MISCELÁNEA 02/12/11

1) Incorrección política y protocolaria

He escrito anteriormente que al próximo gobierno del Partido Patriota (PP), presidido por el general retirado Otto Pérez Molina y la licenciada en Ciencias de la Comunicación Roxana Baldetti Elías, hay que darle «el beneficio de la duda» y no se debe juzgar a piori con críticas y acusaciones por su pasado o por su reputación a los integrantes del gabinete designado, sino se debe esperar a que cometan algún error o acto de corrupción para criticarles, pero hoy lamento tener que decir que han comenzado mal su gestión aún antes de tomar posesión de la Presidencia de la República el próximo 14 de enero. Primero creo que el general Pérez Molina comete un error al ordenar que la ceremonia protocolaria de su toma de posesiòn sea en el Domo en vez de que sea en el Teatro Nacional, donde ha sido en los últimos tiempos, y ahora asiste a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños que se celebra en Venezuela para tratar de hacer realidad el sueño del libertador Simón Bolívar de que haya una América Latina unida ante el poderío hegemónico de los Estados Unidos de América. No acompañó en su viaje al actual mandatario, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, porque éste se fue un día antes en un avión de una empresa comercial de gas y él y su comitiva volaron e una linea comercial, lo cual estuvo bien hecho. Pero aunque está bien que asista a esa reunión, porque va a conocer personalmente a todos los presidentes que estarán reunidos allá y pronto serán sus colegas. Pero está mal –¡muy mal!– que vaya a comete el grave error político y protocolario de llegar acompañado de la Vicepresidenta electa, Roxana Baldetti Elías, aduciendo que ella «desea conocer» a las señoras Cristina Fernández viuda de Kirchner y Dilma Rouseff, presidentas de Argentina y Brasil, respectivamente. Me parece inconcebible e imperdonable que no haya habido a su alrededor alguna persona que le haya hecho ver el grave error político y protocolario que cometen y le hubiese convencido de no hacerlo. Además, ¿qué sucedería en Guatemala si les llegase a ocurrir un percance a ambos? No me sorprende que no se lo haya dicho su próximo ministro de Relaciones Exteriores, doctor Harold Caballeros, porque parece que él no sabe nada de Protocolo, pero tengo entendido que tiene buena relación con el licenciado Fernando Andrade Díaz Durán, quien tiene amplia experiencia en esa materia por haber sido ministro de Relaciones Exteriores y embajador ante la Organización de Naciones Unidas (ONU). Lo que hacen hoy en Venezuela es un innecesario motivo de vergüenza para Guatemala. Por eso digo que están comenzando mal. Porque es un mal síntoma que se les debe señalar.

Por otra parte, ellos tienen que saber mejor que nadie que durante algún tiempo corrió el rumor de que entre ellos había algo más que una relación puramente política y amistosa, lo cual desmintieron en su oportunidad y no pasó de ser un chisme más de la consabida maledicencia política guatemalteca. Pero deben recordar que desde la época de la antigua Roma se decía que «la esposa del César no sólo tiene que ser honrada, sino aparentarlo». ¿Por qué, entonces, alimentan en esta forma los chismes al despertar la sospecha de que están haciendo un viaje de carácter romántico?

La señora Vicepresidenta electa debe calmar un poco sus ansias de ejercer poder y no adoptar actitudes que hagan que algunos sospechen que después de asumir el cargo para el cual fue electa, va a convertirse en una émula de la tristemente recordada Sandra Torres Casanova… ¡porque sería intolerable!

2) El escandaloso caso de Gloria Torres e hijas

Gloria Torres Casanova

Foto de Moisés Castillo> elPeriódico.

Desde hacía mucho tiempo que se venía diciendo a sotto voce en los círculos políticos y lo publicó con pelos y señales Siglo Veintiuno, que la otrora «primera cuñada del país», Gloria Torres Casanova, hermana menor de la controvertida ex «primera dama del país» Sandra Torres Casanova, ex esposa del presidente Colom, era una mujer de armas tomar que lucraba indebidamente como contacto entre las municipalidades del país y su cuñado, el Presidente de la República. De manera que lo que le está sucediendo no debería ser motivo de sorpresa para nadie. Sin embargo, hay que reconocerle que mientras estuvo a cargo de esa responsabilidad se desempeñó con éxito y que a ella debe la excelente organización que tenía el partido oficial, Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), como lo demostró en su calidad de Secretaria de Organización del partido oficial en la elección de alcaldes y diputados. Entonces tenía una excelente relación no sólo personal con su hermana y su cuñado, no solo por lo familiar, sino en lo político, pero un día surgió entre ellas una desavenencia que algunos atribuyen a que no logró obtener los millones de firmas que pedían que la entonces aún esposa del mandatario pudiese ser candidata a sustituír a su marido, a pesar de la prohibición contenida en el inciso c) del artículo 186 de la Constitución de la República; pero hay otros que creen que el disgusto entre ellas surgió cuando criticó que su hermana se divorciara para burlar la mencionada prohibición, lo cual fue suficiente para que su hermana se disgustara con ella. Y aún hay otros que afirman que lo que pasó es que doña Sandra se disgustó cuando trascendió que el supuesto narcotraficante de apellido Chamalé le haya llamado por teléfono cuando fue capturado, al igual que al entonces ministro de Defensa, motivo por el cual éste fue destituido. ¡A saber! ¡Quién sabe! Lo cierto es que se disgustaron seriamente y ella renunció al partido. Y luego se dijo que a partir de entonces Gloria ha venido minando las actividades políticas de su hermana. Lo cual no es de sorprender porque antes ya estaba distanciado de ella su hermano el doctor Luis Rolando Torres Casanova quien hace algún tiempo fue candidato a la Presidencia de la República y creo que está afiliado en el PP. Y tampoco tiene una buena relación con su otro hermano solo de padre, el licenciado Enrique Torres Lezama, abogado de la Asociación Nacional del Magisterio (ANAM), del cual es secretario general el controversial Joviel Acevedo, y también de varios sindicatos.

Pero ahora el Ministerio Público (MP) dictó orden de captura contra ella y sus dos hijas, a quienes se han sumado varias personas más, sindicadas de haber tramitado préstamos bancarios a varias alcaldías cobrando un generoso 10 por ciento como comisión, con lo cual cometieron desfalco y lavado de dinero.

Como ya se sabe, su hija Crista Castañeda Torres fue capturada en un cateo de dos casas y guarda prisión, mientras que su hermana mayor, María Marta Castañeda Torres, y su madre, Gloria Torres Casanova, están huyendo y han sido declaradas prófugas de la justicia, pero sigue pendiente de cumplirse la orden de captura contra ellas. Mientras varias municipalidades las han acusado de que les cobraban un 10% de comisión por los préstamos que ellas ayudaron a conseguir. De hecho, el 11 de de mayo del 2010 el Juzgado de Primera Instancia Penal de Huehuetenango la liberación del secreto bancario de las cuentas de Crista Castañeda Torres por el supuesto lavado nada menos que de Q11 millones  en las municipalidades de La Democracia y Comapa. Lo cual no es nada nuevo entre los círculos palaciegos de los sucesivos gobiernos ya que lo mismo se dijo en su oportunidad de los hijos del presidente Jorge Serrano Elías y después se dijo de los hijos y del yerno (apodado La Ruca) del presidente Óscar Berger Perdomo, y aún después de un sobrino de apellido Riley del hoy presidiario y a punto de ser extraditado a EE.UU. ex presidente Alfonso Portillo. En fin, no es esa una práctica novedosa o insólita entre los parientes y allegados de los presidentes en turno. Siempre han existido esos actos de abuso de poder y corrupción. Pero nunca han sido investigados por el MP ni, mucho menos, han sido detenidos y encarcelados ninguno de ellos. Es obvio que Gloria Torres Casanova, otrora poderosa, ahora está «de capa caída», y hay quienes sospechan que detras de todo está la mano de su hermana la ex «primera dama del país». ¡A saber! Como dice la gente sencilla del campo cuando quiere evadir comprometerse en afirmar algo, «lo más probable es que posiblemente, pero a saber, ¡quién sabe!». O como dicen otros que tampoco quieren comprometerse: «no lo creo… ni dejo de creerlo».

Por cierto que los medios de comunicación hicieron micos y pericos para tratar de fotografiar la cara de la joven Crista Castañeda Torres, porque ella se lo tapaba lo mejor que podía, primero con una capucha y luego con una colcha, pero por fin algunos lo lograron en violación al artículo 13 de la Constitución de la República que en su segundo párrafo dice textualmente: «Las autoridades policiales no podrán presentar de oficio, ante los medios d comunicación social, a ninguna persona que previamente no haya sido indagada por tribunal competente». Y Crista Castañeda Torres todavía no había sido indagada por un juez y, por lo tanto, no tenía que haber sido presentada como delincuente a los medios de comunicación. Cuando alguien viola la Constitución, los medios de comunicación lo satanizan y penalizan, pero nadie dice nada cuando quienes la violan son los fotógrafos y camarógrafos de los medios de comunicación, como en este caso.

Ahora corre el rumor de que, en venganza, Gloria Torres Casanova va a postularse para ser testiga protegida y, de llegar a suceder semejante cosa, tengan por seguro que va a arder Troya, tanto para su hermana Sandra, como para el actual Presidente de la República, ingeniero Álvaro Colom Caballeros, quien actualmente está convertido en lo que en Estados Unidos de América llaman «lame duck» cuando un mandatario deja de tener poder aunque continúa desempeñando el cargo. Lo cual causa «liporia», palabra ésta que inventó el inolvidable y ya desaparecido amigo Toni Pallarés para llamar a la vergüenza ajena. Y eso precisamente es lo que provoca este compatriota que saldrá de la presidencia de la República con más pena que gloria. (Y no me refiero a su ex cuñada Gloria Torres).

3) Pelo en la sopa del gabinete

Es indudable que entre el gabinete ministerial ya designado hay más de algún ejemplo de lo que se llama políticamente «pago de facturas», como lo son, indudablemente, los nombramientos de ministro de Relaciones Exteriores, recaído en el doctor Harold Caballeros y el del ministro de Agricultura recaído en el ingeniero Efraín Medina, ex candidatos a la Presidencia y la Vicepresidencia respectivamente del partido VIVA, en pago por haberse unido al PP en la segunda vuelta electoral y también el de ministro de Economía recaído en el licenciado Sergio de la Torre, ex presidente del CACIF, identiificado plenamente como un elemento del equipo de Multinversiones que dirigen los empresarios millonarios Juan Luis Bosch y su primo Dionisio Gutiérrez Mayorga, en pago al apoyo que dio el sector privado a la candidatura del general Pérez Molina y la señora Baldetti. Con lo cual el poderoso sector privado tendrá el control de la Junta Monetaria (JM), de la que ahora es miembro de la Torre, pero tendrá que renunciar al asumir el ministerio de Economía, porque por ley este ministro es miembro de la JM y tendrá que ser sustituído por otro miembro escogido por el sector privado, con lo cual éste tendrá dos miembros en esa importante entidad.

twitter@jorgepalmieri