MISCELÁNEA 16/02/12

1.- Más sobre la idea de despenalizar las drogas

Yuri Fedotov, Zar de las drogas de la ONU

Me parece acertado -y sobre todo prudente- que el Presidente de la República, general Otto Pérez Molina, haya aclarado por los medios de comunicación que su idea acerca de despenalizar las drogas prohibidas consiste solamente en proponer que se discuta el tema y no que su gobierno está decidido a hacerlo unilateralmente. Porque no le compromete, en lo más mínimo, el simple hecho de proponer que se analice cuidadosamente y se discuta la conveniencia o inconveniencia de adoptar esa medida. Ayer explicó cuál es su posición al aclarar: «Es una propuesta que ponemos sobre la mesa para que se pueda discutir, ya sea que se apoye o no. Lo inportante es esa discusión. Ojalá tengamos apertura para eso». Pero el llamado Zar antinarcóticos de la (ONU), Yuri Fedotov, director general de la Organización de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (ONUDD), en una entrevista que le hizo en Viena la agencia Efe declaró: «Mi respuesta a aquellos que proponen una liberalización es que en el mundo cada año mueren 250 mil personas por las drogas. Si se legalizasen los muertos no serían cientos de miles, sino millones». Y preguntó: «¿Queremos eso?». A continuación dijo: «No creo que eso ayude. Enviaría una señal equivocada a los criminales y no pararía los crímenes. Al contrario: los haría más fáciles». Sin embargo, agregó: «Centroamérica necesita más ayuda de la comunidad internacional».

2.- La Presidenta de Costa Rica

Laura Chinchilla, Presidenta de Costa Rica

Por su parte, la señora Laura Chinchilla, Presidenta de la República de Costa Rica, reaccionó diciendo: «No veo por qué no se pueda plantear un debate, pero con un abordaje muy serio y muy riguroso». Y agregó: «La legalización de las drogas no puede anunciarse como una varita mágica que va a desaparecer todo el problema de las drogas». Y agregó: «Cuando se habla de abordar esta situación se recomienda que una nación sola o una subregión no puede tomar esta decisión porque tiene que ser una decisión global, para que no venga a generar una especial presión sobre algunos países». Es indudable que esta es una actitud más prudente y sensata.

3.- La tragedia en Comayagua

Es lamentable el elevado saldo trágico que dejó el incendio que se produjo en la cárcel de Comayagua, a solo 90 kilómetros de Tegucigalpa, Honduras, a las 11 de la noche del martes. Hasta la fecha ha sido la mayor tragedia ocurrida en una cárcel en los últimos 25 años. Hay dos hipótesis sobre la causa: 1) que lo produjo un corto circuito eléctrico, y 2) que fue un incendio provocado por un preso que le prendió fuego a su colchón. La prensa matutina de Guatemala no se puso de acuerdo en el número de muertos: según Prensa Libre fueron 377, Siglo Veintiuno dijo que fueron 350, y elPeriódico publicó que fueron 358. El hecho es que habían 853 presos en una cárcel diseñada para tener capacidad para 400 presos.

4.- La controvertida sentencia contra Baltasar Garzón

El juez Baltasar Garzón, condenado por prevaricato

Como era de esperarse, la sentencia condenatoria que por unanimidad dictaron los jueces de la Corte Suprema de España a once años de inhabilitación contra el abogado Baltasar Garzón, de 58 años de edad, acusado de haber cometido el delito de prevaricato por haber empleado escuchas telefónicas en conversaciones entre unas personas en prisión, acusadas de malversación, y sus abogados defensores, cuando la ley únicamente faculta hacerlo cuando se trata de casos de terrorismo, ha provocado una controversia en España y en otras muchas partes del mundo. Con lo cual ha violado la ley pretextando el propósito de imponer la ley. Así como ha habido manifestaciones a su favor, reconociendo su decidida lucha contra el ex dictador chileno Augusto Pinochet, contra los terroristas vascos y contra unos militares acusados de haber cometido actos de lesa humanidad contra los derechos humanos en Argentina y otros acusados de haber cometido genocidio en Guatemala, a solicitud de la controversial Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, también ha habido expresiones de regocijo porque este juez se había convertido en un insoportable dictador que empleaba métodos que fueron característicos de las dictaduras. Eso mismo se le debió aplicar al tristemente recordado Carlos Castresana por su comportamiento arbitrario en nuestro país. Porque no se puede permitir que se valga de métodos que violan la ley para perseguir a quienes se acusa de violarla. En Guatemala, una inspirada poeta y columnista del diario matutino Prensa Libre llegó hoy al extremo de publicar una columna casi vaginal haciendo una absurda apología de su conducta, titulada «El admirable juez Baltasar Garzón». ¡Está visto que de todo hay en la viña del Señor!

Twitter: @jorgepalmieri