MISCELÁNEA DEL 16/01/16


1.- Los hechos de ayer

De acuerdo con lo que estipula la Constitución Política de la República, ayer se desarrollaron los actos para la sucesión presidencial para el periodo 2016-2020. Primero se llevó a cabo en el Hemiciclo del Congreso de la República la elección de la nueva Junta Directiva para el año 2016, lo cual tomó más tiempo de lo deseado porque todavía a última hora el presidente saliente, diputado Luis Rabbé Tejada, estuvo tratando infructuosamente de reunir el número de votos necesario para ser reelecto. Pero su empeño no tuvo éxito su negociación, a pesar de contar con el apoyo y patrocinio $$$ de su poderoso cuñado, el magnate mexicano de radio y televisión Ángel González, propietario de una cadena de radiodifusoras y de los cuatro canales de televisión abierta de Guatemala. Fue tan firme la oposición que había para la propuesta reelección de Rabbé que alguien comentó que si fuese reelecto no sería remoto que se produjese un golpe de Estado. Porque es indudable que el período durante el cual fue presidente fue uno de los peores en la historia del organismo legislativo… si es que no fue el peor.

Dos horas más tarde de la hora anunciada, finalmente el diputado Orlando Blanco Lapola, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) propuso la planilla que fue aprobada por unanimidad, integrada por los diputados Mario Taracena Díaz-Sol, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), presidente; Iván Arévalo, electo por el Partido Patriota (PP), primer vicepresidente; Felipe Alejos, del partido Todos, Segundo vicepresidente; Rudy Castañeda, del partido Unidad del Centro Nacional (UCN), tercer vicepresidente; Carlos Barreda, del partido UNE, primer secretario; Luis Contreras, electo por el Partido Patriota (PP), Segundo secretario; Roberto Kestler, del partido Todos, tercer secretario; Óscar Chinchilla, del partido Compromiso Renovación y Orden (Creo), cuarto secretario; y Aníbal Rojas, del partido Visión con Valores (Viva), quinto secretario.

Taracena Díaz-Sol pronunció un excelente discurso.
Taracena Díaz-Sol pronunció un excelente discurso en el que prometió poner orden.

El diputado Mario Taracena Díaz-Sol tiene mucha experiencia en el Congreso, porque ha sido diputado de varios partidos durante muchos períodos y se ha desempeñado de manera muy destacada. Pero también ha sido el diputado más controvertido por sus constantes desplantes de agresividad y los problemas que ha tenido con algunas de las diputadas. No obstante, se le reconoce su brillante inteligencia y su capacidad después de tantos años. Creo que habrá de desempeñarse muy bien durante el año que, en principio, le corresponde desempeñar el importante cargo de Presidente del Organismo Legislativo y Congreso de la República. Desde donde quiera que se encuentre, su papa, mi estimado amigo el destacado político anticomunista Eduardo («El Mico») Taracena de la Cerda (qepd) ha de estar muy orgulloso de él. Como lo estamos quienes somos sus amigos.

Sin embargo, ese será otro de los innumerables problemas que tendrá que resolver el nuevo presidente constitucional de la República, Jimmy Morales Cabrera (del partido Frente de Convergencia Nacional), porque sus iniciativas de ley no solo no tendrán el respaldo de una bancada, sino que, además, la bancada de diputados de oposición más numerosa que habrá sera precisamente la de su contendiente en la segunda vuelta electoral, Sandra Torres Casanova.

Debido a ese bochornoso retraso, tuvieron que irse los diplomáticos que ya se encontraban sentados en la sección junto al hemiciclo, porque tenían programados otros compromisos. Además, el acto de transmisión del mando supuestamente programado para el 14 a las 14, como se ha venido diciendo desde que Leonel López Rodas acuñó la expresión cuando fue fallido candidato presidencial del PAN en el año 2013. Pero no hay ningún precepto legal que estipule que debe ser a esa hora.

2.- Trasmisión del mando y discurso

El presidente saliente, licenciado Alejandro Maldonado Aguirre quitándose la banda presidencial para entregársela al presidente del Congreso, Mario Taracena Díaz-Sol, para que éste a su vez se la imponga al sucesor, Jimmy Morales Cabrera. Maldonado se retira satisfecho de haber cumplido a cabalidad con su función desde que tuvo que sustituir al general retirado Otto Pérez Molina, quien fue obligado a renunciar por presuntos actos de corrupción.
El presidente saliente, licenciado Alejandro Maldonado Aguirre quitándose la banda presidencial para entregársela al presidente del Congreso, Mario Taracena Díaz-Sol, para que éste a su vez se la imponga al sucesor, Jimmy Morales Cabrera. Maldonado se retira satisfecho de haber cumplido a cabalidad con su función desde que tuvo que sustituir al general retirado Otto Pérez Molina, quien fue obligado a renunciar por presuntos actos de corrupción.

 La ceremonia de transmisión del mando había sido anunciada para las 3 de la tarde, pero se llevó a cabo a partir de las 5 de la tarde en el Gran Teatro Nacional Efraín Recinos en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias. Y hay que aplaudir lo bien organizado que estuvo todo y las debidas atenciones que tuvo el protocolo para los jefes de misiones especiales que vinieron a presenciar el cambio de gobierno, entre ellos el rey emérito de España, Juan Carlos de Borbón (a quien por cierto el presidente Morales olvidó de mencionar), el vicepresidente de Estados Unidos de América, Joe Biden, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y muchos otros más.

Algunos de los invitados especiales en primera fila
Algunos de los invitados especiales en primera fila

3.- El discurso inaugural de Jimmy Morales

El presidente Jimmy Morales pronunciando su discurso
El presidente Jimmy Morales pronunciando su discurso

 En mi opinión, el discurso inaugural del presidente Jimmy Morales dejó mucho qué desear. Fue improvisado en vez de haberlo escrito o pedido que le escribiesen uno más adecuado al caso. más digno de la ceremonia, si acaso él no tenía la capacidad necesaria para escribirlo. Porque el hecho de hablar de corrido no significa que se sea un buen orador. Tenía a sus lados dos pantallas teleprompter pero aparentemente no las utilizó. Confió en su memoria y demostró que su memoria es Buena, por su experiencia de actor. En síntesis, fue un discurso sin mayor contenido, intrascendente, que pudo haber pronunciado un alumno de sexto grado de primaria. Volvió a invocar la letra del Himno Nacional como si no tuviese otros recursos y acotó el famoso cuento de nuestro brillante compatriota Tito Monterroso sobre el dinosaurio y agregó que “ojalá que cuando el país despierte no se encuentre con que todavía estaba allí el dinosaurio de la corrupción”. Aunque hay que reconocer que también tuvo algunas frases muy afortunadas. Como cuando dijo “estoy aquí reconociendo mis limitaciones. Necesito de todos para cumplir con Guatemala”, y “las cosas pueden ser como deben ser” y al decir que “esta es la noche de la corrupción y el despertar de la transparencia”. También hubo vanas teatralidades como cuando pidió a todos los presentes en el teatro, incluyendo los ilustres visitantes, y a los televidentes que veían la ceremonia en vivo en su casa que se pusieran de pie y la mano sobre el corazón para prometer trabajar por el país”. ¡Eso me pareció una payasada! Lo mismo me parecieron sus numerosas, innecesarias y constantes invocaciones a Dios. Olvidó que los mandamientos sentencian que no se debe mentar el nombre de Dios en vano. En resumen: solo dijo lo que él espera de los guatemaltecos, pero no dijo lo que él se propone hacer ni, mucho menos, explicó cómo se propone hacerlo. Probablemente porque todavía no tiene un propio plan de gobierno y por eso durante la campaña recurría al Plan Baktun .

En todo caso, es –y debe ser– el presidente Constitucional de la República de Guatemala para el periodo 2016-2020 porque fue escogido por la mayoría de los guatemaltecos votantes y todos, sin excepción, debemos apoyarle para que tenga una buena gestión para felicidad de Guatemala y de todos los guatemaltecos. Lo contrario sería suicida. Y el país ya está bastante jodido.

 

Por fin se dieron a conocer los nombres de los miembros del Gabinete. En esta foto están el presidente Jimmy Morales con el vicepresidente Jafeth Cabrera con los ministros de Estado y los secretarios nombrados, en espera del saludo del Cuerpo Diplomático acreditado en el país.
Por fin se dieron a conocer los nombres de los miembros del Gabinete. En esta foto están el presidente Jimmy Morales con el vicepresidente Jafeth Cabrera con los ministros de Estado y los secretarios nombrados, en espera del saludo del Cuerpo Diplomático acreditado en el país.

Felicito al presidente Morales por los ministros que escogió y que haya confirmado en su cargo a un gran Canciller como lo es el embajador Carlos Raúl Morales Moscoso. Todos los demás, con excepción del licenciado Juan Luis Chea Urruela, nombrado ministro de Cultura y Deportes, son personas de quienes no conozco sus antecedentes, pero estoy seguro de que son honorables y capaces. A todos les deseo mucho éxito en sus respectivas gestiones, para bien de nuestro país.

Twitter@jorgepalmieri