MISCELÁNEA 26/07/11n

1) “Gran debate» de vicepresidenciables

Vista del debate entre cinco de los Vicepresidenciables

El domingo pasado, a partir de las 20 horas (más algunos minutos), dio comienzo en el hotel Camino Real y fue transmitido por el canal de televisión Antigua el denominado «Gran Debate entre los candidatos a la Vicepresidencia de la República» que, en mi opinión, no tuvo nada de «gran», pero por lo menos esta vez sí hubo un poco de debate, entre tres candidatas y dos candidatos a la Vicepresidencia de la República: la licenciada en Ciencias de la Comunicación y diputada Roxana Baldetti Elías, del Partido Patriota (PP), que postula a la presidencia de la República al general retirado Otto Pérez Molina; ingeniero Efraín Medina, del partido Visión con Valores (VIVA), que postula a la presidencia de la República al licenciado Harold Caballeros (pero todavía no ha sido inscrito por el Registro Político del Tribunal Supremo Electoral); la licenciada Petrona Laura Reyes Quino, del partido Compromiso, Renovación y Orden (CREO), que postula para Presidente de la República al doctor Eduardo Suger Cofiño; el licenciado en Administración de Empresas Roberto Díaz Durán,  por la coalición del partido oficial UNE y el partido GANA, que postula como candidata a la Presidencia a la licenciada en Ciencias de la Comunicación Sandra Torres Casanova (pero todavía no se ha resuelto en definitiva si será inscrita, o no); y la licenciada Raquel Blandón, del partido Libertad Democrática Renovada (LIDER), que postula para Presidente de la República al doctor Manuel Baldizón, quien ha prometido que si gana la elección va a establecer el «bono 15», lo cual sería desastroso para la economía nacional. Actuaron como moderadores la todavía guapa y activa periodista Sylvia Gereda Valenzuela y el licenciado en ciencias militares de España Pedro Trujillo, naturalizado guatemalteco.

Al principio, cada uno de los participantes tenía su propio atril y uno tras otro se sentaban cada vez que terminaban de hablar, pero, afortunadamente, pronto se percataron de que ese movimiento era no sólo incómodo sino tomaría más tiempo, y los contendientes se mantuvieron de pie durante el resto del debate.

El primero que salió a hacer la presentación fue el ingeniero Erick Archila Dehesa, presidente del Canal Antigua, lo cual, en mi opinión, evidencia un afán de notoriedad de su parte, porque no es usual que el presidente de un canal de televisión sea el presentador de un programa. ¡Aliviado estaría Emilio Azcárraga Jean, presidente de la empresa mexicana Televisa, si tuviese que aparecer a presentar los programas! Con las proporciones guardadas del caso.

La guapa moderadora, periodista Sylvia Gereda Valenzuela

Esta conocida periodista se desenvolvió muy bien, con mucha sencillez y mucho respeto a los candidatos, en todo momento, por lo cual merece una felicitación y un aplauso. Solamente en un par de oportunidades se vio obligada a interrumpir lo que decía alguno de los participantes que estaba hablando de otras cosas para pedirle que se refiriese concretamente a lo que se le había preguntado.

Cada vez que concluían sus intervenciones los participantes, el moderador Pedro Trujillo siempre decía «¡Muy bien!», por lo cual el público presente y los televidentes probablemente se equivocaron creyendo que en esa forma él aprobaba lo que había dicho la candidata o el candidato. Pero creo que lo decía como una simple forma de los españoles de decir «¡Bien! ¡Sigamos adelante!» Sin embargo, sería aconsejable que no lo vuelva a decir en algún otro «gran debate» en el que vaya a ser moderador, porque se presta a malas interpretaciones.

Aunque me pareció que el debate fue excesivamente largo (casi dos horas y media de duración), y a ratos muy aburrido, puede decirse que en general fue interesante y, sobre todo, conveniente porque sirvió para que el público presente y los televidentes pudiésemos percatarlos de la personalidad y el grado de inteligencia, preparación y cultura de los candidatos y las candidatas a la Vicepresidencia. El debate constó de tres bloques con 8 segmentos y cada uno tuvo 2 minutos a su disposición para exponer lo que quería, y que tendrían un minuto para rebatir cuando se sintieran aludidos por otro contediente. Lo cual hicieron algunos en dos o tres oportunidades. Sobre todo fue evidente que el licenciado Díaz-Durán se sintió agredido cuando Roxana Baldetti le recordó que el diputado Eduardo Meyer fue postulado por el UNE y posteriormente fue despojado de su derecho a antejuicio el «desvío» de Q82 millones de las arcas del Congreso que fueron depositados en la Casa de Bolsa Mercado De Futuros, S.A. (MDF), con el objetivo de que generaran intereses, pero esta empresa quebró y se perdieron esos millones; y entonces el licenciado Durán le respondió con la pregunta de quién había sido el responsable del cierre de algunas zonas militares en los departamentos, lo que abrió una brecha propicia al trasiego de narcotráfico (refiriéndose a que el general Pérez Molina era Comisionado de Seguridad cuando se hizo esa tontería por instrucciones del entonces nefasto presidente de la República, Óscar Berger Perdomo, y su igualmente nefasto Vicepresidente, Eduardo Stein Barillas, pero la señora Baldetti no se dio por aludida. Con lo cual demostró su inteligencia porque no era el momento para discutir las acusaciones que los partidarios del partido UNE están haciendo contra el general Pérez Molina acusándole de haber cometido genocidio mientras estuvo al frente de las tropas en el departamento de el Quiché, para lo cual están instrumentando una demanda en su contra de la abogada estadounidense Jennifer Harbury, quien dice ser viuda del comandante guerrillero Efraín Bámaca, que si bien ya no puede impedir su candidatura, porque ya está inscrito y como candidato goza de antejuicio, pero sí podría perjudicarle en la votación.

Si ustedes tuvieron oportunidad de ver y escuchar ese programa: ¿creen que llenan estas calidades que  En otra oportunidad, la Abogada y Notaria Laura Reyes expresó que “el único inteligente” de los candidatos presidenciales es el doctor Eduardo Suger, pero, inexplicablemente, ninguno de los otros participantes la contradijo ni comentó la afrenta que les hizo. En un momento de evidente nerviosismo, la licenciada Blandón dijo “los jóvenes y las jóvenas”, y en ninguna de sus participaciones dijo algo que pudiese ser destacado, a pesar de ser una mujer inteligente, preparada y capaz, con amplia experiencia política desde que era lideresa de estudiantes universitarios y después en su militancia en el ya desaparecido partido Democracia Cristiana Guatemalteca y cuando era la llamada “primera dama de la nación” por el hecho que estaba casada con el licenciado Marco Vinicio Cerezo Arévalo quien entonces era Presidente de la República.

Quienes participaron se limitaron a exponer generalidades sobre sus intenciones y proyectos, pero evadieron con mucha o menor maña responder concretamente a las preguntas que se les planteaban. Tuvo el mérito de ser la primera vez que se presentaba en Guatemala un programa como ese con la participación de quienes optan al cargo de Vicepresidente de la República, porque antes no se les tomaba en cuenta para nada, porque generalmente se ha creído que el Vicepresidente de la República es un funcionario público subalterno del Presidente. Lo cual es totalmente falso porque la Constitución de la República que en su artículo 190 (Vicepresidente de la República) dice: “El Vicepresidente de la República ejercerá las funciones de Presidente de la República en los casos y forma que establece la Constitución. / Será electo en la misma planilla con el Presidente de la República./ El Vicepresidente deberá reunir las mismas calidades que el Presidente de la República, gozará de iguales inmunidades y tiene en el órden jerárquico del Estado, el grado inmediato inferior al de dicho funcionario”.

En observancia a este artículo constitucional, la primera pregunta que surge es la siguiente: ¿Tienen todas las candidatas a la Vicepresidencia de la República las mismas calidades de sus respectivos candidatos a la Presidencia de la República, como lo estipula la Constitución de la República? En mi opinión, sin ánimo de menospreciarlas, ni –¡mucho menos!– descalificarlas u ofenderlas, mi opinión es que no las tienen. Se me hace difícil pensar qué pasaría si llegase a ganar las elecciones el doctor Suger y tuviese que hacerse cargo del gobierno del país la licenciada Laura Reyes, o si ganase el general Pérez Molina y tuviese que asumir la Presidencia la señora Roxana Baldetti, o si ganase el licenciado Caballeros y le sustituyese el ingeniero Efraín Medina, o si ganase Sandra Torres y tuviese que ser sustituida por Roberto Díaz-Durán, o si ganase el doctor Baldizón y tuviese que sustituírle la licenciada Raquel Bandón! Porque por lo que vimos en este debate, no creo que ninguno de podrían asumir esa responsabilidad con idoneidad. Pero puedo estar equivocado y no sería ésta la primera vez que me equivoque.

Por otra parte, el Artículo 191 de la Constitución Política de la República (Funciones del Vicepresidente), establece: “Son funciones del Vicepresidente de la República:

a)    Participar en las deliberaciones del Consejo de Ministros con voz y voto;

b)    Por designación del Presidente de la República, representarlo con todas las preeminencias que al mismo correspondan, en actos oficiales y protocolarios o en otras funciones;

c)    Coadyuvar, con el Presidente de la República, en la dirección de la política del Gobierno;

d)    Participar, conjuntamente con el Presidente de la República, en la formulación de la política exterior y las relaciones internacionales, así como desempeñar misiones diplomáticas o de otra naturaleza en el exterior;

e)    Presidir el Consejo de Ministros en ausencia del Presidente de la República;

f)      Presidir los órganos de asesoría del Ejecutivo que establezcan las leyes;

g)    Coordinar la labor de los ministros de Estado;

h)    Ejercer las demás atribuciones que señalan la Constitución y las leyes”.

Con todo respeto, pregunto ¿tienen la inteligencia, preparación y capacidad necesarios los candidatos y las candidatas vicepresidenciales que tomaron parte en dicho programa? Sin ánimo de  menospreciarles, desprestigiarles, ni ofenderles, sinceramente, creo que no. ¿Llenarán estos requisitos estos candidatos?

Licenciada Roxana Baldetti Elías

Licenciada en Ciencias de la Comunicación Roxana Baldetti Elías, candidata a la Vicepresidencia de la República del Partido Patriota (PP), fue, en mi opinión, que compartió por medio de facebook la mayoría de los televidentes que opinaron, ella fue quien mejor estuvo en el debate. Aunque hubo momentos en que se puso agresiva y no creo que haya ganado muchos votos cuando la enfocó la cámara mientras se sonreía burlonamente al escuchar a alguno de los otros candidatos, porque dio la impresión de que le parecía que estaban diciendo tonterías. ¡Y eso no creo que le haya beneficiado!

Ingeniero Efraín Medina

Ingeniero Efraín Medina, candidato a la Vicepresidencia de la República del Partido VIVA. Fue muy elocuente en sus participaciones porque evidentemente es un buen catedrático universitario, pero la mayoría de las veces habló puras generalidades. Sin embargo, fue muy afortunado cuando aceptó que ignoraba la respuesta a una pregunta que le plantearon, y agregó «pero soy buen alumno», con lo que estoy seguro que ganó simpatías por su sinceridad, ya que aceptar que se ignora algo es cosa de personas inteligentes.

Licenciado Roberto Díaz-Durán

Licenciado en Administración de Empresas Roberto Díaz Durán, candidato a la Vicepresidencia de la República por la coalición UNE y GANA, que postula como candidata a la Presidencia a la señora Sandra Torres Casanova, aunque todavía está en espera de que se dilucide si será o no inscrita por el Registro del Tribunal Supremo Electoral. No ha sido una persona conocida por sus actividades políticas anteriores, pero se desenvolvió bien. Lamentablemente, leyó todas sus respuestas las preguntas que le plantearon, de manera que las llevaba debidamente preparadas. Sin embargo, se comportó un tanto agresivo cuando respondió a la inesperada agresividad de la señora Baldetti. A pesar de que pertenece a una familia muy reconocida de abogados, pues lo fue su difunto padre y lo es su tío Carlos Díaz-Durán, ampliamente conocido como«Chaleco», me causó la impresión de que le falta madurar un poco antes de desempeñar un cargo tan importante como el de Vicepresidente de la República.

Licenciada Petrona Laura Reyes Quino

Abogada y Notaria Laura Reyes, candidata a la Vicepresidencia de la República por el partido CREO. En mi opinión, en ciertos momentos se comportó como si fuese una resentida social cuando dijo que ella nunca ha sido diputada (sin duda aludiendo a la Baldetti), ni tampoco ha sido primera dama (aludiendo a la licenciada Blandón), pero está preparada porque desde hace muchos años se ha desenvuelto en actividades académicas, y agregó que «el único candidato inteligente es el doctor Suger».  Sin ánimo de menospreciarla por su condición de mujer, ni por el hecho de ser indígena nacida en Tecpán, ni –¡mucho menos!– por su condición de incapacitada porque le faltan el brazo y la mano izquierda, tengo que decir que no creo que ella tenga las condiciones, ni la personalidad para ser Vicepresidenta de la República y en ciertos casos sustituta del Presidente. Por más que estoy convencido de que es una mujer inteligente y preparada en su calidad académica, pero para desempeñarse como idóneo Vicepresidente de la República no se necesita ser un académico, sino un político. Y es evidente que esta señora, por muy buena persona que sea, y muy preparada como abogada y notaria, no llena las características constitucionales, ni garantiza que podría cumplir con las obligaciones de un Vicepresidente de la República y sustituir al Presidente.

Licenciada Raquel Blandón y a su lado el moderador Pedro Trujillo.

Licenciada Raquel Blandón, candidata a la Vicepresidencia de la República por el partido LIDER, como ya dije, es una persona de reconocida inteligencia, preparación y capacidad, que en el transcurso de muchos años ha desarrollado diferentes actividades políticas, sobre todo como dirigente universitaria y alrededor del partido Democracia Cristiana Guatemalteca. Aunque hace algunos años también fue candidata a la Vicepresidencia de la República del partido Verde, cuando el candidato presidencial fue el arquitecto José Asturias. Y en esa oportunidad no llegaron a obtener un número importante de votos. Comparto la opinión de quienes creen que su candidatura vicepresidencial no va a aportar muchos votos a la candidatura del doctor Baldizón, sino le va restar posibilidades. Aunque en el debate se comportó como una mujer inteligente y preparada, que improvisó todas sus respuestas en vez de leerlas como lo hicieron otros contendientes, no estuvo a la altura de Roxana Baldetti, la indiscutible ganadora del llamado «gran debate».

Finalmente, al terminar ese debate el equipo de comentaristas del programa noticioso A las 8:45, bajo la dirección del periodista Juan Luis Font, al igual que en la decepcionante actividad anterior con los candidatos a alcalde de la ciudad de Guatemala, organizado y presentado por Julio Ligorría Carballido, se hicieron algunos comentarios superficiales sobre lo que se denominó «gran debate». Y por mucho que el canal Antigua se vanagloria en su propaganda de que los periodistas que son sus colaboradores son «los mejores de Guatemala», puede ser que así los conceptúen, pero no estuvieron a la altura de su fama. Aunque, igual que la oportunidad anterior, las mujeres fueron las más afortunadas, encabezadas por Dina Fernández, pero esta vez estuvo la bonita periodista Paola Hurtado en vez de Claudia Méndez Arriaza.

2) «Neto» Villa cumple hoy cumple 87 años de edad

El conocido empresario restaurantero y muy querido amigo mío Ernesto («Neto») Villa Alfonso está cumpliendo hoy nada menos que 87 años de edad, o sea que a partir de mañana comienza a vivir la víspera de los 88, sin contar los nueve meses que vivió en el vientre de su madre. Como es bien sabido, porque «Neto» es una persona ampliamente conocida en Guatemala, nació en La Habana, Cuba, pero ya tiene 40 años de vivir en Guatemala, a donde llegó acompañado de su amada esposa (qepd) y sus cuatro hijos que han integrado una estimable y numerosa familia. Durante muchos años «Neto» fue el Presidente  Club deportivo Municipal y propietario de la popular cadena de restaurantes especializados en la cocina mexicana «Los Cebollines». Desde una semana anterior se venía celebrando un «jubileo de cumpleaños» que le han ofrecido sus numerosos amigos y, en reciprocidad, el viernes pasado él ofreció en las instalaciones de «Los Cebollines» de la zona 10 un suculento almuerzo con lechón asado, yuca al mojo de ajo y moros con cristianos al estilo cubano, que fue muy concurrido. El verdadero día del aniversario de su nacimiento es realmente hoy, 26 de julio, pero él prefiere no celebrarlo para que no se vaya a creer que estaría conmemorando la fallida toma del Cuartel Moncada de Santiago de Cuba por Fidel Castro y su hermano Raúl, donde estos cayeron prisioneros y fueron sentenciados a muchos años de cárcel, pero el dictador general Fulgencio Batista les concedió amnistía y les dejó en libertad. De no haber sido así, Cuba no estaría sufriendo hoy una dictadura comunista. ¡Muchas felicitaciones al querido amigo «Neto»!

3) Jugando con fuego

Es tanta la desmedida ambición política de la señora Sandra Torres Casanova que a partir de hoy estarán viniendo a la capital numerosos habitantes de los departamentos de la República traídos para apoyarla, con el propósito de que participen en una segunda edición del tristemente recordado Jueves negro y Viernes de luto para presionar a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) o, en su defecto, a los magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC) para que ordenen la inscripción a su candidatura presidencial por la coalición del partido oficial Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) con el llamado Gran Alianza Nacional (GANA). Para hacer los arreglos necesarios para convencer a los habitantes de los departamentos a prestarse a este juego peligroso, recorrieron toda la República los activistas Orlando Blanco Lapola y el ex ministro de Educación Bienvenido Argueta. Naturalmente, todo el dinero para costear el transporte y los alimentos a todas esas personas probablemente saldrá de los famoso «traslados presupuestarios». ¡Pero el UNE y la GANA están jugando con fuego! Y no creo que con esas obvias presiones populares vayan a convencer a los magistrados de la CSJ y de la CC a votar a su favor. ¡Cuidado! ¡Están jugando con fuego!