MISCELÁNEA DEL 27/06/11

1) Foro de cinco de los 9 presidenciables

Sentados de derecha a izquierda, Sandra Torres Casanova, Otto Pérez Molina, Eduardo Suger Cofiño, Harold Caballeros López y Manuel Baldizón Méndez, con la periodista Patricia Janiot, de la cadena CNN en Español que actuó como moderadora. (Foto de elPeriódico)

Para cerrar con broche de oro la Indu Expo organizada por la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), el viernes pasado tuvo lugar un foro (porque no se le puede llamar debate ya que no debatieron entre ellos) que transmitió el canal de cable Guatevisión y repitió el domingo, integrado por cinco de los nueve aspirantes a desempeñar el cargo de Presidente de la República para el siguiente período constitucional comprendido entre el 14 de enero de 2012 y el 14 de enero de 2016, en sustitución del actual mandatario, ingeniero Álvaro Colom Caballeros. En este foro participaron la licenciada en Ciencias de la Comunicación, con postgrado en Administración Pública, Sandra Torres Casanova –hasta hace poco tiempo llamada «primera dama de la nación» por la tradición de llamar así a la esposa del mandatario de turno–, postulada por la coalición de partidos Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y Gran Alianza Nacional (GANA); el general en situación de retiro Otto Pérez Molina, de larga trayectoria al servicio del país, por haber desempeñado altos cargos en la Institución Armada, postulado por el Partido Patriota (PP), quien hace cuatro años fue uno de los dos contendientes en la segunda vuelta electoral; el doctor en Física-Matemática Eduardo Suger Cofiño, fundador y actual Rector de la Universidad Galileo, postulado por el partido Compromiso Renovación y Orden (CREO), del candidato a Alcalde Roberto González alias «Canela»; el doctor Harold Caballeros López, fundador y ex pastor de la iglesia evangélica El Shadhai y fundador de la Universidad San Pablo, postulado por la coalición de partidos Visión con Valores (VIVA) y Encuentro por Guatemala (EG); y el doctor en Leyes Manuel Baldizón Méndez, postulado por el partido Libertad Democracia Renovada (LIDER) y hasta hace poco diputado al Congreso de la República por el departamento de El Petén. Para diputado fue postulado por el partido UNE pero en un momento dado se salió y organizó su propio vehículo para optar a la Presidencia de la República. Uno más que cambió de camiseta porque el partido que le llevó al Congreso carece de alguna ideología con la cual él habría comulgado para llegar a ser candidato. Para moderar este evento vino de Atlanta, especialmente contratada para actuar como moderadora, la destacada periodista colombiana Patricia Janiot, presentadora de noticias de la importante cadena noticiosa estadounidense CNN en español, quien tuvo una excelente actuación. Previamente se explicó que solo iban a participar los cinco candidatos que habían obtenido más alto punteo en las encuestas que se han hecho de intención de voto, por lo que no fueron invitadas a participar las señoras Patricia Escobar de Arzú, postulada por el Partido Unionista (PU), esposa del ex presidente de la República y actual Alcalde Metropolitano Álvaro Arzú Irigoyen, reelegido tres veces consecutivas para ese cargo y candidato para un cuarto período; Adela Camacho de Torrebiarte, nombrada Comisionada de Presidios, fundadora del grupo denominado «madres angustiadas», presidenta del equipo de fútbol Cobán Imperial y un año después nombrada por la Federación Internacional de Fútbol Amateur (FIFA) tesorera de la Comisión Normalizadora de la Federación Nacional de Fútbol, y ex ministra de Gobernación por corto tiempo en el período de Berger-Stein, postulada por el partido Acción de Desarrollo Nacional (ADN); Rigoberta Menchú Tum, premio Nobel de la Paz 1992, y con varios doctorados honoris causa de diferentes universidades, postulada por la coalición del partido indígena Winak y los partidos Alternativa Nueva Nación (ANN) y Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG); ni, tampoco participó en este foro, el empresario Juan Guillermo Gutiérrez, quien estudió Administración y Economía en la Universidad Francisco Marroquín (UFM), postulado por el Partido de Avanzada Nacional (PAN).

Desafortunadamente, como bien dijo el doctor Rafael Espada, Vicepresidente de la República, estos llamados «partidos políticos», realmente son grupos que carecen de ideología y que se integran alrededor de su organizador o dirigente para postularle a la Presidencia de la República, pero carecen de una ideología, tendencia o filosofía que pueda permitir a los electores escoger la que merezca su simpatía o les parezca mejor para Guatemala. Por eso es que sus diputados son postulados entre las personas pudientes que pueden contribuir a la campaña presidencial y cubrir los gastos de su propia campaña, Y por eso es que muchos de ellos cambian de bancada como si cambiasen de camiseta,

Mi opinión sobre este primer foro que se ha celebrado previo a las elecciones del 11 de septiembre del año en curso, es que todos los participantes estuvieron bastante bien. Me impresionó positivamente que todos hayan expuesto con claridad sus opiniones sobre los problemas del país y explicaran sus programas para resolverlos. Pero al principio la señora Torres Casanova estuvo sumamente nerviosa al principio y luego fue muy agresiva con el general Pérez Molina, a quien acusó de «genocida» y de haber sido el culpable del cierre y desmantelamiento de las zonas militares en los departamentos de la República cuando fue Comisionado de Seguridad durante el nefasto gobierno de Óscar Berger Perdomo y Eduardo Stein Barillas, los verdaderos responsables de haber cometido esa estupidez, con lo cual se abrió un corredor que emplean los narcotraficantes para aterrizar sus avionetas con droga para llevarla después a México y Estados Unidos; por esta directa agresividad, la moderadora tuvo que interrumpirla diciéndole que estaba violando uno de los requisitos acordados previamente; y luego se refirió a que cuatro proyectos de leyes están pendientes de aprobación en el Congreso, únicamente mencionó dos de ellos y dijo que no recordaba los otros dos, pero que «los iba a decir más adelante», lo cual nunca hizo. Tal parece que esta señora no se ha dado cuenta de que por su comportamiento tan agresivo es «malcayente» y crea anticuerpos. El general Pérez Molina se comportó muy bien y a mí me causó la impresión de ser la mejor opción de los cinco candidatos presentes para desempeñar el cargo de Presidente de la República. Me satisfizo que tanto él como la señora Torres Casanova se expresaron decididamente opuestos a la propuesta que hizo durante su breve visita a Guatemala la Secretaria de Estado estadounidense, Hillary Rodham Clinton, de que los empresarios guatemaltecos deben aportar US$3 por cada dólar que aporte el gobierno de los Estados Unidos y manifestaron con firmeza no estar dispuestos a legalizar las drogas. Además, ambos coincidieron en que aceptarían que tropas estadounidenses o «Cascos Azules» de la ONU vengan a ayudar a combatir a los narcotraficantes en vista de que es evidente que el narcotráfico tiene mucha superioridad en cuando al dinero del que disponen y de las armas que emplean en comparación con las fuerzas de seguridad de nuestro país. Mientras que Suger, Caballeros y Baldizón opinaron que por respeto a nuestra soberanía Guatemala debe resolver por sí misma sus propios problemas, aunque puedan tener asesoría norteamericana. La señora Torres agregó que ahora que los EE.UU. está sacando tropas de sus operaciones en Irak podría enviarlas a Guatemala. El doctor Suger demostró que tiene amplios conocimientos sobre la mayoría de los temas que se plantearon y los abordó con estilo docente, pero siempre lo hizo con estilo gruñón y parecía que estaba regañando a la concurrencia; y, sobre todo, evidenció que no sabe lo que dice al afirmar que el fin de la Era de la Prohibición en los EE.UU. para el consumo de bebidas alcohólicas, aduciendo que así terminaron las actividades de los gangsters como Al Capone, comparando el caso con la excesivamente riesgosa legalización de las drogas que, indudablemente, acarrearía el peligro de que al bajar el precio de las drogas en el país, la juventud guatemalteca podría caer fácilmente en la adición a las drogas y sufrir las consecuencias. En mi opinión, repito, el doctor Suger podrá saber mucho de Física-Matemática y de muchas otras cosas, pero puso de manifiesto que no entiende este tema porque cree que con legalizar las drogas se terminará la criminalidad y la espantosa cadena de asesinatos que se venido produciendo en nuestro país, como si todos los delitos fuesen consecuencia del narcotráfico. El doctor Caballeros, por su parte, demostró que es un hombre muy bien preparado, y respondió con propiedad las preguntas que hizo la moderadora, pero cometió el mismo error que Suger cuando se refirió al tema de las drogas al decir que está en favor de legalizarlas. Sin embargo, tal parece que posteriormente ha cambiado de opinión. Finalmente, el doctor Baldizón demostró que tiene madera de lider populista, porque sus respuestas fueron un tanto demagógicas y en cada una de ellas aprovechó para hacer discursos como si el foro fuese un mitin político. Es como esos candidatos que prometen a los vecinos de un lugar construír un puente sobre el río y cuando le dicen que no hay río contesta: «¡Pues también le traeré un río!» Así fue como antes de que ganara la selección juvenil de fútbol para poder asistir al campeonato de Colombia, había prometido que durante su gestión presidencial haría que la selección guatemalteca de fútbol podría ir a un campeonato mundial. A pesar de que nunca he estado de acuerdo con la aplicación de la pena de muerte, su postura es del agrado de la mayoría de los guatemaltecos en vista de la imparable ola de criminalidad que está sufriendo nuestro país con tantos asaltos, robos de automóviles y de teléfonos celulares, secuestros y asesinatos. Por otra parte, promete proponer la integración de una Corte de Constitucionalidad para hacer una reforma tributaria interesante en la que los contribuyentes deberemos pagar un impuesto único de un cinco por ciento (5%) y unificar en uno sólo los ocho fondos de inversión. Sin embargo, sospecho que cometió un error al escoger como candidata a la vicepresidencia a la licenciada Raquel Blandón, ex esposa del ex Presidente de la República Marco Vinicio Cerezo Arévalo, porque en vez de sumarle votos se los va a restar.

Ví y escuché muy atentamente ese foro las dos veces que lo transmitió el canal Guatevisión y si acaso me preguntan mi opinión sobre quién lo «ganó», probablemente diría que fue el doctor Caballeros, pero agregaría que en las actuales circunstancias me parece que tiene mejor información y más capacidad para gobernar nuestro país el general Pérez Molina. Ya veremos y escucharemos los futuros foros que más adelante se llevarán a cabo. Estos foros son muy convenientes para que los electores puedan ver y escuchar las participaciones de los candidatos, en vista de que, como dije antes, sus supuestos «partidos» no tienen ideología política.

2) Recepción por el 4 de julio y despedida del embajador MacFarland

Stephen McFarland, aún embajador de los Estados Unidos de América

Sospecho que la razón por la cual se ha adelantado al 29 de junio (pasado mañana) la recepción para celebrar el aniversario de la Independencia de los Estados Unidos de América, que debe celebrarse el 4 de julio, es que, al mismo tiempo, el embajador Stephen George McFarland aprovechará la oportunidad para despedirse de Guatemala porque pronto regresará a Washington DC. a asumir otro importante cargo en su larga y exitosa carrera diplomática. Por lo que le deseo muchos éxitos más y que tanto el como toda su familia, comenzando por su encantadora esposa Karim McFarland, gocen siempre de excelente salud y tengan muchas felicidades.

Para despedirme de él por este medio, ya que no voy a asistir a su recepción, solamente quiero decir que fue muy novedoso su comportamiento en Guatemala durante su permanencia de poco más de dos años, después de haber estado aquí antes, desempeñando el cargo de Ministro Consejero de esa misión diplomática, porque desde su regreso siempre fue sumamente sencillo, como cualquier buen amigo de nuestro país, del gobierno y de los guatemaltecos en general, pues visitó todo el país y subió a los volcanes, compartió con los miembros de las diferentes etnias de la población, aprendió a hablar quekchí, asistió a ciertos eventos populares, como a presenciar en la sexta avenida el famoso desfile bufo de la Huelga de Dolores, con lo cual cambió la imagen un tanto fría y reservada, cuando no prepotente, de algunos de los anteriores embajadores de ese hegemónico país. Aunque por otra parte recibió algunas críticas por su constante presencia mediática y asistió a presenciar varios juicios en los tribunales de justicia y en muchas oportunidades se permitió hacer comentarios que no son de la incumbencia estrictamente diplomática de acuerdo a la Convención de Viena sobre el comportamiento de los diplomáticos, no hay que olvidar que ese novedoso estilo está autorizado por ser representante de uno de los países donantes. Y cuando se recibe dinero de otros países se tiene que soportar las opiniones de sus representantes.

Portada de la original cartulina doble de la invitación a la celebración de la Independencia de EE.UU.

Y el texto de la invitación es el siguiente:

Agradezco mucho la amable invitación, pero, como dije antes, no voy a asistir a esta recepción por varios motivos que ya he explicado en anteriores oportunidades: entre ellas que a mis 82 años de edad estoy demasiado viejo para permanecer de pie durante tanto tiempo, sobre todo en las recepciones como ésta, en la que antes de servir un trago se desarrolla un acto con soldados que llevan el estandarte con la bandera de rayas y estrellas, después se escuchan los himnos nacionales de ambos países y se pronuncian discursos alusivos a la ocasión que, francamente, la mayoría de veces son insoportables. Sin desestimar el disgusto que es tener que saludar hasta con un apretón de manos a ciertas gentes que no son de nuestro agrado. Además, en todas esas recepciones a las que asisten tantas personas –de las cuales estoy seguro que la del 4 de julio en la de los Estados Unidos es la más concurrida– el whisky que generalmente ofrecen a los invitados no es precisamente de la mejor calidad, por lo costoso que sería servir un whisky de la mejor calidad a tanta gente que asiste. Espero que, a pesar de que desde hace algún tiempo no he vuelto a tener el honor y el agrado de recibirle en mi casa, mi estimado y viejo amigo McFarland no se molestará mucho por mi franqueza que no tiene absolutamente nada de diplomática. Finalmente, le reitero de nuevo mis mejores deseos en los años venideros para él, su esposa, sus hijos y toda su familia. Y que continúe teniendo muchos nuevos éxitos, aunque creo que esta vez se va defraudado de Guatemala porque no logró que durante su gestión fuese extraditado a los tribunales de Nueva York el ex presidente Alfonso Portillo Cabrera, como se lo había propuesto.

3) El sustituto del embajador McFarland

El sustituto del embajador McFarland es el señor Arnold Chacón, cuyo currículo me fue proporcionado por la Embajada de EE.UU. a solicitud mía y es el siguiente:

El señor Arnold A. Chacón es oriundo de Denver (Colorado). Se tituló en Asuntos Internacionales en la Universidad de Colorado y estudió Derecho en la Universidad de Michigan. Su esposa, Alida, también pertenece al Servicio Exterior de Estados Unidos. Son padres de tres hijos. Es miembro del Servicio Exterior con grado de Ministro Consejero. Hasta su nombramiento de embajador en Guatemala fue Ministro Consejero en la Embajada de Estados Unidos de América en Madrid (España), a donde llegó el 11 de agosto de 2008 para asumir su cargo de Ministro Consejero. Hasta este nombramiento estuvo destinado en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental en Washington, DC, donde era Director para Asuntos Andinos, responsable de las cuestiones relacionadas con Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Entre los años 2005 y 2007 fue Vicesecretario Ejecutivo del Departamento de Estado y anteriormente Ministro Consejero en la Embajada de Estados Unidos en Quito (Ecuador).
Su amplia experiencia incluye destinos en la Oficina de Asuntos de Europa Occidental, el Centro de Operaciones y la Misión de Estados Unidos ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York. En el extranjero, fue destinado a Honduras, Chile, México, Italia y Perú. Asimismo, participó en el programa de becas de la Asociación de Ciencia Política de Estados Unidos en la Comisión de Servicios Armados de la Cámara de Representantes.