¡VIVA GUATEMALA LIBRE Y SOBERANA!

Hoy se conmemora el 189 aniversario de la firma del Acta de Independencia de España que suscribieron el Capitán General Gabino Gaínza, representante de la corona de España y los más adinerados y destacados criollos, aunque por motivos totalmente ajenos al propósito de crear un país libre y soberano. Su intención fue impedir que Napoleón Bonaparte –quien había invadido España y obligado a abdicar a los reyes borbones Carlos IV y Fernando VII y había colocado en el trono a su hermano José Bonaparte– se pudiese apoderar también de las colonias, aunque es indudable que los independencistas aprovecharon para dejar de seguir pagando tributos a un país europeo.  El pueblo no participó en la decisión y Gaínza se constituyó en el primer presidente de Guatemala. De manera que no hubo una lucha armada ni se derramó ni una sóla gota de sangre. Pero es el país en el que nacimos y debemos, amarlo,  respetarlo y trabajar incansablemente por dignificarlo y engrandecerlo. Por lo cual digo ¡Viva Guatemala libre y soberana!Sin embargo, no se puede decir que Guatemala sea realmente un país «libre y soberano», sobre todo últimamente, cuando se producen numerosas intervenciones indebidas de parte de los enbajadores de países que se denominan «donantes», como Estados Unidos de América, Francia, España y algunos de los países europeosen los asuntos internos del país, que demuestran lo contrario . Para muestra un botón. Ayer publicó el vespertino La Hora la siguiente nota informativa sobre otra declaración del embajador de Estados Unidos de América, Steven McFarland, una persona merecedora de mi más alto aprecio y simpatía, pero que, lamentablemente, tiene la tendencia de inmiscuirse en los asuntos que no son de su competencia y violan lo estipulado en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas:

SEGURIDAD: Embajador opina que debe haber acompañamiento a la Reforma Policial
McFarland: Una Ley Antimaras no es suficiente
Gabriel Herrera

gherrera@lahora.com.gt

Stephen McFarland, embajador de los Estados Unidos, opinó que una ley contra pandillas o maras, debe ser complemento de una estrategia más amplia, que sólo tratar de prohibir ciertas actividades.Stephen McFarland, embajador de Estados Unidos, opinó que se debe dar apoyo a la Reforma Policial, las comisarías modelo y a la unidad antiextorsión de la
El diplomático fue enfático al decir que una legislación de ese tipo debe basarse en la prevención y tener un efectivo aparato de seguridad y también judicial.
McFarland expresó que por ejemplo para el caso de Guatemala, deben ir de la mano la reforma policial que está trabajando e impulsa la activista en derechos humanos Helen Mack.
Asimismo, continuar con el programa de las comisarías modelo y avanzar en el desarrollo del grupo antiextorsión denominado «Panda», enumeró el embajador estadounidense.
Referente a la iniciativa de ley de Extinción de Dominio, el embajador de los Estados Unidos acreditado en Guatemala, dijo que sería un buen indicador por tres aspectos que contribuirían con la situación del país.
Uno, siendo una propuesta significativa, quitaría dinero y bienes a los narcotraficantes, mareros y otras personas que integran el crimen organizado, destacó.
Dos, eso contribuiría a otorgar recursos a quienes están dedicados a la seguridad y justicia, porque están carentes de recursos para operar, debido a la crisis que atraviesa el país.
Tres, «sería una buena señal política», manifestó Stephen McFarland.
Sobre el anuncio difundido ayer por la Superintendencia de Bancos, por la preocupación del lavado de activos en el territorio nacional, el embajador McFarland aclaró que esa es una estrategia de Guatemala y no de los Estados Unidos.
Sin embargo, resaltó: «eso sí, los dos países estamos muy firmes en tratar de hacer más para luchar contra el lavado de dinero».
También dijo que puede ser una estrategia antilavado que pusieron en marcha las autoridades guatemaltecas o investigación de grandes transferencias que están haciendo los grandes capos del narcotráfico.
El Congreso de la República, a través de la mesa de seguridad, puso en la mesa la iniciativa donde los jefes de bloque han analizado los diferentes artículos.
Algunos parlamentarios ya opinaron que el articulado no debería ser alterado y que el proyecto se apruebe como originalmente llegó.
Otro de los temas tratados por el embajador McFarland, fue sobre el estatus temporal de protección a los inmigrantes guatemaltecos.
El funcionario internacional destacó que ha enviado informes a Washington para dar a conocer cuál es la situación, pero será su Gobierno quien al final decida si otorga o no la medida.
En Estados Unidos siguen estudiando el tema del TPS y es seguro que habrá una respuesta, pero no sabe cuándo, dijo Stephen McFarland.
Congreso Firma de entendimiento
Roberto Alejos, presidente del Congreso, y Stephen McFarland firmaron una carta de entendimiento en pro de la transparencia, con la cual el Gobierno estadounidense aportó un millón 660 mil quetzales para programas de apoyo técnico que se deberá ver reflejado en el trabajo interno del parlamento según los firmantes del documento.