CANDIL DE LA CALLE

El presidente de la República, general (retirado) Otto Pérez Molina, se vanagloria por haber recibido, en la Ciudad de Miami, Estado de Florida (Estados Unidos de América) un «galardón» de una revista denominada Latin Trade y, al mismo tiempo, ser declarado «Líder del año» (¡vóytelas!) por sus supuestos éxitos «valorando su esfuerzo, su compromiso y sus éxitos en la transformación de Guatemala, demostrados con el Pacto Hambre Cero, el Pacto por la Seguridad, Justicia, Paz, y el Pacto de Crecimiento Económico, Competividad y Desarrollo Rural». ¿De qué «transformación» hablan? ¿Ya logró que haya hambre cero? ¿Pacto «por la seguridad»? ¿De qué «seguridad» hablan con tanta inseguridad y tantos asesinatos y tantas actividades de la delincuencia común? ¡Mo jodan! ¿Cuál «paz»? ¡La única paz que hay aquí es la de los sepulcros! ¿Crecimiento económico? ¿»Desarrollo rural»? (¡Qué cinismo!) Para comprobar su falsedad basta con leer un reportaje publicado hoy en elPeriódico, que voy a reproducir más abajo. Pero entusiasmado por esas falsedades él agrega: «Esta es una muestra de que vamos por el camino correcto, hacia la Guatemala que todos queremos». Lo cual no es verdad, y no contento con eso el Gobierno reitera su constante eslogan «Vamos para adelante». Porque nada de lo que dicen es verdad que hayan logrado hacer en sus 18 meses de gobierno. Y la verdad es que si «Vamos para Adelante» en ese mismo camino, Guatemala va a sufrir un catastrófico derrumbe mucho peor que el ocurrido en el kilómetro 10.5 de la carretera a El Salvador. ¡Y si seguimos por el mismo camino y no hacemos pronto algún desvío, vamos a caer en un profundo precipicio! En vista de su lastimoso fracaso como estadista, a este militar retirado lo que le preocupa es su imagen. Asegurarse de que la gente crea que está pasando lo que en realidad no está sucediendo. Habría que cantarle también aquella vieja canción popular que dice «Bájate de esa nube… y ven aquí a la realidad»

Ante esta insólita pretensión, al pueblo de Guatemala solamente le queda decir en coro «Candil de la calle y oscuridad de su casa». Mientras que algunos más radicales comentarán «Pérez Molina va a morir engañado». Porque ninguno de semejantes predicados corresponde a los legítimos resultados de su gestión en los 18 meses de haberla iniciado al lado de su vicepresidenta Roxana Baldetti Elías. A quien, dicho sea de paso, se la cataloga como la personificación de la corrupción gubernamental por su obviamente desmedido enriquecimiento ilícito en tan corto tiempo.

Sin embargo, si se analiza el caso con la debida serenidad, sin apasionamientos de ninguna clase, se le puede sugerir al iluso mandatario que su traslade a la Ciudad de Miami donde le otorgan tan alto grado de eficiencia en su raquítica gestión. Los analistas capacitados han desaprobado sus últimos logros, como la inconstitucional intervención de la SAT, de lo cual pocos días más tarde ha dado marcha atrás, como ha sucedido con varias de sus otras desafortunadas iniciativas, como la militarización de las aduanas y, para ponerle la fresa al pastel, el haber logrado que el número escaso de diputados haya autorizado la contratación de otra deuda pública, esta vez por US$200 millones de dólares, equivalentes a Q1,600 millones. ¡Sigue subiendo la deuda nacional que irresponsablemente heredaremos a nuestros descendientes!

Afortunada –o desafortunadamente– en Guatemala ya ha pasado a la historia la antigua práctica de los golpes de Estado y el actual Ejército no se atrevería a dar un cuartelazo como tantos de antes, porque ningún gobierno lo aceptaría. Aunque me cuentan que cuando al conocido empresario Ricardo («Cayo») Castillo Sinibaldi, presidente del IRTRA le preguntaron en una entrevista en una radiodifusora qué se puede hacer ante esta situación –indudablemente en broma– él respondió: «¡Dar un golpe de Estado!».

Encima de todo esto insiste nuevamente en que va a legalizar la mariguana. Estoy convencido de que no sabe lo que está haciendo. ¿O sí sabe? En cuyo caso, eso sería aún mucho peor.

En contraste, la realidad nacional

En la sección de Economía de elPeriódico de hoy se publica el siguiente reportaje

Guatemaltecos insatisfechos con democracia y situación económica

Según la encuesta de Latinobarómetro 2013, el país figura entre los que tienen una percepción más pesimista de crecer y avanzar.

C. Quintela / B. Lix * elPeriódico

Los guatemaltecos creen cada vez menos en la democracia y son pesimistas en el tema económico. El Latinobarómetro, que se aplicó en 18 países, con entrevistas cara a cara a 20 mil 204 personas, reveló cifras de percepción en materia política y económica.

De acuerdo con el documento, los Acuerdos de Paz han tenido poco impacto en el apoyo a la democracia, hace 17 años el 50 por ciento de los encuestados prefería un sistema democrático a un gobierno autoritario; en la actualidad, ese porcentaje a disminuido a un 41 por ciento.

El país junto a Honduras y México figura entre los que menos apoyan la democracia, a diferencia de Uruguay, Paraguay y Chile, en la que los porcentajes van de 24 por ciento hasta el 78 por ciento.

Los resultados del estudio latinoamericano preocupan, porque es una muestra de que aún falta para crear un ámbito de mayor gobernabilidad. “Cuando a las personas les da igual la democracia o el autoritarismo, es porque algo falla”, opina Raquel Zelaya de la Asociación de Investigaciones y Estudios Sociales (Asies).

La encuesta habrá que estudiarla a profundidad para encontrar algunas rutas de salida e integrar una visión en conjunto. Guatemala tiene retos como las tasas de desnutrición, deserción escolar, pero también tiene indicadores positivos, agrega Zelaya.

Salario insuficiente

En materia económica el pesimismo prevalece, el siete por ciento de los entrevistados aseguran que la situación económica es “muy buena”, mientras que un 51 por ciento opina que es “muy mala”. Ecuador (57 por ciento) y Panamá (44 por ciento) son los países que encabezan el listado en la que los ciudadanos manifestaron que tienen una percepción positiva acerca de la dinámica económica durante este año.

El 57 por ciento de los guatemaltecos encuestados respondió que se han quedado más de alguna vez sin dinero para comer, y el 36 por ciento, que no tiene lo suficiente para comprar alimentos.

El director del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), Hugo Maúl, resalta que “con una de las tasas más altas de natalidad en el continente. Un bajo crecimiento económico y muy poco empleo, es la combinación perfecta para resultados muy pobres en el tema económico”.

El grupo de personas que habla de que la economía mejora (un siete por ciento), es la capa de población con acceso a infraestructuras, empleo, servicios básicos, en resumen, el área metropolitana. Solo 18 por ciento de guatemaltecos tiene un empleo formal que cotizan al IGSS, recuerda Maúl.

Sin embargo, más que el tema económico, sigue pesando el tema de seguridad. De acuerdo con la encuesta, es el mayor problema que tiene el país, más que el desempleo y los bajos salarios. “La tendencia de criminalidad y de falta de respuesta institucional no es solamente un problema del Estado. De parte de la sociedad hay varios temas pendientes de abordar”, opina Carmen Aída Ibarra, del Movimiento ProJusticia.

Acceso a tecnología

La brecha digital también es amplia, los países con menor frecuencia de uso del Internet, son Nicaragua (78 por ciento) Honduras (77 por ciento) y El Salvador (70 por ciento). Le siguen Guatemala (65 por ciento), Bolivia (62 por ciento) y México (59 por ciento).

Los latinoamericanos que más se conectan se encuentran en Costa Rica, Argentina, Chile y Ecuador. En la región, 55 por ciento respondieron que nunca se han conectado a Internet.

Ficha técnica

El estudio es realizado por la Corporación Latinobarómetro, una ONG sin fines de lucro, con sede en Santiago de Chile. Las entrevistas se realizaron entre el 31 de mayo y el 30 de junio, con muestras representativas del cien por ciento de la población nacional de cada país de mil y 1,200, con un margen de error del tres por ciento. En Guatemala el encargado de la encuesta es Cid Gallup.

A partir de 1996, el estudio se hace en 17 países, incorporándose en 2004, República Dominicana, completando así los 18 países del mundo latinoamericano, con la excepción de Cuba.

«Con la mitad de población viviendo con menos de US$2 al día, no es de extrañar ese dato”. Hugo Maul, director del CIEN.

28% de los encuestados opinaron que las privatizaciones habían apoyado al desarrollo económico. (Fin de la publicación en elPeriódico)

 Mi comentario: ¿Cómo le habrá quedado el ojo a la revista Latin Trade?

Twitter: @jorgepalmieri