», pero no creo que algunos de ellos podrían pasar satisfactoriamente una prueba de polígrafo.

Licenciado César Crisóstomo Barrientos Aguirre

* Para comenzar, cuando el magistrado César Barrientos Pellecer fue presidente de la Cámara Penal traficó con influencias todo el tiempo y se valió de su alto cargo para apoyar los litigios de su hija Claudia Barrientos y también ha protegido a su hijo César Crisóstomo Barrientos Aguirre que actualmente está siendo enjuiciado acusado de asociación ilícita por formar parte de un grupo de personas que explotaba sexualmente a mujeres menores de edad, del cual era su abogado, y que él mismo cometió el delito de violación por haber tenido relaciones sexuales con una menor de edad, de acuerdo al Código Penal

* También ha trascendido que el magistrado Gómez es «hombre de la embajada de los Estados Unidos» y que primero fue asesor del banco Uno y después del City Bank.

* El magistrado Mynor Franco fue el único que votó a favor de que se inscribiera la pretendida candidatura presidencial de la ex «primera dama» Sandra Torres Casanova de Colom, y asimismo, votó porque el ex presidente Alfonso Portillo Cabrera no fuese extraditado a los Estados Unidos y votó en favor de que no se declarara con lugar el antejuicio a Salvador Gándara, alcalde de Villa Nueva. Y se sospecha que recibió dinero por esos votos.

*Por su parte, el magistrado Luis Arturo Archila tiene bufete abierto (lo cual le está prohibido) y maneja temas tributarios, igual que el magistrado Medrano. Los magistrados Gómez y Sarceño han pefido apoyo al CACIF, a la Embajada de EEUU y al gobierno del hgeneral Otto Pérez Molina a través de su «operador político» Gustavo Herrera.

Estos son estos los magistrados vestidos de primera comunión integrantes del Grupo de los 7 que se dicen los «éticos» y «honorables» y se niegan rotundamente a votar en favor del candidato propuesto por el Grupo de los 6 y pretenden imponer a un candidato a la presidencia de la CSJ que responda al plan de que la Fiscal General del MP Claudia Paz y Paz no cumpla con dejar el cargo en mayo sino en diciembre del 2014 y que además, sea reelegida para otro período para que continúe desarrollando el plan revanchista de la izquierda trasnochada de condenar a como dé lugar a quienes salvaron a Guatemala del propósito de los guerrilleros de imponer en nuestra patria un régimen marxista-leninista como el cubano de Fidel Castro. ¡Aliviada está la patria!

Y como era de esperarse, el magistrado Arturo Sierra cuestionó ayer por primera vez la permanencia del presidente interino de la Corte Suprema de Justicia, Érick Alfonso Álvarez, la que calificó de “inconstitucional”, pero no dijo donde lo prohibe la Constitución. este magistrado ha sido uno de los candidatos propuestos del Grupo de los 7 que nunca ha logrado llegar a sumar 9 votos a su favor. Hasta la conocida activista izquierdista Carmen Aída Ibarra se ha pronunciado contra el presidente interino de la CSJ doctor Érick Alfonso Álvarez, alegando que los interinatos deben ser por corto tiempo y no en forma interminable.