MISCELÁNEA 01/03/10

* Condolencia con los chilenos

Así quedó la Academia de Arte Contemporáneo en el barrio de Bellas Artes, en el centro de Santiago de Chile.

Me duele en lo más profundo del alma ver las consecuencias del terremoto ocurrido en Chile, que tuvo 2 minutos de duración con una intensidad de 8.8 en la escala de Richter, al cual se sumó poco tiempo más tarde un maremoto o tsunami que se produjo en el sur del país y arrasó con todas las construcciones cercanas a las playas. Por esta razón, me conduelo y solidarizo con el pueblo chileno. Tanto más porque mi recordado padre, José Palmieri Calderón, era chileno nacido en Valparaíso el 13 de noviembre de 1887, y, por ende, yo me siento medio chileno.

Chile es un país telúrico por naturaleza y ha sufridos dos de los peores terremoros que ha habido, el más fuerte tuvo lugar el 22/05/60, de 10 minutos de duración, en el puerto de Valdivia, situado en el estrecho de Magallanes, al extremo sur del país. Los 10 más fuertes terremotos que ha habido en el mundo han sido los siguientes:

1.) en Chile, el  22/05/1960, con una magnitud de 9.5 grados en la escala de Richter;

2.) en Alaska, el 28/03/1964, con una magnitud de 9.23);

3) en Rusia, el 04/ 11/1952, con una magnitud de 9.0;

4) en Indonesia, el 28/12/2004, con magnitud de 9.0 grados;

5) en Ecuador, el 31/01/1906, con una magnitud de 8.8 grados;

6) Alaska, el  09/03/1957, con magnitud de 8.8 grados;

7) en las Islas Kuriles, el    06/11/1958, con magnitud de 8.7 grados;

8) Alaska, el 04/02/1965, con magnitud de 8.7 grados;

9) en Argentina, el 11/11/1922, con magnitud de 8.5 grados;

y 10) en India, el 15/08/1950, con magnitud de 6,5 grados en la escala de Richter.

El terremoto en Guatemala

Esta foto, en la que estamos el Presidente de la República, General Kjell Eugenio Laugerud García, con uniforme «de fatiga», y el autor de este blog, periodista Jorge Palmieri, con traje, corbata y anteojos, fue tomada en una calle de la capital a las 06:30 horas del 04 de febrero, tres horas después de ocurrido el terremoto. Inmediatamente después de que se produjo el sismo, el General Laugerud, acompañado de algunos miembros de su Estado Mayor Presidencial, salió a comprobar los daños que se habían producido y a mantener en alto el espíritu de los guatemaltecos con su slogan «Guatemala está herida, pero no está muerta»; desde ese momento la Institución Armada se dedicó a trabajar sin descanso para levantar los escombros y contribuir a la reconstrucción nacional. El Ejército se ganó en esa forma el reconocimiento, el aplauso y el agradecimiento de toda la población. Hoy reproduzco esta foto a manera de reconocimiento y homenaje al gobernante que murió recientemente.

En Guatemala sufrimos un terremoto de 7.6 grados de magnitud en la escala de Richter el 4 de febrero de 1976, a las 3:03 de la madrugada, que fue uno de los capítulos más amargos de nuestra historia reciente. La falla del Motagua, que atraviesa el 80% del territorio guatemalteco fue la causante del desastre. El epicentro se localizó a 150 kilómetros al noroeste de la ciudad, cerca de Gualán, Zacapa y el hipocentro a 5 kilómetros de profundidad.
Las personas permanecían sentadas en las aceras, con frío y miedo. Algunas perecieron cuando ocurrió la réplica, a las 3:30 am, mientras intentaban rescatar a vecinos atrapados o pertenencias de valor.
Para cuando la luz del día por fin brilló, el pueblo de Guatemala se había dado a la tarea de rescatar a los miles de heridos que habían quedado soterrados. El trabajo fue arduo, las ambulancias no se daban a vasto y los hospitales estaban colapsados. Civiles, bomberos y ejército se organizaron en brigadas de rescate, y se dedicaron a descombrar y buscar sobrevivientes entre las ruinas que habían quedado.
En toda Guatemala el tiempo era bueno y seco en ese período del año, y duraría así tres meses más. Quedaban todavía tres semanas un poco frías, causantes cada año de gripe, el terremoto agravó esas afecciones pulmonares, ya que había que dormir fuera.
La cosecha estaba ya hecha y no había razón para temer una hambruna, pese a los rumores que se propagaron sobre riesgos de epidemias debido a la contaminación del agua, no hubo ninguna, la red vial quedó interrumpida, en particular la del Atlántico. México, Estados Unidos, Venezuela, Argentina, Chile y Perú, fueron los primeros en llegar con ayuda al país. 23000 muertos y 76000 heridos fue el precio que el terremoto cobró.
Es muy difícil que exista un guatemalteco que no haya vivido un fuerte movimiento sísmico, y es que Guatemala está ubicada en una zona de actividad sísmica constante, y esto aunado a la falta de educación preventiva, hacen que los desastres naturales sean de mayor escala.

Hoy en día, el país cuenta con instituciones especiales para este tipo de desastres y sabemos los típicos consejos de lo que hay que hacer durante un temblor pero a pesar de ello, Guatemala no está preparada para un terremoto; las construcciones no son adecuadas, se construye sin estudios previos y en lugares de riesgo, no se promueven cursos de primeros auxilios y casi nadie tiene en casa un botiquín. «Pequeños» detalles que pueden salvarnos la vida en un futuro.

La noche anterior, triunfó Ricardo Arjona

Ricardo Arjona

Tuvo suerte nuestro compatriota el exitoso cantautor Ricardo Arjona de haber participado la noche anterior en el ya tradicional Festival de Viña del Mar, porque, como era de esperarse, la última noche éste fue suspendido debido al terremoto. Pero el clamoroso triunfo del famoso y popular artista guatemalteco había sido contundente ante las 75 mil personas asistentes al festival, por lo que el jurado le otorgó Dos Gaviotas de Plata, no obstante que el público exigía a gritos que también le otorgaran una Gaviota de Oro, a lo cual los presentadores respondieron que no tenían Gaviotas de Oro. Es indudable que Arjona puso en alto wl nombre de Guatemala. Y más aún cuando, después de la tragedia, ha ofrecido hacer un concierto a beneficio de los más perjudicados por el terremoto. Aunqu su oferta todavía no ha recibido ninguna respuesta.

* Señales en el Cielo

Se dice que un día le preguntaron a Jesucristo cuándo iba a ocurrir el temido fin del mundo y como se iba a saber de que estaba llegando, y que él respondió que antes de que ocurra se verán «señales en el Cielo». Algo parecido dicen que anunciaron los Mayas y profetizó el francés Nostradamus. No es que yo sea un pesimista que crea que el planeta se va a terminar, pero por todo lo que se está viendo sospecho que todas estas cosas son las profetizadas «señales en el Cielo». Todos estos drásticos cambios en el clima, las inesperadas e insólitas en nevadas en lugares dopnde nunca había caído nieve, los terribles terremotos, como el reciente en Haití y éste en Chile, y las inundaciones en varios lugares de los Estados Unidos de América, en Europa, en Buenos Aires, en México, en la isla portuguesa de Madeira y en otras partes del globo, me hacen sospechar que «algo» insólito y sumamente grave está sucediendo en el planeta Tierra. Y que aunque éste no vaya a dejar de existir, se van a producir cambios tan drásticos que va a morir una buena parte de sus pobladores. Motivo por el cual creo que más nos vale que estemos preparados para el final. Insisto en que no creo que el planeta vaya a desaparecer como lo pronosticaron los Mayas (en el año 2012), pero sí creo que se está produciendo un ciclo que cambiará la estructura de los países y en el cual morirá mucha gente.

* La Cumbre en Cancún no tendrá trascendecia

Después de la payasada en Cancún, el brasileño Lula y el venezolano Chávez volaron a Cuba a rendir cuentas a Fidel Castro.

A simple vista, algunas personas podrían creer que al gobierno estadounidense le ha causado preocupación la reciente Cumbre de gobernantes de Latinoamérica y el Caribe, que tuvo lugar en Cancún con el objetivo de organizar una especie de Comunidad de países americanos, con el obvio malintencionado propósito de excluir a los Estados Unidos de América y a Canadá. Pero yo no lo creo. Sin ánimo de ser irrespetuoso con las «excelencias» que participaron en esa reunión, en mi opinión no fue más que una payasada sin mayor importancia inspirada en el fantasma del «libertador» venezolano Simón Bolívar y promovido por el actual dictador de ese país, comandante Hugo Chávez y por sus corifeos los hermanos lod dictadores cubanos Fidel y Raúl Castro para tratar de hacer desaparecer la Organización de Estados Americanos (OEA). Por otra parte, la integración de bloques por el estilo no serían ninguna novedad, pues hay que recordar que después del fracaso del Grupo de Contadora y de Apoyo se formó a finales de los años 80 el mecanismo permanente de Consulta y Concertación Política. Asimismo, en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) existía un grupo caribeño que después evolucionó a Grupo de Río. Lo «gracioso» del caso es que a pesar de lo que aparentemente perseguían era integrar un bloque exclusivamente de países latinoamericanos, también conforman este nuevo bloque las islas caribeñas en las que se habla inglés y forman parte del Commonwealth Británico.

Otra especie de OEA sin Canadá y EU es uno de los temas

La idea de crearla sería para poder discutir y resolver casos comunes sin intervenciones extrarregionales.

Desde hace dos años los países de América Latina y el Caribe vienen hablando de crear su propio bloque regional. La idea es poder discutir los asuntos comunes y resolver conflictos sin intervenciones extrarregionales. Actualmente, a América Latina y el Caribe sólo la nuclean la OEA y las cumbres iberoamericanas, además de múltiples organizaciones subregionales, en las que siempre algún país queda fuera.

La OEA fue creada en 1948 con la participación de todas las naciones americanas, incluidas Estados Unidos y Canadá.

Honduras no fue invitado a la Cumbre de la Unidad de la Rivera Maya, al sur de Cancún, pero su situación iba a ser uno de los «top tres» temas en el ranking de temas que abordarán los jefes de Estado y de Gobierno de 32 países, cuando sesionen este lunes y martes. El tema estrella es, sin duda, el proyecto de crear una Organización de Estados Americanos (OEA) sin Estados Unidos y Canadá.El otro asunto que figura en el «top tres» son los esfuerzos de reconstrucción en Haití, después de la destrucción que causó un terremoto de siete grados en la escala de Richter el 12 de enero.Honduras oficialmente no está en la agenda, pero el escenario será propicio para discutir qué hacer con el hermano excluido de la cumbre a raíz del golpe de Estado que destituyó al presidente Manuel Zelaya el 28 de junio.

Y aunque no necesariamente se anunciará su nacimiento en estas playas del Caribe, por lo pronto comenzarán a trazarse sobre el papel las bases de cómo sería su funcionamiento.

Lo más seguro es que hay algunos países que pretenden la integración de un bloque de países americanos, pero sin los Estados Unidos y Canadá. En 1962 y por la influencia de Washington, el organismo suspendió a Cuba cuando Fidel Castro proclamó el carácter socialista de su Revolución. Y en 2009 suspendió a Honduras por el golpe de Estado contra Zelaya. En Cancún ya hay consensos para crear el nuevo mecanismo, que, según las autoridades mexicanas, no busca competir con la OEA, pero podría ser mucho más eficaz para resolver conflictos y mucho menos burocrático.

General Raúl Castro Ruz, heredero de su hermano Fidel.

El colmo del descaro y el cinismo de estos señores trasnochados izquierdosos es que la lectura del acta le haya sido encomendada al presidente de Cuba Raúl Castro, justamente en los días en los que en el mundo entero se criticaba a su gobierno por la muerte tras una huelga de hambre de un disidente político que había venido guardando prisión por no estar de acuerdo con el régimen dictatorial comunista que impera en la isla.

Reproduzco a continuación el siguiente boletín de la Organización de Periodistas Sin Fronteras:

Un muerto y, ¿después?
Orlando Zapata Tamayo tenía 42 años. Miembro del Directorio Democrático Cubano, una organización civil ilegal, fue arrestado en 2003 y condenado por  “desorden público”. En protesta por las condiciones de su detención, estaba en huelga de hambre desde hacía 80 días; murió el 23 de febrero de 2010.

Orlando Zapata Tamayo fue encarcelado el mismo año que el  “grupo de los 75”, número de disidentes, periodistas y activistas en favor de la democracia y de los derechos humanos arrestados en una ola de represión conocida como “Primavera negra”. Nuestro corresponsal, Ricardo González Alfonso, es uno de los 19 periodistas que aún en prisión, que fueron detenidos en esta época.

Un muerto. Y 200 prisioneros políticos. La voluntad de apertura de Raúl Castro al comienzo de la sucesión dinástica fue bien anunciada. Los acercamientos diplomáticos, la firma de dos pactos de la ONU sobre los derechos civiles y políticos, el levantamiento de las sanciones políticas de la Unión Europea, el retorno al diálogo con Washington tras la investidura de Barack Obama, los signos parecían prometedores tras años de política de aislamiento encarnada por un embargo absurdo, injusto para los cubanos, pero útil para el régimen.

Mientras que las autoridades de La Habana se movilizan al máximo por cinco de sus funcionarios detenidos en Estados Unidos, tras haberles olvidado durante nueve años, los prisioneros de la isla esperan… o mueren. Unos bajo el merecido título de  “héroes”; otros, bajo el oprobio de  “contrarrevolucionarios”. Así, una tiranía agonizante que precipita su caída sin honor. Primer y no único escándalo.

El otro escándalo es el silencio, de la complacencia. Más grave aún: aquellos mismos que combatían la dictadura en su país, no encuentran aparentemente nada a decir sobre lo que le pasa a Cuba desde hace 50 años. En Cancún, México, América Latina intentó establecer una organización interregional más allá de la tutela de Estados Unidos que tanto mal le ha hecho. Es afortunado y deseable, la democracia latinoamericana avanza en la búsqueda de una unidad, toma cuerpo en una verdadera alternancia electoral, la reconquista de recursos largo tiempo usurpados, pero también el examen de un pasado doloroso. En Argentina, Bolivia, Uruguay, incluso en Brasil, encontramos archivos de otras épocas dictatoriales. En dondequiera se condena el golpe de Estado en Honduras, su legalización por un sufragio dudoso, la represión desatada contra los periodistas de oposición y los defensores de los derechos humanos. Ahora, a este grupo de países latinos, Cuba se suma sin rendir cuentas. Peor aún, nadie se las reclama. La democracia marca ciertas pautas, pero una curiosa excepción dispensa a Cuba de ellos. Lo dirigentes cubanos tomaron el poder por la fuerza, nunca fueron elegidos. Cierto, derrocaron una dictadura y dieron a luz una  “revolución”. La palabra es un argumento y parece bastarse a sí misma. Por otra parte, América Latina, donde se celebran ahora revoluciones por las urnas y las libertades fundamentales se adquieren integralmente, la contradicción es evidente, pero el símbolo cubano impone no decir nada. Nada de los prisioneros políticos. Nada de la represión contra las opiniones disidentes o una información plural. Nada de las prohibiciones de salir del territorio.

Sindicalista y víctima de los militares en el pasado, el presidente brasileño Lula, ¿no tiene realmente nada que decir cuando un opositor cubano muere en prisión? Él podría. Debería. Pero en Cuba, tratándose de la  “revolución”, se prohíben todas las injerencias y se autorizan todas las hipocresías. La liturgia del régimen hace el resto. Criticar el Estado cubano y su funcionamiento es insultar el país y se convierte en una maniobra emprendida por Estados Unidos. Denunciar la encarcelación Ricardo González Alfonso o la muerte de Orlando Zapata Tamayo, es defender a  “un mercenario del imperio” que quería reescribir la historia de Bahía de Cochinos. Otorgar el prestigioso premio español Ortega y Gasset, a la bloguera cubana Yoani Sánchez, es urdir un complot motivado por la nostalgia colonial. Preguntar cuándo los cubanos podrán al fin elegir a sus dirigentes, es olvidar que Gran Bretaña y Suecia son monarquías. Irrisoria mala fe de un régimen que no puede más que insultar para defenderse o invertir el estigma para reivindicarse. Un régimen a veces atacado de mala manera y defendido por malas razones. Víctima de esos mismos que creían conjurar el fin. Como si el país debiera desaparecer al mismo tiempo que su actual Consejo de Estado. Sin embargo, la evidencia está allí. Habrá Cuba después de Castro, y habrá que contar con los disidentes de ayer. El país rendirá el homenaje que merece a Orlando Zapata Tamayo.
f) Jean-François Julliard, Secretario General de la organización internacional Reporteros sin Fronteras.

Mi sincera opinión es que este nuevo proyecto para conformar una nueva organización –cuya integración le ha sido confiada a Venezuela– en sustitución de la OEA, con exclusión de Canadá y los Estados Unidos de América,  no llegará a ninguna parte.

Gira de la Secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton

Hillary Rodham Clinton, Secretaria de Estado del gobierno de Barack Obama.

La Secretaria de Estado y ex Primera Dama de los Estados Unidos de América, doctora Hillary Rodham Clinton, está realizando una gira de trabajjo por varios países de América Latina. Primero estuvo en Argentina y hoy está en Chile, donde aprovechará para ofrecer ayuda norteamericana a las víctimas del terremoto. El viernes próximo estará en Guatemala para reunirse con los presidentes de los países Centroamericanos y el de la República Dominicana. Desde el viernes pasado al mediodía aterrizó en la Terminal Aérea La Aurora uno de los aviones más grandes del mundo que trajo sus vehículos blindados y a miembros de su Servicio Secreto: un Galaxy C-5. El avión más grande del mundo jamás construído es el Antonov An-225, Mriya (Антонов Ан-225 Мрія, llamado por la OTAN Cossack, «cosaco»), de origen ucraniano. Mriya (Мрія) significa «sueño» (en el sentido de inspiración) en idioma ucraniano. En noviembre de 2004, la Federación  Aeronáutica Internacional lo colocó en el Libro Guinness por sus 240 marcas.

Se cree que dos de los temas principales que tratará con el presidente Álvaro Colom Caballeros, durante su corta permanencia en Guatemala, serán: una felicitación por haber logrado extraditar de México al fugitivo ex presidente Alfonso Portillo Cabrera y solicitarle su contribución a su pronta extradición a los Estados Unidos de América para ser juzgado por lavado de dinero; y el apoyo a los esfuerzos del nuevo gobierno de Honduras por recobrar su posición en el concierto centroamericano y latinoamericano. Pero también es probable que hablarán sobre la pretendida reelección del chileno José Miguel Inzulsa para el cargo de Secretario General de la OEA. Por esta visita, creo que ha sido conveniente sacar al «Pollo Rondo» del Hospital Militar y regresarle a la Cárcel Preventiva de la zona 18, porque probablemente ella no podría comprender por qué razón él está hospitalizado sin padecer de alguna enfermedad comprobable. A pesar de lo que puedan decir sus abogados y sus amigos. Sólo faltaría que pidan que al dejar el hospital sea hospedado en el hotel Camino Real.