SE ABRIÓ LA CAJA DE PANDORA

Orlando BlancoOrlando Blanco Lapola, coordinador de la campaña presidencial del UNE

El viernes de la semana pasada, en el noticiario del canal de television por cable Guatevisión, fue entrevistado el señor Orlando Blanco Lapola, ex director general del Fondo Nacional para la Paz (Fonapaz), además de ser uno de los asesores más influyentes y de maxima confianza de Sandra Torres Casanova de Colom (esposa del ingeniero Álvaro Colom Caballeros, actual Presidente Constitucional de la República) y coordinador de la campaña política del partido oficial Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en las próximas elecciones para el siguiente período presidencial comprendido entre el 14 de enero de 2012 y el 14 de enero del 2016. Hasta donde se lo permitió la prudencia legal –y estratégica–, el astuto entrevistado expuso que no se puede asegurar que la susodicha señora goza de muchas simpatías populares y es una de las probables candidatas a sustituir a su esposo para ser la primera mujer que llega a desempeñar el cargo de Presidenta de la República de Guatemala. Esto es lo más cerca que se ha dicho oficialmente hasta la fecha sobre el controvertido proyecto de que ella pueda ser la candidata de dicho partido en las próximas elecciones presidenciales que tendrán lugar entre un año exactamente. Pero, como dice el refrán popular, ¿quién con una luz se pierde? Es obvio que lo que trató de decir es que doña Sandra serála candidata presidencial del partido oficial UNE y se atrevió a decir que ganarán en la primera vuelta. Lo cual invita a sospechar que pueda haber la nefasta posibilidad de que se produzca un fraude electoral para asegurarse de que ella será la ganadora.

Sandra Torres Casanova de Colom, probable candidata a la Presidencia de la República

Desde hace mucho tiempo se viene rumoreando insistentemente que la esposa del actual mandatario –que tradicionalmente recibe el título honorífico de «Primera Dama de la Nación» (no la primera dama, como algunos dicen incorrectamente) ha venido acariciando la ambición de llegar a ser la primera mujer que llegue a ocupar el cargo de Presidenta de la República y sustituir a su esposo, imitando a Cristina Fernández de Kirchner, actual Presidenta de la República Argentina que sustituyó en ese cargo a su esposo, Néstor Kirchner, apodado «El pingüino«. Ignoro si en ese gran país sudamericano existe algun impedimento constitucional para que se haya podido dar ese caso, pero en Guatemala sí la hay porque el artículo 186 de la Constitución Política de la República —Prohibiciones para optar a los cargos de Presidente o Vicepresidente de la República— establece que «No podrán optar a dichos cargos: a) el caudillo, ni los jefes de un golpe de Estado, revolución armada o movimiento similar, que hayan alterado el orden constitucional, ni quienes como consecuencia de tales hechos asuman la Jefatura de Gobierno; b) La persona que ejerza la Presidencia o Vicepresidencia de la República cuando se haga la elección para dicho cargo, o que la hubiere ejercido durante cualquier tiempo dentro del período presidencial en que se celebren las elecciones; c) Los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad del Presidente o Vicepresidente de la República, cuando este último se encuentre ejerciendo la Presidencia y los de las personas a que se refiere el inciso primero de este artículo; d) El que hubiese sido Ministro de Estado durante cualquier tiempo en los seis meses anteriores a la elección; e) Los miembros del Ejército, salvo que estén de baja o en situación de retiro por lo menos cinco años antes de la fecha de convocatoria; f) Los ministros de cualquier religión o culto; g) Los Magistrados del Tribunal Supremo Electoral». No obstante, hay respetables opiniones –como la del licenciado Acisclo Valladares Molina, ex Fiscal General y Procurador General de la Nación, actual embajador ante el Reino de la Gran Bretaña– que sostienen que el matrimonio no forma grado y la esposa del presidente Álvaro Colom no tiene ninguna de las dos características que le prohíben optar a la Presidencia de la República.

Para satanizar a Orlando Blanco se dice que durante el conflicto armado interno fue uno de los comandantes en una de las diferentes organizaciones guerrilleras subversivas que eventualmente integraron la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), pero no hay que olvidar que después de más de veinte años de enfrentamiento armado, en el año 1982 se hizo un primer intento de parte del gobierno militar de facto del general Efraín José Ríos Montt para tratar de encontrar una salida pacífica negociada, la cual fue rechazada por la guerrilla. Pero posteriormente, en el año de 1983, se llevó a cabo un esfuerzo internacional, por parte de un grupo de países que fue conocido como Grupo Contadora, para ayudar a buscar la pacificación y la reconciliación de los países de Centroamérica. En el año 1987, convocados por el Presidente Cerezo Arévalo, los Presidentes de los países de Centroamérica, decididos a lograr la paz, firmaron primero el Acuerdo de Esquipulas I y posteriormente Esquipulas II, en los cuales se establecieron mecanismos para alcanzar la pacificación y la reconciliación por medios políticos.

En el año de 1991, el gobierno de Guatemala decidió acudir a la mesa de negociaciones con la Unidad Revolucionaria Nacional de Guatemala (URNG), para lo cual se estableció una agenda a discutir. Esto fue resultado de la moderación de parte del presidente de la Comisión Nacional de Reconciliación nombrada por el gobierno presidido por el licenciado Marco Vinicio Cerezo Arévalo, la cual estuvo integrada de la siguiente manera: como titular por el Poder Ejecutivo, licenciado Roberto Vicente Carpio Nicolle, Vicepresidente de la República, y el licenciado Leopoldo Sandoval Villela, asesor de la Vicepresidencia, como suplente;  como titular por la Conferencia Episcopal de Guatemala, monseñor Rodolfo Quezada Toruño, obispo de Zacapa, y monseñor Juan Gerardi Conedera, obispo auxiliar de la Archidiócesis y Vicario General, como suplente; como titular por los partidos políticos de oposición, ingeniero Jorge Serrano Elías, secretario general del partido Movimiento de Acción Solidaria (MAS), y como suplente el coronel Francisco Luis Gordillo Martínez, Secretario General del Movimiento Emergente de Concordia (MEC); como titular de Ciudadana Notable, la periodista Teresa Bolaños de Zarco, y como suplente, primero fue el licenciado Mynor Pinto Acevedo, quien después fue sustituído por el licenciado Norman Mario Permuth Litswa; el periodista Eduardo P. Villatoro como Secretario Ejecutivo; y como delegado de la Unidad Nacional Revolucionaria Guatemalteca Luis Becker Guzmán; además contaba con la participación de un observador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Sin embargo, poco tiempo después, los sucesivos gobiernos de Jorge Serrano Elías y de Ramiro DeLeón Carpio –a pesar de que ambos habían sido miembros titulares de la mencionada Comisión Nacional de Reconciliación— no nombraron representantes ante la misma, sino conformaron una Comisión de la Paz que ellos mismos dirigieron sin obtener ningún resultado positivo. Finalmente, tras más de cinco años de negociaciones, de dos cambios de gobierno y de muchas modificaciones en los procedimientos de negociación, NOS GUSTE O NO NOS GUSTE el 30 de diciembre de 1996 se firmó el Acuerdo de Paz Firme y Duradera bajo el gobierno de Álvaro Arzú Irigoyen. Y todos los participantes en el conflicto armado, en ambos bandos, se acogieron a la amnistía general.

Esta fue una negociación de casi seis años, en la cual se discutió una agenda que básicamente contenía once temas que podían ser divididos en dos grupos: 1) los temas sustantivos, que tenían que ver con la problemática de fondo del país; y 2) los temas operativos, que trataban sobre la desactivación del enfrentamiento y la incorporación a la vida normal de los grupos alzados. Es decir que al firmar la paz terminó la Guerra y todos los participantes se acogieron a una amnistía general.

Planean unificación de la Izquierda

Por otra parte, en la página 5 de Prensa Libre de ayer hay una nota escrita por Claudia Méndez Villaseñor titulada ANN impulsa iniciativa para unir a la Izquierda, que dice lo siguiente:

Tras la integración del comité ejecutivo nacional del partido político Alternativa Nueva Nación (ANN), ayer trascendió que se abre la opción de que las distintas organizaciones de izquierda unifiquen esfuerzos en un solo movimiento.

Integrantes del Comité ejecutivo de ANNLos fervientes miembros del Comité Nacional de ANN

Pablo Monsanto fue electo secretario general de la ANN, el 11 de septiembre último, y ayer se presentó a delegados de 14 departamentos y líderes de izquierda, junto al resto de integrantes del Comité Ejecutivo Nacional, el Tribunal de Honor y el Órgano de Fiscalización Financiera de la agrupación.

Monsanto expresó que a partir de ahora comenzará a impulsar una iniciativa para ampliar la participación de los grupos de izquierda en un frente común.

“Esperamos aglutinar a todas las organizaciones de izquierda -–partidos políticos, organizaciones civiles, campesinas, populares, indígenas y sindicatos—con miras a las próximas elecciones”, comentó.

Aseguró que, por ahora, ha tenido acercamientos con la Unidad Nacional Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG).

Consideró que hay condiciones para la consolidación y triunfo de la izquierda en el país.

“La izquierda ha logrado espacios importantes en el hemisferio, que pueden replicarse en Guatemala”, añadió.

ANN tiene delegaciones en 14 departamentos, entre ellos Alta Verapaz, Suchitepéquez, Chiquimula, Izabal, Guatemala y Petén.” (Fin de la nota informativa)

Solamente me resta agregar que tengo información digna de confianza de que el ex comandante Pablo Monsanto actualmente es asesor personal de la señora Sandra Torres Casanova de Colom.

Mientras tanto, la derecha está sumamente dividida

Otto PerezGeneral retirado Otto Pérez Molina

Harold CaballerosLicenciado Harold Caballeros

Eduardo SugerDoctor en Matemáticas Eduardo Suger Cofiño

Adela TorrebiarteSeñora Adela Camacho de Torrebiarte

Doctor Manuel Baldizón

No creo que me falte alguien más en la lista, porque esta vez no creo que vayan a ser candidatos –como han sido en las elecciones pasadas– ni el licenciado Acisclo Valladares Molina, ex Procurador General y Fiscal General de la Nación, porque ya no existe su partido Liberal Progresista (PLP), que tenía como símbolo un avión, y, además, aunque pasa mucho tiempo en Guatemala, dedicado a escribir varias veces a la semnana una columna en elPeriódico, desempeña el cargo de Embajador ante el Reino Unido de Gran Bretaña, ni tampoco el Dr. Alejandro Giammattei Falla, porque actualmente se encuentra en la carcel del Cuartel Militar Mariscal Zavala, procesado por la matanza en la toma de la Granja Pavón.