MURIÓ GUAYO PALOMO ESCOBAR

Una mariposa negra muy grande estuvo revoloteando el miércoles por la tarde en el garage de mi casa y les comenté a unos amigos que me visitaban que existe la superstición de que esas mariposas llegan para anunciar la muerte de una persona cercana. No necesariamente la de alguno de los habitantes de la casa, pero sí la de una persona querida. Creo que me anunció la muerte de mi muy querido amigo –más que un hermano– Eduardo (Guayo) Palomo Escobar.

La noche del jueves, un amigo me llamó por teléfono para darme la triste noticia de que, alrededor de media hora antes, cerca de las 7 de la noche, había fallecido, de un fulminante infarto cardíaco, mi muy querido amigo el licenciado Eduardo (Guayo) Palomo Escobar, tan entrañable para mí como un hermano carnal. La mala noticia me hizo llorar de la tristeza que llevaré en mi corazón durante largo tiempo. Desde el día de su muerte no he tenido deseos de escribir ni una sola palabra sobre ningún tema, y no podría escribir nada sobre cualquier otro tema antes de escribir y publicar este artículo sobre la vida y la muerte de mi querido amigo Guayo Palomo, que fue como un hermano para mí. O aún más que un hermano.

Uno no elige a sus hermanos carnales, pero escoge a los amigos a quienes llega a querer como si fuesen hermanos. Eduardo (Guayo) Palomo Escobar, Ernesto (Neto) Vila Alfonso y yo ,Jorge Palmieri García, fuimos tres entrañables amigos, como hermanos, que compartimos varios viajes, entre ellos uno a Washington D.C. y a McClean, Virginia, donde vive su hija Sandra, otro a Nueva Orleáns y otro a la Ciudad de México. Por eso, en un viaje que hicimos alguno de nuestros amigos se le ocurrió llamarnos «Los tres VVV» por ser tres viejos, viudos y viajeros. En todos los viajes nos divertimos mucho. En este blog publiqué oportunamente unas alegres crónicas de los viajes. Y hoy, a manera de despedida y homenaje póstumo a Guayo Palomo, en recuerdo de esos gratos momentos que compartimos, repetiré algunas de las fotos que nos tomaron en diferentes lugares, principalmente en ciertos bares y restaurantes.

Ya solo quedamos dos de Los tres Viejos Viudos Viajeros (VVV), Neto Villa y yo. Primero yo perdí a mi amada Anabella Waelti, de solo 34 años de edad, después Neto perdió a su amada esposa cubana Mily Perea (qepd), y después Guayo perdió a su amada esposa chiapaneca Ana María Mahr (qepd). Así fue como los tres nos hicimos viudos, siendo viejos, y ya solo nos faltaba ser viajeros. Neto tiene 89 años, yo tengo 85 y Guayo tenía 82. Guayo Palomo se nos adelantó en el viaje sin retorno a pesar de que estaba arraigado injustamente por el hecho de haber sido el abogado del Banco del Café. ¡Si esa era su profesión! De acuerdo a esa tesis los abogados serán culpables cuando sus clientes lo son. Pero Dios violó el arraigo al darle visa al más allá, desde donde seguramente se ha dado cuenta de la profunda tristeza que dejó su partida. Esta foto fue tomada en la sala de mi casa, una de las tantas veces que nos reunimos los tres VVV. Desde atrás nos está viendo mi amada esposa Anabella (qepd) en el retrato que pintó el maestro Manolo Gallardo.

Foto tomada el día que los tres VVV fuimos a visitar a su casa a nuestro viejo y querido amigo Antonio (Tono) Chocano Batres y su esposa Concha Salazar de Chocano. De izquierda a derecha, el autor de estas líneas, Jorge Palmieri, sentado en su silla de ruedas Tono Chocano Batres, quien desempeñó durante muchos años el cargo de jefe del Protocolo de la Cancillería, seguido de Tono Chocano (qepd) y Guayo Palomo Escobar, y de pie, atrás, Neto Villa.

Guayo Palomo (qepd) siempre fue cariñoso con los perros y aquí está con un cachorro de mastín napolitano de nuestro inolvidable amigo Tony Pallarés (qepd), una tarde que visitamos a su viuda, nuestra querida amiga Helene. Guayo amaba a su perrita Chihuahua de nombre Lulú que -estoy seguro de que pronto va a morir de tristeza por la ausencia de su amo. Siempre he creído que sin buenas las personas que quieren a los perros. O a los gatos. Yo me inclinado toda mi vida por los perros.

Los tres Viejos Viudos Viajeros (VVV) hicimos juntos varios viajes al extranjeros: uno a Nueva Orleáns, otro a Washington D.C., y otro a la Ciudad de México. En esta foto estamos en la terminal del aeropuerto La Aurora esperando pacientemente la salida del avión que nos llevaría primero a Houston y otro nos llevaría después a Nueva Orleáns.

En el jardín del excelente restaurante Commanders Palace de Nueva Orleáns, mi querido hijo Alejandro Palmieri Waelti, Eduardo (Guayo) Palomo Escobar y Ernesto (Neto) Villa Alfonso bebiendo Bloody Marys.De izquierda a derecha, Jorge Palmieri, Guayo Palomo Escobar y Neto Villa, en el restaurante Commanders Palace de Nueva Orleáns, bebiendo los excelentes Bloody Marys que preparan.

Guayo Palomo Escobar, Jorge Palmieri, Katherine Brennan, propietaria de los restaurantes Commanders Palace y Brennan’s de Nueva Orleáns y Neto Villa. La rica restaurantera fue muy guapa hace algunos años, en los tiempos en que era alcalde de esa ciudad mi entrañable amigo DeLesseps (Chep) Morrisson, pero parece que también sufrió serios deterioros físicos por el devastador ciclón Katrina.De izquierda a derecha, Neto Villa Alfonso, Jorge Palmieri y Guayo) Palomo Escobar. Los tres Viejos Viudos Viajeros estábamos visitando una vieja plantación de algodón de Nueva Orleans. Esta foto la tomó mi hijo Alejandro, que nos acompañó en el viaje.Tomando Martinis en el bar Carroussel del hotel Monteleone situado en el Latin Quarter (barrio latino) de Nueva Orleáns. En esta foto, mi hijo Alejandro Palmieri Waelti, Neto Villa, Jorge Palmieri y Guayo Palomo. Los Martinis en ese bar son famosos porque son triples y preparados con ginebra inglesa marca Hendricks.De izquierda a derecha, Guayo Palomo, Alejandro Palmieri Waelti, Neto Villa y Jorge Palmieri tomando Martinis en el bar Carroussel del hotel Monteleone, en el Latin Quarter (barrio Latino) de la Ciudad de Nueva Orleans. Los Martinis con ginebra Hendricks de este bar han sido famosos desde hace largo tiempo.Los tres Viejos Viudos Viajeros (VVV) Guayo Palomo Escobar, Jorge Palmieri y Neto Villa, entrañables amigos, en el excelente restaurante Galatoires de Nueva Orleáns que, en mi opinión, es el mejor que hay en esa ciudad. Se los recomiendo.

Sentados, de izquierda a derecha en el restaurante Galatoires, Guayo Palomo Escobar, el autor de este artículo, Jorge Palmieri y el inefable Neto Villa. Atrás, de pie, mi querido hijo Alejandro Palmieri Waelti.

De izquierda a derecha, Neto Villa, Jorge Palmieri, Alejandro Palmieri Waelti y Guayo Palomo en el excelente restaurante Brasserie Lip en la zona de Polanco, de la Ciudad de México.

En la encantadora Ciudad de Nueva Orleáns, Guayo Palomo Escobar, Neto Villa y Jorge Palmieri ante el monumento al Jazz-band. Porque Nueva Orleáns ha sido tradicionalmente  la cuna emblemática del Jazz. Y en Nueva Orleáns nació el inmortal trompetista Louis Armstrong.De izquierda a dercha Jorge Palmieri, Neto Villa, Guayo Palomo y mi hijo Alejandro Palmieri Waelti frente al barco turístico en el que navegamos una parte del río Mississippi partiendo del puerto de Nueva Orleáns.

De izquierda a derecha: Jorge Palmieri, Neto Villa y Guayo Palomo Escobar comiendo langostas en el restaurante Lobster House de Nueva Orleáns. Para serles sincero, las langostas no estaban tan frescas como esperábamos y tenían sabor de cartón.

De izquierda a derecha, Jorge Palmieri, Alejandro Palmieri Waelti , Neto Villa y Guayo Palomo Escobar durante el brunch dominical en el restaurante Brennan’s, mundialmente famoso por sus brunches dominicales.

Guayo Palomo frente al hotel Presidente InterContinental de México, D. F.

Los tres Viejos, Viudos Viajeros (VVV), Neto Villa, Guayo Palomo y Jorge Palmieri comiendo un excelente trozo de carne en el famoso restaurante The Capitol Grill de Washington.

Neto Villa y Guayo Palomo en la terraza del News Museum de la avenida Pensylvania, en Washington D.C. Al fondo, el emblemático Capitolio.En la sala de la casa de los esposos Sandra Palomo Mahr y Allan Johnson, sentados de izquierda a derecha el entonces embajador de Guatemala en Estados Unidos, Francisco Villagrán Deleón, Guayo Palomo Escobar, su hija Sandra de Johnson, Jorge Palmieri, y Allan (Al) Johnson; y atrás, de pié, Neto Villa y nuestro destacado compatriota Alfonso Quiñónez, Subsecretario de la OEA.

Neto Villa y Guayo Palomo Escobar en el Fish Market (mercado de mariscos) de la Ciudad de Washington, D.C. Neto Villa, Guayo Palomo Escobar, mi hijo Jorge Palmieri Jr. y yo en el magnífico restaurante The Old Coffee House de Washington D. C., donde comimos ostras frescas de muchos paísesby deliciosas langostas.

De izquierda a derecha nuestro compatriota Alfonso Quiñónez, Subsecretario de la OEA , el embajad0r Francisco Villagrán Deleón, mi hijo Jorge Palmieri Jr, Jorge Palmieri, nuestro compatriota licenciado Jorge Luis Zelaya Coronado, ex Subsecretario de la OEA, Guayo Palomo Escobar y Neto Villa  y el Agregado Militar de Guatemala en Washington, en la recepción que nos ofreció en la embajada el embajador Villagrán Deleón,De izquierda a derecha, el embajador Francisco Villagrán Deleón, Jorge Palmieri, licenciado Jorge Luis Zelaya Coronado y Guayo Palomo en la residencia de la embajada de Guatemala.

De izquierda a derecha, el autor de estas línes, Jorge Palmieri, el entonces embajador en EE UU Francisco Villagrán Deleón, Eduardo (Guayo) Palomo Escobar, y Ernesto (Neto) Vila Alfonso en el excelente restaurante Cazadores de Washington D.C.Al Johnson, su esposa Sandra Palomo Mahr de Johnson, Guayo Palomo Escobar, Neto Villa y Jorge Palmieri en el restaurante de mariscos Waterfront de Washington, D.C.Ernesto (Neto) Villa y Eduardo (Guayo) Palomo Escobar en el restaurante The Old Coffee House de Washington D.C. donde comimos muchas ostras frescas y deliciosas langostas

De izquierda a derecha, el siempre afectuoso Guayo Palomo Escobar, el autor de estas palabras, Jorge Palmieri, Paulina Antebí y el inefable Neto Villa, el mayor de los tres VVV, en el restaurante Cazadores de la ciudad de Washington D.C.Tres ex embajadores de Guatemala en Washington: Guillermo Castillo, actual presidente ejecutivo de la Cervecería Centroamericana, licenciado Antonio Arenales Forno, actual asesor del presidente de la república, y Eduardo Palomo Escobar durante la recepción de despedida que, con carácter personal, le ofreció el presidente de la compañía Aseguradora General Enrique Neutze Aycinena, el 2 del mes en curso.

Con su característica afabilidad y amigable sonrisa, Guayo Palomo Escobar trata de abrazar afectuosamente al nuevo embajador de Guatemala en Washington Julio Ligorría Carballido, durante la recepción de despedida que ofreció, con carácter personal, el 2 del mes en curso, Enrique Neutze Aycinena, presidente de la compañía Aseguradora General, a la cual asistieron el presidente Otto Pérez Molina y el embajador de Estados Unidos de América, Arnold Chacón.

Y no fueron solamente los que vemos en esas fotos los momentos gratos que compartimos, porque el haber gozado de su amistad fue un honor, un privilegio y una satisfacción porque siempre se comportó como una persona discreta, simpática y, sobre todo, caballerosa como pocos. Fue un prominente abogado que gozaba de la más alta reputación, por pundonoroso y actuar siempre con absoluto apego a las leyes. Su amistad personal fue muy grata. Éramos contemporáneos (él murió pocos meses antes de cumplir 83 años y yo estoy a un mes de cumplir 85) y nos conocimos hace muchísimos años, pero incrementó su amistad a raíz de mi regreso a Guatemala después de haber sido embajador en México, cuando instituí lo que ahora se conoce como Cofradía de los Viernes, que consiste en que un grupo de amigos a prueba de fuego que se comportan como hermanos, que nos hemos venido reuniendo a almorzar todos los viernes. Antes los almuerzos siempre tenían lugar en mi casa, pero en vista de que las circunstancias económicas no me permitieron continuar con la misma práctica, decidimos de común acuerdo que en adelante también los haríamos en las casas de algunos otros o en escogidos restaurantes por cuenta de alguno de los cofrades.

Y como que si inadvertidamente estuviese presintiendo que pronto moriría, insistió en que celebrásemos el almuerzo del viernes antepasado en su hermosa casa de Montebello, donde aún se percibe la presencia de su encantadora esposa chiapaneca Ana María Mahr (qepd), quien hizo construir esa casa a su gusto sin que él supiese que lo estaba llevando a cabo, hasta que un día que él regresaba de un viaje, ella manejaba el automóvil y en vez de dirigirse a su antigua casa en Vista Hermosa le llevó a ésta y él le preguntó extrañado: «Y aquí qué es?» y ella le respondió sencillamente: «Esta será nuestra nueva casa». A todo esto, Ana María ya la tenía debidamente amueblada y decorada y Guayo encontró que ya todo estaba en orden. Menciono a la bien recordada Ana María porque todos quienes les conocimos sabemos que no se puede desvincular el recuerdo de Guayo Palomo con el de su inolvidable esposa y madre de sus hijos Annabella, Gerardo («Pololo»), Eduardo («Chichí»), María del Rosario y Sandra, que entre todos conformaron una encantadora y amorosa familia ejemplar de la que él siempre se sintió muy satisfecho y orgulloso. No puede dejar de pasar esta oportunidad sin recordar que Ana María preparaba un fiambre sensacional y todos los días tradicionales en los que los guatemaltecos acostumbramos comerlo, Guayo y ella invitaban a un buen número de personas a comer fiambre en su casa.

Pues bien, en el transcurso de ese almuerzo de La Cofradía de los Viernes, celebrado el 4 del mes en curso, él nos atendió personalmente, porque había contratado a un mesero pero no llegó. A ese almuerzo asistieron: Aura Ruiz Castañeda, a quien afectuosamente llamamos «Muñecona», Ernesto (Neto) Villa, Erick Alfonso Álvarez, Christopher Dent, Stuardo Juárez Charchalac, Roberto López Villatoro, Julián Lamadrid, Juan Luis Florido, Pepo Toledo Ordóñez con su amada esposa Regina y yo. Como invitados estuvieron el estimado embajador de México Carlos Tirado con su encantadora esposa Mayté y el empresario español Luis Castro. En el transcurso del almuerzo bebimos unas cuantas copas de tequila Esperanto, que viene en una botella diseñada en Italia, que, como podrán ver, tiene un agujero en medio con una mata de agave y el querido Pepo, que es un artista irredento, le arrancó la mata de agave para que quedara libre el agujero y me sacó una foto en la que el marco es la botella de tequila Esperanto.

Esa foto servirá durante algún tiempo, a partir de hoy, como encabezado de este blog, en recuerdo de ese almuerzo de La Cofradía de los Viernes que ofreció en su espaciosa casa nuestro querido cofrade y amigo Guayo Palomo Escobar, de grata recordación.

BREVE HISTORIA DE SU VIDA

Eduardo Antonio Palomo Escobar nació en San Salvador (El Salvador) hijo de padre y madre guatemaltecos, el 17 de enero de 1931. Lo que significa que al morir tenía 82 años cumplidos pero el próximo 17 de enero habría cumplido 83 años de edad. El 19 de mayo de 1950 se graduó de High Shool en la escuela Forest County Agricultural en Brooklyn, Mississippi, USA. Antes había estudiado un año en la Escuela Nacional de Agricultura y otros años en el Instituto Nacional para Varones, en Guatemala. Cuando regresó de los Estados Unidos obtuvo el diploma de Bachiller en Ciencias y Letras extendido por el ministerio de Educación Pública. Sus estudios universitarios los hizo en  la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) y en 1960 se graduó de Abogado, Notario y  licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales el 12 de septiembre de 1959. Y fue miembro del Colegio de Abogados con el número de Colegiación 810. Con anterioridad hizo estudios en la Facultad de Economía y en la de Humanidades de la USAC. Fue miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) durante el período 1955-1956, así como también de la Junta Directiva del Colegio de Abogados y Notarios durante el período 1960-1961.

Siendo miembro de la Junta Directiva de la AEU fue comisionado para representarla  junto con Mario Martínez, Adolfo Behrens y José Miguel Gaitánen la V Conferencia Internacional de Estudiantes (COSEC, realizada en Birminham, Inglaterra a partir del 4 de julio de 1955, en donde se le designó como representante de los universitarios latinoamericanos para integrar una delegación de 5 estudiantes: un italiano por Europa, otro de Estados Unidos de América, otro de África del Sur y otro de la Costa de Oro. Esta delegación centros universitarios y centros de estudios de primaria y secundaria en Asia en Pakistán, Birmania, Thailandia, Viet-Nam, Cambodia, Filipinas, Indonesia, Bombay y New Delhi en la India; así como Hong Kong, Malaya, Singapur y Caylán. El objeto de esa delegación fue estudiar y recabar información in situ sobre la situación estudiantil en esos países. La delegación se reunió y partió de Leiden, Holanda (sede de la COSEC), el 1 de diciembre de 1955, habiendo terminado el viaje el 13 de abril en la misma ciudad. El proyecto fue financiado por la UNESCO y la Fundación para Asuntos de la Juventud y los Estudiantes.

EMPRESAS QUE ATENDIÓ PROFESIONALMENTE

Elf Alquitane Francia (Petróleo); Ingenieros Civiles y Asociados, S.A., México (Carreteras e Hidroeléctricas); Beta Drilling Guatemala, INc., Estados Unidos (Petróleo); Citizens & Southern International Bank, Miami, Florida; Dresdner Bank Lateinoamerika AG.; Banco Santander, España; Banco del Café, S.A. y Empresas afiliadas al Bancafé Grupo Financiero del País (Almacenadora, Financiera, Aseguradora); Banco Inmobiliario, S.A. (Guatemala); ITT Guatemala (USA); Ceiba Petróleo, S.A, Colorado (USA); Mtel Guatemala S.A. (Guatemala); Comunicaciones  Celulares, S.A. afiliada a Millicom International Holding Ltd. (Suecia)Río Colorado Drilling Ltd., Bridas (Argentina); Van Heusen (Estados Unidos);  Brother International Corp. (Estados Unidos-Japón), Banco Centroamericano de <integración Económica (BCIE).

* Desempeñó varios importantes cargos públicos de la Administración Pública, como viceministro de Economía del 2 de agosto de 1963 al 3 de agosto de 1964, de 1966 a 1968 como Representante de la Secretaría Permanente y embajador de Guatemala ante las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, de 1966 a 1968, atendiendo especialmente todos los asuntos relacionados con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCEAD) y el GATT, así como los otros organismos internacionales que tenían entonces su sede en esa ciudad (Cargo que desempeñó ad honorem)

* Después fue Representante de la Secretaría Permanente del Tratado General de Integración Económica Centroamericana (SIECA) ante el Mercado Común Europeo, de 1966 a 1968, con sede en Ginebra (Suiza), y viajando en misiones oficiales frecuentemente a Bruselas y ocasionalmente a otros países, entre ellos Marruecos, India, Francia, Alemania, Austria, Italia, España y Grecia como delegado de la SIECA de Guatemala y en una oportunidad también de El Salvador y de Nicaragua.

* Fue miembro de la Delegación de Guatemala durante la negociación del Convenio Internacional del Azúcar que se llevó a cabo en Ginebra (Suiza) en 1968.

* Fue Consejero Consultor de la Secretaría Permanente del Tratado General de Integración Económica Centroamericana (SIECA) sobre temas de Comercio Exterior y Jurídicos relacionados con la Integración Económica Centroamericana (1968 a 1970)

* Asesor Jurídico y Jefe de la Asesoría Jurídica del Banco de Guatemala (1969 a 1972)

* Representante del Banco de Guatemala en el Comité Jurídico del Consejo Monetario Centroamericano (1970 a 1972)

* Vicepresidente del Banco de Guatemala, de la Junta Monetaria y de la Comisión de Valores de (1972 a 1974)

* Delegado y Signatario del Acta de Fundación del Sistema Económico Latinoamericano (SELA), en Panamá, los días 15 a  17 de octubre de 1975.

* Ministro de Economía de Guatemala (1974 a 1976).

* Consejero General y Jurídico del Banco del Café, S.A. y de las empresas integrantes del Bancafé Grupo Financiero del país a partir de 1977 hasta su cierre por orden de la Superintendencia de Bancos.

* Magistrado Duplente del Tribunal de Conflictos de Jurisdicción (1982-1984)

* Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Guatemala ente los de Guatemala en Estados Unidos de América (1985-1886)

* Árbitro de la Asociación Americana de Arbitraje. (AAA).

* Fundador y primer presidente de la Junta Directiva del Centro para la Defensa de la Constitución de Guatemala (CEDECON).

* Delegado de Guatemala a varias conferencias y reuniones sobre Comercio Exterior de la Integración Económica Centroamericana, entre ellas organismos tales como la Asamblea General de la ONU, UNCTAD, GATT, Comité Internacional de Alianza para el Progreso (CIAP), Comisión Económica de Coordinación Latinoamericana (CECLA),  Consejo Monetario Centroamericano, Banco Centroamericano de Integración Económica (BCEI), Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional (1963-1986). Esta última realizada en Tokio, Japón.

* Vocal de la Junta Directiva del Club Rotario de la Ciudad de Guatemala (1971-1972)

* Fue contribuyente para la creación de la Universidad Francisco Marroquín, por lo cual recibió un diploma del Rector Manuel (Muso) Ayau (qepd) con fecha 4 de julio de 1987, y posteriormente fue catedrático de Derecho Constitucional.

CONDECORACIÓN

Orden de Bergardo O’Higgins en el Grado de Gran Oficial, entregada por el Presidente de la República de Chile Eduardo Frei Montalva, el 18 de julio de 1970.

AUTO DE PRISIÓN

Mediante resolución del Juzgado Décimo de Primera Instancia Penal, Narcoaxtividad y Delitos Contra el Ambiente, de fecha 23 de diciembre del 2011, se le ligó a proceso y orden de encarcelamiento por los delitos de lavado de dinero u otros activos, casos especiales de estafa y de intermediación financiera, por denuncia que presentaron Price Waterhouse Coopers, E.C. Inc. y el Ministerio Público, a causa de haberse iniciado en Barbados la suspensión de operaciones y liquidación del Bancafé International Bank Ltd., como consecuencia de que el el 17 de octubre de 2005 se hizo público que el Refco Capital Markets LTD, una empresa de corretaje en los Estados Unidos de América, decidió acogerse a la Ley de Bancarrotas de ese país; y por operaciones financieras que dicho banco realizó, las que se consideraron contrarias a la legislación bancaria, habiendo resultado damnificados muchos inversionistas y depositantes del mencionado banco. Posteriormente, el 20 de enero de 2012 revocó la orden de aprehensión en su contra y ordenó su libertad, habiendo acordado medidas sustitutivas por los delitos de estafa y de encubrimiento, eliminando los delitos de intermediación financiera y de lavado de dinero. La denuncia se inició contra todos los accionistas, administradores, funcionarios y representantes legales del banco, sin que muchos de los sindicados hubieran tenido  conocimiento de los hechos denunciado como delitos, ni mucho menos responsabilidad y participación alguna en las decisiones y medidas que tomó la Junta Directiva de ese banco. Sin embargo, la juez que llevaba el caso ordenó su arraigo y por ende su imposibilidad de abandonar el país, razón por la cual ya no pudo volver a acompañar en otros viajes a sus amigos. Pero el injusto arraigo no pudo impedir que Guayo Palomo emprendiera el viaje final al más allá.

Las características personales principales de Eduardo Palomo Escobar eran, bñasicamente, que era una buena persona y un hombre honorable con su proverbial caballerosidad, su habitual cortesía y su permanente compostura. Como un ejemplo de su calidad humana, tengo a la vista el recorte de prensa en el que se reporta que cuando era ministro de Economía andaba de jira por el departamento de el Petén con el presidente Kjell Lauguerud García, cuando una lancha zozobró por sobrecarga en el río La Pasión y la señora Enma Sofía De León cayó al agua con su hijito de 3 meses de edad y estaban a punto de ahogarse cuando el ministro Eduardo Palomo Escobar se lanzó al agua y les salvó la vida. Siempre se caracterizó por su formal elegancia. Solo últimamente decidió no usar corbata. Siempre fue un irredento lisonjero con las mujeres. Particularmente con las mujeres jóvenes y bellas. Jamás le ví tener un disgusto que le hiciera perder la compostura. Siempre fue un caballero. Y un buen amigo de sus amigos y un buen cofrade en La Cofradía de los Viernes. Por medio de este largo artículo me despido de él con profunda tristeza, pero con la inmensa alegría y satisfacción de haberle conocido y de haber gozado de su amistad y afecto durante muchos años, sentimientos que fueron recíprocos. Para mí fue un honor haber gozado de su amistad. Para terminar, hago mías las palabras del cantautor argentino Alberto Cortés que en una de sus canciones dijo «Cuando un amigo se va deja un espacio vacío, que no lo puede llenar la llegada de otro amigo».

Extiendo mis sinceras y sentidas condolencias a sus hijos: Annabella Palomo de Meléndez y su esposo Carlos (Charlie) Meléndez Amado, Gerardo (Pololo) y su esposa Anabella Pivaral de Palomo; Eduardo (Chichí) Palomo y su esposa Margarita Vila de Palomo; María del Rosario Palomo y su esposo Rolando Roesch Gálvez; y Sandra Palomo de Johnson y su esposo Allan Johnson.

¡Que en paz descanse el querido Guayo Palomo Escobar!

Twitter: @jorgepalmieri