ELECCIONES PRESIDENCIALES EN MÉXICO

Felipe Calderón Hinojosa (Presidente de México 2006-2012)

Los Estados Unidos Mexicanos van a celebrar elecciones presidenciales el próximo 1 de julio para sustituír, el 1 de diciembre, al actual mandatario, licenciado Felipe Calderón Hinojosa, quien nació en Morelia, Estado de Michoacán, el 18 de agosto de 1962. Es un abogado y brillante político mexicano, miembro del Partido Acción Nacional (PAN), que fue electo el 2 de julio de 2006 para el período comprendido del 2006 al 2012. En el transcurso de su larga trayectoria política, ha sido Secretario nacional de la sección Acción Juvenil, secretario de estudios y secretario general del Partido Acción Nacional entre 1996 y 1999, cargo que hace años desempeñó su padre. En 1995 fue candidato a Gobernador de Michoacán, pero perdió la elección y quedó detrás del candidato del Partido Revolucionario Institucional. Fue representante por mayoría en la Asamblea del Distrito Federal, y dos veces diputado federal. De 2000 a 2003 fue coordinador del grupo parlamentario del PAN en la Cámara Federal de Diputados. En 2003,  fue director del Banco Nacional de Obras durante algunos meses, hasta haber sido nombrado Secretario de Energía por el entonces presidente Vicente Fox Quesada, cargo en el que permaneció hasta 2004, cuando renunció por haber sido amonestado públicamente por el presidente Fox por hacer actos proselitistas en busca de la presidencia de México, cuando era bien sabido que el candidato del presidente Fox era el Secretario de Gobernación, licenciado Santiago Creel Miranda.

No obstante, Calderón lanzó decididamente su candidatura presidencial y sostuvo una firme campaña proselitista dentro de su partido hasta conseguir ser escogido como candidato. En las elecciones presidenciales del años 2006 se enfrentó al principal candidato de la oposición, el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, ex Jefe del gobierno del Distrito Federal, postulado por el Partido de la Revolución Nacional (PNR), que fundó cuando renunció del PRI el ingeniero Cuahutemoc Cárdenas Solórzano, hijo del general Lázaro Cárdenas del Río, ex presidente de México. Por cierto que desde entonces se han afiliado al PNR un buen número de políticos que antes fueron afiliados al PRI.

El 2 de julio, al concluir la elección, Calderón se autoproclamó vencedor conforme a los resultados que hasta ese entonces arrojaban el Instituto Federal de Elecciones (IFE) y algunas encuestas de salida. El 6 de julio, después de un conteo que incluyó la totalidad de las actas seccionales en cada distrito electoral, el fallo del IFE determinó que el candidato que había obtenido mayor número de votos era Felipe Calderón Hinojosa. Pero López Obrador no aceptó el resultado y declaró que se había producido un fraude electoral y exigió el recuento de votos, uno por uno, movilizando en la ciudad de México a millones de manifestantes en su apoyo, bloqueando durante más de un mes los accesos al Paseo de la Reforma, una de las más importantes y transitadas vías de comunicación de la ciudad hacia el denominado Centro Histórico de la Ciudad de México.
Este resultado fue turnado al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJ), que al resolver las impugnaciones presentadas, el 5 de septiembre validó las elecciones, declarando a Felipe Calderón presidente electo de México. El 7 de septiembre fue emitido el Bando Solemne por parte de la Cámara de Diputados en el que se anunció que el licenciado Felipe Calderón Hinojosa era nombrado Presidente Electo de México. A pesar de lo cual, López Obrador continuó autocalificándose «presidente legítimo» y encabezando masivas reuniones en el Zócalo, frente al Palacio Nacional, a algunas de las cuales acudió cerca de un millón de personas. Pero ha sido tanta su insistencia en considerarse el «presidente legítimo» que paulativamente ha venido perdiendo muchos partidarios. A tal extremo que en vísperas de las elecciones del 1 de julio ocupa el tercer lugar en las encuestas, mucho detrás de Enrique Peña Nieto y aún de Josefina Vázquez Mota.

La gestión que ha desarrollado el presidente Calderón ha sido muy criticada por sus detractores, mayormente los partidarios del PRI, pero me atrevo a decir que una buena parte del pueblo mexicano ha estado de acuerdo con las medidas que ha tomado. Lo último que ha sido motivo de controversia es su firme determinación a enfrentarse con las armas en la mano al crímen organizado y al narcotráfico, apoyado por el Ejército Nacional y la Marina de Guerra, lo cual ya ha causado varios miles de muertes. Pero también han logrado dar muerte y apresar a muchos de los principales capos de las drogas y han incautado una enorme cantidad de estupefacientes y de armas de fuego provenientes de los Estados Unidos de América. Asimismo, ha sido un severo crítico del gobierno norteamericano por no contribuir más con los países por donde transitan las drogas rumbo a la Unión Americana, que es el mayor consumidor de drogas. Calderón ha sido del criterio que «parlamentar con los delincuentes y los narcotraficantes» equivaldría a convertir al Estado en cómplice de ellos. Pero en México se han escuchado muchas voces de reconocidos intelectuales solicitando que se despenalicen las drogas. Sin embargo, la idea del presidente de Guatemala, general Otto Pérez Molina, de sentarse a devatir el tema de despenalizar las drogas, no fue rechazado por Calderón, aunque tampoco lo aceptó. Sin embargo, comisionó a su Secretaria de Relaciones Exteriores, embajadora Patricia Espinoza Cantellano, para declarar que es buena idea debatir el tema y México está dispuesto a participar en el debate.

LOS CANDIDATOS

Cuando solo faltan 133 días para que se lleve a cabo la elección, hay cuatro candidatos inscritos: el carismático candidato único del partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, ex gobernador del Estado de México, quien actualmente ocupa el primer lugar en las encuestas de propósito de voto. Hay quienes aseguran que será «imbatible» por la enorme simpatía que despierta. Sin embargo, tiene en su contra que se le ha señalado de haber causado la muerte misteriosa de su primera esposa y, recientemente, en ocasión de celebrarse una Feria del Libro de Guadalajara, se le preguntó qué libros había leído que más le hubiesen impactado y respondió que La Biblia, pero que no la había terminado de leer, y otro libro que atribuyó al periodista y escritor Enrique Krause, cuando es bien sabido que su autor fue el poeta y escritor Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura. Posteriormente, en una entrevista televisada que le hizo el destacado periodista mexicano radicado en Estados Unidos Jorge Ramos Ávalos, considerado por la revista Time «uno los 25 hispanos más influyentes de Estados Unidos”, de la cadena estadounidense en español Univisión, cuando éste le preguntó de qué había muerto su esposa, no supo que contestar y se volvió a consultar a una persona que le acompañaba. En otra oportunidad le preguntaron si sabía los precios de los productos de consumo básico y respondió que no es ama de casa. Como consecuencia de esas cosas -y de la brillante campaña de su principal contendiente, la candidata del PAN Josefina Vázquez Mota-, el punteo del candidato único del PRI ha venido bajando paulatinamente. Sin embargo, es innegable que después de haber detentado el poder durante más de siete décadas, el PRI es el partido más organizado que hay en México.

Cuando apenas estaba luchando por ser la escogida por su partido, contra dos fuertes contendientes como lo son el Senador Santiago Creel Miranda, ex Secretario de Gobernación, y el ex Secretario de Hacienda y Crédito Público y ex Secretario de Desarrollo Social (del 15 de enero del 2008 al 20 de enero del 2009), Ernesto Cordero Arroyo, de 44 años de edad, de quien se aseguraba que era el «delfín» del presidente Calderón y de hecho ya había conseguido que todos los gobernadores panistas de los estados le manifestaran su apoyo, dignifica al PAN y al presidente Calderón el hecho que a pesar del apoyo oficial a Cordero, ella haya resultado ganadora en las elecciones internas del PAN. Y como para demostrar su respeto a la elección democrática, al día siguiente de su triunfo fue invitada a la Casa Presidencial de Los Pinos por el presidente Calderón.

Enrique Peña Nieto, candidato del PRI

A pesar de ser considerado por muchos como un candidato «imbatible», por su extraordinario carisma y por haber sido un exitoso gobernador del Estado de México,  también hay muchos que creen que Enrique Peña Nieto podría ser derrotado por la  la licenciada Josefina Vázquez Mota, candidata presidencial del PAN, actualmente en el poder.

Josefina Vázquez Mota, candidata del PAN

La sorpresa politica más grande de los últimos tiempos ha sido que, entre los tres contendientes para obtener la nominación de candidato presidencial del PAN –el senador y ex Secretario de Gobernación Santiago Creel Miranda y el actual Secretario de Finanzas, Ernesto Cordero Arroyo y Josefina Vázquez Mota–, a pesar de que, como se sabe, los mexicanos son  «machistas» por naturaleza, ella fue electa candidata del PAN el 5 de febrero en el proceso interno de su partido. No me extrañaría que los mexicanos decidan elegir a una mujer para que desempeñe la presidencia de la república, porque, aunque machistas, hay un  complejo de Edipo colectivo y a ello se debe que a sus madres las llaman «jefas» y al hecho que más que cristianos son guadalupanos. Dios y Jesús pasan a un segundo plano en la colectividad católica ante el predominio de la Virgen de Guadalupe.

Josefina Eugenia Vázquez Mota nació en la Ciudad de México el 20 de enero de 1961. Es una Economista y política mexicana, miembro destacada del Partido Acción Nacional. Se ha desempeñado como Secretaria de Desarrollo Social, Secretaria de Educación Pública del 1 de diciembre de 2006 al 4 de abril de 2009, y en dos ocasiones Diputada Federal. El 5 de febrero del año en curso resultó ganadora del proceso interno de elección de candidato presidencial de su partido, lo cual la convirtió en virtual candidata del PAN a Presidente de los Estados Unidos Méxicanos para el período 2012-2018. Creció en el Distrito Federal junto a sus padres y 7 hermanos. Está casada con un empresario profesional de la Informática, con quien tienen tres hijas: María José, Celia María y Montserrat.

Estudió el bachillerato en el CECyT (vocacional) del Instituto Politécnico Nacional, y posteriormente ingresó a la licenciatura en Economía en la Universidad Iberoamericana. Cursó el Programa de Perfeccionamiento Directivo D-1, en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE) y obtuvo, además, el Diplomado de Ideas e Instituciones en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). En el periodismo trabajó como editorialista en temas económicos en los diarios Novedades, El Financiero y El Economista. Así mismo, ha sido asesora de organismos empresariales como la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco) y la Confederación Patronal de la República Méxicana (Coparmex). La primera mujer en ser candidata a la Presidencia de la República por el Partido Accion Nacional.
En la Asociación Coordinadora Ciudadana fue titular de la Secretaría de la Mujer. Fue postulada por el Partido Acción Nacional para la Cámara de Diputados en la LVIII Legislatura por la vía plurinominal donde ocupó el cargo de Subcoordinadora de Política Económica, sin embargo solicitó licencia para retirarse de su cargo al ser nombrada Secretaria de Desarrollo Social por el presidente Vicente Fox, manteniéndose en dicho cargo hasta el 6 de enero de 2006, fecha en la que renunció para incorporarse a la campaña del candidato a la presidencia Calderón Hinojosa. Terminadas las elecciones y una vez declarado presidente electo Calderón, Vázquez Mota se incorporó a su equipo de transición como Coordinadora de Enlace Político.

El 24 de noviembre de 2006, el presidente Calderón dio a conocer su nombramiento como Secretaria de Educación Pública, cargo al que renunció para ser candidata del PAN a la Cámara de Diputados. El 5 de julio el Partido Acción Nacional decidió otorgarle el cargo de Diputada Federal del Tipo Plurinominal para integrar la LXI Legislatura de México además de ser designada la Coordinadora del Grupo Parlamentario de ese partido en la Cámara de Diputados. A partir de septiembre de 2010 fue elegida Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados. El 4 de septiembre de 2011, anunció que solicitaría licencia al cargo de diputada federal y líder de la bancada panista en la Cámara de Diputados para buscar la candidatura presidencial de su partido, solicitud que fue aprobada el 6 de septiembre; el 17 de noviembre el PAN publicó oficialmente su convocatoria para la elección de su candidato a la presidencia (una especie de elección primaria), y el 12 de diciembre Josefina Vázquez Mota, de 51 años de edad, se registró formalmente como su primera aspirante, siendo aprobado su registro el 17 del mismo mes junto con las de los otros precandidatos, Santiago Creel Miranda, de 55 años de edad, y Ernesto Cordero Arroyo, de 43 años de edad.

El 5 de febrero de 2012 se realizó la que sería la primera vuelta en la elección interna del PAN, teniendo como resultados preliminares la victoria de Josefina Vázquez Mota con el 55% de los votos, sobre el 38% de Ernesto Cordero Arroyo y el 6% de Santiago Creel Miranda estando contabilizados a esa noche el 86.7% de la totalidad de votos emitidos, tendencia que fue considerada irreversible por el presidente de la comisión de elecciones, José Espina, y que, en consecuencia, le otorgaba la candidatura sin necesidad de celebrar una segunda vuelta electoral, lo que es reconocido por sus contrincantes y la dirección del partido. Cuando todavía era pre candidata del PAN, dijo que estaba segura de que con estrategia, el trabajo de unidad y de posicionamiento en la propuesta, “vamos a alcanzar” en las encuestas como en la elección interna y “vamos a superar”, como se demostró el pasado 5 de febrero. Al referirse a la reciente encuesta de Consulta Mitofsky, que la sitúa al PRI con el 40.4% de los votos, al PAN con 24.0% y al PNR con 17.7% de las preferencias electorales.
Josefina Vázquez Mota destacó que ella aumentó siete puntos porcentuales, igual cantidad que disminuyó Peña Nieto, pero además consideró “buena noticia” que “nos distanciamos de quien está en el tercer lugar, es decir, se amplia la brecha”, con respecto al precandidato presidencial de las izquierdas, López Obrador.
Con respecto a los 40 días del denominado «Período de Intercambio«, durante el cual los candidatos presidenciales tendrán que esperar para poder dar inicio de lleno a las campañas electorales, de acuerdo a la Ley Electoral, la candidata panista dijo que se aprovechará ese tiempo para afianzar la estrategia y tener un PAN absolutamente preparado para dar la siguiente batalla, ya que después no habrá tiempo que perder. En ese lapso espera contar con “la plataforma más poderosa”, a fin de que durante la campaña, la cual consideró con condiciones muy diferentes a las de 2006, “tener la certeza, la audacia, la fuerza y colocarnos en ese liderazgo como estoy segura lo vamos a conseguir”.

Andres Manuel López Obrador, candidato del PRD

Andrés Manuel López Obrador nació en el municipio de Macuspana, Estado de Tabasco, el 13 de noviembre de 1953, es un político mexicano, que ha sido presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y jefe de Gobierno del Distrito Federal. Fue candidato por la Coalición denominada «Por el Bien de Todos» en las elecciones federales de México de 2006 a la presidencia de la República, elección en la que las cifras oficiales del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación quedó en segundo lugar ante el candidato del Partido Acción Nacional, Felipe Calderón Hinojosa, por menos de un punto porcentual. Tras la elección, manifestó que ésta había sido fraudulenta, organizando protestas masivas a través de la Convención Nacional Democrática, la cual lo nombraría «presidente legítimo» de México. Encabezó una campaña de denuncias de corrupción y tráfico de influencias, exhibiendo los contratos millonarios con Pemex firmados por el más cercano amigo y colaborador de Calderón, Juan Camilo Mouriño, muerto trágicamente en un accidente de aviación cuando desempeñaba el cargo de Secretario de Gobernación. Asimismo, encabezó masivas protestas en contra de la iniciativa de reforma energética del gobierno de Calderón. Fue tanta la molestia que ocasionó con sus protestas que perdió mucha de su popularidad y actualmente en las encuestas de intención de voto ocupa el tercer lugar, detrás de la candidata del PAN.

Período de Intercambio

Las dos poderosas entidades que en México rigen y supervisan las elecciones presidenciales son el Instituto Federal Electoral (IFE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que ejercen tan excesivo control que, de acuerdo a una Ley Electoral que debería ser revisada, define tres períodos previos a las elecciones: 1) las pre campañas previas; 2) las Intercampañas internas de los partidos y 3) 40 días del denominado Período de Intercambio, durante los cuales el IFE es la autoridad que estipula lo que los partidos y los candidatos pueden o no se pueden hacer. Por ejemplo, diurante este período denominado «de Intercambio«, por medio de un simple comunicado, publicado en un desplegado de prensa, el IFE estableció severas prohibiciones a las actividades de los candidatos o sus partidos, y aún un riguroso control a los medios de comunicación que en realidad constituye una limitación a la libertad, tanto a la libertad de prensa como a la libertad de expresión. Porque durante todos esos días hay una prohibición a sostener debates, a comprar espacios en los medios impresos y tiempo en los medios radiofónicos y televisivos. Y las violaciones a esas prohibiciones son tan caprichosas que los candidatos no pueden participar en mitines ni en algún acto público, ni siquiera en programas noticiosos en los cuales se pueda dar a conocer sus actividades proselitistas y planes políticos; y las violaciones a estas prohibiciones pueden causar multas elevadísimas y llegar a la cancelación de la inscripción de una candidatura y hasta al cierre del medio de comunicación involucrados. Lo cual, indudablemente, constituye una violación a la libertad de prensa y a la libre emisión del pensamiento. Sin embargo, por algún motivo que ignoro, ninguna empresa periodística ni alguna organización pro Derechos Humanos ha impugnado estas absurdas prohibiciones. Se ha llegado al extremo que, durante la elección de Gobernador del estado de Michoacán, donde fue candidata una hermana del presidente Calderón, fue multado con una fuerte cantidad de dinero un boxeador que en una pelea llevaba el símbolo del PRI en su pantaloneta. Es tan absurda la medida que el IFE ha establecido que durante estos 40 días los medios de comunicación solamente pueden referirse al proceso electoral cuando se trate de un «periodismo genuino» (?). ¿Quién será el que va a calificar lo que es y lo que no es «periodismo genuino»? ¿Quién tiene la autoridad para definir ese tipo de periodismo? La única reacción a estas absurdas estipulaciones de corte dictatorial neofascista ha sido la de la Cámara de Industria de Radio y Televisión que presentó un recurso de amparo Pero el pueblo mexicano lo está tolerando en silencio.

Sin embargo, el presidente Calderón Hinojosa ha venido recorriendo tranquilamente todo el territorio de los Estados Unidos Mexicanos regalando dinero en efectivo a las personas que demuestren que tienen demasiado bajos ingresos. Lo cual no prohíbe ninguna ley ni disposición, a pesar de que es obvio que favorece al partido político al que pertenece y cuya candidata es Josefina Vázquez Mota.

Sorpresivo cuarto candidato

Gabriel Quadri de la Torre

A último momento el Partido Nueva Alianza (PANAL) de la máxima dirigente del magisterio Elba Esther Gordillo, ha lanzado sorpresivamente la candidatura presidencial del antropólogo Gabriel Quadri de la Torre, a quien no se le concede ninguna posibilidad de triunfo. Al principio, este partido estaba aliado al PRI, pero recientemente se dividieron y declararon que cada quien luchará separado del otro. Al parecer, la división se debió a la departición de las candidayuras a senadores y diputados. Transformar las estructuras de México para lograr un país «más liberal y sostenible» es la carta de presentación del candidato presidencial de Nueva Alianza (Panal), cuya postrera candidatura a las presidenciales del 1 de julio ha parecido a algunos meramente testimonial y a los demás un modo de restar votos a otros.

Economista e ingeniero, ex presidente del Instituto Nacional de Ecología, cuestiona pilares nacionales como la energía, la construcción, la policía o las ineficiencias del soberanismo y cree que el país está hoy preparado para abrirse a la libre empresa y al mundo. De no ser así, no se altera: «volvería tranquilamente a mis estudios medioambientales». Sin embargo «habría sido una cobardía seguir criticando pero no hacer nada», subraya sobre su sorpresiva candidatura por Nueva Alianza, que lo coloca en las encuestas por detrás de Enrique Peña Nieto (PRI), Josefina Vázquez Mota (PAN) y Andrés Manuel López Obrador (PRD). Para Quadri de la Torre, México está «demasiado subvencionado» y se ahoga en «unos viejos cuellos de botella que hay romper», de orden histórico e identitario, con coste económico y social. «Ser liberal en México se ha convertido en un tabú en las últimas décadas», asegura. «Hay un recelo del mexicano por el mercado, que no entiende que el empresario es un héroe que se arriesga para crear algo, especialmente puestos de trabajo». Esa imagen quedó manchada por una «economía muy subsidiada» y la consecuente cercanía del empresario con la política y la corrupción, añade. «Pero hay un México esperando, más moderno de lo que se cree». El discurso de Quadri de la Torre ataca por igual la «costosísima economía patriótica», la «centralización de la policía», una vieja «política de vivienda poco sostenible y cívica» y una tradicional educación pública «que requiere ser reformada, profesionalizada, permeabilizada con las empresas».
«Es una oportunidad y una responsabilidad» llevar al debate público «cuestiones largamente pendientes, más allá de los tabúes y la corrección política».
Y entre esos grandes tabúes menciona los «monopolios de energía» Pemex y CFE, creados con «una idea nacionalista, émula por entonces del Estado fascista».
Quadri de la Torre vislumbra en México una capacidad emergente de potencia regional y en el mundo. «Pero hay que quitar las subvenciones al crudo e invertirlas en transporte colectivo, dejar de tirarlas en una agricultura inútil que deforesta más que alimenta».
El candidato propone emplearlas «en un desarrollo más armónico de energías renovables, infraestructuras y servicio» a fin de que el ciudadano «rompa su aislamiento y la tentación de la delincuencia y viva mejor conectado con el medio y con el mundo».
La fuerza que encabeza, el partido Nueva Alianza fundado por Elba Esther Gordillo, decidió poner fin a su participación en la coalición Compromiso por México, que encabeza Enrique Peña Nieto.
Como presidenta del poderoso Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la fundadora de Panal confiere al programa una gran apuesta por la renovación de la escuela pública, uno de los pilares de la identidad mexicana.
La sola coincidencia que mantiene con el PRI es el abrir Petróleos Mexicanos a la participación privada, por lo que durante su campaña, Quadri de la Torre pugnará por que se lleve a cabo una reforma energética.
Educado en las universidades Iberoamericana y de Texas ha sido jefe de Financiamiento Externo en el Banco de México y del Instituto Nacional de Ecología (INE). Su labor más conocida es como autor y comentarista en materia de medio ambiente y desarrollo sostenible.
Sus adversarios consideran que su candidatura no se debe tanto a la preocupación ambiental, sino a la promoción de negocios relacionados con el medio ambiente, como acusó el dirigente de la asociación El Poder del Consumidor, Gerardo Moncada.
Quadri de la Torre se niega a hablar de los otros y prefiere concentrarse en su programa. Sólo se aventuró a hablar del presidente Calderón, a quien reconoció «buenas intenciones» aunque «no haya podido con la criminalidad».

Twitter: @jorgepalmieri